Categorías
Blog de Hablando de Sexo Curiosidades

¿Las primeras veces nos marcan?

Primeras veces es un taller en vivo que realizamos el 13 de octubre en las charlas de Hablando de Sexo sin Censura.

Te invito a que realices conmigo un viaje para reflexionar y ver cómo han sido estas primeras veces, qué tanto nos han marcado y cómo nos pueden ayudar en el presente.

¿Nos marcan las primeras veces?

Con esta pregunta iniciamos esta charla.

Me gustaría que pensaras si alguna de tus primeras veces te ha marcado y de qué manera lo ha hecho.

¿Para qué vamos a pensar eso? y mejor aún ¿Cómo puede ayudarnos?

Eso dependerá de lo que recuerdes y de lo que quieras trabajar hoy.

Por eso, y porque puede que no se te ocurra ninguna primera vez para pensar y hacer el ejercicio, yo te propongo estas ideas:

  • Cuando tuviste el primer beso de verdad
  • El primer amor
  • Aquel primer manoseo. Como dicen en algunos lugares de América: esa primera, segunda o tercera base a la que llegaste por primera vez.
  • La primera pelea con un amigo o un amor que significó algo
  • Esa primera traición por parte de un amor. Cuando hizo algo que realmente te dolió y pudo acabar con la relación, o te marcó de alguna manera.
  • La primera vez que te vino la menstruación o que le vino a tu hermana o te diste cuenta que tu madre sangraba cada mes.
  • Cuando tuviste relaciones sexuales por primera vez ¿Acaso ese momento no te marcó?
  • Qué tal pensar en la primera vez que te emborrachaste o consumiste drogas.
  • Y cuando cobraste tu primer sueldo. ¿Lo recuerdas?

Estas son algunas ideas, sin embargo, puedes pensar en muchas otras primeras veces.

La idea es que cuando tengas ese momento, hagas lo siguiente:

  • Recuerda en detalle cómo fue esa experiencia.

Por ejemplo piensa en qué ropa llevabas ese día, qué estabas haciendo antes de que pasara. Cómo ocurrieron las cosas.

Escríbelo en tu agenda con todo el detalle que puedas.

  • Ahora responde a esta pregunta: ¿Qué pensabas antes de que ocurriera?

Recuerdas las creencias que tenías sobre ese tema antes de que ocurriera, o lo que pensabas con respecto a eso.

Si era bueno, malo, te causaba indiferencia. Algo tenías que pensar sobre ese tema.

  • ¿Cómo te sentiste después de que pasara?

Describe cómo te sentías, qué emociones había en ti, o hay hoy cuando piensas en ese momento.

  • ¿Qué piensas hoy sobre este tema?

Seguramente te ha pasado muchas veces más, después de esa primera vez. A no ser que sea un accidente de tráfico, tener un hijo o algo así, es posible que hayas pasado por esa experiencia que has elegido un par de veces más.

Qué piensas hoy de ello y cómo lo estás viviendo. Sería la siguiente pregunta para qué analizaras.

Mi ejemplo de la primera vez

Desde luego, para hacer este ejercicio yo puse como ejemplo la primera vez que besé a un chico.

En ese entonces tenía 14 años. Estaba en noveno de bachillerato y recuerdo la casa donde vivía, los amigos con los que estaba haciendo un trabajo y cómo resulté besándome con el chico que me gustaba desde sexto de bachillerato.

Recuerdo incluso la canción que sonaba de fondo y lo que sentía mientras mi amigo me besaba.

Antes del beso tenía mucho miedo de lo que iba a pasar, pensaba si me iba a gustar o no y sobre todo si iba a ser buena yo dando besos.

Tenía un terror a ser mala, porque lo veía como algo muy importante. Ya todas mis amigas habían pasado por ello, y yo seguía esperando el momento perfecto y hacerlo con el chico perfecto también.

Y la verdad es que lo fue.

Para mí fue una experiencia tan positiva, tan bonita y tan mágica, que hoy disfruto mucho de los beses. ¡Me encantan!

Y creo que son una parte importante de una relación de pareja. Los besos crean magia, conexión, intimidad.

Y bueno, con este chico, que tanto me gustaba, no pasó nada más después de eso.

Seguimos siendo amigos, compañeros del colegio. Nos graduamos juntos y la traga (el anemoramiento) me duró hasta décimo de bachillerato más o menos.

¿Crees que he contestado a todas las preguntas que he hecho con este ejercicio?

Espero que sí, pero te lo dejo para que tú me lo digas.

¿Qué vamos a hacer con estas experiencias?

  • Aceptar

Acepta que lo que pasó es lo que tenía que pasar y no trates de cambiarlo, endulzarlo o contarlo de otra manera.

Está bien que en tu memoria seguro las cosas son diferentes a como pasaron en su momento.

Quizás un poco más bonitas, quizás un poco más duras y feas.

Trata de verlo como cuando estás mirando una película. Quizás quieres que los personajes hagan otra cosa, pero no se puede. Así que acéptalo.

  • Perdonar y agradecer

Perdona el momento y agradece que haya sucedido de la manera en que ocurrió.

Porque esa era la manera que tú necesitabas que sucediera para aprender algo.

Quizás aún no sabes qué tenías que aprender. Quizás aún sigues dándole vueltas y queriendo cambiarlo, pero llegará un momento donde harás la conexión y podrás entender el porqué y el para qué de lo sucedido.

  • Gestionar

Aprender a gestionar las emociones positivas o negativas que la experiencia esté generando en ti.

Seguramente no todo sea bueno. Quizás pienses en muchas cosas y te cueste asimilarlo.

Es necesario aprender a manejarlo para que puedas seguir adelante y sacar precisamente el último punto.

  • Aprender de las experiencias

A este mundo vivimos a aprender, a equivocarnos.

Algunas personas llaman a esta encarnación como el laboratorio. Donde venimos a vivir de todo para luego avanzar y seguir adelante siendo otros seres más sabios y evolucionados.

Puede que sea una tontería, pero quizás sea cierto.

A mí me gusta pensar que aquí vine a aprender, y veo las experiencias y los sucesos de mi vida como una oportunidad para eso precisamente.

De esta manera las cosas son menos difíciles de asimilar, porque al fin y al cabo, estoy y sigo aprendiendo.


Y bueno, de esto fue el taller de Primeras veces. Espero te guste, la disfrutes a continuación y me cuentes qué te pareció y si pudiste hacer los ejercicio.

Además, si eres Patreon de Hablando de Sexo, tendrás los audios de estas charlas para que puedas descargarlas y escucharlas sin conexión a Internet. ¡Se Patreon de HDS aquí!

Cuéntame en los comentarios si te ha gustado esta charla, si vas a hacer los ejercicios y qué tal te parecieron.

Nos vemos el siguiente martes en una nueva charla de Hablando de Sexo sin Censura.

Puedes estar en vivo o tener la grabación para disfrutar cuando quieras. Apúntate aquí.

Por Diana Garcés

Me encanta escribir sobre mis experiencias y las dudas que tengo con respecto a mi sexualidad y las relaciones. Por ello he creado este espacio para hablar y compartir contigo lo que vivo y aprendo.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Hablando de Sexo. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.