Categorías
Blog de Hablando de Sexo Nuestro Cuerpo

¿Por qué me da vergüenza que me vean desnuda?

¿Te da vergüenza que te vean desnuda? ¿Qué tan fácil es para ti andar desnuda en casa?

Desnudarte completamente para tu pareja o hacerlo en una playa o en algún lugar donde hayan nudistas?

Te lo pregunto, porque para mí es complicado pensar en desnudarme en la mayoría de esas opciones.

Y es que vengo de un país donde uno no se desnudaba delante de nadie o al menos así fue para mi toda la vida.

Tengo una tía que enviudó hace poco y me contaba que nunca se había desnudado completamente ante su marido. Con el que estuvo casada más de 40 años.

Es que hay algunas personas que no se desnudan, eso me hizo pensar:

¿Por qué nos da vergüenza que nos vean desnudas?

Mi primer choque al desnudo

Seguro te puede parecer raro porque tal vez no tengas este problema, pero te cuento que la primera vez que vi muchas mujeres desnudas fue cuando tenía 29 años.

Estaba recién llegada a España y me inscribí en un gimnasio.

¿Cuál sería mi sorpresa cuando en el vestier, encontré cantidad de mujeres andando desnudas como si nada.

Hablando las unas con las otras sin un chiro encima y sin ningún problema.

Ahí me di cuenta que aunque tengo una mente abierta, no estaba preparada para ello y fue un choque impresionante.

Si quieres saber bien esta historia te invito a leer el post que hice en su momento contando mi experiencia en mi blog personal: Desnudarse o no desnudarse.

Eso fue hace ya algún tiempo y muchas cosas han pasado y cambiado desde entonces.

He estado en playas nudistas, he hecho toples y he trabajado la aceptación de mi cuerpo.

No te diré que es sencillo, ni que fue una cosa fácil.

Creo que tengo algo en mi ADN que me ha impedido esa «libertad» que gozan algunas personas.

Porque lo cierto es que estar desnuda es estar libre, es no tener prejuicios, es aceptarte, es aceptar y sobre todo es amarte de una manera que nadie más podrá hacerlo.

Sin embargo, lamentablemente nos han criado de otra manera.

Tal vez, nos han dicho que no está bien visto andar desnuda por la casa o que uno debería estar bien cubierto en ciertos lugare,ç

Incluso que es mejor la ropa de encaje que andar desnuda.

Seguramente cuando empezaste a cuestionarte sobre el tema, viste a tu alrededor: familia, amigas o conocidos y descubriste que estar vestido es lo normal.

Que tener ropa encima que cubran tu cuerpo, maquillaje o cosas que escondan las imperfecciones, es lo aceptado.

Lo hemos visto tan normal y por eso cuando alguien nos dice que estuvo en una playa nudista o que se desnudó para hacer una manifestación o para hacer alguna locura, nos parece «mal» o lo vemos como «este está chalado«…

Pero nunca lo vemos como algo que debería ser normal, que no debería ser mal visto, que debería ser natural.

Cuando la cosa no es tan buena

Aunque claro, también es cierto que hay situaciones de situaciones y que como dicen algunos ¿Si lo servimos en bandeja, cómo esperamos luego exigir respeto?

Yo soy del pensar que la ropa no debería ser la que nos de el respeto que por derecho tenemos.

¿Cómo es eso de que si las mujeres no se vistieran como putas no las violarían?

¿Quién es tan estúpido de pensar así?

¿Quién le dio el derecho de decidir que porque una chica tiene una minifalda que se le ve hasta el apellido le está dando permiso al tipo para que abuse de ella?

¿Cuándo el respeto se gana por como se vista uno?

Respetar a mujeres, y hombres, debería ser algo inherente a la persona, no a su ropa, no al lugar donde este y no a las amistades con las que se encuentre.

Lamentablemente esto es una utopia.

Si todos estuviéramos desnudos, los abusos podrían ser mayores.

La gente no entiende que porque quieras mostrar tus tetas, tu culo o lo que sea que quieras exhibir, no le da derecho a manosearte, a querer tener acceso a tu cuerpo por el solo hecho de que quieres disfrutar de la libertad que te da no tener nada.

Es un tema que me parece complejo, difícil, más aún en la sociedad en la que vivimos.

Una sociedad poco tolerante y que carece de respeto hacia el otro. 

No solamente hacia sus cosas personales, sino hacia su ser.

El día que nos respetemos hasta el punto en que podamos respetar al otro, ese día seremos más libres.

Ese día podremos andar desnudos sin miedo al qué dirán o qué nos podrán hacer. Seremos más aceptados.

Recapitulando

Tal vez me estoy saliendo del tema.

La cosa es que puedes estar desnuda con tu pareja.

No hay nada más placentero que sentir la piel desnuda de la persona que amas.

No es necesario tener sexo, la conexión se da sin ese tipo de unión. Eso es lo que uno busca, o al menos lo que yo busco.

Hoy en día disfruto estar desnuda en mi casa, disfruto dormir desnuda, disfruto de mi cuerpo, porque he trabajado la aceptación, porque he trabajado el amor a mi propio cuerpo.

Es un proceso que va lento, pero que va llegando cada día con nuevas satisfacciones.

Te invito a que aprendas a aceptarte, que aprendas a amar tu cuerpo, pero sobre todo que aprendas a respetar al otro.

Un camino que te llevará a tu propio crecimiento personal.

Así cuando veas personas desnudas, no te sentirás mal, no te sentirás invadida, porque te has aceptado y has aceptado al otro.

Y aunque somos de diferentes países, somos iguales, somos lo mismo.

¿Cómo te va a ti con este tema? ¿Tienes problemas para desnudarte ante otras personas?

Por Diana Garcés

Me encanta escribir sobre mis experiencias y las dudas que tengo con respecto a mi sexualidad y las relaciones. Por ello he creado este espacio para hablar y compartir contigo lo que vivo y aprendo.

48 respuestas a «¿Por qué me da vergüenza que me vean desnuda?»

Qué interesante este tema y tu punto de vista!
Pienso que la desnudez tiene un costado de «pudor cultural» inherente a la humanidad, quiero decir, a la esencia humana. No hay animales que se vistan, no? Bueno, puede ser que esto nos diferencie de las otras especies también: la vergüenza.
Creo que es muy importante, como decís, aceptarse, amarse y estar segura de una misma. Pero quizás eso no conlleve la exhibición de la desnudez. Pienso que quizás muchas personas no muestren su cuerpo por pudor, pero quizás otras no lo hagan por una decisión (algo más del orden de lo personal, de lo reflexivo)
Muchas gracias por tu post. Me hizo reflexionar estas cuestones y me deja pensando!!
Florencia

Florencia gracias por tu comentario y aporte, creo que he cumplido mi objetivo si te ha hecho reflexionar. También creo que el aceptar tu cuerpo no es para andar desnuda a toda hora, es más para aceptar que si te toca desnudarte o quieres hacerlo no es el fin del mundo y no debería darte vergüenza, algo que no es sencillo 😀
Un abrazo guapa 🙂

¡Hola!
La verdad es que yo soy una persona muy tímida e incluso cuando me cambio en los vestuarios del trabajo, me da algo de vergüenza quedarme en ropa interior.
Nacimos desnudos y no tendría que ser una vergüenza, pero así nos han enseñado.
Un beso!

A mi nunca me ha costado trabajo desnudarme ante mis parejas y ahora mucho menos que llevo casada casi seis años con un hombre maravilloso. Soy gorda, con celulitis y amo cada centímetro de mi cuerpo. No me da pena mostrarlo cuando es necesario como ante mi pareja, un medico o algo similar. Pero no me siento cómoda desnuda antes personas que no conozco, no iría a una playa nudista ni me desnudaria en un gym. Es cuestión de personalidad y cultura. Me acepto y por eso no tengo problemas en usar vestidos de baño normales en la playa aún con mi sobre peso! Gracias por tus post!

Claudia gracias a ti por tu compartir. Creo que el desnudarse ante otras personas es una cosa que no se da con mucha frecuencia, lo del gym y las playas nudistas es cosa de decisión, puedes estar a gusto con tu cuerpo y no gustarte, a mi tampoco es lo que más me apetece, pero creo que el punto mayor está en amar tu cuerpo, disfrutarlo y saber que no tienes problema de mostrarlo si llegado el caso te toca hacerlo 🙂 Un abrazo guapa 🙂

HOLAAA DIANA!
Estoy encantada con este post..
Incluso a mi aun me da vergueza y ni te digo ver otras chicas – QUE NUNCA HE VISTO MAS QUE A DOS DESNUDAS – eso seria incomodo para mi, supongo.. Aun no he estado en esa situacion.. Aunque estoy trabajando en ello creo que todavia me falta, como dices, eso es un proceso que va lento, pero lo primero es empezar a trabajarlo jaja..
Compartiré este post 🙂
Saludos

Guapa si lees la primera vez que vi a mujeres desnudas en el Gym te mueres de la risa. Mi entrenadora estaba frente a mi en pelotas hablándome como si nada, fue tan incómoda la situación que no sabía que hacer. Debería haber un protocolo para estos temas 🙂
Gracias guapa, por tus comentarios y estar aquí 🙂

Diana llevas toda la razón del mundo. No debemos avergonzarnos de nuestro cuerpo, hay que aprender a respetar a los demás, yo acepto con total libertad a la persona que quiere mostrar. ¿Por qué no lo hago yo? Por pudor, porque opino que me gusta más el misterio y desnudarme ante quién a mi me apetezca . Pero si te soy sincera, y como tú bien explicas, es un acto de libertad, aunque algunos no lo entiendan así. Me ha encantado tu reflexión y te repito, totalmente de acuerdo contigo.

¡Hola!
Completamente de acuerdo con la parte reivindicativa. Vivimos en una sociedad que hasta algunas mujeres nos «tiramos piedras» las unas a las otras a la hora de vestir, ¿o no han escuchado alguna vez el tipico comentario de «mira esa **** mostrando todo»?. Pero como bien dices, así nos han educado esta sociedad.
Por otra parte, tal vez te resulte gracioso pero en el gimnasio JAMAS pude desnudarme, dependiendo el horario o optaba por ir toda sudada a casa y ducharme en la comodidad de mi intimidad o, en caso de no poder hacerlo, ponerme un bañador… ¡un bañador! y lo peor es que no era la única. Y todo por esos malditos complejos y miedos de que te vean en «bolas», pensando que vas a ser el centro de atención y conversación de los otros presentes por la eternidad.
Un saludo.

Ahhh Tina cuanta verdad dices en tus palabras, nosotras nos damos muy duro, somos nuestras más duras críticas y eso es algo que debemos seguir trabajando. Y lo del vestidor es muy gracioso, la verdad es que cuesta y mira tú, no estoy sola 🙂 Un abrazo guapa 🙂

Yo soy de las que me incomoda ir desnuda en el gym , de toda la vida, no se porque , pero así es, así que si puedo, lo evito, y eso que acepto bastante mi cuerpo, es algo a lo que nunca lo he dado importancia, pero ahora que lo dices, voy a reflexionar porque esta verguenza
Un beso

Aunque no práctico eso de andar desnuda en casa ni siquiera en verano, tal vez por un tema de pudor o simplemente no estar acostumbrada a hacerlo, no critico ni juzgo a quien lo hace, mi desnudes me la reservo para mi y para mi pareja, básicamente por un tema de comodidad.

Cuanta razón tienes! Felizmente yo he superado ese temor y no me molesta estar desnuda ante mi esposo, pero en público como en las duchas de los cambiadores de la piscina aún siento un poco de vergüenza!

Hola guapa a mi como a ti también me cuesta el hecho de desnudarme incluso en la playa creo que tiene mucho que ver la educacion o vivencias de cada persona. Estoy de acuerdo contigo en reflexionar sobre mis verguenzas y descubrir el porque de cada una, un beso.

Hola!! pues si, me da bastante vergüenza, no se si es por educación o porqué pero es así. El cuerpo desnudo debería ser algo natural y bonito porque sí pero hoy en dia parece que todo – sobretodo «todas» – tenemos algo mal, que necesita desesperadamente ser arreglado, tapado o escondido. Besos!!

Creo que es mas por la educación que nuestras familias nos inculcan desde la niñez, en mi caso no me avergüenza que me vean desnuda no con eso digo que sea una exhibicionista Jajajaj pero no tengo problemas en desnudarme en un vestidor con más personas y con mi pareja camino libremente en casa con todo por fuera jaja. Excelente post besos ❤️

Al principio me daba mucha pena desnudarme ante mi esposo, porque mi cuerpo es mi templo, mentiras no se porque porque el de pronto ha visto mas cuerpos desnudos y eso hace que me reparara mucho, pero después de mucho tiempo, ya lo hago sin ningún problema, el me da confianza para esto.

Yo creo que esto también se pueda deber a que no te sentías segura, sentir seguridad es importante para disfrutar de nuestra sexualidad y estar desnuda completamente da algo de vulnerabilidad, así que genial que ahora te sientas bien y a gusto estando desnuda con tu pareja 🙂

Bueno no se en que momento perdi la verguenza del desnudo pero desde que mi autoestima esta alta no me da pena para nada desnudarme, ademas que en mi casa ando así y que importa lo que digan los vecinos ademas como dicen por ahi, que ganas con ver y no comer, así que este plato de exportanción tiene dueña propia.

jajaja pues genial. La verdad es que estar cómodo en tu propia piel es importante para disfrutar de tu cuerpo y como dices la seguridad que da te permite tener la autoestima alta y eso siempre viene bien 🙂

Me encanta leer este blog. Todos tus post esconden muchísimo aprendizaje y contenido de valor. Lo mejor, desde tu punto de vista.
Yo soy muy tímida con estos aspectos, a excepción con mi marido que, poco a poco he ido teniendo mayor confianza. Jajajaja el otro día mismamente, hablábamos con mis suegros sobre las playas nudistas y algunos pueblos que hay no sé si sabes. Y es que, comentábamos que no nos atreveríamos ni nada… Jajajaja nos reíamos y sonrojabamos nada más que de pensarlo. Aunque claro que, también comentamos que, si no habría otro remedio por la circunstancia que sea..qué? Jajajaja aiisss yo me muero vaya…jajaja

Guapa, pero para ser tímida has dado un paso más allá de todo: «hablar los los sueños sobre desnudos» vaya tela (como dicen por aquí) jajaja me encanta. Te entiendo cuando dices eso de que la confianza con la pareja va siendo cada vez mayor, es que al principio, como todo cuesta, pero con el tiempo va siendo mejor y es ahí cuando la cosa se pone buena 😀 Un abrazo preciosa y gracias por tus comentarios 🙂

Diana te confirmo que yo no me encuentro estando desnuda en público. Sólo he hecho topless si he estado sola o con mis hermanas. Me encanta estar desnuda en casa y así es como duermo, también, pero fuera de mi espacio personal de familia y parejas… Olvídate jajaja Y tengo que reconocer que siento una cierta envidia por esa facilidad que tienen algunas personas. Me encanta ver con qué naturalidad lo tratan y sí, les envidio en cierto modo. Habrá que seguir trabajando en ello… 😉 Mucho que avanzar aún.
Un abrazo

Hola, Diana: qué gran tema. Pues resulta que sí crecí viendo a mis padres desnudos. No andábamos por casa desnudos pero para ir de la habitación al baño a darse una ducha era normal. Sí debo admitir que cuando fuimos a un lago nudista me sentí algo aprensiva pero porque ya había entrado en la pubertad. En España he ido con mi marido a alguna playa desnuda pero no me he sentido del todo cómoda, ni tampoco haciendo topless. Pero creo que es porque tristemente aquí te encuentras algún que otro mirón. En otros países europeos la gente está a lo suyo y no se observan unos a otros. Incluso existen campings nudistas.
El comentario de Florencia me ha hecho preguntarme en qué momento de la historia empezaríamos a sentir pudor y vergüenza porque nos vean desnudos. Porque como todos los animales nuestros antecesores también iban por allí «en pelotas».

Dorit, no sé en qué momento cambio tanto nuestra historia para llegar a esto, pero lo cierto es que es muy normal en ciertas culturas que cueste mucho el tema de andar desnudo, pero creo que es algo en la educación. Hace falta ver la desnudez y el cuerpo con más naturalidad, al menos eso sería lo ideal. Tenemos mucho trabajo por hacer realmente en este aspecto 🙂

No puedes imaginarte como estoy yo ahora con este post, estoy roja literalmente hablando y muerta de las risas. Tenemos mucho en común, a mí también me paso eso del vestuario en un gimnasio, la verdad que me quede sin palabras. Solo pensaba como voy a dejar que me vean desnudar. Pero es como dices, no sé si es cuestión de cultura pero en mi país esto es extraño. Es algo muy personal dejarte ver al desnudo.
Me bañera en bikini a los 24 años, moría de la vergüenza pensando que alguien estaría interesado en mirar mis defectos que sólo está en mi mente.
Saludos.

Guapa, el tema cultural cuesta entenderlo sobre todo cuando vamos a un país que es un poco más liberal en ese sentido y están mucho más «adelantados» que nosotros. Pero bueno como bien dices son nuestras propias inseguridades y miedos los que hacen que vemos imperfecciones y defectos que realmente no existen… Es mucho el trabajo que tenemos que hacer aquí para espantar esos monstruos 😀

Diana me considero una persona abierta mentalmente, pero leyendo este post me doy cuenta que mi apertura mental tiene su límite, delante de mi pareja puedo estar cómodamente desnuda, pero claro son muchos años de relación, pero eso de desnudarme en una playa o en el baño de un gimnasio, eso ya rebasa mi concepción de desnudez, eso de querer enseñar algunas partes de mi cuerpo en la calle, definitivamente no está en mis planes, y no se trata que sea pudorosa ni nada de eso, debe ser cuestión de cultura como lo remarcas en este post, o tal vez alguna cuestión que tiene que ver con la normalidad que es la ropa en nuestra sociedad. No recuerdo qué artista estuvo viajando por Latinoamérica y fotografió a cientos de personas desnudas en algunas plazas principales, cuando vi las fotos que se hicieron en Caracas, mi ciudad natal, las fotos eran grandiosas y todos los cuerpos eran hermosos con sus imperfecciones, decenas de personas confluyeron para hacer esto, pero yo hubiera sido incapaz de hacerlo, justo por esa decorosa forma de pensar lo más probable es que no pueda desnudarme delante de los demás.
Un abrazo.

Eliana hemos sido criadas en una cultura que ve la desnudez no como algo «normal» sino como algo muy íntimo y que debemos reservar para nosotros, no digo que sea malo, tampoco bueno, simplemente es lo que conocemos. Yo tampoco sé cómo me vaya desnudándome ante otras personas si te digo la verdad, pero una cosa es cierta, tenemos que seguir trabajando en la aceptación y el amor propio 🙂

Muy buen post, sobre la pregunta de cómo llevo yo este tema, pues te diré que también lo he tenido que trabajar mucho y voy a hablar sin tapujos, primero fueron mis pechos ¡uy que horror de pechos que pequeños! Hasta que los miré desde otro punto de vista, pues que cómodos son y que redonditos, y a día de hoy puedo lucirlos en la playa sin ningún problema. Aunque todavía no he podido estar totalmente desnuda en la playa, sí puedo estar cómoda con amigos que lo hacen. Voy a dar más vueltas a este post que la verdad me ha hecho recordar ciertos puntos a trabajar.

Aida muchas gracias por tu comentario me alegra mucho el ejercicio que estás haciendo de recordar y sobre todo redescubrir, porque nunca está mal hacer una autoevaluación, nos podemos sorprender de lo que encontremos y de lo mucho que hemos avanzado y también lo que nos queda por avanzar 😀 Un abrazo guapa y gracias por tu comentario 🙂

Hola, wapa! Un post súper interesante.
Tenemos bastante miedo a mostrarnos tal cual somos, y no podía dejarse aparte el tema de mostrarse desnudos como bien planteas. No hay nada que produzca mayor unión, que el compartir emociones y además compartir la piel ¡por supuesto!
Y respecto al respeto, nada más que añadir. Respeto y libertad van unidos.
Un abrazo!

Hola Diana!
Ya he contado alguna ocasión la baja autoestima y los complejos que tuve en la adolescencia. En una ocasión leí a un psicólogo que decía que un ejercicio para superar los complejos era mostrarte desnudo. Aconsejaba empezar por zonas sencillas, como los vestuarios de un gimnasio. no fue hasta algunos años después cuando conseguí desnudarme en el vestuario de mujeres, también fue la edad, pero te aseguro que ese «ejerciccio» me ayudó a aceptarme.
Nos vemos muy vulnerables y nos da miedo mostrarnos porque estamos siempre debajo de ropa de la marca X, determinado estilo de ropa…. En fin, que mostramos lo que queremos que vean, y ocultamos lo que no queremos que nos vean.

Y en ese «ocultarnos» pasamos más tiempo que el de que deberíamos. Interesante ejercicio de choque, me parece estupendo, porque es una excelente manera de enfrentarnos a nuestros miedos y las cosas que no nos gusta en nosotras 😀

Diana que reflexión más interesante. Yo me considero una persona abierta de mente, pero no me veo andando desnuda por la calle…creo que debe ser algo cultural. Nos enseñan que somos imperfectas y que tenemos que taparnos y maquillarnos, y si no hacemos algo para remediarlo, así nos vemos. Y realmente es muy triste que sea así. Por eso debemos practicar la autoaceptación de nosotros y de nuestro cuerpo y querernos tal y como somos.
Un abrazo

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Hablando de Sexo. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.