Categorías
Blog de Hablando de Sexo Juguetes eróticos

¿Qué sabemos realmente sobre el clítoris?

¿Te preguntas alguna vez sobre el clítoris? ¿Conoces exactamente cómo le gusta ser estimulado?

A pesar de que se producen innovaciones cada día en temas de juguetes eróticos para mujeres, lo cierto es que, respecto a conocer nuestro cuerpo o conocer nuestro clítoris, parece que los avances van un poco más lentos.

Por absurdo que parezca en pleno siglo XXI, muchas mujeres no logran identificar si han tenido un orgasmo y mucho menos saben sobre el clítoris.

Y lo curioso de todo es que, según encuestas, la mayoría de las mujeres reconoce alcanzar el orgasmo gracias a la estimulación del clítoris.

¿Qué pasa realmente durante el sexo?

El sexo se centra principalmente en la penetración. Para muchos de nosotros, por demasiado tiempo nos ha costado concebir el sexo sin penetración.

Y sí, esto no es una cosa que solamente piensen los hombres.

Aunque te sorprenda para muchas mujeres si no hay penetración no ha habido sexo.

Inclusos se puede llegar a sentir miedo o culpa por pensar que su pareja no ha disfrutado si no ha penetrado.

Y esa es una de las razones por las cuales se anda buscando maneras de estimular dentro de la vagina para llegar al orgasmo sin estimular el clítoris.

Algo que desde luego puede ser muy complicado y solamente consigue el 20%, o quizás un poco menos, de mujeres.

Porque resulta que nuestro mayo centro de placer está en el clítoris. Entonces por qué negar que es importante su estimulación.

No sabemos lo principal sobre el placer de la mujer

Puede que a muchas personas les sorprenda, pero debes saber que el clítoris es el único órgano del cuerpo humano diseñado específicamente para dar placer.

¡Y lo tenemos nosotras!

La evolución no podría haber sido más lista. Nos ha dado dolor en el parto y la menstruación, para algunas mujeres. Pero también ha creado un órgano exclusivo para nosotras y nuestro placer.

Pero el que tenga un diseño óptimo para hacernos sentir placer no quiere decir que todo el mundo sepa cómo estimularlo.

Como te digo, muchas mujeres no lo saben y así pasamos la vida esperando que los hombres sí lo sepan.

¡Y vaya desilusión que podemos llevarnos!

De ahí que surgiera la necesidad de crear estimuladores de todo tipo que pueden incluir o no elementos de penetración, pero que nos ayudan a estimular y sentir placer en nuestro clítoris.

Obviamente, cada mujer tiene sus preferencias a la hora de obtener placer.

Pero, por suerte, los tabús sobre el sexo van cayendo conforme la población abre la mente.

Hoy en día comprar un estimulador para mujeres ya sea para nosotras mismas, o para regalar a una amiga o a una pareja, no tiene porque resultar vergonzoso.

Y puede convertirse en una experiencia interesante y muy placentera.

El diseño de estos productos está orientado a la estimulación de muchas de nuestras zonas eróticas, ya sea solamente del clítoris, la vagina o de ambos.

¡Y es que está demostrado que el orgasmo es algo beneficioso para el organismo!

Porque un buen orgasmo nos inyecta de serotonina y de otras hormonas que generan estados de euforia y relajación física.

Juguetes sexuales de todo tipo y para todos los gustos

Son muchos los modelos disponibles en el mercado: desde simples dildos, pasando por succionadores, vibradores de todas clases, todos ellos en tamaños, texturas y colores de lo más variados.

También existen otros algo más novedosos que proporcionan estimulación a través de ondas sónicas, incorporando distintos modos que incluyen diferentes pulsaciones y oleadas.

Como se suele decir, cada mujer es un mundo.

Por eso mismo se entiende que todas las mujeres tenemos gustos distintos, y que tan normal es querer disfrutar de un juguete en solitario como querer usarlo en pareja.

Eso sí, a la hora de escoger hay que tener en cuenta una serie de cosas, ya que, al igual que nuestros gustos, nuestros cuerpos también son diferentes.

Por ejemplo, a la hora de comprar unas bolas chinas o las kegel, no es lo mismo la vagina de una mujer que ha sido madre que la de otra mujer que no lo ha sido.

Por tanto, el tamaño de estos debe ser acorde al tamaño de la vagina de cada una; pues puede que para lo que una es un tamaño medio o normal (que puede mantener con algo de esfuerzo), para la otra es posible que sea demasiado grande.

Si bien es cierto que por higiene estos productos no se pueden probar antes de comprarlos, cada día su precio se hace más asequible, y para aquellas personas que tengan reparo en acudir a un sexshop siempre pueden recurrir a tiendas online.

Por lo que debemos perder el miedo y lanzarnos a un mundo lleno de nuevas y placenteras sensaciones.

Y por supuesto, recordemos que existe también la opción de participar en reuniones de tupper-sex para que te expongan los productos y puedas verlos en vivo y en directo.

En este tipo de reuniones, lo más normal es que te ofrezcan una prueba inocua.

Esa sería precisamente su ventaja frente a una compra a ciegas.

En el caso de los vibradores y los succionadores, por ejemplo, te los acercarán a la punta de la nariz o a una zona sensible de tu cuerpo.

Y si hablamos de geles estimulantes, te animarán a ponerte un poquito de muestra como si te estuvieras aplicando bálsamo o gloss.

El efecto será semejante al que sentirías en tu zona íntima y te permite hacerte una idea.

Para ir finalizando, ¿qué te parece si nos cuentas en los comentarios tu experiencia?

Por ejemplo: ¿conoces bien tu clítoris y cómo darle lo que le gusta? ¿Usas juguetes y cosmética erótica?

Por Diana Garcés

Me encanta escribir sobre mis experiencias y las dudas que tengo con respecto a mi sexualidad y las relaciones. Por ello he creado este espacio para hablar y compartir contigo lo que vivo y aprendo.

2 respuestas a «¿Qué sabemos realmente sobre el clítoris?»

Muy buen artículo. Es cierto que cada día hay más juguetes eróticos especializados en la estimulación del clítoris, desde aparatos vibradores que lo masajean a sistemas de electro estimulación o succionadores de clítoris, pero también se incrementa el número de productos afrodisíacos que se aplican sobre el clítoris para aumentar su sensibilidad y lograr mayores orgasmos o facilitarlo en caso de que la mujer tenga dificultad para llegar a él.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Hablando de Sexo. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.