|

El incesto

El la mayoría de las sociedades están prohibidas las relaciones sexuales entre parientes próximos. Durante siglos se las ha considerado con horror y fascinación, pero poco comprendemos el ¿por qué suscita el incesto tan fuertes emociones, por qué tiene lugar y por qué esta prohibida?

¿Qué es el incesto?

El incesto puede referirse a muchos tipos de relaciones, desde las experiencias de la adolescencia a algunas relaciones como el matrimonio entre sobrinos, pero pocos serian quienes consideran incestuosas tales relaciones.
Cuando la mayoría de las personas hablan de incesto se refieren a las relaciones sexuales entre hermano y hermana o entre progenitor y un miembro de su descendencia.
Es probable que el incesto sea más corriente en las familias que viven en zonas aisladas. Allí no será tan fácil que unos vecinos inquisitivos den cuenta de sus sospechas a las autoridades, los hijos tendrán menos oportunidades de hacer amigos fuera del círculo familiar y el niño, ocasionalmente nacido como consecuencia de una relación incestuosa, puede ser mas fácilmente presentado como fruto de una pareja casada en el ámbito familiar.

Incesto entre hermano y hermana

Este es el tipo de incesto con el que probablemente se encontraran los padres, aunque suceda solamente en una pequeña minoría, la mayoría de los psicólogos coincide en señalar que a largo plazo sus efectos no son tan nocivos como el incesto entre padres e hijos.
Los padres que descubren semejante relación deberán tratar de que se le ponga fin, pero su reacción no debe ser excesiva puesto que  podría ser más perjudicial que beneficioso.
Por lo general la inocente exploración sexual entre hermano y hermana acaba cuando los chicos encuentran amistades fuera del círculo familiar, si no las hallan, bien porque sean escasos los jóvenes en los alrededores o porque unos padres demasiado excluyentes les impidan establecer relaciones, pueden sobrevenir efectos nocivos a largo plazo.
En tales casos el hermano y la hermana descubrirán, quizás, una atracción sexual mutua y se desarrollara un nexo emocional que a veces determina una relación para toda la vida.

Incesto entre padre e hija

Es muy corriente que un hombre se sienta sorprendido y, quizá, un poco horrorizado al advertir que su hija esta dejando de ser una niña para convertirse en una mujer sexualmente deseable.
Desde luego esto no significa que el quiera hacer el amor con ella, pero se puede presentar la situación si el matrimonio del hombre ha sido infortunado o si es sexualmente inadecuado.
Si es viudo o si su matrimonio es desgraciado el afecto natural de un hombre por su hija puede confundirse con sus deseos sexuales y cabe la posibilidad de que su hija se le aparezca como la sustituta ideal de su madre.
El incesto tendrá lugar por vez primera, quizá cuando el padre se haya embriagado, entonces pierde el control y hace el amor a su hija.
En ocasiones la muchacha acepta de buen grado, si los sentimientos naturales de la chica se hallan exacerbados por las malas relaciones con su madre y las dificultades maritales entre sus progenitores, la situación puede acabar en incesto.

Incesto de madre e hijo

Por lo general tienen lugar en familias donde el padre esta ausente durante largos periodos, el chico es hijo único y la madre no ha interrumpido el habito, iniciado en la primera niñez de permitir que el chico duerma en su cama.
En ocasiones una mujer que mantiene una relación difícil con su marido tratara, quizá, de aferrarse al afecto de su hijo, especialmente si en este se halla a punto de abandonar la casa y si ella se considera aislada en el seno de un matrimonio desgraciado.

Confusión y Culpabilidad del incesto

El Incesto, especialmente con un progenitor torna, posiblemente, muy difícil para el hijo la ruptura con la familia. Se siente confuso porque mientras que él o ella quiere y desea agradar a ese progenitor especifico comprende que este le ha implicado en algo que está mal.
Es posible que más tarde llegué a odiar a ese progenitor y que experimenté fuertes sentimientos de culpabilidad porque, aunque le fuera imposible negarse, llegue a considerar que era suya toda la culpa. Estos sentimientos de culpa, emocionalmente nocivos persisten a menudo en el estado del adulto.
Es mucho el trabajo que se debe realizar si se ha sufrido de abusos por parte de un progenitor, no con esto queremos decir que no sea posible enamorarse de un hermano o de un padre, el tema está en que socialmente no es bien visto y que lo mejor es buscar el amor en una persona fuera del círculo familiar.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 comentarios

  1. El tema del incesto puede ser muy amplio, pero se ve mucho entre padres e hijos, o entre los mismos hermanos (aunque este ultimo no es tan comun entre un hogar), pero puede suponer es por ese amor tan profundo de un padre a una hija, que la misma hija lo puede ver como su unico amor puro, o en casos puede ser por abuso forsoso, en fin estos casos se ven mas en sitios pocos concurridos.

    1. No sé si se ve más en sitios poco concurridos o es que las familias lo ocultan muy bien y a veces es en tu vecino donde se vive una situación de esas, solamente que no lo sabes, porque lo que pasa dentro de una casa no se sabe realmente 🙁

  2. Siempre fui muy cercano a mi Madre despues de la muerte dei padre, dormia con ella, pienso que ciertos factores desembocaron mis deceos hacia Ella.
    Ahora a mis 25 años quiero saber cómo tratar ese problema incestuoso hacia mi madre, si debo decirle a ella y ver una solución.