Categorías
Blog de Hablando de Sexo Juguetes eróticos

Lubricación y Placer

Lubricación y Placer es el primer taller de Hablando de Sexo del año 2021.

He elegido este tema por dos razones:

  1. Porque es un tema que ustedes han pedido cuando llenaron esta encuesta.
  2. Porque recientemente he recibido muchas preguntas sobre qué hacer cuando no se lubrica bien para sentir más placer.

Entonces me pareció una buena idea mezclar estos dos temas y hacer un taller para conocer un poco más sobre la lubricación y cómo hacer para que ella nos ayude a tener más placer.

Mira un pequeño adelanto del taller:

Cuando una mujer se excita lubrica, si no tiene problemas de resequedad vaginal.

Mientras que un hombre cuando se excita su pene se pone erecto.
Esto no significa que el hombre no pueda lubricar, de hecho, el presemen que sale puede ayudar en su lubricación. Sin embargo, se llama lubricación vaginal por algo.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que la mujer además de lubricar tiene un flujo vaginal que es normal y que muchas personas confunden con lubricación.

Sin embargo el flujo vaginal está siempre presente en la mujer. Según el ciclo en que esté puede ser más espeso, más claro, más oscuro.

Y si tiene alguna infección puede incluso oler más fuerte o tener un color diferente.

Por eso es tan importante conocerse, tocarse y saber cómo es tu flujo vaginal. De esta manera cuando estés lubricada sabrás la diferencia.

Una buena lubricación puede brindarnos experiencias sexuales mucho más placenteras, porque su función principal es ayudar a facilitar la penetración.

Si no se está bien lubricada la penetración puede llegar a ser dolorosa para algunas mujeres, porque la entrada al estar más seca causa más irritación.

Por esa razón si no se lubrica de manera natural, que puede pasar por muchas razones, es necesario utilizar lubricantes externos y para ello hay que tener en cuenta ciertas indicaciones.

¿Qué produce sequedad vaginal?

Hay muchas razones por las cuales puedes tener un poco o mucha sequedad vaginal. Es importante consultar un médico si sientes que es tu caso.

Aquí te menciono algunos de los casos más comunes por los cuales se produce sequedad vaginal:

  • Ciclo menstrual – Ten presente que hay días de nuestro ciclo que la vagina está mucho más seca y cuesta lubricar por más excitación que haya. Para esos días es importante utilizar lubricación externa para no sentir molestias a la hora de la penetración.
  • Menopausia
  • El consumo de drogas, cigarrillo y alcohol
  • Métodos anticonceptivos hormonales como las pastillas
  • Tratamientos médicos como la quimioterapia y otros medicamentos
  • Variaciones hormonales causadas por el embarazo o la lactancia
  • Infecciones
  • Estrés
  • Uso de cremas depilatorias

¿Cuáles son los mejores lubricantes?

Hoy en día existen muchas opciones cuando hablamos de lubricantes. Están disponibles en farmacias, supermercados, herbolarios e inclusos sex shops.

Hay que tener en cuenta para qué se desea utilizar antes de elegir, por ejemplo si la aplicación es para un sexo normal, sexo mucho más largo, sexo anal, si se va a utilizar condón, es sexo con juguetes sexuales, sexo en el baño o si simplemente deseas humedecer la vagina para no sentirla tan seca.

Cada lubricante tiene unas características diferentes por ende su función también lo será.

Lubricantes a base de agua

Los que más se recomiendan son los lubricantes a base de agua. Estos funcionan muy bien si utilizas condón, juguetes sexuales.

Sin embargo no son buenos para utilizarlos en la ducha 🙂

También es importante tener en cuenta que no a todas las personas les va bien con un lubricante de agua, porque además de agua utiliza un componente que se llama glicerol, que aunque es poco algunas personas no lo toleran bien, por eso la recomendación siempre es consultar un médico si sientes alguna irritación.

También es cierto que hay lubricantes a base de agua con muy poco glicerol, el asunto sería buscar uno de estos para ti.

Lubricantes a base de aceite

Estos lubricantes pueden ser utilizados especialmente para sesiones largas de sexo ya que apenas se secan.

Para el sexo en la piscina o en la ducha, estos lubricantes son perfectos, ya que no se disuelven en el agua.

El problema es que estos los lubricantes suelen ser difíciles de eliminar, dejan manchas en la ropa y la mayoría no son compatibles con los condones, los juguetes e incluso algunos métodos anticonceptivos.

Si esto no fuera poco también pueden permitir la entrada de bacterias en el cuerpo, promoviendo la infección del tracto urinario.

Por lo cual, aunque se venden un montón, no son los más recomendables ya que hay que tener muchísimo cuidado con su uso.

Lubricantes a base de silicona

Están empezando a tener una gran acogida, porque son a base de agua también, por lo cual se mezclan bien con los condones y los juguetes.

El asunto es que aún no se conoce los riesgos que puede producir su uso a largo plazo y su recomendación aún se hace con reserva.

A la hora de elegir un lubricante, debes tener en cuenta que los ingredientes del lubricante pueden ser absorbidos fácilmente a través de las membranas mucosas y por lo tanto pasar al torrente sanguíneo.

Por ese motivo debes tener mucho cuidado con lo que te pones en tu cuerpo.

Mi recomendación es no utilizar lubricantes que alteren tu equilibrio hormonal, que te causen irritación o que estén muy de moda.

Siempre consulta un médico antes de utilizar un nuevo lubricante y revisa bien el tema de las alergias tanto tuyas como de las personas con las que tienes relaciones sexuales.

Lubricantes naturales

Lo bueno es que así como hay muchos lubricantes con compuestos químicos, existen cada vez más lubricantes naturales en el mercado.

El asunto es informarte bien antes de su uso y si sientes alguna molestia o alteración en tu zona genital o sarpullido en otras partes, consultar inmediatamente con un médico.

El más mencionado últimamente es el aceite de coco que además tiene un efecto calmante y refrescante.

Lo mejor de todo es que no es perfumado y – si se trata de un aceite de coco orgánico virgen – es completamente natural.

Conozco muchas mujeres que lo usan desde hace años después de la ducha dándose un masaje en los  labios y las membranas mucosas internas de su vagina y les funciona de maravilla.

Sin embargo, si lo usas como lubricante vaginal, al ser un aceite no es compatible con los condones y no se debería utilizar con algunos juguetes.

El gel de Aloe Vera

El gel de aloe puro es una de las formas más naturales de lubricación.

No sólo actúa como un lubricante, sino también como un remedio, ya que con sus propiedades de curación de heridas junto a la hidratación que trae, protege la mucosa vaginal y promueve su regeneración.

Los geles de Aloe disponibles en el mercado suelen contener otros ingredientes, tales como fragancias o conservantes, estos no son tan buenos como un lubricante.

Es más recomendable hacer tu misma tu propio lubricante de aloe.

Lo mejor con el tema de lubricantes naturales es que cada vez hay más personas investigando el tema y buscando opciones alternativas para tener un mejor cuidado de la zona genital y del cuerpo en general.

Si te interesa, investiga bien y como te he dicho varias veces, consulta con un médico para evitar problemas futuros.

¿El placer nos puede ayudar a lubricar?

El placer es un buen conductor de la lubricación, aunque necesites a veces un poco de ayuda externa.

Si eres una persona que no tiene problemas de resequedad vaginal, pero así mismo te cuesta mucho lubricar, quizás deberías trabajar más en tu placer y conseguir grados de excitación más altos.

Para ello te recomiendo más:

  • Besos

Los besos bien dados siempre nos excitan y nos preparan para un buen momento. 

Si nunca has dado o te han dado un beso que moje tus bragas, vamos a tener que trabajar en ello, porque el beso es la puerta de entrada a ese mundo del placer que quizás te estás perdiendo.

Recomendación: práctica más besos, juega con ello y motiva a tu pareja a que te de besos de muchas y diferentes maneras hasta que encuentres ese beso que te haga querer quitarte la ropa.

Si ves mi taller encontraras que te cuento mi experiencia sobre este tema.

  • Caricias

Las caricias son importantes cuando hablamos de placer. A veces pensamos que si tocamos los genitales solamente ya con eso tenemos para sentir placer y lubricar, y no es así.

Dar buenas caricias también es un arte y no funciona lo mismo para todas las personas.

Por eso juega a acariciar otras zonas del cuerpo de tu pareja, no te enfoques única y exclusivamente en los genitales.

Aunque ojo, tocar allí también es todo un arte que requiere dedicación.

  • Palabras, imágenes, olores y sonidos

Es importante saber qué motiva más a tu pareja. Si son las palabras, las imágenes, olores o los sonidos.

A veces nos olvidamos del poder que tiene para los sentidos decir algo concreto en el momento justo.

Estimular a tu pareja diciéndole cómo te sientes y cómo la sientes mientras le tocas o le haces algo.

Es un juego de ensayo y error, puede que no funcione a la primera o en todos los casos, pero puedes jugar a ver cuándo viene mejor y cuando no.

En el taller te doy un tip para que esto funcione a tu favor.

  • Estimulación

Cuando hablo de estimulación me refiero a una mezcla entre caricias, besos y presencia.

Es necesario jugar con tu pareja antes de la penetración. Algunas personas les viene bien el aquí te pillo aquí te mato, pero otras requieren un juego previo que les ayude a ponerse en sintonía con el momento que van a vivir.

Estimula a tu pareja con mensajes, con imágenes, con palabras, con toques, caricias y besos que le hagan perder el sentido.

  • Fantasías

Las fantasías sexuales son un gran conductor del placer y por ende nos lleva a una buena lubricación.

Busca la manera de incluir las fantasías en tus encuentros sexuales, sin que genere una desconexión del momento presente y por el contrario cree un buen preámbulo para que ambos disfruten del momento.

Tarea a desarrollar para mejorar tu lubricación natural y sentir más placer

En el taller te he dejado una tarea de autoconocimiento que te ayudará a identificar cómo es tu relación con la lubricación y cómo te puede ayudar en tu placer.

Ya sabes, el autoconocimiento es muy importante para disfrutar de nuestro cuerpo, así que aprovecha la oportunidad para darte un repaso.

Ahora bien, cuéntame: ¿Qué inquietudes tienes con respecto a la lubricación y el placer?

Si deseas ver este taller completo, apúntate a la Academia HDS aquí

Y si deseas disfrutar de todos los talleres que realizo todos los martes, apúntate aquí.

Por Diana Garcés

Me encanta escribir sobre mis experiencias y las dudas que tengo con respecto a mi sexualidad y las relaciones. Por ello he creado este espacio para hablar y compartir contigo lo que vivo y aprendo.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Hablando de Sexo. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.