En qué crees
|

Y tú, ¿en qué crees?

Cuando te pregunto en qué crees, no te estoy preguntado cuál es tu religión o si crees o no en Dios, los Ángeles, la Virgen, Buda, Jehová, Allah, Shiva, otros Dioses y esas cosas.

Que bueno, sí puede estar allí incluido todo esto, pero que no viene al caso. La pregunta va más allá de eso.

  • Crees en vidas paralelas,
  • en otros mundos,
  • extraterrestres,
  • el poder de la energía,
  • que podemos atraer lo que pensamos,
  • la suerte es solamente la unión de la oportunidad con la destreza,
  • tienes la relación que tienes porque es lo que necesitas en este momento,
  • el amor no llega a tu vida porque no estás preparada,
  • que estás en una mala relación porque es tu elección…

A ese tipo de cosas es a las que me refiero cuando te pregunto en qué crees.

Porque lo cierto es que este mundo es muy complejo y para entenderlo, deberás estar un «poquito conectada» con algo que vaya más allá de tu ego y de tus creencias limitantes.

Sí, esas que te han enseñado en casa, que aprendiste en la escuela y que se han reafirmado gracias a las relaciones que has construido a lo largo de los años.

Esas creencias limitantes que tanto cuesta acallar porque están ahí, tan arraigadas en nosotras que da miedo quitarlas porque es como los árboles viejos.

Ssi remueves sus raíces no sabes qué vas a encontrar debajo, y tal vez termine por hacer caer tu casa.

Te confieso que hoy en día creo en muchas cosas.

Pero he llegado a la conclusión que no es algo de los últimos años fuera de mi país, es algo que se ha venido construyendo en mi.

En general es algo que ya sabía desde muy joven pero que ahora se reafirma con la creencia de que no estoy sola y que al igual que yo, muchas personas piensan de la misma manera.

¿Qué crees con respecto a las relaciones?

Para no hacer de esta reflexión algo demasiado extenso, me voy a centrar en las relaciones de pareja, que es el tema que nos interesa en este blog.

Te diré, que definitivamente estoy convencida de que tienes la relación que tienes (sea que estés en pareja o no) porque es tu decisión.

Porque no estás preparada para tener algo diferente (mejor o peor).

Y es que a la final, nuestra vida es el resultado de las decisiones que hemos tomado en el pasado

Gracias a esas decisiones hoy podemos decir que estamos viviendo la relación más especial del mundo o estamos solas, tristes (algunas), sin pareja.

Por ejemplo mi caso.

Cuando joven nunca imaginé que iba a terminar viviendo con mi pareja antes de los 30.

No era algo que yo quería o visualizaba.

Recuerdo que para mí la relación más larga era de 3 meses y al tercer mes y un día ya quería terminar y buscar otro novio.

Es cierto, era así.

Aprendí mucho de esa experiencia, de esas personas que se cruzaron en mi camino y eso me ayudó a elegir mejor.

No digo que mi pareja actual la elegí a conciencia, de hecho no fue así.

Él llegó sin yo esperarlo y empezamos a tener una relación.

Primero por su insistencia, segundo por “pasar el rato” de mi parte.

Y tercero (y creo lo más importante) por quitarme de encima a mi madre que estaba empeñada en que le diera una oportunidad (al fin) a un “chico serio”.

Yo decidí, contra todo pronóstico, tener una relación con él e intentarlo por un par de meses.

Esto no iba a cambiar en nada mi vida y me iba a traer grandes aprendizajes.

Era lo que yo pensaba.

Después de unos meses de relación me enamoré y duré enamorada de esa persona más de 17 años.

Mi decisión valió la pena y en el transcurso de la relación muchas otras decisiones han hecho que duráramos tanto tiempo juntos y que el amor en vez de desvanecerse, creciera.

Sin embargo, también sé que gracias a las decisiones de mi pasado perdí la oportunidad de tener otro tipo de relaciones que también hubiesen estado bien y a veces me pregunto.

¿Qué hubiese pasado si…?

La adolescencia trae mucho de eso y lo que más me gusta son las lecciones aprendidas, que eso al fin y al cabo es lo que perdura en nosotras.

También creo que vivimos o revivimos en cada relación algo (bueno o malo) porque de alguna manera estamos aprendiendo, y si lo seguimos repitiendo es porque aún no nos ha llegado el mensaje.

Cuando entendamos qué está pasando subiremos el escalón y tendremos relaciones con un tipo de experiencias muy diferentes.

¿Por qué crees que siempre resultas con novios que te engañan, golpean o que son posesivos, apegados o donde tu sientes que estás cuidando un niño todo el tiempo?

Mi conclusión es que de alguna manera tu energía atrae eso, eres un imán para esas personas.

Igual que si te rodeas de gente amorosa, con una energía transparente, llena de magia y encanto donde siempre hay alegría, risas y buenas reflexiones.

¡Tú estás atrayendo a esas personas!

¿Por qué crees que nunca te pasan cosas desagradables o por el contrario siempre te pasan cosas malas?

Por lo mismo, tu energía es súper poderosa y de ti dependerá el tipo de personas con las que te rodeas y las situaciones que vives en tu vida.

Suena raro y hasta imposible de creer algo así. Lo sé.

No parece plausible que tú puedas atraer cosas malas cuando no es lo que quieres, cuando eres un amor de persona y cuando lo único que deseas es una relación basada en el respeto y el amor.

Es imposible que siempre te toque la pajita más corta y termines viendo un chispero en las relaciones que tienes.

No puede ser tu culpa ¿cierto?

Debe ser cosa del karma, del destino, de Dios que te pone a prueba constantemente.

¿Pero tu culpa, o más bien tu responsabilidad? No, imposible.

Es más fácil dejar todo en manos de “algo más” que asumir que tú eres la responsable de lo bueno o malo que te pase.

Estoy convencida que mientras tu no sanes tu vida, elimines las creencias limitantes, dejes los miedos y mientras tu energía no cambie.

Terminarás siempre atrayendo personas y situaciones negativas y “malas” a tu vida.

Hace unas semanas me escribió una chica diciéndome que no entendía porqué siempre terminaba en las mismas relaciones.

Ella se casó muy joven y su pareja empezó a golpearla después de dos años de matrimonio.

La pasó muy mal con esta persona y casi no puede salir de la relación.

Pasaron años antes de que al fin se liberara del yugo de su marido.

Cuando estaba al fin sola, conoció otro chico, ella pensó que ya estaba lo suficientemente preparada y después de un tiempo esta persona también la golpeaba.

De aquí pudo salir más rápido, pero le costó mucho más volver a confiar en un hombre.

Durante todo este tiempo tuvo un amigo que siempre estuvo ahí, lo conocía desde la infancia y siempre fueron grandes amigos.

Tras estas dos experiencias y un tiempo largo de espera, empezó una relación con su amigo y ¿a que no adivina qué paso?

Efectivamente, este también la empezó a maltratar.

Ella me preguntaba, angustiada, que cuál era su problema, que este último chico lo conocía de toda la vida y nunca había sido violento.

demás sabía su situación y lo mal que la había pasado.

Ella sabía que realmente la quería, pero que no entendía por qué ahora también la maltrataba como los otros.

Al final del mensaje ella me decía, “sé que el problema soy yo, no ellos, ¿qué debo de hacer?»

Cuando leí su historia, no pude dejar de pensar que eso le pasa a ella y a muchísimas mujeres, pero una ventaja que tiene la chica que me escribió y que no tienen las demás.

Es que ella ha sabido reconocer que el problema es ella, no ellos, y solamente por eso está un paso más cerca de encontrar una salida a su situación, que otras.

Porque el reconocer que tienes que trabajar algo en ti.

Re dará las herramientas suficientes para dar el paso que necesitas en el camino a la búsqueda de tu cambio, de un nuevo espacio, de tu reconocimiento y aceptación de que tú eres la única arquitecta y protagonista de la vida que estás construyendo.

Hoy no te daré consejos, ni ideas o sugerencias para cambiar tu vida o tener una mejor relación de pareja.

Simplemente quiero que reflexiones y me digas en qué crees y si piensas, por un momento, que de verdad tienes el poder de cambiar y tener la clase de vida que siempre has soñado.

Te leo en los comentarios 🙂

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

34 comentarios

  1. Creo que todas tenemos la capacidad de tener la pareja que queramos, el maltrato no debe entrar en las opciones de tener una buena vida.
    Y por lo regular cuando se empieza con el pie izquierdo, es dificl que el pie derecho entre en juego.

  2. Parece que has salido de mi mente y has expresado mis pensamientos.
    Considero que cada persona elegimos nuestro camino, si una relación me ha dado más disgustos que alegrías lo he dejado después de luchar porque funcionase porque me quiero más a mi que a ellos y no voy a permitir que me traten mal porque no me lo merezco.
    Actualmente después de 5 años de fantástica soltería he conocido a un chico maravilloso que rompió cada una de mis normas de mujer soltera y me hizo creer de nuevo en el amor compartido más allá del propio.
    No sé si será eterno, lo que si sé es que día a día es maravilloso hace que me sienta feliz y con ese brillo intenso en los ojos. <3

    1. Guapa qué bien, nada como darse la posibilidad a estar con uno misma para recuperarse. Yo tampoco creo que las cosas duren para siempre, a no ser que tú así lo decidas y construyas cada día el camino para que así sea 🙂

  3. Hola guapa
    Me ha encantado sumergirme en tu post, me has hecho reflexionar mucho.
    Yo también creo que de algún modo nuestra energía interna se refleja al exterior y tiene una gran influencia sobre lo que atraemos. Pero lo había olvidado, me gusta volver a recordarlo y así ser más consciente de que a veces cambiar las cosas que nos pasan está «más a mano» de lo que nos parece.
    un besazo

    1. Gacias guapa, me alegra que lo hayas visto así. La verdad es que tenemos un poder inmenso, el problema es que 1) no lo sabemos 2) lo olvidamos o 3) lo ignoramos 🙁 Cualquiera de ellas es muy triste, hay que estar más en conexión con nosotras mismas y para ello podemos apoyarnos en otras mujeres 🙂 Un abrazo guapa 🙂

  4. Te felicito! me parece bastante cierto lo que dices en tu entrada. Tambien me gusta el título, es verdad que dependiendo de lo que crees de ti, se dan muchas cosas. Nosotros armamos nuestro futuro de acuerdo a lo que creemos que somos capaces.

  5. Hola Diana, yo también tengo amigas así (sí, varias) y lo peor es que parecen en un principio tan lindas, tan seguras tan todo… que me es imposible coincidir en parte contigo, si somos buenas y atraemos a personas malas eso no me checa, pero por otro lado si somos buenas y nos rodeamos de amistades igual de geniales es común, por que eso es lo que atraemos, pero considero que hay excepciones como mis amigas o la tuya en las que se «confirma la regla» por decirlo de algún modo. Buen post, un beso.

  6. Hola Diana!
    La felicidad es el resultado de creer, creer en todo eso que tu quieres, deseas y logras, por muchos años creemos lo que otros nos inculcan, que para ellos o quizás ni ellos saben que es una creencia errónea para seguir arrastrando, como el creer que un amigo debe decirte hasta lo que no por que es tu amigo y le das ese derecho ( amiga o amigo), o creer que todo lo que tu dices es la única opcion, y a veces esas creencias nos llevan a abismos que no sabemos ni como salir, pero lo mas importante es creer en ti, en la capacidad de todo aquellos que dices, opinas y expresas, para muchos se les hará obsceno, para otros sera un acto de valentía, pero para ti que es, y que significa. y es ahí donde tu defenderás tu creencia.
    No siempre lo que es bueno para ti es bueno para el resto de la humanidad. CREE EN TI, Y SE CREATIVO y la felicidad vendrá sólita y vivirás los mejores momentos. Aunque la vida te ponga piedras, bardas, huracanes, temblores, tempestades eso es parte de la vida, lo importante es no quedarse parado a ver que pasa. No es consejo es mi manera de ver mis propias creencias.

  7. Yo estoy convencida de que somos el resultado de nuestras decisiones que no siempre son conscientes del todo, tienen una parte de instinto dificilmente controlable por eso acabamos con personas con las que de una manera consciente tal vez no estariamos nunca… y que contra todo pronostico somos felices..

    1. Yo creo que es más bien un buen pronóstico porque si hacemos algo o no hacemos nada de alguna manera terminaremos en algún punto, que puede ser la felicidad o no, dependiendo de qué esperamos de ella. UHmmm qué cosa más rara he dicho jajajaja Un abrazo guapa y gracias por tu comentario 🙂

  8. Hola guapa!me ha parecido un post muy acertado e interesante, ultimamente pienso mucho en estas cosas. La verdad es que creo que debemos cuidarnos y recuperarnos siempre, es lo mas importante, al final somos la persona con la que estaremos toda la vida. Besos!

  9. Muy buen post, te hace reflexionar y hacerte algunas preguntas. Creo firmemente que sintú no te mueves a provocar que las cosas ocurran, estas no van a suceder. Hay que moverse, vivir, explorar. Si te quedas en casa nunca vas a avanzar y conseguir tus metas, y quien dice metas dice conocer a una posible pareja o amigos, conseguir el trabajo deseado, la casa soñada… todas estas cosas requieren un esfuerzo y si no estás dispuesto a hacerlo entonces no las tendrás, seguro.

  10. la verdad es que nunca lo había pensado desde este punto de vista, has hecho que me pare a pensar y es cierto, todas las personas que se han cruzado en mi vida también son similares, creo que necesito analizar muchas cosas. un besazo y enhorabuena

  11. ¡Hola!
    Sin duda hoy nos traes uno de esos post que todo aquel que se pase por aquí va a necesitar unos minutos para reflexionar, o al menos es lo que me ha pasado a mí.
    Creo, que soy una persona que cree en ella misma al 100%. Obvio que siempre habrá factores externos que podrán influir en mi vida, pero sé quién soy y sé quién quiero ser siempre.
    La vida es un viaje lleno dudas, cuestiones, que te hacen tomar ciertas decisiones (acertadas o no) pero que considero que es importante tomarlas por y para uno mismo.
    Yo no creo en la suerte, creo quizás en las «casualidades» y a la par de las «causalidades», vamos en la relación causa efecto.
    Pero es lo que comenta Ruth, para que sucedan esas causalidades, tenemos que movernos. Tenemos que errar y acertar y como no, actuar en todas las situaciones, y como bien dices, trabajar en nosotros mismos.
    Un besote

    1. Me encanta tu comentario guapa, gracias por esa reflexión y por hacernos pensar también. Me gusta mucho que no solamente el post te haga pensar un poco sino también los comentarios nos hagan preguntarnos cosas. Gracias 🙂

  12. Creo en muchas cosas y con el tiempo van cambiando, evolucionando… pero sobre todo creo en mí y en que mi felicidad depende de mí y solo de mí, y también creo que no debo invertir tiempo en fantasear en «¿qué hubiera pasado si…?», la vista siempre en el futuro

  13. Creo que tienes razon. Que elejimos lo que tenemos (incluso las cosas malas), pero es tan complicado poder ver más alla del presente y ver la vida como un tod, que muchas veces no podemos preveer las consecuencias de nuestras acciones.
    El problema de las creencias es que no por tenerlas vamos a lograr mejor vida… ni siquiera atraer hacia nosotroslo mejor, y es que usualmente solo barajamos la vision negativa (todo lo hago mal, todo lo malo me pasa a mi, para que esforzarme si me saldra mal…) y la positiva (ya veras como todo va a cambiar, tengo lo que necesito, vivo feliz…)… y no vemos que existe una tercera opcion…
    Creo que en esa falta de vision (de esa tercera vision) muchas veces radica el problema… en encontrar ese punto medio…

  14. Una vez más no puedo estar más de acuerdo contigo ya que todo lo que tenemos, sea mejor o peor, es fruto de nuestras decisiones aunque a veces llega sin esperarlo y la vida te sorprende pero está en ti tomarlo o dejarlo ir.. muy buen post, creo en muchas cosas y al mismo tiempo cada día creo menos en otras.. muaks

  15. Wow!!! Muy buen post!
    Te diré que yo no creo en Dios, ni en que haya algo más allá, ni en nada de eso.
    Pero sí creo que nuestra actitud marca nuestra vida. Que nuestras elecciones determinan nuestro futuro.
    Y eso aplicable a todo: desde el amor hasta el trabajo o la relación con la familia.
    Lo he descubierto hace poco. He cambiado mi actitud y mi lenguaje a un lenguaje positivista y optimista y soy mucho más feliz, mi relación de pareja ha mejorado muchísimo y con mis hijos también.
    Un besazo!

  16. Hola guapa!que buen post, últimamante pienso mucho en estas cosas, sobretodo en eso de las energías, la ley de atracción y las conexiones, y aunque es algo en lo que creo, carezco de herramientas para aplicarlo y utilizarlo, gracias por el post, besos!