Categorías
Blog de Hablando de Sexo Nuestro Cuerpo

Zona genital femenina: la vagina

La vagina es lo que veremos este mes en Hablando De Sexo con mi cuerpo, refiriéndonos exactamente al conducto elástico que hay en los genitales de la mujer y que es la zona donde el hombre penetra (normalmente) a su pareja femenina en las relaciones sexuales.

Para empezar voy a mencionar lo que dice Silvia de Béjar en su libro: Tu sexo es tuyo:

¿Qué tienes entre las piernas: algo feo, sucio y deshonroso, o unos genitales hermosos que son la fuente de tu placer?
Estamos hablando exactamente de lo mismo y, sin embargo, de qué forma tan diferente.»

La zona genital femenina está compuesta por muchas partes, adicional a la vagina, que es importante conocer y reconocer para tener un mejor panorama de ella y sobre todo empezar este proceso de aceptación y amor a nuestro cuerpo.
Para empezar vamos a conocer nuestra zona genital un poco más:

Imagen de OpenStax College; CFCF, Turdas, and myself – Figure_28_02_02.jpg, CC BY-SA 3.0,

Zona genital femenina por partes

Vulva: La vulva (cuyo plural en latín es vulvae y su plural en español es «vulvas») es el nombre genérico para referirnos al conjunto de órganos sexuales primarios externos de las mujeres.
El monte púbico, también conocido como monte de Venus: es la zona donde está el hueso y es justo donde se acaba el torso. Está cubierta de vello púbico y se encarga de proteger la vulva.
Labios mayores también conocidos como pliegues externos o labios gruesos: va desde el monte de Venus hasta la zona de la vagina, se puede decir que son los pliegues que se forman cuando las piernas se juntas. Está encargado de proteger esta zona de infecciones.
Labios menores o pliegues internos: se encuentran ubicados debajo de los labios mayores y tienen muchas terminaciones nerviosas y vasos sanguíneos, lo que hace que sea una zona muy sensible para muchas mujeres.
A esta parte también se le conoce con el nombre de Ninfas y se extiende desde el capuchón del clítoris, formando un prepucio, hasta rodear el orificio de la uretra, la vagina y terminar en la llamada horquilla perineal, a pocos centímetros del ano. (Wikipedia)
Ten en cuenta que los labios menores pueden estar prácticamente ausentes en algunas mujeres, mientras que en otras pueden ser carnosas y protuberantes. A menudo se dice que son asimétricos.
Al practicar relaciones sexuales ya sea con penetración o masturbación, los labios se llenan de sangre, típicamente hinchándose y oscureciéndose o bien enrojeciéndose.
Clítoris: ese gran desconocido, es el órgano de placer de las mujeres. Somos la única especie que tenemos un órgano únicamente destinado a sentir placer.
Se encuentra ubicado debajo del monte de Venus en el que se encuentra con los labios menores. Normalmente es una parte que tiene una forma redondeada y es bastante pequeña, casi como una canica o guisante.
Cuenta con más de 8.000 terminaciones nerviosas, el doble que el glande del pene. Lo único que vemos a simple vista del clítoris es su capuchón y el glande, pero realmente se dice que el clítoris puede medir unos 10 cm ya que recorre interiormente la vulva y la vagina.
Algunas investigaciones dicen que el famoso punto G está relacionado con las raíces nerviosas del clítoris en el interior de la vagina.
Ten presente que el clítoris puede variar de forma, tamaño y color, al igual que la vulva.
El clítoris es la zona más sensible al tacto y cuando se estimula, se llena de sangre y, por eso, se puede endurecer y crecer de tamaño.
Vagina: la vagina se extiende desde la vulva hasta el útero y su entrada puede variar en tamaño y forma. A diferencia del pene tiene una abertura para la micción y otra para la reproducción.
La apertura vaginal es más grande que la apertura urinaria que está justo encima y ambas están protegidas por los labios menores y mayores. El clítoris está justo arriba de la orificio uretral.
Ten en cuenta que la vagina normalmente esta rodeada de vello púbico. No es como en las películas porno o como podrás verla en algunos libros. A no ser que la mujer se haga una depilación demasiado profunda siempre encontrarás vello en esa parte del cuerpo. Lo que hará que la exploración sea un poco más difícil o que nuestra vagina no se vea igual a otras.
El tamaño de la vagina varia de mujer a mujer pero se dice que puede estar entre los 8 y los 10 centímetros de largo y su anchura es variable.
Ten en cuenta que la vagina se contrae y se dilata gracias a las paredes musculares que la conforman, por eso es recomendable, tanto para sentir más placer como para evitar la caída del suelo pélvico, hacer ejercicios de contracción para fortalecer este músculo. Ejercicios de Kegel son muy recomendados.
La vagina tiene tres funciones: es la zona por la cual el bebé sale al momento de parir naturalmente. Es el lugar donde la mujer acoge el pene del hombre durante las relaciones sexuales y es el conducto por el cual se elimina la sangre cuando menstruamos.
La apertura externa de la vagina puede estar parcialmente cubierta por una pequeña y fina membrana llamada himen. Ten en cuenta que muchas mujeres no tienen himen y no por ello dejan de ser vírgenes.
Himen: Se encuentra ubicado en el interior del conducto vaginal y es una membrana de piel muy fina y frágil que se debilita naturalmente con la edad. Existen distintos tipos según el lugar en el que se ubica un pequeño orificio que tiene la membrana.
El himen se puede estirar o desgarrar y este proceso es el que produce el sangrado, puede romperse practicando deportes o en caídas, por eso se puede decir que es un mito que siempre se sangre en la “primera vez”, de hecho, se estima que el 44% de las mujeres no sangran en la primera penetración.
Abertura urinaria: no cumple una función sexual pero se encuentra en la zona de la vulva y es la parte del cuerpo que conecta con la uretra. Un conducto corto que permite que la orina se expulse desde la vejiga.
Ano: es el conducto que se une con el recto, es decir, la parte inferior del intestino que es la encargada de eliminar los excrementos de nuestro organismo (muy técnicamente hablando).
Punto G: Es un punto de nuestra anatomía muy sensible al contacto (por la gran cantidad de terminaciones nerviosas que tiene) y cuya estimulación puede llevarnos a alcanzar intensos orgasmos y experimentar un placer superior.
[su_heading size=»17″]Ojo se dice que los hombres también tiene su propio punto G.[/su_heading]
En la mujer su localización está ubicada en el interior de la vagina, a unos 2 – 5 cm y en una zona que al tacto es más rugosa.
En el hombre este punto se llama P y se encuentra en la entrada del ano a unos 5 cm, una pequeña protuberancia que está en contacto con la próstata.
Ten en cuenta que mucha es la controversia que genera este punto para los profesionales, aunque anatómicamente se puede afirmar la existencia de esta zona, sin embargo el tema de placer varia de persona en persona y eso puede ser lo que más mortifica a todos.

[su_divider divider_color=»#f94bd3″]—-[/su_divider]

Sistema reproductor femenino


La zona donde se encuentra la vagina es solamente la parte externa del aparato reproductor femenino, y como creo que es importante que conozcamos la parte interna, aquí vamos:
Ovarios: Los ovarios están situados en la cavidad abdominal y son los encargados de crear los óvulos, que son indispensables para la fecundación de una nueva vida.
Las mujeres tenemos dos ovarios, uno en cada extremo de las trompas de Falopio y su tamaño suele ser como el asemejado a una almendra, aunque dependerá de la cavidad y la edad de la mujer.
El óvulo es una célula que está dentro del folículo (cavidad) y ambos se desarrollan. Se dice que los folículos pasan por las siguientes fases: primordial, primario, secundario y finalmente terciario, cuando ya están maduros.
El proceso de formación de los óvulos, o gametos femeninos, se llama ovogénesis y se realiza en los folículos cuyas paredes están cubiertas de células que protegen y nutren el óvulo.
Ten presente que el folículo dominante produce unas sustancias que inhiben el desarrollo de los demás y esto ocurre en todo el tejido ovárico. No importa si está en el ovario derecho o en el izquierdo. Cuando una mujer sólo tiene un ovario ovula siempre por ese ovario. Si tiene los dos el proceso es aleatorio o puede ovular varios meses por un mismo ovario.
Cada 28 días los ovarios sueltan un óvulo que desciende por las trompas de Falopio y es lo que conocemos como la menstruación.
Si el óvulo es fecundado con un espermatozoide, es cuando ocurre el embarazo.
Trompas de Falopio: Las trompas de Falopio son conductos de entre 10 a 13 cm que comunican los ovarios con el útero (matriz) y es la zona por la que se mueven los óvulos cuando mensualmente son expulsados desde los ovarios.
Matriz: conocido también con el nombre de útero, es un órgano hueco y musculoso donde se desarrollará el feto en caso de un embarazo.
Cérvix: la vagina está unida al útero a través de la cérvix. Se encarga adicionalmente de proteger la matriz del pene cuando hay relaciones sexuales. Durante un parto esta zona se abre para dar paso y permitir que el bebé salga de la matriz hasta la vagina.

[su_divider divider_color=»#f94bd3″]—-[/su_divider]

Un temor asociados a la vagina

Uno de los temores que tienen muchas mujeres con respecto a su vagina es si está puede chupar o absorben algo y nunca más sacarlo. Esto pasa cuando hablas de tampones, el huevo de jade, consoladores o la copa menstrual por ejemplo.
Se tiene la creencia de que si metes algo, esto puede quedarse allí y que nunca más saldrá.
Primero que todo decirte que eso no es cierto. Eventualmente terminará saliendo lo que metamos, con dolor o sin dolor depende de lo que sea, pero no se quedará adentro. No llegara al corazón y no terminará saliendo por la boca, como muchas piensan (así te de risa).
La vagina es elástica y normalmente está cerrada, ella se dilata y permite la entrada de lo que nosotros queramos. El dolor dependerá de la lubricación que tengamos y todo lo que nos metamos podremos expulsarlo o sacarlo con relativa facilidad.
Si hacemos ejercicios de fortalecimiento del suelo pélvico será mucho más fácil para nosotras expulsar lo que queramos y también permitir la entrada a consoladores, copas menstruales o tampones.

¿Cómo mejorar nuestra relación con la vulva y la vagina?

Hemos superado ya la parte teórica sobre la vagina, que entiendo cuesta un poco y teniendo en cuenta que hay muchas más cosas que dicen los libros, algunos más acertados que otros, te recomiendo que busques una enciclopedia o en Internet más datos interesantes que seguro te encantará descubrir.
Por mi parte te diré que la vagina es una parte nuestra que debemos aprender a aceptar, consentir, pero sobre todo querer para poder disfrutar de nuestro cuerpo y de nuestra sexualidad sin prejuicios y sobre todo con deleite, que es lo que a la final todas queremos.
Sé que puede ser una parte controversial de nuestro cuerpo. Muchas mujeres nunca se la han visto su vulva, les cuesta ir al ginecólogo y les molesta que su pareja quiera verles la vulva o hacerles un cunnilingus.
No te sientas mal si estás en este grupo, la pasa a muchas mujeres, yo vi mi vulva y vagina por primera vez a los 31 años. Nunca antes la había visto, nunca me había causado curiosidad, era como: «ahí está, sé para qué sirve pero no me interesa en lo más mínimo».
No debería ser así. Es una parte muy importante que nos permite disfrutar, sentir placer y es una parte del cuerpo que deberíamos aprender a fortalecer desde jóvenes.
Así que si queremos realmente tener una mejor relación con la vagina yo te invito a:
Descubras qué es la vagina, la vulva, qué acompañantes tiene, cómo se puede sentir.
La información para muchas mujeres es útil, porque les ayuda a no sentirse tan ignorantes a la hora de ver las cosas y eso es bueno a la final. Por eso lee esta información o busca más datos para complementar y así poder sentir que conoces esa parte del cuerpo.
Ármate de valor y coge un espejo. Desnúdate, ábrete de piernas y observa tu vagina.
No te diré que es sencillo, al principio cuesta horrores y seguro no te sentirás capaz de hacerlo, verla será raro (si nunca lo has hecho antes) y puede que te choque un poco, pero debes intentarlo. Cada día si es necesario hasta que puedas verla sin voltear la cara.
La idea con esto es que aprendas a reconocer cada parte que hemos visto arriba en tu propia vagina. No te estoy diciendo que te masturbes, solamente observa.
Para tocarla, irla abriendo y poder así observarla mejor, lávate muy bien las manos, usa lubricante si eres muy sensible y no temas. Nadie va a salir de ahí a asustarte.
Cuando te sientas cómoda en esta observación intenta masturbarte mirándote en un espejo y observa ver cómo te va.
Haz ejercicios de suelo pélvico para fortalecer tu vagina, pero sobre todo hacerte más consiente de ella, de su fuerza y de lo que allí ocurre durante todo tu ciclo menstrual.
[su_divider divider_color=»#f94bd3″]—-[/su_divider]
Te confieso que todo esto es chino para mi también. He hecho un repaso en documentos, libros y desde luego en Internet para poder construir esta información que espero te sea muy útil, porque a mi me ha servido un montón para conocer mi cuerpo y sobre todo para saber cómo me gustaría que me presentaran este tema si tuviera dudas al respecto.
[su_heading size=»17″] Espero me cuentes en los comentarios qué te ha parecido y qué sugerencias puedes darme para mejorar esta información.[/su_heading]
Pero sobre todo, por favor intenta darle una oportunidad a tu vagina. Obsérvala, Conócela, Tócala y sobre todo acepta que es una parte de ti, que no es igual a otras y que ella puede ser una gran aliada en tu proceso de aceptación y amor propio.
En los próximos días estaré hablando mucho sobre la vagina, porque vendrán algunos artículos sobre la masturbación por eso no he profundizado en este tema. Si no te quieres perder nada, por favor regístrate y no olvides, tienes tarea!!!

Fuente:

Cuáles son las partes de la vagina de Educación un como
Vulva Wikipedia
Ovulación: mitos y falsas creencias del blog de la fertilidad
Libros: Tu sexo es Tuyo de Sylvia de Béjar y el libro de la sexualidad de El tiempo
No te pierdas los vídeos que hay arriba, no tienen pierde 🙂

¿Cuál es tu relación con tu vagina? ¿La conoces? ¿La has visto? ¿Qué te impide hacerlo?

Por Diana Garcés

Me encanta escribir sobre mis experiencias y las dudas que tengo con respecto a mi sexualidad y las relaciones. Por ello he creado este espacio para hablar y compartir contigo lo que vivo y aprendo.

26 respuestas a «Zona genital femenina: la vagina»

¡Hola!
La verdad es que es algo que todas las mujeres tendríamos que saber.
Conocer más nuestro propio cuerpo, cuidarnos más y tenernos más en cuenta en cuanto a zona intima se refiere, ya que es una zona muy delicada.
Si te soy sincera, le he enseñado tu articulo a mi pareja cuando yo lo leía jajaja
Me has quitado la duda de algunas cosas y por eso te doy las gracias!
Un beso! 😀

Sonia gracias a ti por compartir tu opinión. La verdad es que yo también aprendí mucho haciéndolo porque no te creas que esa terminología no la manejo muy bien y se me confunden los lugares de cada cosa jajaja

Como siempre un post lleno de información, me gusta como comienzas «la vagina es lo que veremos este mes» Qué? jajaja. Cada parte está bien detallada, pero el punto G es lo que muchos hombres no saben encontrar y muchas mujeres no saben ni que existe. Sobre el miedo de que algo se inserte en la vagina y no salga pues es verdad, yo misma no uso tampones por lo mismo, aunque te rias, pero es cierto. Me da mala impresión tener eso alla adentro por mucho rato. Aunque tengo una prima que si los usa y una vez pasó un susto tremendo porque a la hora de retirarlo, no lo encontraba jajajaja. Mira, si tenía miedo antes, después de eso agarré espanto jajaja. Pero, anyway, tu información siempre es bien recibida y la verdad ayuda mucho a educarnos. Besos.

Guapa no me rio porque la verdad es que muchas lo piensan. Si tu prima hubiese tenido fuerza en su vagina habría podido sacar el tampón sin problema, por más «hondo» que se hubiese ido jajaja. Allí no hay lugar para donde ir, todo lo que entra tiene que salir por el mismo lado, no pasa lo mismo si nos metemos cosas por el ano, allí si hay peligro!!!! Un abrazo guapa y gracias por tu comentario 🙂

La verdad de que si es algo muy importante para el sano desarrollo y auto conocimiento femenino, afortunadamente hoy se cuenta con mucha información al respeto, no como antes que era todo un tabú, ahora se puede hablar muy abiertamente de estos temas, tan útiles, sanos y productivos para todas las mujeres, esto lo tienen que leer todas las mujeres!!!!

Gracias guapa, la verdad es que somos unas afortunadas y más lo será la siguiente generación que podrá tener acceso a mucha más información. Esperemos que lo tabú se siga eliminando poco a poco y que pronto no haya nada de eso. Gracias por tu aporte guapa 🙂

Es necesario contar con esta informacion, conocer y reconocer todas las partes de nuestro cuerpo para poder cuidarlo, y poder detectar algún cambio que pudiera ser negativo. Gracias por tan buen informacion, y por que hay detalles que desconocía ^.^

Los ejercicios de Kegel son super importantes para mantener el suelo pelvico en buenas condiciones sobre todo después de un embarazo o personas que practican mucho deporte con abdominales…
Ha quedado muy bien explicado el tema 🙂

Gracias guapa, la verdad es que estos ejercicios son estupendos, sería genial aprenderlos desde pequeñas, es una pena que los médicos solamente nos hablen de ello sino cuando hemos tenido hijos o tenemos problemas urinarios 🙁

Siii al no tenerla tan visible es una pena que no podamos verla con tanta frecuencia como debería, pero aunque sepamos que ahí está y que no nos causa problemas, sería bueno verla cada día o al menos cada semana como mínimo 😀

Como dice Rick parece una de las clases sexuales del colegio aunque una clase avanzada jajaja. Todas sabemos lo que es una vagina en lo básico pero no nos hemos preocupado de conocerla a fondo y es una parte realmente importante de nuestra anatomía, gracias por subsanar nuestra ignorancia con exactitud y buen gusto, bss

Penny gracias, tan bellas tus palabras. La verdad es que es un tema que hay que tratar con mucho amor y de una manera muy técnica, pero la idea es conocerla, aprender sobre ella y dar un paso más allá y aceptarla y quererla, creo que de las cosas que más cuesta 🙂 Un abrazo guapa 🙂

Hola! como siempre lo información muy completa y bien explicada, creo que a muchas nos da pena hablar o preguntar y me parece perfecto que nos expliques un poco de cada parte.
Saludos

Todo depende del punto de vista de cada persona, lo cierto es que entre más conozcas a tu cuerpo, más cosas conocerás de él, incluso con esta parte tan poco accesible que es la vagina. Voy a intentar a hacer lo que dices…

Como siempre muy educativo leerte, esta información es vital tanto para hombres cvomo para mujeres y más importante aún e spoder hablarlo sin tapujos ni miedos, lastima que en las unidades educativas aun se les da poca información o la plantean de manera no tan positiva, gracias por la información quedo a la espera del tema del proximo mes

Hola. Mientras leía tu entrada han venido a mi mente recuerdos de cuando estaba en el cole, ya con 13 años . Todas deseábamos llegar a la lección en la que se nos explicarían como son nuestros órganos reproductores. Y cuando por fin, llegaba el gran día, la profe pasaba la lección y nos explicaba la siguiente. Que triste, verdad???
Deberíamos de facilitar a nuestros [email protected] una educación sexual de calidad. Y cuando lleguen a la edad adulta no tengan ningún problema de hablar de estos temas con naturalidad, se sientan cómodos con su sexualidad y con su cuerpo. Queda mucho camino que recorrer, muchas barreras que romper. Con Información como la que aquí nos proporcionas esta tarea se hace mucho más fácil. Gracias.!!

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Hablando de Sexo. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.