Categorías
Blog de Hablando de Sexo La menstruación y nuestra relación con ella

Menstruación

Comúnmente conocida como regla o periodo, es aquello que padecen única y exclusivamente las mujeres cuando llegan a la adolescencia, aunque a algunas, muy pocas, se les presenta un poco antes.
Se trata de un fluido que expulsamos por la vagina que contiene sangre y parte del tejido interior del útero. Se presente cada mes, aunque en realidad, son más o menos cada 28 días. Para algunas mujeres es bastante regular, otras sufren trastornos y pueden llegar a tener un periodo cada dos meses o en un mes dos periodos.


Existen muchas explicaciones técnicas del motivo y la razón de este fenómeno que se nos presenta una vez al mes. Hubo un tiempo en que se conocía como la época en que las niñas dejaban de serlo y daban paso a la mujer, para así poder casarse y tener hijos.
Hoy en día, las cosas han cambiado y aunque en definitiva, se puede decir que esa cualidad no ha variado, lo cierto es que científicamente se tienen muchas más explicaciones al respecto.
Así pues, las mujeres ovulamos, aproximadamente 14 días antes del periodo, época en la que estamos más fértiles a quedar embarazadas, fecundadas, preñadas o como quieras llamarle.
Sin embargo, si no se produce la fecundación, el ovulo que ha salido por las trompas de Falopio, y se ha hospedado en nuestro útero, terminará por liberarse saliendo por nuestra vagina. Eso es lo que se conoce como la regla…
Yo me imagino una bolita (ovulo) que se ha desprendido de mis ovarios (sus padres) y se va muy campante por las trompas de Falopio (cual libertina ella), esperando ansiosa a que alguien llegue y juegue con ella (espermatozoides, nada más y nada menos). Ella desea que sea alguien, muy valiente y fuerte que logre entrar y fecundarla (reproducirla).
Sin embargo, cuando eso no pasa, la bolita se pone triste, se enoja (por eso llegan los famosos cólicos menstruales) y explota, ocasionando que tengamos la menstruación y luego todo vuelve a empezar. Palabras más, palabras menos….
Vaya, que es todo un lio para explicar, si me lo preguntas. Hay mujeres que planifican siguiendo la constancia de sus ciclos menstruales, muchas de ellas, que yo conozco, ya tienen bolitas rondando por su casa.
Por lo cual, no es que sea un método muy fiable (aunque ninguno lo es 100%), pues todo depende de que tan regular sean tus periodos y de muchos otros factores, que en ocasiones no dependen de nosotras. Por lo cual, con tantos métodos que hay hoy en día yo me curaría en salud, si hablamos de planificación.
Ahora bien, teniendo claro, lo que técnicamente es la menstruación, ella no viene sola, como les digo, viene acompañada, en ocasiones por cólicos; malestares o trastornos que no se presentan de la misma manera para todas las mujeres.
Algunas sufren de espasmos musculares en la espalda o bajo vientre. Otras, se le hinchan los senos y sienten una gran sensibilidad en ellos. Igualmente pueden presentar variaciones en el estado de ánimo.
Mientras que otras, las afortunadas, no sienten nada y pasan los 3 o 5 días, que dura el periodo, como si nada.
Si aún no has vivido está experiencia, no te preocupes, todas pasamos por ello. A no ser que tengas un serio trastorno hormonal también lo padecerás más tarde que temprano.
Como recomendaciones, no debes tener miedo, es algo normal y natural, si tienes dudas habla con tu madre, una amiga, una hermana, tía o consejera estudiantil. Esta es una experiencia que cambiará tu vida para siempre y es importante estar informada.
¿Y cómo te darás cuenta que ha llegado el momento? Pues sencillo, empiezas a notar cambios en tu cuerpo, sensibilidad en los senos, dolor en el abdomen, tal vez mareos, dolores de cabeza o vómitos. Cambios en el estado de animo, pasar de muy triste a feliz o viceversa.
Lo importante, cuidarte, andar con protección en el bolso, por si las moscas, preguntar como se utilizan, si tienes dudas o si no quieres, pues lee las instrucciones del empaque.
No te de pena hablar con tus padres al respecto, ellos saben que pronto llegará el momento y es mejor estar preparada para ello, pues aunque no debería ser así, muchas tenemos vergüenza que nos llegue en publico y que todo el mundo se de cuenta de que hemos sangrado.
Ahora bien, si ya eres una veterana en el asunto y sufres los famosos cólicos menstruales o padeces de ciclos irregulares, una de dos o ya estás acostumbrada a ello y sabes como torearlo o no tienes ni idea y no sabes qué hacer con ello.
Como recomendación, hablar con un médico nunca esta de más, si los dolores son muy fuertes y es demasiado inconstante tu periodo. Si no quieres hacer nada de eso, compra pastillas (medicamentos) para el dolor, hoy en día existen muchas especializadas en este tipo de dolencia y que no requieren prescripción medica. Igualmente puedes tomar manzanilla, canela o cualquier tipo de bebida caliente y ponerte siempre cómoda y eso sí, decirle a tu pareja (si la tienes) que te tenga paciencia, pues en esos días estarás que no das pie con bola y nada peor que tener que lidiar con un idiota.
Y no te preocupes, esto solo durará hasta la menopausia, o sea más o menos hasta los 50 años…. Para que vean que algunos hombres nos tienen en cuenta en nuestros días, les dejo este tema y ánimo que no hay nada más hermoso que ser mujer…

Actualización: He descubierto nuevas técnicas para los cólicos menstruales, como por ejemplo la danza; practicar yoga; usar la copa menstrual o aprender a usar el huevo. Todo ello te ayuda a fortalecer el suelo pélvico y eso se ve reflejado en que conozcamos mucho más nuestro cuerpo y en que los ciclos menstruales sean mucho más fáciles de llevar.

Te invito a preguntarme por cualquiera de ellos y si ya has conocido alguno y aún no lo utilizas que empieces, porque lo cierto es que el periodo puede ser una experiencia mucho más maravillosa de lo que ha venido siento.

Por Diana Garcés

Me encanta escribir sobre mis experiencias y las dudas que tengo con respecto a mi sexualidad y las relaciones. Por ello he creado este espacio para hablar y compartir contigo lo que vivo y aprendo.

5 respuestas a «Menstruación»

Parece que a todas nos da diferente, en mi caso lo único que me daba es mucho sueño y perecita, dolores sólo ahora que voy para la menopausia, a veces me da un poquito de dolor de cabeza, de resto todo bien, lo tales còlicos nunca los sentí en el periodo y el cambio de humor, si, soy lunática y en esos dìas me pongo es sùper activa, quiero hacer el oficio que no hago en todo el mes, es algo bien raro.

A veces el cólico aparece pero se siente, o no se siente, dicen que cuando estás con más frío lo sientes peor, puede que sí, a veces me pasa pero con un aguita caliente o té pasa rápido 🙂

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Hablando de Sexo. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.