Categorías
Blog de Hablando de Sexo Cosas de pareja

¿Cómo puedes tener confianza para tener relaciones sexuales liberales?

Casi todos los problemas que comparten conmigo en consulta y durante mis formaciones y talleres se traducen en uno solo: falta de confianza.

Cuando tratamos de atraer, seducir, conquistar, intimar con otra persona e incluso pensar en tener relaciones sexuales liberales, somos expertos poniéndonos trabas y peros. ¡Muchas veces ni siquiera esperamos a escuchar un “no” de la otra persona!

Empezamos a fijarnos en nuestro aspecto, nuestra edad, nuestras habilidades y conocimientos… Y más que sentirnos a gusto en nuestra propia piel, nos decimos “ya estoy muy mayor”, “yo no puedo darle placer”, y cosas más duras incluso.

Puede que la sociedad haga mucho énfasis en la belleza y la juventud, pero te aseguro que he visto mendigos con suficiente labia y encanto como para seducir y satisfacer a gente de amplia fama y fortuna.

Los seres humanos somos expertos en compararnos a la baja, en pensar en lo que nos falta en vez de en lo que tenemos. Nos creamos un molde de buena persona y otro de persona atractiva, y si no encajamos en él, nos damos látigo con ganas. Y como ya te imaginas, este panorama contribuye a nuestra inseguridad sexual.

Por fortuna para todos, y como ya te he dejado entrever hace un par de párrafos, el éxito en el sexo y las relaciones sexuales liberales no depende de nuestro aspecto físico, nuestro peso, nuestra edad, ni nuestra profesión o estatus social.

Es una cuestión de actitudes. De tener las actitudes correctas para contigo y para con los demás. Hay varias que son vitales, y te las voy a detallar a continuación.

¿Cuáles son las mejores actitudes de cara a mantener relaciones sexuales liberales?

Curiosidad, apertura, humildad, respeto, responsabilidad y seguridad.
Esa es la lista de actitudes clave, sin florituras ni grandes detalles.

  • La curiosidad te llevará a probar cosas para tu propio placer y el de tu pareja.
  • La apertura te permitirá confiarle tus intereses y necesidades y escuchar los suyos.
  • La humildad te hará más sencillo reconocer que no sabes todo, no puedes hacerlo todo y no tiene por qué gustarte todo.
  • El respeto te ayudará a poner límites para tu propia conducta y la suya.
  • La responsabilidad será tu mejor aliada para reforzar esos límites y también para tender puentes, lazos e invitaciones a tu pareja para tener relaciones sexuales liberales.
  • Y la seguridad te brinda la capacidad de construir entornos de confianza, de esos donde cada parte pueda abrirse a ser curiosa, humilde, respetuosa y responsable.

Si has perdido la confianza en tu capacidad de complacer sexualmente a tu pareja, estas son las actitudes que te ayudarán a recuperarla y a aumentar tu capacidad para satisfacer (y más importante aún: ¡satisfacerte!).

Ahora bien, tanto a hombres como a mujeres nos entran inseguridades varias. Algunas relacionadas con nuestro cuerpo, y otras con el proceso y lo que hacemos durante el mismo. Si es el caso, prueba estas ideas para relajarte y ampliar tus perspectivas.

Visita sitios web de encuentros sexuales para relaciones sexuales liberales 

Si sufres de timidez para abordar a otras personas que te interesan sexualmente o se te dificulta encontrarlas, puedes probar a ligar online.

Por ejemplo, visitando Wyylde podrás conocer gente única, que comparte tus mismos gustos y desean tener relaciones sexuales liberales, con quienes podrás chatear durante horas para indagar sobre todo lo que necesitas saber antes de conocerse personalmente.

Esta red social puede ser utilizada por personas que buscan amistad, parejas o encuentros ocasionales sin discriminación sexual, y es totalmente segura, de manera que es una buena opción para encontrar lo que estás buscando.

Acéptate como eres

Las personas somos lo que somos, pero lo que ven es lo que proyectamos.

Si nos sentimos poco atractivas, temerosas y aburridas, el resto de las personas nos mirará de esa manera aunque seamos un 10 absoluto.

Pero si nos sentimos atractivas, sexuales y triunfadoras, transmitiremos eso aunque otra persona nos sitúe más cerca de la media en sus propios estándares.

Tener amor propio es la mejor herramienta que tanto hombres como mujeres tenemos para enfrentar el mundo. Así que comienza desde ya a aceptarte y quererte. Si se te dificulta un poco, puedes contactar conmigo y con gusto te ayudo a través de mis servicios de sex-coaching.

Saca provecho a tus atributos

Cada persona tiene sus propios rasgos y cualidades.

Cuando estamos inseguros, tendemos a ver sólo nuestros defectos y debilidades. Pero como dice mi pareja, “hay ojos que de las legañas se enamoran”. Y como dice otro dicho, “la belleza está en los ojos del que mira”.

La belleza es subjetiva, y el atractivo también. Lo que resulta inaceptable para unos para otros es atractivo, así que es momento de sacar provecho de los atributos que tenemos.

Si dudas de ti por tu altura, por tu peso y por tu aspecto, basta con darse un paseo por cualquiera de los portales web de porno más famosos del mundo. Ve a ver las categorías de intereses y descubrirás que hay gente que obtiene su placer con aquello que tú consideras un defecto.

¡Ya te lo he dicho antes! Ser buen amante o bueno en la cama no depende de nuestros rasgos físicos, sino de nuestra actitud.

Explora tu cuerpo

Autocomplacernos es un ejercicio que podemos realizar con frecuencia (y sin abusar), para conocer nuestro cuerpo y aprender sobre nuestro placer. Hablamos de ello a menudo en nuestra comunidad privada, en nuestros talleres y hasta en nuestro nuevo evento: Recupera tu Flow.

Puedes optar por la sencilla recomendación de siempre: usa juguetes. Pero si te da cosita, con tus manos y un espejo tienes de sobra para empezar.

Ni siquiera necesitas distraerte fantaseando con que es otra persona quien te toca. Explorar tu cuerpo con la intención de conocerlo, conocer cómo se mueve y conocer cómo reacciona ante ciertos estímulos, es más que suficiente.

El movimiento y el sonido también son excelentes maneras para continuar explorando tu cuerpo. En especial aquellos movimientos y ruidos que no haces normalmente cuando estás con otra persona.

Eres responsable de tu satisfacción sexual, y cómplice de la satisfacción de tu pareja,

En conclusión, lo mejor que puedo decirte, si de verdad deseas tener relaciones sexuales liberales es que no te obsesiones con controlar el resultado de tus encuentros sexuales.

Lo máximo a lo que puedes aspirar es a no dejarte nada en el tintero. A expresar tus deseos, necesidades, fantasías, tabúes y límites.

La otra persona los recibirá, los procesará y responderá como considere oportuno. Tal vez comparta los suyos contigo, y tal vez decida terminar ahí la relación. El resultado final no lo puede garantizar nadie.

Por eso, prefiero recordarte que puedes mantener la actitud de cómplice. De buena compañía. De los mejores amantes que existen.
Los que no imponen sus expectativas, sino que se abren al encuentro tal como es. Tal como son.

Cuéntame si lo deseas qué opinas de todo lo expuesto aquí. ¿Te gustaría tener relaciones sexuales liberales? Ya sabes que me encanta leerte.

Por Diana Garcés

Me encanta escribir sobre mis experiencias y las dudas que tengo con respecto a mi sexualidad y las relaciones. Por ello he creado este espacio para hablar y compartir contigo lo que vivo y aprendo.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Hablando de Sexo. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.