Contrata sesiones de acompañamiento

¿En qué consiste el acompañamiento que ofrezco?

Contarás con un espacio seguro donde podrás hablar abiertamente sobre tu situación actual. Podrás compartir tus dudas, creencias, ideas y los nuevos cambios que quieras implementar en tu vida y en tus relaciones.

Te ofrezco en nuestras charlas: apoyo, experiencia y sobre todo honestidad para ayudarte a descubrir cómo puedes asumir lo que estás viviendo.

Estas sesiones de acompañamiento son virtuales, y no importa el lugar en el que te encuentres, siempre que quieras hablar, compartir y descubrir lo que tienes dentro, podrás contar conmigo.

El servicio es personalizado y podrás hacer una o varias sesiones. En cada una de ellas, a través de mi orientación y de los ejercicios propuestos que crearemos juntas, irás trabajando en los cambios que deseas para ti, tus relaciones y tu sexualidad.

Antes de comenzar, realizaremos una primera sesión exploratoria de 20 minutos para profundizar en el problema principal que quieres trabajar en este momento.

Durante las sesiones, que serán de máximo 60 minutos, utilizaremos técnicas de coaching, mentoring, atención plena, educación sexual e inteligencia emocional. 

Siempre trabajaremos a tu ritmo y teniendo presente tus necesidades en todo momento.

Soy Diana Garcés Sex Blogger y Sex Coach, Comunicadora Social y estudiante de Psicología y una apasionada del mundo de las relaciones y la Sexualidad Consciente.

Llevo años trabajando mis tabúes, miedos y vergüenzas para tener una mejor relación con mi cuerpo, mientras me acepto y empiezo a construir la vida y las relaciones que deseo.

Juntas vamos a descubrir tu potencial sexual a través de la aceptación y el amor propio, para que así puedas construir las relaciones que has soñado.

Tendrás herramientas que te darán la libertad de ser tu misma y la seguridad para ser más auténtica y estar más satisfecha con el mundo que estás construyendo.

¿Cuándo?

Las sesiones se planificarán según tu propia disponibilidad de día y hora.

¿Cuánto dura?

Cada sesión será de mínimo 45 minutos, máximo 1 hora en cada encuentro.

¿Dónde?

Las sesiones serán virtuales, tú elegirás el medio que mejor se te facilite.

Conmigo conseguirás identificar y superar tus inseguridades, miedos, tabúes y resistencias que en este momento te están frenando para vivir la sexualidad que sueñas.

Mi propósito es acompañarte y ayudarte a detectar la creencias, tabúes, miedos o vergüenzas que tengas:

En nuestras sesiones, e incluso fuera de ellas, te estaré guiando para que puedas realizar los ejercicios durante todo el proceso. ¡No te vas a sentir sola!

¿Qué vas a conseguir trabajando conmigo?

  • Aprenderás a superar tus limites identificando tus creencias, fantasías, vergüenzas, miedos y tabúes.
  • Aumentarás tu capacidad para tomar decisiones de gran impacto en tus relaciones.
  • Encontrarás claridad y foco acerca de tus necesidades reales y aprenderás a compartirlas con otras personas.
  • Cambiarás tu mentalidad respecto a las relaciones y tu sexualidad.
  • Sentirás mayor seguridad y confianza en ti misma.
  • Aprenderás a gestionar mucho más tus emociones, fantasías y sensaciones.
  • Descubrirás otras formas de conectar contigo y con tu cuerpo que te darán otra visión del placer.
  • Trabajaremos la responsabilidad personal para que aprendas a crear tus propias reglas y acuerdos en tus relaciones.

Tras realizar el pago me pondré en contacto contigo por e-mail para programar la primera sesión exploratoria. Si no te escrito un día después del pago, por favor escríbeme a dimiga[@]hablandodesexo.com. ¡Estoy muy feliz de trabajar contigo!

¿Qué es un proceso de Sex Coaching?

Un proceso de Sex Coaching consiste en realizar un cambio en el que vas a pasar de tu situación actual, que deseas mejorar o superar, a una situación deseada en la que consigues los objetivos que te has planteado.

El Coaching te ayuda en tu proceso de cambio donde con ayuda puedes llegar más pronto y segura a tus objetivos.

Ten presente que en este servicio de Sex Coaching he creado una metodología basada en mi propia experiencia, en la que mezclo temas de conversación y preguntas que te irán guiando y sacando emociones de tu parte. Un coach normalmente interviene de una manera concreta, pero en mi caso particular, también tomo otras estrategias alternativas que van más allá de simplemente preguntar.

Mi objetivo principal con este servicio es que trabajemos juntas tus creencias limitantes, tabúes, vergüenzas, miedos bloqueos o dudas que tengas con respecto a tu sexualidad y la forma en que vives el sexo sola o en pareja.

Este es un trabajo interno y propio. Yo te acompañaré pero no haré el cambio por ti. Esa parte es responsabilidad tuya.

¿Existe alguna garantía o confidencialidad si hablo contigo?

Desde luego que sí, estoy obligada a tratar tu información ​personal con el máximo respeto. Además, antes de comenzar las sesiones, firmamos un Acuerdo de Confidencialidad, así como una Alianza de Colaboración; documentos que servirán para detallar todo lo relativo al proceso que iniciaremos juntas.

En esos documentos se incluyen los límites de esta confidencialidad, así como la forma de proceder, forma de pago, sesiones y demás.

¿Cuánto puede durar una sesión?

Cada sesión puede durar mínimo 45 minutos y máximo una hora, y dependerá también del tipo de método que elijas para trabajar conmigo.

¿Cómo podríamos trabajar?

1) Podría ser por video llamada utilizando herramientas como Zoom o Skype.

2) Por correo electrónico. Te respondo tu mensaje, y toda la comunicación sería por correo. 

3) Por mensajería (WhatsApp, Facebook, Telegram) Charlas de texto y audio. 

La idea es que tengas opción de elegir aquella que mejor se adapte a ti.

¿Cuántas sesiones necesitaría en mi proceso y con qué frecuencia se deben realizar?

Ten presente que cada persona es un mundo y por tanto no hay un límite establecido. Según la situación que estés viviendo, tu grado de responsabilidad y compromiso puede que con tres sesiones sea suficiente; o quizás con doce apenas estés empezando a identificar cómo trabajar y qué hacer.

Esto se irá discutiendo desde la primera charla. Así que no te preocupes. En cuando a la frecuencia puede ser semanal o quincenal. Es lo habitual.