Categorías
Blog de Hablando de Sexo Curiosidades

Algo de la historia del SIDA

Tras el apogeo de la liberación sexual que se vivió después de los años 60 y sobre todo a finales de los 70, el sexo era el pan de cada día en varios países. Los gays empezaron a tomarse las calles y a frecuentar sitios especiales para ellos. Donde además de escuchar música y conocer gente podían tener sexo sin restricciones.
Este tipo de bares eran muy comunes también entre los heterosexuales, no solamente para solteros, sino también para parejas que querían explorar y disfrutar del intercambio de parejas. La era del Swinger y el sexo entre más de dos personas fue bastante común en esa época.
Eran tiempos de exploración, de libertad y de sexo sin reservas.
A pesar de la proliferación de Infecciones de Transmisión Sexual, la mayoría no lo veía mal pues era algo que se podía curar con antibiótico. Estaban en pleno apogeo de liberación, expresión y lucha por la libertad sexual, por lo que no existían realmente problemas y se frecuentaban estos lugares de manera asidua.

Las cosas empiezan a cambiar

Se dice que la primera vez que «oficialmente» se escuchó hablar del SIDA fue en el año 1981 cuando la CDC (Centers for Disease Control and Prevention (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades)) de Estados Unidos realizó una conferencia donde hablaron de cinco casos específicos de neumonía en Los Angeles.
Un mes después se diagnosticaron varios casos de cáncer de piel.
Sin embargo, lo que más llamó la atención fue la aparición conjunta de dichas enfermedades en varios pacientes hombres, homosexuales.
Al principio era mucha la desinformación, los temores y sobre todo la mala difusión.
El Presidente de los Estados Unidos, Ronald Reagan, no se pronunciaba sobre el tema. Lo que generaba mucha más especulación en el país.
El SIDA fue conocido al principio como: «gay cáncer» o «enfermedad de los gays», debido a que la mayoría de afectados eran hombres homosexuales sexualmente activos.
También fue conocida como la «peste rosa» por las manchas rosas que aparecían en la piel de los enfermos.
En 1982 fue conocida como: Acquired Immune Deficiency Syndrome (AIDS).
Debido al temor popular, las personas que tenían SIDA eran aisladas, los niños no podían estudiar con otros niños, por el temor de los padres a que contagiaran a sus hijos.
Sin embargo, los más afectados, desde luego fueron los gays, quienes fueron culpados por la aparición de dicha enfermedad, y muchos grupos religiosos afirmaban que era un castigo de Dios por su vida depravada.
Poco se hablaba o se culpaba a la vida promiscua o irresponsable de los heterosexuales. En estos tiempos toda la culpa era de los gays por ser unos dañados y desviados.

En la actualidad

Hoy en día, las cosas han cambiado. No mucho, pero al menos ya se sabe que no es una enfermedad terminal si se descubre a tiempo y se trata.
Aunque se sigue especulando sobre cómo empezó, ya que  muy poco se sabe sobre sus inicios. Algunos creen que fue una enfermedad que creó el Gobierno, otros que fue un error de un laboratorio que dejó escapar el virus (como Resident Evil). Y existen algunos que opinan que la enfermedad realmente no existe, que fue inventada por partes interesadas.
Tras tantos años creo que será difícil saber exactamente qué fue lo que pasó.
Lo importante ahora es prevenir, informar, orientar y sobre todo actuar de manera responsable y segura con nuestro cuerpo y con el de nuestras parejas.
No olvidemos que el SIDA ha acabado con cientos de vida y hoy en día se tiene mucha información. Además, cada día son más los médicos y científicos que siguen buscando una cura para la enfermedad o en su defecto una vacuna para prevenirla.
En la actualidad no se cuenta con nada de ello.
Lo único que realmente está en tus manos es cuidarte cuando tengas relaciones sexuales utilizando condón o preservativo, tener cuidado cuando te donan sangre o utilizas instrumental médico, o cuando tienes contacto con sangre u otros fluidos corporales de otras personas y tienes llagas o laceraciones en la piel.
Recuerda la importancia de cuidar tu cuerpo y proteger a tu pareja.

¿Qué haces tú para cuidar tu cuerpo y prevenir estas enfermedades?

Por Diana Garcés

Me encanta escribir sobre mis experiencias y las dudas que tengo con respecto a mi sexualidad y las relaciones. Por ello he creado este espacio para hablar y compartir contigo lo que vivo y aprendo.

Una respuesta a «Algo de la historia del SIDA»

Creemos que lo sabemos todo, pero artículos como este nos hacen darnos cuenta de qué poco conocemos del SIDA. Por eso es tan importante conocer sus orígenes, para que la historia no se repita o se repita cada vez menos. ¡Estupendo post! 😉

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Hablando de Sexo. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.