Categorías
Blog de Hablando de Sexo Curiosidades

Amor propio a prueba de todo: porque tú te lo mereces

Amor propio algo de lo que te he hablado mucho en este blog. Así como de lo importante que es querer nuestro cuerpo, aceptarnos como somos y ser fieles a nosotras mismas.
Hablo mucho de ello porque creo que cuando nos amamos de verdad no permitimos que nos hagan daño.


Y cuando digo esto, no me refiero solamente a hombres, sino a mujeres, a familia, amigos, compañeros de trabajo, vecinos, conocidos, gente que no conocemos, pero sobre todo nosotras mismas.
Porque nadie nos hace más daño que nosotras. Somos crueles con la persona que más deberíamos amar en el mundo.
Piensa en ello un momento y sorpréndete descubriendo que es así.

Amor propio y su importancia en nuestras vidas

Cuando nos amamos, somos capaces de ver nuestros defectos y sin embargo resaltamos y disfrutamos mucho más de nuestras cualidades, y esas cosas que nos hace tan especiales y únicas.
Yo nunca he sufrido realmente. He tenido una vida maravillosa. No lujosa, pero nunca me ha faltado nada.
He tenido buena salud, buenos trabajos, he sido querida por mi familia y amigos. Amada por hombres, y aunque he tenido complejos no debo echarle la culpa a nadie, porque a la final muchas de esas cosas han sido porque yo las he permitido.
Una tontería a la final, si nos ponemos a pensar fríamente, pero es más normal de lo que imaginas.
Por eso, te invito constantemente a la auto exploración, a trabajar el conocerte, el tocarte, el explorarte, el buscar tu placer.
Porque resulta que por medio del placer no solamente liberamos energía, sino que también liberamos muchas emociones, creencias limitantes y con ello nos acercamos más a nosotras mismas.
Puede parecer ridículo por su simplicidad. Pero la vida es simple, chica. Más de lo que imaginas.
Lo que pasa es que en algún momento de la historia nos hicieron creer que si nos complicamos y dramatizamos todo, podemos ser más felices.
Si nos sacrificamos somos mejores personas. Si dejamos que abusen de nosotras haremos más felices a otras personas porque su felicidad está por encima de la nuestra (más sacrificio).
Nos han dicho tantas cosas que no son ciertas y las hemos creído por tanto tiempo, que es normal que nuestro amor propio sea tan fácil de pisotear.
Somos vulnerables y nuestras inseguridades hacen con nosotras lo que quieren, porque no sabemos cómo impedir que nos dominen.
Yo te he contado muchas historias en estos años. Te he invitado a hacer muchas cosas: como masturbarte por ejemplo. Además este año creé un taller para que tu misma hicieras el recorrido y que por medio de la autoevaluación y consciencia encontrarás el mejor camino a seguir.
Porque yo no puedo cambiarte, eso te toca a ti. Y si quieres trabajar tu amor propio eres tú la que debe hacer algo, no yo.
[su_heading size=»17″]Lo siento si esperabas que moviera el culo por ti. Las cosas no son así. Si realmente quieres trabajar tu amor propio, tendrás que remover tu mierda y hacer el trabajo tu misma.[/su_heading]
Y hablando de remover cosas, te voy a contar una experiencia que viví hace unos días haciéndome una sesión de fotos Buodoir con Susana Mateos.

Viviendo la experiencia de unas fotos Boudoir

No sé si lo sabes, pero viajar me encanta. Tomar fotos también me gusta mucho, pero no a mí sino a los lugares que visito, las personas con las que estoy, las cosas que hago y la belleza que observo a mi alrededor.
Pero que me hagan fotos a mí, no es algo que me guste.
No sé por qué pasa esto si te digo la verdad. Mi padre fue fotógrafo cuando yo era pequeña y tengo muchas fotos gracias a ello. Quizás es una cosa que viene de esa época, o quizás es que no me gusta lo que veo cuando me sacan una foto.
Es algo para lo que aún no tengo una respuesta. Pero una cosa es clara, hacerte un estudio fotográfico te puede ayudar mucho para trabajar tu amor propio y es un desafío en si mismo.
Porque te toca enfrentarte no a una extraña, sino a ti misma.
Y si algo disfruto yo, es desafiarme a mí. Llámalo masoquismo, llámalo valentía, estupidez, ponle el nombre que quieras. Pero si realmente quieres remover tu mierda y enfrentarte a tus miedos, hacer algo diferente es lo que toca.
Cuando hablaba con Susana sobre cómo serían las fotos, qué tendría que llevar o hacer. Para mí era muy natural, no tenía problema. Hablar me gusta 😀
Eso sí, me tocó confesarle que no soy de usar lencería, ni me va la ropa sexy.
Soy muy práctica si te digo la verdad y bastante normal. Ella solamente me dijo que llevara prendas que me gustaran y con las que me sintiera sexy y cómoda, punto.
Esa semana antes de las fotos estuve enferma. No solamente porque me dio un buen constipado, sino porque mi ordenador decidió abandonarme. Y si esto no fuera poco, dos días antes de la sesión, me dio mi primera alergia alimentaria, y mi cara se puso como un pez globo. Fue terrible.
No pensé que lo fuera a lograr, me sentía fatal. Pero el día de la sesión, cuando me escribió para ver si la cita seguía en pie, le dije que sí. Esto lo íbamos a hacer.
Estuve a punto de ir a una peluquería y hacerme un «apaño». Porque al fin y al cabo eran una fotos que iba a poner en esta web, y ya que me las iba a hacer una profesional, tenía que poner de mi parte y estar bella.
Sin embargo, me paré frente al espejo y me dije:» ¿sabes qué? esta soy yo: con estos pelos, estas ojeras y estas líneas de expresión que me encantan porque significa que me he reído mucho en mi vida y como a la final lo que deseo con este estudio es decirte que eres hermosa como eres, tengo que dar ejemplo.»
Si me vieras súper maquillada y arreglada, ¿qué ejemplo te estaría dando?
Por eso he decidido mostrarme como soy, por eso no fui a la final a una peluquería a que me pusieran más bonita, ni compré ropa que no uso habitualmente.
Me eché unos polvos, de los que te imaginas y de los otros también, porque nada como el amor para estar hermosa. Me traje un par de prendas que me hizo mi madre y un par de camisetas que me compré en un mercadillo a 1€. Lo que ves es el resultado.

Algunas de las fotos de Susana Mateos

Diana Garces Foto Susana

Unas fotos preciosas que no requieren mucho retoque, porque esa mujer que está allí soy yo. Y me siento súper identificada con ella.
[piopialo vcboxed=»1″]Te invito a que, si te es posible, te hagas un regalo estas fiestas y te mimes de esta manera.[/piopialo]







Hazte unas fotos para ti. No para nadie, no por alguien. Si no para que tú no olvides que eres hermosa. Que eres única y que nadie debe hacerte daño porque tú te mereces siempre lo mejor.
Este es mi regalo de cumpleaños. Porque 37 años de vida son un regalo maravilloso y una experiencia que merece cada latido de corazón.
Espero que te animes a trabajar ese amor propio que a veces es tan escurridizo. Que luches por aceptarte cada día y que sepas que no estás sola, porque el camino no es sencillo, pero merece mucho la pena. Y como dice Sergio:
[piopialo vcboxed=»1″]se precisa de un amor propio a prueba de gilipollas, que sea asqueroso y envidiable a la vez[/piopialo]
Si quieres saber cómo sobrevivir a una sesión de fotos Boudoir, atenta que en unos días te cuento más.

Y tú qué me dices: ¿Tienes un amor propio a prueba de todo?

Por Diana Garcés

Me encanta escribir sobre mis experiencias y las dudas que tengo con respecto a mi sexualidad y las relaciones. Por ello he creado este espacio para hablar y compartir contigo lo que vivo y aprendo.

54 respuestas a «Amor propio a prueba de todo: porque tú te lo mereces»

Diana! que bonitas las fotos!!!! llevas más razón que un santo sobre el tema de las inseguridades, sacrificarnos, que verdad. Bien sea por cultura o por lo que sea las mujeres a veces no somos capaces de ver todo nuestro potencial, yo también considero básico desarrollar el valor propio. Mira, hace unas semanas pensaba lo de hacerme unas fotos, darme el gustazo porque he cumplido 40 años, igual me animo!!! Gracias cielo!!!

Tienes mucha razón, no solo en una relación es importante el Amor sino también en nuestra familia o con amigos, muy buen artículo, creo que la idea de las fotos en un estudio es muy buena, no lo había pensado, suelo ser tímida en eso y la verdad una vez lo intente, y tuve que tomar un poco de licor para sentirme más cómoda y suelta en las fotos!

Diana, lo bueno de este estudio es que no fue en un «local especial», fue en un apartamento alquilado de Airbnb y eso hizo que todo fuera mucho más cómodo, la verdad sea dicha. Muchas gracias por tu comentario guapa 🙂

Bella por dentro y por fuera, Diana.
Me encanta lo que muestras, por dentro y por fuera.
Ponerse frente a una cámara no es fácil, es cierto que te sientes muy vulnerable, y que generalmente ocurre que los demás nos ven mejor a como nos percibimos nosotras. Nos queremos poco, nos exigimos demasiado. Los cánones de belleza marcan tanto…
Sin embargo me encanta lo que transmites y cómo lo haces.
Valentía y amor propio. Un ejemplo perfecto para que otros sigamos tu camino. Eres una gran inspiradora. Besazo.
Itzi

Itzi, qué linda que eres. Muchas gracias por tus palabras, si que sabes levantar el ego de una persona. Gracias cielo.
Vamos trabajando y recorriendo este camino de autoconocimiento y amor propio que es tan apasionante. Gracias por cruzarte en mi camino preciosa 🙂

Hola Diana,
has sido muy valiente por hacer algo así, y más después de haber estado malita, probablemente muchas hubiésemos cancelado.
Me ha gustado tu afirmación de así soy yo, con mis rizos y demás, ¿por qué esconderme?
El amor hacia uno mismo, es como un músculo, que debemos entrenar. Decirnos cosas bonitas y ponernos en primer lugar de vez en cuando no es nada malo.
Gracias por hacernos reflexionar, nuevamente, con un tema tan interesante.
Séfora.

Hola!
Qué importante es el amor propio y qué mejor manera de descubrirlo que con una sesion de fotos. Hace poco me compré una camara, me encanta la fotografía y la verdad es que es genial poder disfrutar de vernos como somos y no sentir verguenza de nosotras mismas. Decir, como bien explicas, esta soy yo y no tengo porque no quererme por eso.
Un beso!

¡Ja! Es cierto que muchas veces digo eso del amor propio…
En especial como acto de rebeldía frente a una sociedad cuyo principal instrumento de control y consumo es tocarnos los cojones, ir a donde duele y hacernos dudar de nosotros mismos.
Quizás por eso le veo tanto sentido a que metas esa cita en este texto precisamente. 🙂
Preciosa tu oda al amor propio, y preciosa tú.

Gracias Sergio, la verdad es que es genial encontrar personas que se amen tanto y que no olviden tener la humildad para reconocer que ese amor propio no debería afectar nuestras relaciones por el contrario fortalecerlas mucho más 🙂

Fundamental eso de profundizar en nuestro amor propio, porque aunque sea un tópico eso de que somos nuestro propio enemigo es cierto, a veces me daba por pensar que si algo lo había conseguido demasiado fácil no tenía valor, debía ser feliz después de mucho drama y lucha, nada de rápidamente, menos mal que me di cuenta, besos

Es muy positivo quererse uno mismo incondicionalmente, pero de manera prudente.
Yo considero que valgo mucho y x encima de todo no dejo que nadie me pisotee con sus imponencias.
A su vez he conocido gente que se quiere demasiado, de una manera excesiva y autoritaria.
Ninguno de los dos extremos me gustan, creo que todo a su medida justa es ideal.

Sonia, es verdad, quererse hasta el punto de ser demasiado egocéntrico y no importarte nada más que tú, es un extremo que puede ocasionarte muchos problemas, pero sobre todo, sacar lo peor de ti. Que como bien dices ningún extremo es bueno y hay que saber cuidarse de ellos 🙂

Wow Diana, me encanta. Pero lo que más me gusta es que prediques con ejemplo.
Que te muestres tal y como eres, sin taparte bajo la máscara del maquillaje para acercarte más a la belleza social. Me encanta la belleza después de la risa, la belleza después de hacer el amor, la belleza después de llorar, porque ahí radica la belleza real, en lo natural.
Enhorabuena, porque tener amor propio no lo tiene mucha gente.
Yo por suerte, lo recuperé mostrádome «al desnudo» y decidiendo emprender 🙂
Un abrazo enorme.

Marta que lindas tus palabras. La verdad es que es genial cuando nos redescubrimos y aprendemos a aceptarnos. Es un camino fabuloso y merece mucho la pena. Como bien dices eso de mostrarnos cuesta un poco y requiere sobre todo mucho de parte nuestra. Así que a seguir por ese camino, que solo nos trae alegrías a final de cuentas 🙂

No hay amor como el de uno mismo, que bonita reflexión la que nos has dejado sobre el verdadero amor a prueba de todo.Q
Por otra parte wow que bonitas fotografías, que bárbara un gran trabajo, Te puedo decir que reflejas tantas cosas ,,,todas poderosa.
Felicidades a ti y a Susana

Primero: ¡bien por las fotos! Yo odio que me hagan fotos, me pone incomodísima, así que ¡ole tú, que no sales de tu zona de confort, saltas por encima de ella con una pértiga!
Y ahora al lío del amor propio: Querernos y respetarnos es nuestra responsabilidad y delegarla es dejar la puerta abierta al abuso y al maltrato. Es dejar nuestra felicidad en manos de otros, como si alcanzarla dependiera de su buena voluntad (y la tienen o no). Cuando una persona se hace responsable de su felicidad es más difícil que los demás se aprovechen de ella: podrá ceder en algún momento, pero más porque quiere que por un sentido del «deber» mal entendido. ¡Qué cantidad de daño ha hecho esa visión victoriana de la mujer sacrificada y pendiente solo del bienestar de los demás! Así nos ha ido: personas «de segunda» durante siglos. Y ahora, si queremos ocupar el puesto que nos corresponde, algún imbécil nos llama «feminazis». ¡Pues muy bien, seamos feminazis, pero seamos responsables de nuestra felicidad!

Responsabilidad amiga, esa es la palabra clave y la responsabilidad primaria empieza en ser súper responsables con nosotras mismas, algo que cuesta y no sé porqué cuando es tan bonito amarnos tal cual somos 🙂 Un abrazo preciosa y vamos a tener que hacer algo para cambiar ese amor por las fotografías, que siempre sales genial 🙂

Hola Diana!!!
Has hecho muy bien en regalarte una sesión de fotos profesional para sentirte aún más guapa y ser valiente para afrontar tus miedos.
Aunque te parezca raro, yo antes de tener el blog no me solía hacer fotos y cuando me decidí a hacerlo pretendía que fuera otra la que pisará y yo crear los estilismos pero al final ya ves como cambió la cosa jajaja
Solo hay una cosa en la que estamos en desacuerdo, yo no me maquillo ni siquiera para mis sesiones de fotos del blog, solo para los especiales, pero no creo que maquillarse sea engañar o quererse menos a uno mismo, creo que la autoestima es algo mucho más interno y te maquillar o no puedes sentirte igual de bella y segura de ti misma.
Estas muy guapa y natural en las fotos, bss

Peny me encanta lo que dices y es muy cierto. El maquillaje no define a la final nuestro amor propio, o no debería, porque como bien dices depende de una cosa que va de algo más adentro y que a veces olvidamos cultivar. Muchas gracias por contarme tu experiencia con las fotos, es genial 🙂

Quedaste con peinado talco y toda la cosa, muy bonitas y naturales las fotos, la ruana se ve genial y sin mostrar mucho, te hubiera hecho una de mas huecos.
Al parecer nunca hemos sufrido de autoestima baja, cada día esta mas en alto y no necesitamos de nadie para decirnos lo lindas que amanecemos.

Hola Diana que estupenda sesión de fotos boudoir, un regalo de cumpleaños diferente, te cuento que cuando era adolescente tenía también un tema con las fotos, no me gustaba sacarme fotos me ponía nerviosa, hasta que alguien me hizo un comentario diciéndome que ese rechazo era algo psicológico y quizás hasta cierto punto tenía razón porque creo que me generaba inseguridad, temor de salir mal en la foto, me ponía nerviosa hasta que fui aprendiendo a controlar esa ansiedad que me daba y los resultados en la fotos fueron agradandome mas, con el tiempo superé el tema. Es muy importante sentirse cómoda con una misma porque esa seguridad la trasmitimos en cualquier instancia de nuestra existencia.

Rebeca, tal cual y es que cuando aprendemos a aceptarnos y amarnos como somos realmente el mundo a nuestro alrededor cambia de verdad y eso merece mucho la pena y es impresionante. Muchas gracias guapa por contarnos tu opinión 🙂

Hola guapa, la verdad es que las fotos son una pasada y sí, si hubieras decidido vestirte de otra manera o maquillarte como una puerta no serías tú y seguro que no hubieras salido ni la mitad de bien que en estas fotos. Me apetecería mucho hacer algo así por lo que esperaré a ver qué nos cuentas en unos días, un besazo y un gran mensaje, muakss

Te han quedado estupendas las fotos. No conocía eso de las fotos Boudoir pero sí es una buena forma de sacar el amor propio, aunque creo que cualquier sesión de estudio lo sería.
Muchas veces nos volvamos en los demás y nos olvidamos de nosotras mismas por lo que post como ewte nos recuerdan que valemos mucho.

Guapa, es verdad que podemos hacernos muchos tipos de fotos que nos ayuden con nuestro amor propio, todo lo que sea mostrarnos un poco, exhibirnos siempre nos ayudará un montón a mejorar nuestro amor propio, eso seguro 🙂

Lo primero felicidades por tu cumpleaños, Diana! Qué bonita sesión te regalaste, sin artificios, tan natural…Creo que todas pensamos en «ponernos guapas» cuando hay fotos de por medio y no se nos ve como realmente somos. Y ahí ando, trabajando en mi amor propio 🙂

Hola, realmente el amor propio es necesario para todo, porque sin él no podemos ser felices ni disfrutar de las cosas buenas y, aunque es difícil, se puede trabajar día a día y paso a paso para lograrlo.
Me gusta tu post y las fotos son realmente muy bonitas.
Un abrazo guapetona

Amor propio es un viaje para toda la vida. Me encanta que seamos más personas que estemos dispuestos a predicar y testificar sobre el amor propio. Me en el tema de los regalos personales, yo suelo hacerme regalos, creo que exagero mucho con los regalos.
Hay que amarse mucho más y eso se logra cuando aprendemos a aceptamos tal como somos.
Saludos.

Primero de todo decirte que las fotos son una pasada de bonitas. Estás absolutamente radiante, es una pena que muchas veces las únicas que no seamos capaces de verlo seamos nosotras mismas. Me alegro mucho por ti 😀
Sé bien lo terapéutico que puede resultar para la autoestima y para aceptarte las fotografías. Yo me las hago y de hecho siempre he pensado en hacer una sesión como la tuya, pero aun no me he lanzado. Pero sé que algún día lo haré 🙂

Hola Diana, he de decirte que la sesión fotográfica está hecha con mucho gusto. Me encanta cómo sales, se te ve una mujer bella y muy muy natural. Felicidades por haber dado ese paso de hacerte una sesión bondoir, no todas las mujeres son tan valientes de ponerse delante de un objetivo. Siempre me ha llamado muchísimo la atención este tipo de fotografía femenina.
Un abrazo guapa!!

Mariángeles la verdad es que yo no había escuchado esa técnica y me ha encantado. Se me hace que bien llevado puede ser un trabajo realmente impresionante. Gracias por compartir tu punto de vista guapa, y por tus palabras 🙂

Me encantan estas fotos, estás guapísima así tal cual eres sin peluquería no adornos inecesarios. Me encanta todo lo que las fotos transmiten y sobretodo porqué son naturales y frescas, sin aditivos.
Es curioso el tema de las fotos porque a veces nos pasa a las mujeres que no nos gusta como nos vemos en las fotos y todo porqué ahí, al exponernos, salen todos nuestros miedos y nuestras creencias limitantes. Me ha encantado la idea de regalarse una misma una sesión de fotos, me parece un trabajo de crecimiento personal buenísimo.

Odina, me encanta saber que no soy la única que las fotos no le gustan mucho, aunque si hacemos encuesta, estoy segura que encontraremos a más de una en la misma situación, porque es verdad que ella no nos muestran como somos y eso hace que terminemos por disfrutar poco del placer de ser nosotras mismas 🙂

Me han encantado las fotos, la naturalidad que hay en ellas y lo que trasmiten, es verdad que es un buen regalo que nos podemos hacer a nosotras mismas, una sesion de fotos, pero no para nadie, solo para tener algo bonito nuestro, es una buena idea y un autoregalo que hare!

Hola! Sin duda tenemos que mimarnos y tu post me ha encantado porque la verdad es que lo tenía muy olvidado, me ha encantado leerte a ver si voy poco a poco me voy creyendo que soy única y me voy cuidando un poco mas en vez de pensar tanto en los demás. Muchas gracias por el post. Un beso!

Diana desde el primer momento que vi una de estas fotos en tus redes sociales quedé fascinada con el concepto, me encanta verte así un poco desinhibida y con poca ropa, además que uses estas fotos para tu blog me parece algo genial, y es que en ellas no solo revelas algo que es único e irrepetible en cada ser que es la autenticidad, sino que también vestirte de seguridad en ti misma te hace ver más sexy y atractiva. Brindemos por un amor propio que nos haga quitarnos la ropa, pero no para mostrar nuestro cuerpo, sino para mostrar nuestra esencia y dar la cara a la vida con lo que somos y tenemos. Un gran abrazo.

Antes que nada Diana, darte mi más sincera enhorabuena por la preciosidad de fotos que has publicado. En ellas sin duda se puede ver el amor y el cuidado con el que te tratas y que es todo un ejemplo para cualquiera que acceda a este rinconcito del mundo en la red.
Estoy totalmente de acuerdo contigo en que la base para cuidarnos es precisamente el respetarnos y por tanto el amarnos y aceptarnos tal y cual somos, sin dejarnos engañar por las expectativas de otras personas o instituciones.
Amarnos tal cual, con lo que a veces consideramos defectos y virtudes, amarnos mirándonos frente frente ante el espejo, sin mentirnos y mirando con los ojos del amor profundo a quienes somos.
Por cierto, mi próximo reto es precisamente hacerme un reportaje fotográfico, así que en breve mostraré el resultado.
Un abrazote y gracias por recordarnos que lo simple es precisamente lo más hermoso.

Yolanda, muchas gracias por tu comentario y totalmente, esto es un reto de esos que requiere mucho trabajo pero que trae unos resultados y beneficios estupendos. Ánimo con ese reto, ya nos contarás qué tal te va y cómo resulta. Un abrazo 🙂

Me encanta como das en a Diana, querida Diana. Se me han empañao las emociones y los ojos un par de veces.
Me ha encantado el eufemismo ese de que tus arrugas son hermosas porque significan que has reído. Yo hago un eufemismo resiliente con las estrías que se me quedaron encima de las caderas, no son estrías, son piel de tigresa y las cicatrices recordatorio de hasta donde fui capaz de llegar desde mi peor versión. Y eso es lo que sucede cuando no cultivamos nuestro amor propio, que podemos vivir un largo trecho en un bucle de autoDestrucción y de decisiones que van en contra de nosotros mismos.
Como ya es costumbre contigo, me ha encantado tu enfoque. Un placer navegar por tus letras y por las lindezas que ofrece el Amor propio a quien lo engendre, simplemente porque nos convertimos en lo que somos desde nuestra mejor versión, sin él y sin esa alianza, sería imposible imaginarnos nuestro mejor Yo. «Tu mejor Tú» como a mi me gusta decir.
Las fotos son preciosas y tú y La Belleza y quien es capaz de verla, también.

Gracias preciosa por tus palabras y por compartirnos tu visión sobre este tema que tienes tan bien trabajado y analizado. El amor propio es una gran fuerza que lamentablemente pocas personas saben realmente sacarle provecho y es una pena, ojalá más personas emprendan este maravilloso camino de autoconocimiento en que nosotras estamos navegando, porque la verdad aprendemos mucho y nos amamos cada día un poquito más 🙂 Un abrazo preciosa 🙂

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Hablando de Sexo. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.