Categorías
Blog de Hablando de Sexo Curiosidades

Suspensiones, sanciones y burusera para el verano

En Internet cada día encontramos cosas raras, absurdas y algunas bastante interesantes con respecto al erotismo y la sexualidad.
Lo curioso de todo esto es ver que plataformas como Facebook se escandalicen aún con el tema de los pezones femeninos, pero no pasa nada si un hombre los muestra, que son lo mismo al fin y al cabo.

Y ojo, que conozco hombres que tienen los pezones (y las tetas) más grandes que una mujer.
Pero no me digas algo del culo, que ya ahora no se pueden poner imágenes que simulen que ahí hay un culo. Así que ojo con las fotos de verano, aunque bien puede que no te pase nada (que he visto más de un culo en Facebook ya).
Esto es en serio: me han bloqueado la cuenta dos veces este año. Y ambas por poner imágenes que atentan contra esta idea puritana que tienen ellos de este tema.
Por no mencionar que hacer una campaña de publicidad en esta red, cuando mi proyecto tiene la palabra sexo, es imposible.
Bueno, lo es mientras no encuentres otra forma de decir sexualidad, sexo y esas cosas :/
Ahora bien, resulta que Youtube no se queda atrás. Hace unos días recibí una notificación (se las compartiré por el Instagram) porque mis charlas en vivo, las que hago en Facebook cada día, las estaba subiendo a esta plataforma y según ellos, se escandalizaron con el tema de hablar de sexo oral en un vídeo y mencionar la posibilidad de ver una peli porno en otro.
Curioso, cuando esta plataforma tiene varios vídeos subidos de tono y que muestran más piel de lo que hablan.
Como dicen por ahí, debe ser que alguien me tiene tirria y anda viendo cómo me saca de las redes.
Pero no pasa nada, esto no me molesta.
Si te soy sincera, me parece cómico que ocurra. Porque al fin y al cabo para eso tengo este blog, que a no ser que el proveedor de hosting me cierre las puertas, la casa es mía y puedo hablar de penes, culos y tetas todo lo que quiera, y además, de mostrarlas si me da la gana y nadie dirá nada, porque si a alguien le molesta, pues problema suyo será.
Pero como todo en la vida tiene una doble o múltiples caras, según se mire y así como a algunas personas no les gusta que hable de ciertos temas, o creen que es contenido demasiado subido de tono, para otros el tema es tan suave que me invitan a participar de iniciativas como las de Burusera.
¿Sabes lo que es eso?
Pues bien, pasemos de las redes sociales y hablemos de una práctica bastante curiosa y que desde luego mola un montón. Si te va este tipo de cosas y el morbo que conlleva.

¿Qué es Burusera?

Burusera es lo que se conoce en Japón como un lugar donde las mujeres pueden vender sus bragas y otras prendas usadas y todavía sucias.
¿Cómo te has quedado?
Yo la verdad, me quedé un poco ojiplática, cuando escuché esto por primera vez en una consulta que me llegó hace unos meses.
Una chica no sabía qué hacer tras pillar varias veces a su pareja masturbándose con su ropa interior usada y sucia.
Cualquiera diría “mándale a la mierda”. Y por supuesto, puede que yo lo hubiera hecho antes de estar tan metida en la sexualidad consciente… Pero no te diré mentiras, en este momento de mi vida me sonó bastante curioso, morboso e interesante.
Por eso investigué bastante del tema para poder ayudar a esta chica.
No he hecho un artículo hasta ahora sobre esto. Y la verdad, no sé por qué, si es tan intrigante y morboso. Sin embargo, tras los recientes acontecimientos y el futuro relanzamiento de mi curso de Sexualidad Femenina y del Congreso de Sexualidad Consciente, he querido actualizarme y ver si aún esto se sigue haciendo y si ha llegado a España.
Puede que caiga bien para una charla o una sección dedicada a los fetiches…
Bueno, vamos todas aprender un poco de esto, así que pasemos a la historia.
Resulta que «burusera» viene de «bloomers» y “seller”, que en inglés significa “vendedor de bragas” (o mejor dicho, de contraer “buruma-sera”, que es como los japoneses lo pronunciarían).
Dichas prendas vienen acompañadas de una fotografía de la usuaria con ellas puestas, y hay varios medios para venderlas.
Una prenda de estas puede alcanzar entre 30 y 70 euros de precio, algo tremendamente lucrativo y atractivo para según qué personas.
Por ello, en 2004 se tuvo que legislar para conseguir sacar de este mercado a gran cantidad de menores de edad que aprovechaban para ganar dinero vendiendo su ropa interior.
A raíz de esto, se podría decir que los japoneses han institucionalizado este fetiche de la ropa usada, aunque no es único de su país. De hecho, en su país es común encontrar máquinas expendedoras y también tiendas físicas con atención personalizada.
Y resulta que, lejos de lo que cabría pensar, en estas tiendas encuentras prendas bastante normales. No son única ni exclusivamente eróticas.
Aparte de la ropa interior, también venden zapatos, uniformes y prendas de calle, por ejemplo. La particularidad es que luego la gente puede revender la ropa que compraron usada (y sucia, desde luego).
Pero, seguro te preguntarás… ¿Para qué sirve esto?
Pues bien, en caso de que no lo sepas, algunas personas tienen la fantasía de masturbarse con las bragas de su pareja o de alguna persona que admiran y les gusta.
Puede parecerte raro o asqueroso, y seguro estarás diciendo “yo no lo haría”, pero es más normal de lo que imaginas.
De hecho, como te digo más arriba, yo llegué por primera vez a este tema porque una chica me preguntó sobre si era normal que su pareja quisiera masturbarse con sus bragas sucias.
Y yo me pregunto, ¿qué hay de malo? Si todos tenemos nuestras “cosas raras”, ¿por qué debemos considerar esta práctica como mala?
No le está haciendo daño a nadie, y si a algunas personas les parece bien vender sus prendas… ¿Cuál es el problema?
Yo, la verdad, no le veo problema al tema, salvo que me parece curioso y por eso ando con ganas de saber mucho más de ello.
Fue así como llegué a la página Panty.com que funciona en varios países de Europa. Incluyendo España, desde luego.
Como podrás imaginar, muchas personas de la industria del porno e incluso influencers famosas del país la están utilizando. ¡Y me parece bien que exista un marketplace así!
¿Por qué? A fin de cuentas, si alguien está realmente dispuesto a prestarse libremente a este tipo de intercambios, ¿qué más da?
Particularmente no me meto en las fantasías de nadie, porque creo que todos somos libres de elegir lo que podemos hacer y cómo lo queremos hacer. Y eso incluye lo que disfrutamos en cuando al sexo.
Así que si esto te llama la atención, ya sea porque quieres ofrecer tus bragas o porque quieras comprar, la cosa es muy sencilla:
De momento, la única página bien montada y en español que encuentro sobre este tema, es la de Panty, por lo que deberás hacer el registro en Panty.com y suscribirte como en cualquier red social.
Allí marcas si serás vendedora o compradora, y listo.
Mi recomendación en este punto es que abras la mente y que no te alarmes si las cosas se salen un poco de lo establecido, pues eso no significa que sea malo o perjudicial.
Simplemente significa que es diferente y algo podemos aprender de ello.
Espero me cuentes al final qué te parece esto de Burusera y si te animarías a comprar o vender bragas por Internet.
Que ojo, que si nos ponemos mañosos y a buscar, seguro encontramos que en Facebook y en Youtube las venden sin problema, y eso no lo han suspendido seguro jajaja

Por Diana Garcés

Me encanta escribir sobre mis experiencias y las dudas que tengo con respecto a mi sexualidad y las relaciones. Por ello he creado este espacio para hablar y compartir contigo lo que vivo y aprendo.

22 respuestas a «Suspensiones, sanciones y burusera para el verano»

Me quedo asombrada con esta práctica!!!!! ¿En serio? Además que tenga origen japonés por un lado me sorprende, ya que los considero una cultura muy reservada en cuanto a temas sociales, y por otro lado no me sorprende nada ya que también pienso que están más desarrollados que en España.
En cualquier caso, la temática no me deja indiferente y lo cierto es que en España tenemos mucha tendencia a censurar todo lo relacionado con el sexo, cuando es una práctica que se hace y muy común.
Pienso que tomar medidas para regular toda la industria del sexo ayudaría a normalizar lo que pensamos de muchas prácticas y además conseguiríamos hacer las cosas legales…
Por último, decirte que yo no compraría ropa interior usada ¡jajajaja! En cualquier caso, la vendería.
Saludos, Diana

Me ha encantado lo de la burusera aunque no sabía que se llamaba así. Lo había visto en alguna serie americana pero no conocía la página en español.
Yo soy de las que pienso que mientras no te metas en la vida de otra persona, que cada uno viva la suya y «la disfrute» como quiera.
Sin duda a quién le guste este tema le va a encantar que haya por lo menos una página a la que acudir para comprar o vender lo suyo.
Muy interesante el artículo de hoy.

Burusera?! Jaja estos japoneses jamás dejan de sorprenderme. Yo creí que era un invento del guionista de la serie de Netflix Orange Is The New Black, pero ya vi que no. Interesante, sin duda. Hoy he expandido la mente con este post, ya que existen tantos fetiches en este mundo! Y nunca falta quien se lucra de ellos, jamás creí que habría un sitio en español para ello. Bueno, cada quien con el tema, no?

Pues que chevere poder venderlas sin tener que lavarlas, un oficio menos que hacer y si por eso nos dan platica, pues todos los días las podría a la venta, que sea un motivo para estrenar mas seguido, definitivamente cada día aprendemos algo nuevo y esto si es la tapa, como decimos por aquí, cada loco con su tema y si eso los hace feliz, pues ni modos, tocarà entrar a la moda.

Hola Diana!
Debo ser un tanto tradicional porque esta práctica no me atrae en lo más mínimo. Sólo pensar en el término ropa interior «sucia» me da un poco de asquito.
Pero, toda mi vida he sido muy libre en cuanto a lo que les gusta a los demás, así que si algunas personas, disfrutan con este hábito, bien por ellas. No le están haciendo mal a nadie, y sobre gustos…
Pero en este caso, definitivamente no es para mí. jajaj
Abrazo

Florencia, soy del pensar que estas cosas mejor saberlas y tener claro que no son para ti y listo, no pasa nada. No eres menos sexual por eso, de hecho tener las cosas claras es un paso importante en la responsabilidad de tu sexualidad. Un abrazo preciosa y gracias por compartir 🙂

Hola Diana!
Me he reído bastante con este artículo, de paso yo ya conocía esta práctica gracias a un capítulo de la serie de presas ¨Orange is the New Black¨ (que te la recomiendo, me encanta como abordan muchos temas que suceden con las reclusas),bueno volviendo al tema en una temporada a la protagonista después de escuchar de este fetiche monta todo un negocio dentro de la cárcel para vender las bragas usadas y sudadas a través de Internet a personas que tienen este fetiche y además querían estar con presas jajaj, bastante gracioso y lucrativo en la serie.
Así que bueno, hay de todo en esta viña del Señor y entre todos los morbos y fetiches me parece de los más inofensivos jajaja.
PD: A la chica que te escribió le diría que más bien se masturba con sus bragas y no mirando la foto de otra, así que no se haga tanto lío 😉

Gabi, ese es un nicho impresionante, ya te digo que seguro habrá quien venda esos productos, no me sorprendería que pasará en la vida real, ya te digo. Tendré que pistear esa serie.
Y bueno, como bien dices ese es un pensamiento optimista para nuestra protagonista 😀

Creó que la red social más libre de éstas restricciones hasta hoy es Twitter. Youtube me parece algo sorpresivo, porque a pesar de moderar el contenido no siempre tienen éxito.
Por otra parte el Burusera mas que nada genera rechazo en algunos, por la disminución de importancia en la higiene durante está práctica. Aunque por supuesto cada uno es libre de adherir a esta especie de fetiche. Saludos cordiales.

Lo de facebook han pasado de permitir todo a no dejar pasar ni una, en esto estamos de acuerdo, se están pasando un poco.
Y en cuanto a la entrada me parece curiosa. No me parece curioso que tu pareja o alguien por quien sientas algo aunque sea morbillo, pero lo curioso es ir a comprar cosas de alguien que no sepas ni quien és, donde lo ha utilizado y para qué. Pero… ¡viva el sexo libre!

Vaya me sabe mal que te hayan suspendido tu cuenta de facebook, seguro que no era para que te suspendan.
Nunca había oído hablar del tema de la burusera, y no me veo metida en ello ni para vender ni para comprar…aunque me parece que cada uno puede hacer lo que quiera con su vida y su sexualidad (mientras no haga daño a nadie)

Hola. Alucino con este tema de Facebook, y otras redes sociales que pasa lo mismo. Debería de modernizarse un poco porque no creo que pase nada por ciertas imágenes, después dejan que se publiquen otras horrorosas y no pasa nada… Sabía lo que era Burusera, el nombre en si no lo recordaba pero el hecho de que vendían bragas y prendas usadas si, me quedé alucinando jaja. Saludos.

Hola!
Lo primero es que acabo de describir este blog y estoy emocionadísima. Me encanta.
Después, ya en relación con el contenido de este artículo en cuestión, no sabía que había un nombre para lo de las prendas usadas, pero entre mi pareja y yo tenemos cierta predilección por los olores. A mí me encanta el olor de sus camisetas usadas (sin paliza en el gimnasio ni 2 horas trotando) y me las he llevado de viaje cuando salía por asuntos de trabajo y así la cama sigue oliendo a él. A él le encantan mis bragas y cuando al principio le pillé alguna vez oliéndolas me pareció raro, pero él dice que huelen profundamente a mí y que le parece el olor más maravilloso del mundo.
Yo creo que hoy en día nos estamos pasando con el tema «camuflaje» de los olores y que si uno se ducha todos los días y va limpito, pues lo de estar usando desodorantes que huelen a selva tropical o a machoman que tiran para atrás, pues como que me parece peor que simplemente oler a persona. No me refiero a oler a tigre, simplemente a oler a «nosotros mismos».
Pero nunca le he pillado masturbándose con mis bragas ni había caído en preguntárselo directamente… quizás lo haga esta noche 😉

Lorena me parece genial como vivís vuestra relación, creo que cada pareja debe crear sus límites, acuerdos y la manera en que disfruta su sexualidad. A mí me parece muy sano todo y genial si lo disfrutan y es a gusto de ambos. Un abrazo y felicidades 🙂

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Hablando de Sexo. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.