Categorías
Blog de Hablando de Sexo Juguetes eróticos

Hábitos para tener una mejor vida y salud sexual

Como te había dicho hace algunas semanas, vamos a hablar del trío perfecto para la salud sexual. Es una serie de ideas que te ayudarán muchísimo a tener más claridad, subir tus niveles de energía y gozar mucho más de tus encuentros sexuales.
El tema de hoy lo he llamado hábitos para tener una mejor vida y salud sexual.

Como todos sabemos, los hábitos son conductas que repetimos muchas veces hasta que forman parte de nuestras actividades diarias. Al menos eso es lo que dicen los que saben más de este tema.
También se dice que para implementar un hábito con que lo hagas todos los días, durante 21 días seguido como mínimo, ya se te quedará en tu rutina para siempre.
En mi caso no es así.
Yo necesito de tres meses para poder decir que tengo un nuevo hábito, y por eso veo tan importante conocerte a ti misma y saber cómo funcionan para ti estas cosas.
Así que, ya sea durante una semana o cinco meses; lo importante es que tengas claro que un hábito es una conducta que haces repetidamente y que se considera buena si lo que adquieres es bueno para ti y se ven resultados positivos en tu vida a largo plazo.
Yo te hablaré de 3 hábitos que te ayudarán a tener una mejor relación contigo y por ende con los demás mientras mejorar tu vida y tu salud sexual. ¡Vamos a ello!

El hábito de la meditación

La meditación es súper importante, y debemos darle un poquitico más de relevancia en nuestras vidas.
¿Para qué te puede ayudar la meditación en el sexo?
De eso ya te he hablado mucho en este blog, y de hecho en mi Programa de Sexualidad hay un módulo destinado a ello.
Sencillamente porque tengo súper claro que, si meditamos más, nuestros encuentros en la intimidad serán muchísimo mejores. Lo he descubierto en mi propia piel y por eso hoy me siento cómoda recomendando esta técnica.
¿Cómo podemos incluir la meditación en nuestros encuentros sexuales?
Si sabes meditar pues lo tienes fácil y puedes saltarte este párrafo.
Ahora bien, si no sueles meditar o no sabes cómo hacerlo, te recomiendo que empieces a hacerlo en compañía.
¿Qué quiere decir esto? Que vayas a lugares donde las personas mediten. Esto puede ayudarte a no sentirte como un bicho raro haciéndolo sola y además puede brindarte esa conexión que a veces necesitamos para sentirnos en sintonía con algo.
Hoy en día existen muchos lugares donde puedes meditar: centros de yoga, pilates, e incluso algunos gimnasios lo incluyen en sus muchas alternativas.
Si no quieres invertir en esto, puedes empezar por bajarte una meditación guiada de Youtube y empezar por ahí.
Yo te recomendaría por ejemplo esta. Puede venir muy bien para arrancar e irte acostumbrando a ello.
Cuando tengas esto de la meditación un poquito más integrado (lo cual quiere decir que no sientas presión cuando meditas, ni te sientas mal, agotada o que pierdes el tiempo), puedes pasar a otros niveles. Lo que viene ahora es hacer eso mismo cuando estás masturbándote o teniendo sexo con alguien.
Verás cómo cambia todo a tu alrededor cuando empiezas a concentrarte en el momento presente. En la respiración, en las sensaciones, en lo que te genera lo que estás viviendo.
Ese disfrutar del momento, sentir con todos tus sentidos y sentirte en expansión con otra personas es espectacular y te vendrá genial. Ya te digo.
Empieza a incluir este hábito en tu vida y verás cómo tus encuentros sexuales empiezan a mejorar y cambiar drásticamente. Eso sí, muy poco a poco. ¡Es impresionante!

El hábito de la masturbación

La masturbación es sumamente importante en nuestra vida. Dejémonos de tonterías y empecemos a verla como algo natural que realmente nos aporta y que podemos disfrutar.
Y no te creas que solamente a los hombres los miran mal si saben que se masturban, qué va… Es un estigma público, y a las mujeres también nos pintan de insatisfechas o de antisociales cuando lo hacemos.
Además, esas creencias de que solamente los hombres se masturban, o de que está mal visto que lo hagamos en general (e incluso particularmente las personas casadas o en relaciones estables de larga duración) ya pasaron de época. Por favor, no resucitemos a ese muerto.
Debemos reemplazar esa creencia de rechazo del autoerotismo por una que nos acerque al maravilloso mundo de la autoexploración y el disfrute propio.
Algo que desde luego te vendrá genial para conocer tu cuerpo y poder disfrutarlo sola o con tus parejas.
Para incluir la masturbación en tus nuevos hábitos. te recomiendo empezar a explorar tu cuerpo tu misma. Si te cuesta, te tengo una sugerencia: utiliza juguetes eróticos, y aprende más sobre ellos. De verdad, son geniales y pueden ayudarte a romper el misterio que tiene la masturbación en tu vida.
Yo te recomiendo estos juguetes para empezar.

La bala vibradora para el clítoris

La estimulación del clítoris es muy importante y aunque no lo creas muchas mujeres no saben cómo hacerla.
Pues bien, para empezar yo te recomiendo hacerlo con tus dedos y poco a poco. Si eso no te genera ninguna sensación, bien puedes empezar con este juguete que te aseguro algo te hará sentir, y al menos así empiezas a identificar cosas que pueden venirte súper para esta exploración.

Masajeador

Aunque parezca más para la espalda que para la vulva, la verdad es que este juguete puede ayudarte a estimular toda la entrada a la vagina y con ello tu clítoris desde luego.
Puede venir genial para explorar nuevas sensaciones y emociones. Así que inclúyelo en tus juguetes.
Yo lo conocí hace poco y te cuento que me tiene encantada, es sencillo, divertido y para empezar, como te digo, puede venir genial.

Juguetes de doble estimulación

Ya si eres un poco más avanzada, te recomiendo utilizar un juguete como este:
Este juguete sirve para estimular al mismo tiempo la zona G y el clítoris. Sí todo al mismo tiempo.
Por eso te digo que debes ser un poco más avanzada con el tema de los juguetes y con las sensaciones que estos pueden darte.
Ya que puede parecerte algo intenso. Aunque eso sí, este juguete cumplirá siempre con tus expectativas. ¡Es fantástico! Y tenerlo puede venirte genial, además para jugar en pareja también está súper.
Si quieres saber más sobre juquetes eróticos, te invito a mi grupo privado en Facebook donde todos los sábados hago un live sobre juguetería.

El hábito del estudio

Por más que sepas de un tema, te aseguro que nunca será suficiente. Es importante estudiar y aprender cosas nuevas.
No deberías cerrarte en banda y bloquear la opción de aprender algo diferente, algo nuevo y algo que puede aportarte un gran valor a tu vida.
Por eso siempre te digo que leas, vayas a cursos, talleres o charlas donde pongan tus curiosidades en la palestra y donde puedas corroborar o aprender otras formas de vivir tus relaciones y tu sexualidad.
Porque te aseguro que siempre aprenderás algo nuevo, por más que lo sepas todo, por más que lo tengas todo visto. Siempre la vida te sorprende de algún modo.
A mi por ejemplo me encanta ir a la biblioteca y tomar prestados libros sobre sexualidad. Y sí, claro que sé que ahora se pueden conseguir muchas cosas en Amazon, e incluso que, si navegas bien, hasta gratis en Internet… Pero esa sensación de ir a la biblioteca, sacar un libro y disfrutar de él, sigue siendo incomparable.
Además, no sé tú, pero a mí me da la sensación de que aprendo más cuando tengo en mis manos un tomo físico. Aunque amo mi Kindle, no te lo voy a negar 🙂
Ahora bien, cuando hablamos de estudio, también hablamos de capacitaciones. Y estas van de muchos tipos. Yo te recomiendo que si tienes un tema que te interesa, en el cual quieras indagar y sobre todo profundizar, lo mejor es ir a un taller, hacer un curso virtual si es el caso y explorar mucho más.
Yo estoy cansada de recibir mensajes de personas que me dicen que han leído un libro y no logran concretar nada, lo siento, pero los libros no son suficientes, debes practicar, debes mover el culo y hacer algo más y lo bueno que tienen los talleres es que te permiten precisamente eso. Pasar del libro a la acción directamente.
Por lo cual, te invito a que leas mucho, pero practiques el triple de lo que lees, que si no te vas a quedar siendo un eterno aprendiz.
+++++
Creo que con estos tres hábitos ya tendrás trabajo suficiente, porque ya te digo que adaptarlos a tu vida requiere su tiempo, pero sobre todo algo de paciencia y perseverancia.
Por lo cual, espero empieces a explorarlos y sobre todo me cuentes: ¿Qué te parecen estos hábitos? ¿Incluyes alguno en tu vida? ¿Cuáles tienes tú actualmente que te ayuden en tu sexualidad?

Por Diana Garcés

Me encanta escribir sobre mis experiencias y las dudas que tengo con respecto a mi sexualidad y las relaciones. Por ello he creado este espacio para hablar y compartir contigo lo que vivo y aprendo.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Hablando de Sexo. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.