Categorías
Blog de Hablando de Sexo Cosas de pareja

Las cosas que me enamoran: 13 bloggers nos comparten su experiencia

Seguro que te has preguntado alguna vez, cuando conoces a alguien que te hace tilín – tilín, o cuando empiezas a pensar demasiado en una persona: ¿cuáles son esas cosas que me enamoran?
Esas situaciones, sensaciones o expresiones que al reconocerlas huyes o te permites dar ese paso y tener una relación. Terminas arriesgándolo todo y poniendo en una bandeja aquello por lo que has luchado durante tanto tiempo: libertad, independencia, estabilidad… A cambio de vulnerabilidad e inseguridad.

Catalina Dash del blog del mismo nombre
Montse Kamala de Medicina Energética para Mujeres
Séfora Bermúdez del blog del mismo nombre
Laia Moret de Dream Travel Girl
Nuria Gallego de La Escritora de tu Vida
Esmeralda García
Tere Valero de Nosotras y el amor
Vanessa Álvarez de Éxito personal
Pau Navarro de Habilidad Social
Álvaro López de Autorrealizarte
Sergio Melich de La Vida es Fluir
Antonio Barragán de Filofobia en pareja
[/su_box]

¿Por qué hablar de las cosas que me enamoran?

Creo que precisamente por esa incertidumbre muchas personas le tienen miedo al amor. El no saber qué va a pasar, si vas a ser correspondida, si te van a hacer daño, si la otra persona realmente es digna de confianza o no, si se entregará tanto como tú…
Todo eso genera miedos, dudas y rechazos por parte de muchas personas, que a la final prefieren mejor quedarse solas que encaminarse por una ruta que puede tener más espinas que rosas.
Sin embargo, como sabes, creo en el amor y soy una fiel defensora en que es posible amar y entregarse a alguien. Afuera hay una persona (o varias, tal vez) que te complementará, pero sobre todo te enseñará mucho sobre ti misma y la vida en general.
Por eso me he puesto en la tarea de preguntarle a varios amigos y amigas que se han enamorado: ¿cómo ha sido para ellos ese momento?. Concretamente les pregunté:

¿Cuál es aquella cualidad, acción o motivo que te influye a decir “este es, me estoy enamorando”? ¿Lo has identificado, o sencillamente te enamoras y no sabes qué ha pasado?

Esmeralda Garcia

Te confieso que a mí me cuesta responder a esta pregunta, porque sí, me he enamorado muchas veces. Diría que unas 5 en toda mi vida, pero cada una fue tan diferente a la anterior que casi se podría decir que no es lo mismo, porque a la final uno ama de acuerdo a su experiencia en el momento que está viviendo.
Hoy veo el amor de una manera muy distinta porque he cambiado, he aprendido con los años a escucharme, conocerme y entenderme, y eso hace que mire el amor de una manera muy diferente a cómo lo veía a los 16.
Y como soy un poco especial y a veces me siento rara en mis ideas, he decidido preguntarle a mis amigos y descubrir si ellos como yo se enamoran de un ideal de persona que han ido construyendo gracias a sus experiencias pasadas, o más bien se enamoran sin más y no se dan cuenta cómo y por qué pasa.
Tú tienes claro ¿cuáles son las cosas que te enamoran? ¿Te animas a descubrir lo que mis amigos han compartido de su experiencia?


«En un comienzo, lo que a mi me enamoró de mi pareja (marido) fue su pasión y certeza por seguirme. Por modificar sus propios planes y seguirme en los míos.
Nos conocimos viajando por México y como yo estaba viajando sola, había hecho planes de viaje que quería mantener, porque eran parte de mis sueños.
Antes de conocerlo, había hecho un trabajo interno de valorar mi belleza y energía, convirtiéndome en toda una Diosa! una mujer que invierte tiempo, energía y dinero en si misma y sus sueños, que valora su propia vida y talentos, que vive auténticamente, que disfruta, que es fuerte y al mismo tiempo se permite la vulnerabilidad. Que tiene un mindset de abundancia.
Todo lo contrario a lo que solía experimentar años atrás en donde me focalizaba mentalmente en “gustarle”, dejando de ser auténtica y cayendo en trampas mentales.
Él sin dudarlo, modificó su plan “sintiendo muy fuerte que tenía que seguirme” y esa decisión y acción hicieron que comenzara a ver su fuerza, su coraje, su determinación y cómo me valoraba. Cruzó todo México para alcanzarme en mis viajes!
En esa actitud vi un guerrero.
Ese estar al servicio del nosotros, valorar mi autenticidad y talento. Su certeza, confianza y determinación. Su sabiduría. Su visión de la vida. Su fortaleza y sensibilidad.
Eso me enamoró y me dio la certeza de decir “Sí» a crear una relación de pareja que cruza fronteras (ya que venimos de países distintos!). «
Catalina Dash, es psicóloga y coach que ayuda a mujeres a despertar su auténtico poder femenino para crear la vida y relaciones deliciosas que anhelan vivir.

«Las relaciones y el por qué nos enamoramos creo que es un excitante elixir con muchos componentes:
Por un lado atesora una parte de misterio, esa atracción y conexión inexplicable al mirarnos y al tocarnos. La química, que en mi caso al menos no responde a ningún patrón físico.
Ahora no estoy en una relación así que echando la vista atrás, ninguna de mis ex-parejas se parecen en nada físicamente 🙂
Lo que hace que pase de la atracción por un hombre a querer conocerle mejor y salir más con él, para mi personalmente es cuando me sorprende con su creatividad, sus ideas inteligentes, su mente abierta, su sentido del humor, y si tiene iniciativa y detecto cierto toque loco de aventura, me parecerá tremendamente sexy!!
Despierta mi curiosidad y admiración, porque me sorprende saliéndose de lo previsible, mostrando su personalidad única. Me inspira, lo que hace que quiera saber más y más de él.
Si veo todo ello el primer día, hablaré de flechazo!! jajaja.
Pero lo que hará que perdure en el tiempo son sus detalles cotidianos, sus gestos amables, conmigo y con otras personas que muestran todo lo anterior junto a su honestidad, generosidad y gran corazón.
Seguramente es cuando puedo ver mis propios valores reflejados en sus actos.
Me doy cuenta que estoy totalmente enamorada por CÓMO me siento a su lado, no solo porque me cuida y sé que quiere verme feliz, sino porque no me juzga, apuesta por mi propia locura, lo que me hace querer ser mejor persona, sacando lo mejor de mi.
Cuando me siento amada, aceptada como soy, LIBRE de ser yo misma.
Cuando con el tiempo soy consciente que la relación es fácil, natural.
Es amor, risas y disfrutar, disfrutar, disfrutar… que para eso esta la vida, y yo me siento una Diosa en el Paraíso, feliz, tranquila, y sobre todo LIBRE a su lado.
Y para que cuando llegue él se sienta igual de entusiasmado, feliz y libre conmigo, procuro cultivar todos esos valores en el día a día, conmigo misma y con los demás, aún cuando no tenga pareja. Enamorada de la vida.»
Montse Kamala es Coach-Terapeuta. Experta en Técnicas de Liberación Emocional, la Ley de la Atracción, Formadora y Facilitadora de EFT Tapping, Facilitadora Psych-K® Avanzado y de Medicina Energética Eden.

«Cuando estoy empezando una relación hay algo que me sirve de señal de que me estoy enamorando: las mariposas en el estómago.
Sé que es un clásico y que suena cursi pero mi cuerpo habla antes que mi mente. Él me dice que hay alguien en quién estoy pensando todo el día y con el que me gustaría compartir cada minuto de mi vida. Es una mezcla de nerviosismo, emoción y entusiasmo a partes iguales. Algo que me da miedo y que me atrae a la vez.
Esta sensación es temporal, con el paso de las semanas se va diluyendo hasta desaparecer. Pero me indica desde el principio que él es el elegido.
Como buena bióloga consulté el motivo de este cosquilleo en el abdomen y descubrí que esas mariposas que sentimos cuando alguien nos gusta mucho es debido a la segregación de adrenalina y cortisol.
Estas dos sustancias que paran nuestro sistema digestivo temporalmente para tener energía y flujo sanguíneo para que, en caso de ser necesario, huir o atacar en una situación de supervivencia o alta emotividad.
Pero eso es la explicación racional. Yo quiero creer que dentro mío hay unas mariposas mágicas que me indican el camino correcto.
Es una sensación inigualable difícil de explicar si no lo has vivido.
Unas cosquillas únicas y diferentes que te hacen ir sonriendo cuando vas caminando sola por la calle y que te pone un filtro rosa chicle para todo lo que miras en tu vida. Es esa fase en donde todo es nuevo, excitante y diferente.
Una etapa en la que no tienes hambre y cualquier cosa que hagas con esa persona es la más especial que has hecho jamás, por el simple hecho de hacerla con él.»
Séfora Bermúdez ayuda a las personas a Vivir Sin Migraña, con ella aprenderás a cambiar todas estas creencias y dificultades y hacer unos nuevos cimientos en tu vida en donde tu migraña no tiene cabida.

«Es una pregunta interesante porque, mirando atrás, veo que he cambiado con el tiempo.
Hace años me enamoraba de hombres con una fuerte personalidad. Me perdía esa mirada, esa forma de hablar y de moverse, esa seguridad en si mismos que yo admiraba. Pero con el tiempo me di cuenta de que, muchas veces, lo que a mi me enamoraba era tan sólo una máscara que escondía una inseguridad más grande que la que yo sentía.
Hoy en día lo que me enamora es sentir una conexión especial. Esto es más complicado de describir, pero tiene mucho que ver con la complicidad y la empatía, con la comunicación que va más allá de las palabras. Sentirme acompañada y comprendida. También es importante para mí sentir que compartimos una misma visión de la vida.»
Laia Moret es una nómada, aventurera que disfruta viajando por el mundo sola o acompañada y nos cuenta sus aventuras en su blog de viajes: Dream Travel Girl.

«Las dos veces que me he enamorado ha surgido de forma natural, sin que yo tuviera verdadera consciencia de ello. Sin embargo, con esta pregunta, he reflexionado y he visto algunos puntos en común en el inicio de mis relaciones.
En primer lugar, con las dos personas, fui amiga antes que novia. Para mí, este punto es muy importante, porque me ayuda a conocer a la persona antes de iniciar un contacto íntimo más profundo.
Es cierto que hay algunos aspectos que sólo descubres cuando estás en un noviazgo. No obstante, una amistad previa puede ayudarte a valorar si ese hombre o esa mujer tiene las cualidades que buscas.
El segundo punto en común que han tenido mis dos enamoramientos han sido las fantasías. Recuerdo que, aun siendo sólo amiga, pensaba en ellos cuando estaba excitaba.
Por este motivo, cuando todavía no salíamos y ya estaba enamorada, no me apetecía tener relaciones sexuales con otras personas.
Por último, el tercer punto en común que tuvieron mis enamoramientos fue la reacción de mi cuerpo. Todavía almaceno en la memoria las famosas mariposas en el estómago, la vibración que traspasaba todo mi ser cuando estaba junto a mis amores o la emoción que sentía con los primeros besos.
De hecho, cuando me enamoré de mi actual pareja, me puse a temblar cuando lo vi tras pasarme un mes viajando por Argentina.
Escribiendo ahora esto pienso: ¿cómo puede ser que no me diera cuenta? Imagino que la juventud y la poca experiencia en el terreno amoroso hicieron que no lo viera.
Si volviera a enamorarme a día de hoy, valoraría mucho cómo reacciona mi cuerpo al estar junto a él o ella y, también, cuáles son mis sentimientos sexuales hacia esa persona.»
Nuria Gallego es facilitadora de procesos somáticos, danza y movimiento terapéutico, tiene un blog llamado: La escritora de tu vida donde nos invita a asociar cada sentimiento con emociones reprimidas a través de ejercicios físicos que nos ayuda a liberarnos poco a poco.

«Creo que para mi es importante ser mejor persona cuando tienes cerca a quién te enamora. Somos muchas personas al mismo tiempo pero saber identificar cuándo nos gustamos más, es determinante para mi.
Tampoco creo que existan las mismas formas de enamorarse. Cada persona es diferente y por lo tanto, te generará unos sentimientos u otros. Yo no me he enamorado igual nunca en mi vida. Todos las personas con las que he estado han creado diferentes formas de enamorarme.
Creo que pueden darse las dos situaciones identificarlo o enamorarme sin saber que ha pasado. Lo que sí es cierto es que suelo enamorarme de personas con las que comparto mucho tiempo. No es algo instantáneo de «te he visto y sé que eres el amor de mi vida», es algo más parecido a una amistad que evoluciona.
Aún así, todas y cada una de las veces que me he enamorado ha sido increíble. El amor es una de las más hermosas cosas del mundo.»
Esmeralda García es nómada digital, asistente virtual y una apasionada de las conferencias, charlas y reuniones virtuales. Su pasión por las culturas y los viajes se ve plasmado en todo lo que hace.

«Supongo que el paso del tiempo y el ir madurando nos hace ver las cosas de distinta forma. Al menos a mí. Me recuerdo una adolescente enamoradiza, y de amores platónicos. Ahora es distinto.
Me fijo especialmente en los hombres que tienen atenciones conmigo. Diría que es el primer paso para reparar en él.
Luego voy escuchando lo que dice, cómo se dirige a la gente, cómo habla de los demás (su familia, su madre, su ex..) cómo me habla a mí, su tono, su presencia.
Presto atención a cómo me corteja, y le sigo la corriente un poquito ahora, luego a lo mejor no tanto. No ponerlo muy fácil. Por el rabillo del ojo, le sigo observando.
Creo que me enamoro cuando nuestras almas se encuentran y se hablan en silencio: este es el momento!
Pero…..he aprendido que el enamoramiento es un cocktail de emociones y baile de energías que puede hacernos ver cosas que no existen, y vivir sensaciones vibrantes (deseo esta maravillosa experiencia a todo el mundo).
Para cuando las burbujas vayan desapareciendo, querría estar preparada y saber si realmente «ESTE ES!»
Buscaré la copia de la Carta que envié en su día al Universo y pondré crucecitas en mis requerimientos. En función del número total transitaré, con confianza, del estado de estar Enamorada al nuevo estado consciente: Estar-en-Amor.»
Tere Valero es una mujer emprendedora enamorada del amor. Le pone mucha pasión a todo lo que hace, practica tantra desde hace años y es una inspiración por su forma de ver el mundo, las relaciones y la vida en general.

«No es cualidad, acción o motivo; es emoción.
Depende del nivel de consciencia en aquellos procesos físicos y psicológicos que despierta el enamoramiento; empezamos con sensaciones en el cuerpo que nos van a hacer conscientes de un nuevo tren de pensamiento con respecto a una persona, un proyecto, una amistad, un instante en el tiempo…»
Vanessa Álvarez trabaja con su pareja en el proyecto  Éxito Personal

Los hombres hablan de las cosas que me enamoran también

Ahora te invito a leer qué dicen los hombres sobre es las cosas que les ha enamorado en su momento. Empecé preguntándoles a mis SexyBloggers del 2016, así que aquí los conocerás un poco más 😉

«Para mí la cualidad que me enamora es que la persona no tenga las defensas arriba, sino que se muestre como es y me permita hacer lo mismo. Así nos relajamos los dos y sacamos lo mejor de nosotros.
Si esta condición se da, entonces me enamoro de cosas como la belleza, la elegancia, la inteligencia, el humor, la dulzura, la profundidad de la persona…
También necesito un punto gamberro, oscuro, misterioso, guerrero, retador, pero no maligno ni tóxico. Reconozco que soy un adicto a la belleza física y para mí es un requisito imprescindible, pero ha de ir bien acompañada de cosas interesantes o si no me aburre pronto.»
Jon Valdivia es coach de vida y un auténtico ejemplo de superación, amor por lo que hace y ganas de encontrar y seguir su camino siempre fiel a si mismo.

«Diana, ¡le haces esta pregunta a una persona que creía que nunca iba a poder enamorarse!
Quizás sea demasiado pragmático, pero yo no creo en la excusa de que el enamoramiento no se puede explicar con palabras. Si queremos ser capaces de detectarlo, es importante hacer el esfuerzo de racionalizarlo, de lo contrario corremos el riesgo de confundirlo con la ilusión de los primeros meses o con el cariño de una relación estable.
Para mí, una relación es distinta a las demás cuando después de un año me sigue apeteciendo estar con esa persona incluso cuando no hay ningún plan concreto, simplemente por el hecho de estar juntos. Si eso no ocurre, seguramente es que no estoy enamorado.
Y es que enamorarse de alguien cuando la estás descubriendo es fácil. Lo difícil es seguir enamorado cuando ya lo sabes todo.
Por eso creo que mucha gente comete el mismo error al inicio de las relaciones, y es no intentar conocerse tanto como sea posible. ¿El problema? Que realmente solo conoces a alguien en profundidad cuando convives con él.
Y claro, las parejas no suelen irse a vivir juntas ipso facto, sino que pueden pasar varios meses o incluso años hasta que deciden hacerlo. ¿Pero te imaginas invertir años de noviazgo para luego descubrir que sois incapaces de vivir bajo el mismo techo?
Lo que yo recomiendo es hacer un viaje largo juntos lo antes posible, incluso cuando todavía os estéis conociendo. Si crees que esa persona puede ser especial, no pierdas el tiempo e intenta asegurarte lo antes posible. Sin tener que compartir piso, viajando conviviréis juntos muchas horas, y entonces os daréis cuenta de si estáis enamorados, o si tampoco es para tanto.
Mi recomendación: viajad cuanto antes con vuestras parejas.»
Pau Navarro con su proyecto Habilidad Social ayuda a personas tímidas e introvertidas a superar sus miedos y conseguir una personalidad carismática.

«La verdad es que me he equivocado tantas veces que no sabría decirlo muy claro. Creo que el enamoramiento del principio se basa en emociones encontradas y en mi caso suele ser una mezcla de belleza, sensualidad y una conversación inteligente.
Sin embargo creo que lo que realmente me lleva a decir «esta es» está relacionado con la admiración.
En mi caso creo que no podría estar verdaderamente enamorado de una persona a la que no admiro de algún modo 🙂
En los casos que me he enamorado ha sido progresivo y sin darme demasiada cuenta la verdad. Ahora con perspectiva quizás pueda ver algunos patrones, pero en ese momento no me daba cuenta.»
Álvaro López es mentor experto en ayudar a inconformistas en su camino de reinvención profesional. Puedes aprender mucho sobre este tema en su proyecto Autorrealizarte


«Cuando tengo esa verdadera curiosidad, esa sed irrefrenable de dedicarle horas de conversación desde el primer minuto que estoy despierto hasta el momento de quedarme dormido, empiezo a sospechar que la persona que me inspira todo esto me trae algo que podría ser amor.
Si descubro cualquier cosa que me invita a profundizar (mi razón principal: el deseo de hurgar más adentro) y la conversación es lo bastante frecuente y fluida (mi segunda razón más fuerte: hay un deseo mutuo por estar presentes)… Caemos ambos, sin remedio.
A veces consigo hacerle un homenaje a Voltaire cuando dijo aquello de «dadme unos minutos hablando (…) y seduciré a la reina de Francia«.
Y es precisamente hablando como favorezco el ambiente ideal para que la otra persona se muestre tan abierta y honestamente como quiera.
Yo me fijo en cosas tan sencillas que para algunos ni siquiera saltan a la vista, como que la otra persona tenga curiosidad por el mundo que habita y ganas de hacer cosas con su vida.
Luego empiezo a interesarme por lo que despierta su curiosidad y lo que desea hacer con su vida. Y a partir de ahí, como todo el mundo: veo si puedo aportar y recibir en iguales términos y me merece la pena invertir en esa relación. Cuando me planteo eso, sé que ya caí.»
Sergio Melich tiene un proyecto que se llama: La Vida es Fluir y en sus sesiones, talleres y acompañamientos la fluidez, la honestidad, el diálogo y la sinceridad caracterizan sus intervenciones.


«En el caso de las relaciones, llega un momento en el que se suceden ciertas acciones que tocan las emociones correctas y nos hacen sentir como realmente nos gustaría llegar a sentirnos con esa persona. Algo así como si se fueran cumpliendo nuestros sueños de «príncipe/princesa azul».
¿Cuáles son esas «señales»? Pues normalmente las que cubren nuestros propios defectos y necesidades. Yo por ejemplo, siempre he sido una persona tímida e introvertida, por lo que cuando veía una chica que era extrovertida, aunque pareciera contradictorio, sentía algo especial por ella distinto a las demás que se parecían más a mi forma de ser.
¿Los polos opuestos se atraen? Totalmente.
A nivel personal, señales como la sonrisa (yo nunca supe sonreír sin parecer que era una sonrisa forzada y cuando una chica mostraba su felicidad mediante la sonrisa, me hacía llenar algo que faltaba en mi), la mirada (yo antes nunca era capaz de mirar a los ojos sin sentir timidez), eran detonantes que me hacían pensar: «Esta chica es especial y no se porqué pero siento algo distinto».

Cuando acumulas ciertas situaciones y señales como las que te he comentado, llega un momento en el que te analizas y te dices: «Estoy enamorado», y aunque creas que ha sido algo de la noche a la mañana, realmente ha sido algo pausado, escalado, y paso a paso hasta que supera tu umbral emocional del amor y te hace sentirte especial.»
Antonio Barragán tiene un proyecto donde ayuda a las personas que le tienen miedo al amor y hace un trabajo estupendo guiando y acompañando a quiénes se atreven a dar el paso y confiar en que el amor y una sana relación es posible.
Para concluir decirte que a la final todos buscamos algo cuando pensamos en el amor. Un no sé qué, que puede ser una cosa, una palabra, cualidad o gesto que haga clic y nos indique el camino.
Podría ser las mariposas en la panza que dice Séfora, o tal vez una conexión especial como dice Tere o tal vez simplemente sea una autenticidad como lo que buscan Jon y Sergio.
A la final, sea lo que sea lo que andes buscando cuando empiezas una relación, lo mejor que puedes hacer es cultivarte a ti misma siempre. Como dicen Catalina o Montse, si deseas un tipo de relación especial este no llegará a ti si andas viviendo la vida loca y sobre todo olvidando que lo importante está muy dentro de ti.
Así que intenta cultivar tu luz interna, tu espíritu o como quieras llamarlo. De esta manera cuando el amor llegue será no para complementar algo que te falta, ni para llenar un vacío que hay en ti. Será para que esa persona sea un un compañero de viajes, que no necesitas empujar, que no tienes que temer, ni desconfiar.
Será alguien que te haga sentir feliz cuando estás con él y cuando estás sin él seguirás sintiéndote plena. A eso deberíamos aspirar cuando nos enamoramos. A eso aspiro yo.

¿Cuáles son esas cosas que te enamoran o esperas descubrir para enamorarte finalmente? Te leo en los comentarios 🙂

Por Diana Garcés

Me encanta escribir sobre mis experiencias y las dudas que tengo con respecto a mi sexualidad y las relaciones. Por ello he creado este espacio para hablar y compartir contigo lo que vivo y aprendo.

30 respuestas a «Las cosas que me enamoran: 13 bloggers nos comparten su experiencia»

El post ha quedado genial Diana! Me gusta que hayas incluido el punto de vista de hombres y mujeres 🙂
Me quedo con que hay muchas formas distintas de vivir el amor, que lo buscamos de una forma diferente, pero que va mucho más allá del físico y que pasa por un auto conocimiento de nosotros mismos, y de realmente conocer la otra persona.
Un fuerte abrazo,
Laia

Guapa, creo que a la final es así. Porque cuando amamos realmente podemos dejar libre a esa persona para que viva su propio desarrollo, algo que no es sencillo. Pero también cuando amamos lo damos todo por permanecer juntos y por seguir adelante, luchando y disfrutando la vida, que es lo lindo de estar en pareja. Son contradicciones pero el amor a uno mismo es el que uno lo uno y lo otro 🙂

¡Hola! Que pasada de publicación, me ha encantado! Me parece increíble que 13 bloggers compartan su experiencia sobre lo que les enamora. Me siento identificada con Séfora, las mariposas y sus palabras en general. Y las palabras de Tere Valero también las comparto y me guío mucho por el tema de almas. Yo me enamoro de alguien cuando siento que tenemos una conexión realmente especial.., pero sobre todo debe de ser un hombre con una fuerte personalidad, con carácter y seguridad en si mismo.

Hola!
Para mí, es dificil de explicar… lo he estado, lo estoy y espero estarlo. Son etapas y sentimientos diferentes pero el enamoramiento es el mismo. Porque quieres estar con esa persona y compartirlo todo y que forme parte de tu vida. ♥ Un saludo y gracias por este post tan bonito y con tanta gente colaborando en él 🙂

Muy buena entrada, es interesante ver que para cada persona es diferente pero al final muchos coinciden en que la persona se muestre, sea interesante, nos haga sentir algo especial, en fin una persona autentica. Yo pienso que la fase del enamoramiento es preciosa pero la fase de más adelante, la que implica amar al otro cuando empiezas a ver sus defectos, cuando no todo es del color de rosa, e implica apostar por el otro también es muy bonita

Me encantó leer esta entrada e identificarme en muchas de las respuestas. Es refrescante leer historias de amor real de vez en cuando y sentir que aún existe mucho amor por dar en el mundo. Por mi parte, me enamoro primero de los ojos de una persona, al ver su transparencia cundo me habla y sentirme respetada. Un abrazo

Victoria, gracias por tus palabras. La verdad es que fue un ejercicio estupendo que personalmente me encantó realizar buscando a las personas que se animaran a dejarnos ver un poco su corazoncito. Pues mira que lo tienes claro sobre lo que te enamora y eso es genial 🙂

Me parece muy enriquecedor este post en el que este grupo de bloggers comparten las cosas que les enamoran. Es bonito identificar algunos en tus propias vivencias y soprenderte con otros. Creo que solo he leido a Sergio en su blog, así que tengo trabajo para descubrir al resto del equipo. Me quedaría con la frase de Álvaro, el amor está unido a la admiración…Bss

¡Hola, Diana!
Me ha encantado cómo ha quedado el post.
Coincido mucho con la opinión de Pau Navarro. También creo que puede ser fácil enamorarse, pero lo que es verdaderamente importante es seguir escogiendo a esa persona incluso cuando conoces sus zonas oscuras y los pelos que deja en el baño 😛
Un abrazo!

Hola. Que variedad de bloggers. Todos me pareces más que interesante para descubrir. El amor puede llegar de mil forma, pero es verdad que lo quieres debe de saber centrarte en ello y no ir a lo loco. Una entrada extensa y más que interesante. Gracias por compartir tantas experiencias tan especiales. Besos.

Me ha encantado el post Diana!! Me ha parecido una idea preciosa, y muy interesante poder conocer otros puntos de vista y otros sentires, para este tema que nos toca tan cerquita a todos. Muchas gracias por haberme invitado a participar, ha sido todo un ejercicio de introspección! 😀 Un gran abrazo guapísima!

Me encantan estas historias. Te cuento la mia. Mi marido me enamoro con su honestidad y ganas de salir adelante. Empecé a admirarlo y claro es guapísimo también ayudo mucho jaja pero la forma en la que me trataba (y a la fecha lo hace), era muy diferente a los muchachos a los que estaba acostumbrada,,,(mucho patán)…Llegó el super maduro para su edad, con sus objetivos de vida muy claros, me cautivo.
Jajaja (suspiro de enamorada)

Hola Diana!! Un post muy interesante, es un tema que despierta mucha curiosidad porque siempre he pensado que todos tenemos unos puntos comunes pero luego cada uno termina de enamorarse por detalles muy partículares de cada cual, me he sentido identificada con varios hombres y mujeres de los que aquí aparecen, bss

Hola Diana! Que interesante artículo siempre es bonito hablar del amor y de lo que nos hace sentir cuando estamos enamorados, me ha dejado pensando la opinión de cada uno de tus invitados y no puedo evitar sentir que hay bastante diferencia en como es una mujer enamorada y un hombre enamorado, me he sentido identificada con las opiniones de Alvaro López y Sergio Mielich! Es muy similar a como me siento cuando me enamoro.

Gracias Rebeca, puede ser que tengas tu energía masculina más desarrollada que la femenina y eso mira que en ciertas situaciones viene genial para la vida y en temas de amor creo que viene genial, ya te digo 🙂

Interesantes aportes los que nos compartís en este post, Diana! Me encanta conocer otros puntos de vista y saber más acerca de los valores o aspectos que promueven un «click» en los corazones de otra persona.
Comulgo plenamente con los puntos de vista de Pau y Catalina en el sentido de poder valorar «algo más» en la otra persona cuando ya ha pasado esa fase de enamoramiento inicial en que todo parece maravilloso e idílico.
Me ha resonado mucho lo que comenta Catalina acerca de la importancia de invertir tiempo en descubrirse a una misma antes de construir una relación en pareja mínimamente sólida. Creo que ese «trabajo previo» es fundamental para disfrutar de relaciones más sanas, realistas y valiosas para ambas partes y no caer en el error de apegarse a alguien para llenar un vacío que no sabemos cómo satisfacer.
Un abrazo y gracias a [email protected] por inspirarme!!
Alicia

Ali, muchas gracias a ti por tu comentario, la verdad es que ese trabajo de prepararnos a nosotros antes de tener una buena relación o al menos una más consciente no es sencillo, y no es cosa fácil para todos. Pero sí que es cierto que es un trabajo precioso que merece mucho la pena y puede ser súper enriquecedor 🙂

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Hablando de Sexo. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.