Categorías
Blog de Hablando de Sexo Curiosidades

Todo lo que deberías saber del Punto G y Squirt y no te han enseñado (aún)

¿Punto G y Squirt te suenan a chino avanzado? ¿Eres de las más adelantadas de la clase y saben lo que es cada una de estas palabras? ¿Tal vez has encontrado tu Punto G y hecho algún squirt en algún momento de tu vida?
Son muchas las preguntas que se me vienen a la cabeza con estos dos puntos que vamos a tocar hoy. Así que te voy a contar una experiencia y vamos hablando de ello.


Resulta que en estos días me suelen invitar a un montón de actividades y eventos. Como es normal, tengo que rechazar unas cuantas de esas invitaciones porque todavía no he encontrado cómo clonarme o desdoblarme para aparecer en varios sitios a la vez.
Aunque, por supuesto, hay invitaciones que son más difíciles de rechazar… Y en el caso que nos ocupa hoy, directamente no quise rechazarla.
Me invitaron a participar en un taller para encontrar el punto G y aprender a estimularlo correctamente.
Además, el bono sorpresa del taller incluía aprender a provocarnos el famoso chorrito.
Sí, amiga… Unos van a misa los domingos, y otros vamos al cielo directamente.
El viernes quedé con Anahí Canela, a quien ya debes conocer del Congreso de Sexualidad Consciente que nos habló del BDSM y otras cositas curiosas.
Teníamos mucho de lo que ponernos al día, así que pasamos un buen rato echando lengua como dice mi madre y arreglando el mundo, sobre todo en temas de sexualidad y sexo que tanto nos gusta.
El asunto es que nos contó que tenía dos talleres el fin de semana sobre el Punto G y Squirting, que se habían llenado en menos de 48 horas. ¡Qué pasada!
Y nos hace la gran pregunta ¿Les gustaría ir?
¿Qué otra respuesta a un sí rotundo hay a esa pregunta?
Pues que inmediatamente se puso a averiguar si habían cupos y nos consiguió dos para el día domingo.
Y allá que fuimos… ¡Por supuesto!

En el taller sobre el Punto G y Squirt

De entre todos los asistentes, seis fuimos en pareja (de chico y chica, por si te da curiosidad). El resto fueron solos, y eran tres hombres y cinco mujeres, si mi memoria no me falla.
Según nos dijeron, era la primera vez que este taller se llenaba hasta el punto de tener que abrir dos convocatorias en días sucesivos.
El sábado también estuvo lleno de personas con ganas de conocerse a fondo (o de explorar a fondo a su pareja, que también).

¿Cómo funciona el taller del Punto G y Squirt?

Nada más llegar, comienza una charla distendida donde la instructora nos explica que se considera una persona de género fluido.
Nos explica que llamarla Anahí Canela es correcto, pero que le resulta más adecuado que le llamemos Nal y que pensemos en él como un hombre.
Así comienza una narración de su trasfondo personal y de los intereses y sucesos que le llevaron a crear un espacio tan abierto y respetuoso como este.
¡Justo la clase de ambiente que nos gusta! Por lo cual, desde el primer momento estuvimos de un a gusto que da susto.
Pero ojo, porque no es para tomarlo a broma… Ya que nuestro anfitrión tiene una razón muy particular para exigir el máximo de los respetos, tanto a uno mismo como al resto de los asistentes.
En este taller tan cercano y personal, Nal pone su cuerpo a nuestra disposición para aprender lo que quiere transmitirnos.
Nos explica que su historia personal con la prostitución, el porno y la exploración de su sexualidad es lo que le permite enseñar de esta manera tan peculiar.
Y por supuesto, tras una explicación teórico-práctica en la que usamos otras partes del cuerpo como remedos de una vagina para aprender la técnica manual, todos practicamos en el cuerpo de Nal.

¿Los juguetes eróticos sirven para para estimular el Punto G?

En esta charla no faltó también la explicación sobre los juguetes eróticos que te prometen llegar alpunto G y ponerte a ver las estrellas.
Nos contó que es muy importante que los juguetes del punto G (o los que quieras usar para ayudarte a lograr el chorrito) han de ser impermeables y tener una forma especial, porque no todos funcionan, según su experiencia.
Lo de que sean impermeables es una ventaja añadida, por si te dan ganas de jugar en la ducha, en la bañera o en la piscina con ellos.
También nos comentó que los mejores juguetes para estos usos están hechos de silicona médica, un material que no sufre la misma degradación que otros. Es este material el que le da al juguete la textura, la dureza y la flexibilidad que, junto a otras características, lo hacen más adecuado para buscarte el tesoro escondido.
Y dicho esto, nos mostró algunos de los mejores que tiene y utiliza personalmente, detallando sus ventajas y el modo en que realmente funcionan, para que nadie se hiciera pajas mentales con el tema, ya que lamentablemente muchos juguetes los venden con la idea de estimular el Punto G y difícilmente llegan a la zona.
Estuve mirando en la Tienda erótica varios de los juguetes que recomendó, te dejo aquí dos imágenes de los más prometedores para que los tengas presente, en caso de que te animes a comprar alguno que te ayude a estimular el Punto G.
 

Juguetes para estimular el Punto G

¿Qué fue lo que aprendimos del taller del Punto G y Squit?

Lo primero que debo resaltar es el tema de descubrir más sobre el Punto G que lo que hay en los libros.
Que está muy bien leer y documentarse, pero también está genial tener una guía más acertada del tema. Más realista, digamos.
Porque sí, los libros médicos e incluso algunas bloggers que se repiten con la misma teoría (incluida yo antes), damos información, pero deja de ser real cuando te das cuenta que hay otras maneras de contarlo y también de ubicarlo, porque ya sabemos que no todas las vaginas son iguales.
Ahora bien, para resumir esta experiencia te voy a describir algunos de los puntos más importantes que aprendimos:

  • Cómo introducir nuestros dedos en la vagina de una mujer sin forzar la entrada, simplemente dejando que estos se deslicen.

Nunca pensé en este tema, te confieso la verdad.
Siempre veía el tema de “meter dedos” de una manera demasiado mecánica. Con algo de excitación, desde luego, pero sin técnica, y descubrir una mirada diferente, me pareció súper chulo, además de revelador.
Ahora cada vez que me meta los dedos no será igual, y si lo hace mi pareja, desde luego le enseñaré a hacerlo mejor. Hasta que llegue el momento en que juntos creemos nuevas maneras de disfrutar de esta parte juntos. Porque esa es la idea de todo esto.

  • El truco para cogerle la medida a tu pareja en la horizontal (cuando te penetra). Sirve para evitar resbalones, golpes, malas posturas, malos agarrones y el famoso pene Houdini (ese que no deja de escaparse cada dos por tres).

Esto fue como un plus súper chulo, porque nos deleitó con varias posturas que pueden ayudarnos mucho a disfrutar más del sexo.
En serio que parece tan sencillo y obvio que podemos pasar del tema, pero que si lo vemos con perspectiva, lo cierto es que es fabuloso descubrir que las mismas poses que te gustan y que crees que dominas tienen otras variables y que además no eres la única que ha conocido un pene escapista 😀
Y ya te digo que unas tijeras o una vaquera ya no volverán a ser lo mismo para mí.

  • La manera de encontrar y estimular el punto G que no aprenderás en ninguna otra parte. Bonus track: dónde y cómo la cagan los gurús, los libros, el porno, los retiros tántricos y los habituales de locales swingers.

Porque como te digo, empollar libros está muy bien, pero saber dónde está realmente va mucho más allá de sentir la sensación de orinar, la parte rugosa, o los famosos tres centímetros arriba después de meter los dedos en la vagina…
Escuchar cómo encontrarlo y además hacerlo en el cuerpo de otra persona y luego en el tuyo propio, es muy diferente a quedarte con lo que ves en la red o lees en los libros.

  • Los dos tipos de squirt que hay, con demostración en directo y todo.

Para que lo entiendas un poco, están los chorros en cascada, que más bien podría ser como una tormenta o un niagara. Y están los squirt estilo escupitajo que no tiene mucha caña, pero que es igual de fabuloso ver.
Si hemos visto hacer squirting en las películas porno o videos caseros, estamos acostumbradas a ver cascadas por doquier, pero esa no es una fuente demasiado fidedigna del tema, ya que hoy en día hay muchas técnica para simular que haces un squirting cuando en realidad no es así.
De hecho, de qué otra manera explicas que algunas se pasen horas y horas haciéndolo en vivo.

  • Y unos cuantos de los efectos que tiene el empezar a tomar testosterona para transicionar a hombre siendo mujer.

Al ver el cambio que está enfrentando Candela ahora para convertirse en Nal y construir su identidad masculina, el efecto que está teniendo la testosterona es totalmente nuevo para ella, y para los que nunca hemos visto una transformación en vivo también fue un privilegio.
Y eso que falta mucho, ya que el proceso apenas está empezando.
Como puedes ver una experiencia de estas es fabulosa por muchas razones, principalmente porque nos abre la mente y nos permite explorar y explorarnos de otra manera.
Para aquellas mujeres que hemos soñado alguna vez con recibir una clase de masturbación directamente de Betty Dodson, este es un buen premio y una excelente manera de conectarse y conocer realmente con esa parte tan placentera de nuestro cuerpo.
Yo desde luego te recomiendo que si tienes curiosidad y te llama la atención descubrirte un poco más, asistas a uno de estos talleres. La verdad es que es una pasada y además de que aprenderás un montón de tu cuerpo, podrás compartir con un grupo fabuloso la experiencia, que lo hace aún más enriquecedora.
Si tienes alguna duda sobre lo que ha sido este taller te dejaré un live que hice un día después de ir y el audio, por si eres más de escuchar podcast cuando estás en el gym o de camino al trabajo.


Te leo en los comentarios.

Por Diana Garcés

Me encanta escribir sobre mis experiencias y las dudas que tengo con respecto a mi sexualidad y las relaciones. Por ello he creado este espacio para hablar y compartir contigo lo que vivo y aprendo.

20 respuestas a «Todo lo que deberías saber del Punto G y Squirt y no te han enseñado (aún)»

Muy interesante el tema, debe ser algo sorprendente poder hacerlo en vivo y en directo, como también debe ser incomodo la primera vez, pero luego de que se haga la primera vez, seguro después fluirá como si nada.
Cuantas cosas nos falta por aprender, pero para que pase por estos lados faltaran años luz, esos talleres tan liberales, seria un salto a la mojigateria.

Hola Diana.
Pues bueno, yo sí conocía los términos y la verdad, es que nunca me he preocupado por encontrar el punto G y el tal squirt no sé si me ha ocurrido alguna vez.
¿Ignorancia? Tal vez. ¿Indiferencia? Un poco.
A mi me gustan las dinámicas fluidas. Go with the flow. Como que no voy en plan de ponerle nombres a las cosas, en lo que se refiere a la experiencia sexual.
Por otra parte, no sabía tampoco que existían talleres teórico prácticos sobre el tema. Si existen por acá deben ser bien clandestinos jajajaja.

Hola, como bien lo dices son cosas que no se aprenden en casa, pero creo que es importante y muy lindo hacerlo en pareja, esto resulta enriquecedor y es algo que compartirán juntos, sin duda el taller Punto G y Squirt les ha venido de lo mejor, porque es una experiencia que podrán vivir juntos siempre. Muy interesante tu post.

Hola Diana! Post picante y es que como dices hay muchos libros, artículos y más que hablan sobre como encontrar y estimular el punto G pero escritos como el padre nuestro como si el cuerpo de todos fuera el mismo y no tenía idea del squirt, excelente tu aporte a esta vida jajaja
Abrazos!

Diana, de nuevo tu nota me deja completamente enganchada! me haces ver estos temas de un modo diferente, mas natural y seguro; el tema del punto g y el squirt no han sido excepcion. Toda mi vida engañada que el sexo se hace, se siente pero que iba a saber de tecnica?! jaja a cambiar la estrategia!

Hola Diana,
me encanta tu blog Hablando de Sexo y sobre todo que nos traes información real. Después de tantas cosas que una se encuentra por Internet, tantos mitos y tabús que rondan en torno al Punto G y Squirt, es mejor ir a un taller como al que tu has asistido. Gracias por compartir todo lo aprendido con nosotras. Un fuerte abrazo guapa! 🙂

Hola Diana,
Que interesante este post. No sabía que existían ese tipo de talleres en vivo. Además me he «agiornado » con algunos datos que desconocía. Para quienes pueden sentirse atraidos por el tema me parece una excelente opción participar de ellos y como tú bien dices quedarse sólo en la lectura o en la visualización de videos es una mirada «parcial» y es probable que te quede la duda de cuan real es lo que ves o lees en internet..
Un saludo!

Un taller muy audaz. Con mucha información y práctica. Por lo que no es sorprendente la alta concurrencia.
Por otra parte creo que se habla más habitualmente sobre el punto G. No así del Squirt. Excelente publicación.
Saludos cordiales.

Hola Diana, que excelente descripción has hecho de esta experiencia. Si no hay nada como ser curiosa y ponerte en la posición de que «no sabes nada» porque… realmente no sabemos nada, hay tanto por aprender. Y el sexo, con el gran tabú que es pues ya no te cuento. Vaya con el punto G y el squirt… Me quedo pendiente de escuchar tu podcast. Que quiero saber más detalles. Me ha parecido super interesante y me dan ganas de ir yo también! Nos tendrás que avisar para los próximos talleres 😀
Un gran abrazo y gracias por llevarnos de la mano en esta historia tan poco convencional pero tan molona, 😀
Cristina

Diana creo que me reí como media hora de esta frase: “Sí, amiga… Unos van a misa los domingos, y otros vamos al cielo directamente.” Jajajajajaja… Me ha encantado este post y la experiencia que tuviste, la verdad que un taller así, en vivo y directo viendo cómo conseguir el punto g me parece una pasada (como dices tú), me encanta que estés recibiendo muchas invitaciones porque así nos traes luego información de primera mano y de fuente fidedigna sobre temas como el punto g que pareciera todos lo encuentran pero hay que verlo de cerca y experimentarlo en cuerpo propio para saber dónde está. Genial este post. Gracias por compartir esta valiosa información.

Gracias a ti guapa, la verdad es que es increíble lo que podemos aprender en talleres o a veces simplemente viendo u observando cómo nos relacionamos con otras personas. La vida misma es una gran escuela. Gracias por leerme preciosa, seguiremos en este camino, aprendiendo un montón 🙂

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Hablando de Sexo. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.