Categorías
Blog de Hablando de Sexo La menstruación y nuestra relación con ella

Historia de la menstruación

Es bueno conocer la historia, es bueno saber cómo han vivido otras personas. Sin embargo, conocerlo no quiere decir que tengamos que vivirlo de esa manera. Podemos elegir otro camino…

La Historia de la menstruación imagino que cada una de nosotras la ve de diferente manera. Así que antes de entrar en materia, sobre los temas y ejercicios que vamos a realizar en cuento a la menstruación, estaría bien conocer un poco lo que ha sido la vida de las mujeres a través de la historia con respecto a la menstruación.
Muchas cosas se han dicho y muchas cosas se han hecho en diferentes épocas, países y culturas. Sin embargo, la mayoría coincide en que la menstruación es un mal necesario por el que la mujer debe pasar para tener hijos.
Veamos qué ha pasado para llegar a esta triste conclusión.

La menstruación y la religión

En la religión, mucho y poco se habla del tema. Digo «mucho y poco» porque para algunas personas es mucho y para otras muy poco. 😀
En algunas religiones dicen que la menstruación es un castigo a la mujer por el pecado cometido por Eva.
De hecho, hay hasta un chiste al respecto que coloco a continuación:

Tentada por la serpiente Eva convenció a Adan de comer la manzana prohibida del paraíso, Dios al enterarse muy enojado expulso al hombre maldiciéndolo a él y a todas sus futuras generaciones de tener que trabajar la tierra para poder alimentarse y poder subsistir.
A Eva por ser la que comió primero e incentivo a Adan, Dios la condeno a muerte «Pagarás con sangre el sacrilegio que has cometido». Antes de pulverizarla por el castigo cometido, Adan se arrodilla antes Dios pidiendo misericordia por ella, argumentando que es parte de él al ser creada de una de sus costillas y sería doble castigo el andar errante por el mundo en completa soledad.
Dios exclamó con voz fuerte, mientras la tierra temblaba y en el cielo se veían rayos y se escuchaban truenos ensordecedores: «Adan, la falta de Eva fue muy grave por lo tanto mantengo mi decisión que Eva pague con sangre pero en mi infinita misericordia le permitiere que me la pague en cómodas cuotas mensuales.

Seguro muchas habrán escuchado esta historia / chiste durante su adolescencia, o en algún momento de su vida.Para otras pocas (espero que muchas más), tal vez es la primera vez que lo ven.
Lo cierto es que para las personas religiosas la menstruación es una maldición que la mujer debe vivir por los pecados cometidos, hace tanto, tanto tiempo.
Sin embargo, la realidad es que algunos hombres y mujeres lo que han hecho es escudarse en este supuesto y declarar la menstruación como algo malo, como un pecado y  más bien es visto como un castigo para nosotras.

La menstruación en la religión Hindú y Musulmán

Para la mujer hindú, especialmente la que aún sigue viviendo en India, la menstruación es aún tabú.
En muchas familias la mujer es discriminada durante su ciclo menstrual, por ejemplo: no puede manipular alimentos y debe dormir en un cuarto sola y aislada de la familia.
Teniendo en cuenta que hay poca información sobre el tema y tantos problemas de higiene en el país, no se maneja adecuadamente.
De hecho, un estudio del 2013 dice que durante el periodo muchas mujeres no estudian, ni trabajan, debido a que estos sitios no cuentan con lugares especiales para desechar correctamente las compresas (toallas higiénicas), lo que hace que no haya privacidad y dignidad para las mujeres que menstrúan.
En la religión musulmana también hay algo parecido a lo descrito anteriormente.
Las mujeres no puede ir a los templos cuando menstrúan, ni tocar el Corán. Sin embargo, pueden llevar una vida más o menos «normal», aunque igualmente son discriminadas y sobre todo relegadas debido a su «condición».

La menstruación en otras partes del mundo

Caderas sexy

En Europa y América en el tema de la menstruación tampoco es que seamos más evolucionados. De hecho, en muchos países sigue siendo tabú y lo que las propagandas nos muestran en la televisión son mensajes bastante ofensivos.
Por ejemplo, nos venden compresas que «quitan los olores» o que ayudan para que «no se note» que tenemos una compresa puesta durante nuestro ciclo menstrual.
En algunos lugares se tiene más acceso a estos utensilios y de hecho hay donde botarlas tras su uso, pero no deja de ser considerado algo «malo» y poco se habla del tema. Salvo en la parte de higiene, donde tal vez estemos «más avanzados».
Hay pocos lugares donde el ciclo menstrual de la mujer es sinónimo de fiesta, de prosperidad, de buena salud, buena cosecha y es bien visto por la sociedad y por la familia.
Esos pocos lugares, cada vez son menos y menos. Sin embargo, también es cierto que cada vez más la mujer despierta de ese letargo en el que se encuentra sometida y se apropia del tema, se concientiza de su cuerpo, de su menstruación y del cambio que puede generar a algo que siempre ha sido mal visto por la sociedad.

El camino no es sencillo

Así es, durante años la mujer ha tenido que hacer de todo para «cuidarse» y «protegerse» durante el ciclo menstrual.
Es mucho el camino que falta por recorrer, son muchos los estereotipos, los tabúes y las leyendas que se dicen al respecto en las familias, que hacen que para una mujer sea más complicado elegir un camino diferente con respecto a este tema.
Sin embargo, es increíble ver cómo cada día una mujer dice «no más» y empieza a hacer algo por ver su menstruación de una manera diferente. No como algo tabú, no como algo malo, no como un castigo y no como algo que «nos toca» soportar.
Muchas mujeres, hoy ven la menstruación como un regalo, como una oportunidad, como un sueño.
Ven y viven sus ciclos de una manera consiente, alegre, responsable, sana y libre.
Nada de esconderse, nada de sentir temor, vergüenza, pena, dolor.
Estas mujeres viven su menstruación intensamente. Viven su periodo con la cabeza en alto, con las emociones a flor de piel, con creatividad, con alegría, con tristeza, pero sobre todo siendo auténticas. Siendo ellas mismas.
Son mujeres que se dicen empoderadas, libres y que viven la vida de una manera única y apasionada.
Sí, puede parecer algo sin importancia, pero el apropiarse de un aspecto tan «insignificante» y «normal» de nuestra vida, puede generar un cambio en ti, puede generar un crecimiento y sobre todo puede generar que veas la vida de otra manera, que afrontes los problemas y que sobre todo no dejes que nadie te diga cómo tienes que vivir tu ciclo menstrual, ni tu vida en general. 
De eso van a ir estos temas que quiero empezar a tratar: de quitarnos el tabú, los miedos, las inseguridades, las cucarachas que tenemos en la cabeza y de que empezamos a vivir, a soñar y sobre todo a disfrutar de nuestro ciclo menstrual.
Porque lo cierto es que es un momento maravilloso de nuestra vida.
Es con sus dolores, cambios de humor y ese sentimentalismo, la mejor parte del mes. El momento ideal para ser nosotras mismas, el momento para vivir y disfrutar de ser mujer.
Así que te invito a que no dejes que toda esa historia que tenemos a cuesta, que toda esa programación que nos han hecho durante años siga afectando tu vida.
Demos un paso adelante, cambiemos y empecemos a vivir la vida que queremos vivir con nuestra menstruación.

Y ahora qué

Es bueno conocer un poquito de la historia de la menstruación. Es bueno saber cómo han vivido otras personas. Sin embargo, conocerlo no quiere decir que tengamos que vivirlo de esa manera.
Podemos elegir otro camino y ese es el camino que te invito a tomar. Ese es el camino que yo he decidido recorrer y en el que quiero invitarte a que estés conmigo.
Para más información sobre estos temas, te dejo unos enlaces muy buenos para que leas, te informes y sobre todo aprendas sobre la historia de la menstruación, yo la verdad no he querido profundizar en ello porque:
1) la historia no es lo mío (me aburro) y
2) aunque me gusta conocer el por qué de las cosas, soy más de vivir en mi propio mundo. De crear mis propias reglas y de hacer lo que para mí es lo mejor.
Sin embargo, teniendo en cuenta la importancia del tema, te dejo información que seguro te será de mucha ayuda para que construyas tu propia historia:
Tabúes de la Menstruación en el Hinduísmo
Una Web muy interesante con información para tener en cuenta
La menstruación

Ahora me gustaría saber ¿Qué concepto tienes de la menstruación? ¿Qué parte de la historia te han contado y cuál es tu percepción del tema?

Por Diana Garcés

Me encanta escribir sobre mis experiencias y las dudas que tengo con respecto a mi sexualidad y las relaciones. Por ello he creado este espacio para hablar y compartir contigo lo que vivo y aprendo.

24 respuestas a «Historia de la menstruación»

Es una pena que se interprete como algo sucio. Como hombre me he encontrado con muchisimas mujeres que no quieren tener relaciones cuando están menstruando porque lo consideran algo sucio y que a los chicos nos puede dar asco.
Para empezar medicamente la desregulación o corte de la menstruación es uno de los primeros sintomas de que al cuerpo le pasa algo malo. Cualquier medico lo vería como un sintoma si normalmente una chica es regular y de repente tiene problemas.
Segundo prescindir del sexo durante esos días es quitarse uno de los mejores analgesicos que puede haber que son los orgasmos. He tenido alguna pareja que después de hacerlo no tenían dolores durante varias horas y no necesitaban las pastillitas analgesicas.
Y tercero, no se si es un mito lo de que las mujeres suelen estar de mal humor, pero yo he tenido la suerte de tener parejas que cuando estaban menstruando tenían la libido por las nubes y además estaban más cariñosas, asi que….
Además de que es totalmente natural, creo que en cierto modo ahora que quitan los olores y los sangrados, se esta desnaturalizando todo. Creo que no hay nada que más nos acerque al animal (con perdon) que todos tenemos dentro que el sentir los olores del cuerpo de la otra persona. A mi particularmente me parece que no hay nada más excitante.
hay queda eso jaja

Hola Migue, hoy me levanté y cuando estaba revisando los correos veo tu mensaje y me dio mucha alegría. Por varias cosas: 1) porque eres hombre y estás comentando muy bien un tema de chicas, qué lindo!!! 2) porque me encanta que un hombre nos haga ver cosas que tal vez muchas ni sabíamos o ignoramos…
Además, tocas varios puntos interesantes de los cuales pienso hablar en el futuro, pero que resumo aquí:
1) El sexo durante el periodo. Estoy de acuerdo contigo: es genial y hay mujeres que en esos días se encuentran con más «ganas» pero las reprimen por el tema de que es algo «sucio» o su pareja puede sentir «asco» Y me preguntó: ¿Cómo vas a saber si tu pareja va a sentir asco si nunca se lo has preguntado?
2) El sexo o simplemente un orgasmo calma los dolores menstruales. Eso está más que demostrado y yo lo he comprobado en más de una ocasión. Es el mejor medicamento que existe y además «natural» 🙂
3) El mal humor durante el periodo. Creo que es un mito, sin embargo, si tienes que «ocultar» tus ganas de sexo o de hacer algo durante ese periodo de tiempo, puede ser que por eso muchas mujeres se ponen de los pelos y de ahí el cuento de que están de mal humor. ¿Quién no?
Muchas gracias por tu comentario. Un gran abrazo 🙂

Hola Diana,
Excelente post. Quiero comentarte que en los círculos donde se reconoce el poder creador de la Mujer, la sangre de la menstruación se considera algo sagrado. Como la menstruación se produce como resultado de la no fecundación del óvulo, es decir, es el resultado de un acto de no-vida, se le ve como un acto de muerte, pero la muerte se comprende como cambio, como evolución, como transformación.
Por ello, cuando una mujer tiene la menstruación es increíblemente poderosa. No en vano, dentro de los ritos de la madre tierra que llevaban a cabo los Celtas, las únicas mujeres que podían «dar» un regalo a Gaia eran las mujeres que estaban sangrando por su periodo. Sin embargo, el statu quo le teme al poder de la mujer y satanizó la menstruación considerándola sucia, un momento en el que la mujer es impura. Nada más falso. Es el momento en que la mujer se renueva, cambia, se transforma, renace, resurge.
Por otra parte, la menstruación es el final del ciclo creador, del ciclo de la vida. Por eso para los egipcios, la menstruación era ofrenda para agradecer la cosecha y preparar la nueva siembra.
Una mujer consciente de su poder, necesariamente valorará su menstruación como un momento de altísimo poder, será la cumbre del Yan (mientras la ovulación es la cumbre del Yin), y podrá hacer uso de ese poder en su beneficio, para preparar el cambio y renacer a la vida.
Namaste

Pablo muchas gracias por tu comentario, yo te cuento que hasta hace poco era una ignorante de ese poder que tenemos y aunque no veía la menstruación como algo malo, tampoco era visto como lo mejor del mundo (aunque a mí me encantaba cuando llegaba) 😀 (y ahora sé por que´).
Sin embargo, si lo hubiese sabido antes, si eso nos lo enseñarán en la escuela, en casa o si alguna amiga lo hubiese sabido, la historia sería otra… Pero bueno, nunca es tarde y tal vez el momento es ahora.
De nuevo gracias por participar y por enriquecernos con tremendo comentario.
Saludos,

Diana que interesante esta reseña sobre la historia de la menstruación, y conocía lo que le sucede a la mujer en algunos paises.
Por ejemplo en Pakistan leí alguna vez que cuando una mujer tenía su menstruación la apartaban en una colina alejada de su aldea, en una especie de cueva con poca comida y sin ninguna oportunidad de asearse, por lo que estas costumbres generaron muchas enfermedades en las mujeres, lo que contribuía a que fueran aún más señaladas y discriminadas.
Es terrible la falta de información y sobre todo conciencia sobre el tema, por que las mujeres siempre han considerado esto como un «estorbo»algo malo, incomodo por tener que usar la típica compresa y estar pendiente de estar cambiandosela buffff
Crecí en una familia tradicional, con una madre con poquísima información al respecto, me transmitió sin querer un montón de mitos sobre el tema. Así que es maravilloso saber que al menos las nuevas generaciones tendrán una visión más natural sobre el tema. Genial !!!

Caro, al menos esa es la esperanza que muchas mujeres tenemos. En que esos mitos y tabues se queden en el pasado y que lo que venga en las nuevas generaciones sea una información al menos más cerca a la realidad 🙂 Y sobre lo que comentas en Pakistán, te diría que es algo extremo, pero viendo lo visto quién sabe si aún se siga haciendo así, pues al fin y al cabo por allí es un tema muy religioso 🙁

Me encanta leerte porque pones sobre la mesa temas que llevan siendo tabues durante demasiado tiempo. La menstruación es un proceso normal de la mujer que esta tiene cíclicamente durante su edad fértil desde que el mundo es mundo ¿a qué tantos aspavientos? Cuando no es por la religión, es por estética pero siempre hay algo. Hace poco mi marido no podia parar de reir con un anuncio de un limpiador especial para «esos dias» del mes ( ¿ves? más tabú, vamos a nombrarlo de otra manera 😉 ) y como me indigné, ya que entre otras lindezas que eché por mi boquita linda, dije que porqué no sacaban un desodorante para el homólogo masculino, que seguro que también apestaba si no se lavaba, etc etc etc… Él se reia pero es que los hombres muchas veces no entienden el alcance y el daño de estas cosas, la publicidad te dice: apestas, lávate, utiliza esto para disimular, esto otro para no oler, aquello para que se note menos, eres sucia, eso no está bien,… casi que nos hacen renunciar y repudiar aquello que nos hace mujeres.
Y ya dejo de escribir que me cabreo yo sola O.o

jajaja María, creo que justo vimos el mismo anuncio, casi escribo un post hablando de eso. Es que es una chanda la televisión. Además que ese día (desparchada que andaba) veo los anuncios y la mayoría, por no decir todos eran para mujeres (en su ciclo y con su «mal olor») y cuando mostraban algo para los hombres era esa propaganda de desodorante donde con él atrae a todas las mujeres más sexys del planeta. Ahhhh porqué a nosotros no nos sacan así. Atrayendo a los machos, más machos??? Es una cosa absurda y súper discriminatoria. Te entiendo completamente al respecto 🙁

La verdad es que pienso que las mujeres deben atravesar muchas cosas, aunque no soy de los que piensan que las mujeres sufren más que los hombres, porque existen miles de cosas que podrían salir a flote. Sin embargo sí pienso que este es un tema que se debe tratar, quizá con cuidado como lo haces, porque aunque sea parte del proceso natural de la vida, existen cosas que se deben hacer un poco más íntimas. Excelente post.

Gracias Luis y aunque las mujeres tenemos más tolerancia al dolor, también es cierto que vosotros tenías ahí muchas cosas por trabajar, por aquello que también les han inculcado desde pequeños y que es un lastre que llevan por siglos y siglos. Gracias guapo 🙂

En donde crecí y cómo me educaron, estos temas no se hablaban, es más, mi madre se ponía de todos los colores cuando hacía preguntas quizá por lo mismo, porque fue educada de una forma y no de otra. En lo personal, lo único que nunca me gustó, fueron las molestías que arrastraba, no tan solo en el cambio de genio, sino malestares físicos varios, aun así, jamás la vi como una enfermedad y menos me sentí como alguien inferior, ya paso por otra etapa de la vida no menos importante que ésta y me hace ver las cosas desde otro punto de vista. Como mi madre lo veía como una enfermedad, yo he hecho todo lo contrario con mi hija, que lo vea como algo tan natural que le permitirá ser madre el día de mañana.

Para mi siempre ha sido normal la menstruación y un tema de conversación regular con mi madre desde siempre y luego con mi hija. Me parece horrible saber que a las mujeres a veces ni se les cuenta de este proceso y cuando aparece en sus vidas es algo nuevo, desconocido y horrible. Mi madre me cuenta que cuando le vino su periodo por primera vez no sabia que esto le pasaría y creyó que estaba enferma y se iba a morir. Lo peor es que no se lo contó a nadie y como era de campo lo único que hizo fue irse a un río a bañar. Luego cuando su madre se entero la frase que le soltó fue a un peor: «Ahora si se la llevo el diablo». Te imaginas el trauma?
Por eso siempre desde pequeña me contó sobre estos procesos de forma natural para que yo no tuviera su misma experiencia.
Aunque para mí el periodo es un martirio porque los cólicos que me dan son horribles, y no tengo ganas ni de pararme del sofá en todo el día.

Clau, vaya historia la de tu madre, pero es que en otra época era así, es una pena y una lástima pero pocas madres hace unos años hablaban abiertamente de este tema. Genial que la tuya te haya enseñado desde pequeña. Sobre los malestares hay que buscar la manera de trabajarlos y que te puedas parar del sofá y disfrutar de tu ciclo de otra manera. Ánimo guapa. Un abrazo 🙂

Pata mi la menstruación siempre ha sido un tema normal. Y sin complicaciones al contrario bastante agradecida que gracias a que todo anda bien en ese asunto y en otros pude tener a mi hijo entre brazos. Lo de las toallas sanitarias mira que a mi siempre me han parecido fatales y lo del olor creo que gracias a ellas el olor normal se transforma en algo enfadoso por tantos aromatizar tes. Ciertamente yo he buscado opciones para estar más cómoda en esos días y no lo oculto jajaja ahora vivo feliz con la copa menstrual. Para mi fue todo un descubrimiento y me enamore de ella.

Erika, creo que todas las que usamos la copa menstrual vivimos un antes y un después con este tema de la menstruación y es realmente maravilloso. Gracias guapa por compartirnos tu experiencia. Un abrazo 🙂

Mi madre me crío viendo este tema cómo algo normal. De esta misma forma lo hago con mis hijas. No somos mucho de hablar el tema pero si le he enseñado a no tener miedo y no sentirse incómoda en ningún momento. Cuando se sienten con dolor, unas pastillas y sigue tu día normal. Y digo esto porque cuando yo estaba en la escuela tenía muchas compañeras que cuando estaban en el periodo mejor se quedaban en la casa acostada descansando y a mi no me criaron así y de esa forma le he ensañado a mis hijas que eso no es nada para avergonzarse.

No conocía mucho la historia de la menstruación en algunos países, yo mi menstruación la vivo de la mejor manera aunque con dolores y demás, pero sin tanto tabúes, por eso creo que en nuestro país hay mas sensibilización y antes te dan consejos de como llevarla de una mejor manera.

Bueno no sé qué tan buenos sean esos consejos que dan en ese lado del mundo, porque la verdad no he visto propagandas que hablen de medicamentos naturales o de terapias alternativas, creo que todo va en tomar medicamentos y en ojo «que eso huele» Eso no es ayuda guapa, eso es un control que tiene la industria en nosotras 🙁

Muchos consideran a las mujeres creaciones del demonio por sangrar una vez al mes y no morir. Una total locura! Pero bueno todavía quedan creencias de ese tipo, dando vueltas por el mundo.
Gracias por tu entrada estuvo muy explicativa. Saludos 🙂

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Hablando de Sexo. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.