Irrumatio
|

¿Qué es irrumatio y en qué se diferencia de la felación?

Irrumatio es un término en latín, en español se conoce como irrumación, que es una variable del sexo oral o felación.

Hay una diferencia entre estas dos prácticas, en la felación la persona que esta mamando el pene es la que se mueve, mientras que la persona que recibe está quieta.

Con el irrumatio, quien lleva la voz cantante es quien recibe, lo que hace que quien chupa el pene deje su boca a disposición. Eso sí evitando los dientes, sería mi recomendación.

Ahora bien, se dice que en la Antigua Roma, gracias a los grafitos pornográficos y obscenos hallados en el siglo XVIII en las paredes de las ruinas de Pompeya y en los Priapeos, este acto se evidencia como un tipo de vejación.

Aunque hoy en día es cada vez más apetecido por los hombres que quieren el control a la hora de recibir una buena mamada.

Yo, personalmente, conocí este termino gracias al siguiente apartado de un libro que leí y que te recomiendo si te gusta la literatura erótica:

Patience

Él podía estar agotado, pero en realidad no podía resistir la tentación de darle una breve instrucción.

Desabrochándose sus pantalones, quitándoselos junto con su ropa interior. Medio duro, su pene se balanceaba y se sentía pesado.

Se fijó en Patience quien tenía una mirada ávida.

—Acércate.

Ella tragó, inmediatamente se apoyó en el lado de la bañera. Su lengua lamió sus labios cuando se enfrentó a su polla balanceándose. Su sangre corrió.

—Adelante.

Sin pausa, ella se agarró al borde de la bañera y lo tomó en su boca húmeda.

Él tomó aire mientras miraba sus labios deslizarse varias veces por encima de su miembro y el glande.

Sus piernas se tensaron, pero él no se movió. Su lengua acariciaba suavemente alrededor del borde de su miembro, y luego presionaba firmemente contra la parte inferior la hinchazón de su eje.

En cuanto sus ojos verdes grandes le miraron, ella comenzó a deslizar sus labios hacia atrás y adelante sobre su miembro en crecimiento.

Como de costumbre, uno de sus rizos rojos pesados cayó sobre su frente, saltando de su cabeza y balanceándose sobre su polla cada vez más gruesa.

Matthew contuvo un gemido ante la hermosa deferencia con que ella le daba placer. Pero sus músculos habían empezado a temblar y sus manos se crisparon.

Se retiró de ella y tocó con su dedo el labio carnoso inferior.

—Eso es una felación. Ahora —separó más las piernas —vamos a empezar de nuevo, ¿sí?

Patience se inclinó hacia adelante con entusiasmo, pero, esta vez, él frunció los dedos en su pelo y la mantuvo inmóvil mientras él empujaba en la boca caliente.

Él gimió y se retiró poco antes más lejos. Luego, con un estremecimiento, comenzó a bombear en ella durante mucho tiempo, movimientos lentos, hasta que pudo sentir la pared de la garganta.

Manteniendo la respiración se detuvo allí, y mirando a los ojos llenos de lujuria de Patience, él la mantuvo cautiva mientras se retiraba y empujaba y se retiraba y empujaba, cada vez sintiendo la presión contra su glande ansioso mientras él empujaba un poco más profundo por el pasillo estrecho de su garganta.

Él gruñía ante las deliciosas profundices con las cuales ella le tomaba, tragando su hinchado miembro tan profundamente que sus bolas se agitaban y hervían con la sensación.

Dios, él podía correrse de nuevo. Y él sentía por su boca llena de saliva que ella lo quería Pero ella, y él, tendrían que esperar.

Esta era, después de todo, sólo una lección de vocabulario. Apretando sus manos en su pelo, se permitió una descarga final de empujes profundos antes de sacarla.

Patience tomó un aliento irregular. Él inclinó su rostro. Ella se sonrojó y sus largas pestañas revoloteaban sobre sus ojos brillantes.

—Y eso es irrumatio, —dijo él con voz áspera. Él trazó la curva de su ceja de oro rojo. —Dos palabras, refiriéndose al mismo acto, pero separados por la distinción muy significativa de quién se mueve. —

Él trazó las curvas completas de su ancha boca.

—Poca gente sabe lo que es irrumatio. Ellos engloban cada bella y sutil variación del coito por vía oral bajo el término felación.

Yo, sin embargo, soy un conocedor. Y tú, como una excelente artista francesa, también deberías conocer los términos propios de lo que realizas tan magníficamente.

Ahí lo tienes, con un ejemplo más que claro del término en cuestión.

Ahora, si no lo has practicado o no has visto la diferencia, pues ¿qué esperas para probar?

¿Conocías el significado de irrumatio? ¿Has practicado alguna vez? ¿Qué tal tu experiencia?

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

6 comentarios

  1. Un nuevo concepto que aprendo. Y no dudo por nada en el mundo en practicarlo con mi pareja.
    Me apunto el libro. Me ha encantando lo que has dejado de dicho libro.
    Con este blog es muy difícil caer en la monotonía sexual.
    Saludos.

    1. Alexa, gracias por tus palabras. La idea es esa, no dejar que la rutina entre en tu cuarto y relación, hay que trabajar cada día por tener una relación libre y con buena comunicación 🙂