Categorías
Blog de Hablando de Sexo Sobre hombres

Eyaculación precoz

La eyaculación precoz, es un conocido trastorno que se produce en la fase del orgasmo durante las relaciones sexuales.
Se dice que entre el 25 y el 40% de los hombres ha padecido eyaculación precoz en algún momento de su vida sexual. Existen casos leves y unos más graves, como aquellos que eyaculan antes de la penetración o justo después de iniciar el coito.


La eyaculación precoz puede dañar el bienestar de una buena relación, ya que causa problemas emocionales tanto al que la padece como a su pareja. Causando insatisfacción y dejadez por parte de ambos.
Hace tiempo los sexólogos pensaron que la eyaculación precoz se daba cuando un hombre eyacula antes de dos minutos de iniciar la penetración en su pareja.
Sin embargo, un estudio realizado en 1950 demostró que 3 de cada 4 hombres eyaculaban en menos de dos minutos después de iniciar la penetración, en más de la mitad de sus relaciones sexuales, por lo cual ésta teoría a pesar de que se mantiene se ha ido diversificando con el tiempo y los diferentes analices y estudios que se han realizado.
En muchos casos, la eyaculación precoz es un signo de una afección psicológica (ansiedad, nerviosismo, etc.) o emocional (culpabilidad, angustia, etc.). En otros pocos es debido a un trastorno anatómico o fisiológico.
Es necesario, tener en cuenta que la eyaculación precoz se puede dar como consecuencia de infecciones urogenitales de la uretra posterior y de la próstata, así como de alteraciones de tipo neurológico, trastornos degenerativos, alteraciones vasculares, desequilibrios hormonales y todas aquellas enfermedades que alteran los mecanismos reflejos de la eyaculación.
Además pueden existir muchas otras causas como por ejemplo:

  • Traumas infantiles
  • Falta de información sexual,
  • Presión por parte de la pareja,
  • Ambiente familiar problemático,
  • Ansiedad,
  • Estrés relacionado con asuntos económicos,
  • Expectativas poco realistas sobre su capacidad sexual,
  • Una historia clínica de represión sexual,
  • Falta generalizada de autoconfianza,
  • Depresión,
  • Miedo al fracaso,
  • Dificultad en controlar los estímulos.
  • El alcoholismo o la drogadicción

Esto quiere decir que la eyaculación precoz no es más que llegar antes de tiempo a la meta que se trazan dos personas mientras tienen relaciones sexuales, ya sea por falta de control, un problema psicológico o cualquiera de las otras causas que hemos mencionado y que faltan por incluir.
Lo cierto es que puede ser molesto e incomodo si se repite constantemente, por eso es importante estar pendiente de los cambios en tu cuerpo y sobre todo hablar con tu pareja.
A veces este tipo de problemas se resuelven mejor en compañía y no son cosas tan graves si se detectan a tiempo.
Seguro tienes más preguntas que respuestas, así que lo único que me queda por decirte es que si tienes, o crees tener, un problema de eyaculación precoz, lo mejor es consultar con un especialista.
En Internet, encontrarás muchas técnicas, medicamentos naturales y muchísimas cosas más que dicen ayudar, pero debes tener en cuenta que cada persona es diferente y es necesario ir al médico, hablar con alguien y sobre todo cuidarte, si no quieres hacerlo por ti, piensa en tu pareja ella, o él, seguro te lo agradecerá.
No tengas miedo, ni sientas vergüenza por tener eyaculación precoz, esto se puede resolver fácilmente si logras hablarlo y ser sincero contigo mismo al respecto.

¿Qué harías si tu pareja sufre de eyaculación precoz? ¿Sabrías cómo ayudarle?

Por Diana Garcés

Me encanta escribir sobre mis experiencias y las dudas que tengo con respecto a mi sexualidad y las relaciones. Por ello he creado este espacio para hablar y compartir contigo lo que vivo y aprendo.

18 respuestas a «Eyaculación precoz»

Hola! la verdad es que no sabría como ayudarle. Primero habría que ver si es por problema meramente transitorio, algo físico o psicológico y ya a partir de ahí empezar algún tipo de tratamiento. Gracias por el post tan completo y lleno de información. Besos!!!

Lo primero es que estuviera tranquilo y a raíz de eso, ir descartando cosas o hábitos que sean frustrantes. Luego practicar mucho con calma jiji.

Hola, interesante tema. No tengo pareja ni he experimentado esto, pero me ha servido para tal vez un futuro. Gracias por el post.

Las personas que padecen de este trastorno muchas veces la pasan súper mal. Es muy bueno saber las causas de dicho trastorno, para cuando nos toque tener de cerca a alguien que lo padezca. Pero muchos hombres se llenan de vergüenzas y no siempre están dispuesto a recibir ayuda.
Saludos.

Es un tema delicado como ninguno. Todo lo que tenga que ver con el pene causa mucho temor en los hombres, por no hablar de cuando le hablas de examen de próstata por ejemplo, eso ya es otro nivel 😀

Este tema aunque se conoce su existencia, muy pocas veces se habla de ella. Primero por pena y segundo por falta de confianza en la pareja. Para el hombre es mucho más difícil admitir o abrirse a una conversació sobre este tema por el machismo que sufren muchos. Como bien dices, muchas veces son problemas psicologicos los que causan la eyaculación precoz y otras veces es problema de salud. Aunque, hay casos que también es por presión que pone la pareja. Sobre todo hay mujeres que empiezan con el trauma de que el hombre no las quiere, bla bla bla y empiezan a asocar a la pareja y esto es peor. Yo creo que el primer paso es una comunicación abierta entre la pareja y lo otro buscar ayuda médica. Hoy en día todo tiene solución. Besos.

Hola Susie, es así, hoy en día todo tiene solución y siempre que quieras estar bien contigo misma es hablar, compartir con tu pareja las dudas y sobre todo no quedarte encerrado en ti mismo que eso es lo peor y lo que más rápido acaba con una buena relación. Un abrazo guapa y gracias por tu comentario 🙂

¡Hola, guapa! Pues para empezar habría que saber de dónde viene el problema. Como tú bien dices puede ser una causa psicológica, emocional o física. Si se trata de las dos primeras, tiene que haber suficiente confianza y empatía en la pareja como para que él lo cuente, se desahogue o exprese sus sentimientos. Desgraciadamente, no muchos chicos se atreven a abrirse por miedo a que se les consideres «menos hombres». Ya ves tú que tontería, Diana, pero la sociedad en la que vivimos es así. Si el problema es físico, obviamente hay que acudir algún profesional médico para que explique las pautas a seguir y si existe algún tipo de tratamiento. Un beso, guapa. Como siempre, un artículo increíblemente interesante. ¡Gracias por compartir! 🙂

Hola! He salido con un chico que padecía eso y cuando llegaba el momento de tener relaciones, llegaba a la meta en muy poco tiempo. En ese momento yo era mas chica y sentía enojo, tampoco lo hablaba con el, simplemente discutíamos y con el tiempo perdí el interés en tener relaciones con el… por otros temas mas terminamos, pero lamento mucho no haber podido ayudarlo y también lamento lo que sentía cuando pasaba y optaba por enojarme con el. Supongo que era psicológico, pero como nunca lo hable con el, nunca lo sabre :/
Gracias por el post Diana 🙂

Mery cuando somos jóvenes no tendemos a preguntarnos cosas, tendemos a culpar a echarnos la culpa nosotras, pero nunca a buscar soluciones, porque el problema o es él o soy yo. En estos temas el asunto es otro y ahora que lo sabes si te vuelve a ocurrir sabrás qué hacer y cómo ayudarle para que no pierdas tal vez una buena relación por algo que no necesariamente es físico. Un abrazo guapa 🙂

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Hablando de Sexo. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.