Categorías
Blog de Hablando de Sexo Cosas de pareja

Cómo saber si una relación no convencional es para mí

Una relación no convencional es aquella que se sale de los parámetros que conocemos como noviazgo tradicional o monogamia.

Se puede decir, para precisar, que las relaciones no convencionales son aquellas que se salen del molde establecido por la sociedad en que vivimos.

Además, tenemos poca información de ellas en nuestras escuelas, familias y medios en que nos movemos.

Por no decir que a nivel de leyes y de religión son prácticamente ignoradas en casi todos los países.

A pesar de que cada vez son más las relaciones que se crean basadas en el no convencionalismo.

¿Qué es una relación convencional?

Una relación convencional, estoy segura que la conoces.

Porque es donde nos movemos la mayoría de personas y es una que se basa en:

Chica conoce chico, se hacen novios (por un tiempo, a veces largo a veces corto) se comprometen y luego se casa.

En ese matrimonio la pareja persigue sueños similares (algunos):

Compran una casa, un carro, se endeudan, tienen hijos, se endeudan, crían a sus hijos para que sigan sus pasos y el ciclo no muera.

Eso, con algunos puntos más o menos en algún momento de la vida.

Es lo que nos han enseñado, lo que hemos visto en nuestras familias o a nuestro alrededor.

Teniendo en cuenta que en esta época es muy común los divorcios y familias compuestas el orden puede cambiar en una relación convencional pero más o menos esto es.

Sea que te separes muchas veces o dures con la misma pareja toda la vida.

En general se trata de no salirte de la línea de tener una única pareja y ser fiel a ella.

O si eres aventurera tener sucursales en otros lugares sin que la pareja oficial se de cuenta.

¿Qué es una relación no convencional?

Una relación no convencional es muy diferente y tiene muchas vertientes. De hecho se dice que hay muchísimas alternativas, según tus preferencias sexuales, tus gustos y necesidades.

Sin embargo, para llegar a aceptar y sobre todo asimilar que lo que quieres es una relación no convencional se necesita conocerse muy bien.

Porque el tema del que dirán y cómo lo hago nos afecta muchísimo cuando nos hemos criado en relaciones convencionales.

Primero que todo, vamos a partir de la base de que existen muchas posibilidades y que se pueden tener diferentes relaciones amorosas y afectivas que vayan más allá de una única pareja o una sola manera de relacionarte.

Estos son algunas relaciones no convencionales que podemos encontrar hoy en día:

Folla amigos o amigos con derechos

Este tipo de relación no convencional nace entre dos amigos que han compartido una amistad desde hace tiempo y llegado un momento su vínculo se vuelve sexual.

Son amigos que se ven de vez en cuando y cuando lo hacen normalmente terminan teniendo sexo, porque a la final la amistad se ha convertido en eso.

No existen un compromiso real, no hay voto de fidelidad y cada uno puede ver otras personas si así lo desea. Hay amistad de por medio, pero ésta ahora se basa completamente en el sexo.

Con las relaciones del tipo folla amigos hay que tener mucho cuidado porque es muy fácil terminar enamorada o que él termine enamorado de ti.

En estos casos es importante hablar siempre con sinceridad y cuando se sienta posesividad y se desea exclusividad hablarlo con calma, porque pueden terminar las cosas muy feas en este tipo de relaciones.

Cuando digo feas me refiero a que pierdas a tu amante, pero sobre todo a tu amigo.

Relaciones abiertas

En este tipo de relaciones la pareja ha comprendido que la monogamia no es lo mejor para ellos y juntos han decidido tener intimidad con otras personas sin involucrarse emocionalmente.

Algo que no es sencillo para los que pensamos que la monogamia es lo “máximo», pero sí que es posible cuando se sabe qué se quiere y cómo se quiere manejar su vida sentimental.

Este tipo de relaciones no convencionales te da lo mejor del matrimonio: un compañero de vida con quien compartes lo cotidiano, y lo mejor de la soltería, poder irte a la cama con quién quieras y sientas deseo de ello sin el miedo de que tu pareja te deje por infidelidad.

Aquí la comunicación es sumamente importante y sobre todo debe trabajarse muy bien la confianza, porque pasar de la monogamia absoluta a una relación abierta requiere su tiempo, su preparación, pero sobre todo tener claro que el compartir tu cuerpo con otra persona no será lo mismo a compartir tu amor con ella.

Las relaciones abiertas se basan, la mayoría, en el sexo, no hay sentimientos involucrados, eso es lo que las diferencia de las relaciones poliamorosas, que ya te hablaré de ellas a continuación.

Relaciones poliamorosas

En el poliamor se tienen relaciones íntimas, amorosas, sexuales y duraderas de forma simultánea con varias personas.

En este tipo de relación no convencional, todos los involucrados tienen conocimiento y consienten que  su pareja o parejas tengan otro tipo de relaciones similares.

La persona que pueda emocionalmente abrirse y sentir amor hacia más de una persona y sobre todo involucrarse no solamente física sino y sobre todo sentimentalmente con otras personas, esta modalidad de relación le vendrá genial.

Para esto se requiere primero que todo conocerse muy bien asimisma, tener muy trabajado el tema de los celos, la posesión y el apego.

Porque en este tipo de relaciones prima el respeto, la comunicación y sobre todo la confianza, nada de pertenencias y apego, las personas celosas en una relación poliamorosa o abierta la pasa realmente mal.

En el poliamor no existen infidelidades, ni mentiras. Tú sabes siempre cómo se siente tu pareja o parejas y los sentimientos que tiene hacia ti y la otra u otras personas involucradas.

No es sencillo entrar en una relación poliamorosa, sobre todo cuando nos han dicho, toda la vida, que nuestra pareja es nuestra y eso significa que no puede mirar o tocar a otras personas.

La fidelidad es parte fundamental de una relación convencional y en las relaciones poliamorosas el que estés con otras personas no se considera ser infiel.

El asunto es que nos han criado en el apego y es lo que hemos traído y exigido en nuestras relaciones sentimentales y por ello cuesta mucho ver que es posible amar a más de una persona a la vez y sobre todo cuando entra en juego el gusto por tu mismo sexo.

Algo muy común en las relaciones poliamorosas, pero si ya cuesta imaginarte a tu pareja con otra mujer, ahora imaginarlo a él con otro hombre o que tú vas a tener una relación con otra mujer, es difícil, pero es muy posible llegar a ello en el poliamor.

Relaciones Swinger

Las relaciones swinger las definen algunas personas como el acto de compartirse a uno mismo y a su cónyuge con otra pareja o parejas.

Esto desde luego con pleno conocimiento de todos los involucrados.

El swinger es un estilo de vida y se conoce comúnmente como intercambio de parejas.

Aquí hay que tener en cuenta que para participar de un intercambio debes tener pareja y entre más estable estés mejor para entrar en ciertos círculos.

Porque lo dicho, esto es un estilo de vida, más que una cosa de fin de semana.

Aunque ojo, si es para probar, algunos lugares tienen días temáticos y puedes ir sola a un club swinger y ser parte de la fantasía de una pareja.

La mayoría de parejas cuando empiezan a explorar este mundo lo hacen desde la parte más suave que es tener sexo en público en clubs, mientras es observado por otras parejas.

Algunas veces hay toques de otras personas, pero al inicio no se tiene sexo con nadie, salvo tu pareja.

En los clubs swinger puede presentarse un intercambio completo donde se tienen relaciones sexuales en la misma habitación o cama.

Puede incluir tríos, orgías, exhibicionismo, voyeurismo, entre otras alternativas.

También se puede realizar a puerta cerrada, sobre todo cuando se está empezando y se tiene aún pudor de ser vista teniendo sexo en público.

Hay parejas que practican el estilo de vida swinger sin problema.

Pero no mantienen relaciones completamente abiertas, ni son poliamorosas, es más una forma de disfrutar sus relaciones sexuales compartiéndose con otros sin involucrarse realmente en una relación.

Relaciones Ménage à trois

Casi olvido poner las relaciones de tres, una de mis favoritas si te digo la verdad.

Porque he leído muchas novelas sobre este tipo de relaciones y me parece fabuloso.

Pero bueno, más que mi curiosidad te diré que el Ménage à trois es mucho más que hacer un trío.

Este es un término que describe un acuerdo sentimental, sexual y doméstico de tres personas para formar un hogar.

Suena bastante loco ¿a que sí? pero consiste en eso.

Tienes a tu pareja y adicionas una tercera (que puede ser hombre o mujer) a la relación.

Conviven los tres juntos, duermen en la misma cama, comparten las mismas responsabilidades en el hogar y viven como una «pareja normal» solamente que son tres los involucrados.

Los hijos son de todos, así como las responsabilidades y obligaciones.

Son relaciones no convencionales porque legalmente y aunque es más común de lo que imaginas, no es legal tener dos maridos o dos esposas, al menos no lo es muchos países.

Además, para muchas personas puede ser difícil entender que adicional a tener sexo con dos personas, puedes tener sentimientos iguales hacia ellos.

Es como las relaciones poliamorosas pero en este caso la convivencia hace parte del acuerdo.

En el poliamor no es necesario, de hecho ni se tienen que conocer los involucrados.

En el caso del Ménage à trois sí que se conocen y muchas veces se tienen relaciones entre todos.

Lo bueno de este tipo de relaciones es que dividir las cargas en tres es genial.

Aunque para muchas personas tener una sola relación ya es mucho trabajo.

Lo cierto es que a veces viene bien tener otra persona para descargarte, no solamente hablando de sexo.

Todo está, como en cualquier relación no convencional, en tener claro qué quieres y cómo quieres vivir tu vida.

¿Un tipo de relación diferente?

Existen muchas modalidades en las relaciones no convencionales, pero te diré una cosa:

Tú puedes crear el tipo de relación que quieras ya sea haciendo una mezcla de lo que has leído o creando tus propias normas.

En las relaciones de pareja no hay nada escrito y siempre que quieras hacer algo diferente lo puedes hacer.

Lo importante es comunicarte con tu pareja, si tienes, y si no tienes hacerlo con la persona o personas que quieres involucrar.

Sé siempre sincera, ten claro qué quieres y cómo lo quieres, además de qué estás dispuesta a dar en cada momento. Sé honesta y no pidas algo que no puedas dar.

Debes conocer muy bien tus límites y sobre todo confiar, creer y tener claro qué deseas de tu pareja actual y de otras que quieras involucrar en la relación.

Ten presente que cualquier tipo de relación no convencional conlleva mucha responsabilidad.

Responsabilidad contigo misma y con las personas involucradas.

Eso quiere decir que practicar sexo seguro es indispensable.

Pero también es necesario la sinceridad y la buena comunicación para evitar inseguridades, miedos y sobre todo mal ambiente con tu pareja oficial.

Así que ya sabes si te llama la atención esto de tener una relación no convencional.

Primero que todo evalúa las diferentes opciones, mira hasta dónde puedes llegar y te gustaría llegar y después habla sinceramente con tu pareja.

Te sorprendería saber que muchas parejas estarían dispuestas a probar cosas diferentes en sus relaciones siempre que se hable con sinceridad y honestidad sobre lo que se quiere experimentar.

Conclusión: ¿Cómo saber si una relación no convencional es para mí?

Primero que todo teniendo claro que hay muchas alternativas y que si ninguna se acomoda a lo que tú quieres experimentar, bien puedes crear tu propio tipo de relación según gustos y preferencias.

Si ya tienes pareja, es importante la comunicación.

Hablar con él sobre tus inquietudes, gustos y preferencias en este momento, además de la posibilidad de llevar a cabo o de explorar este tipo de relaciones, al menos por un tiempo para tu calmar la curiosidad.

Si no tienes pareja, es simplemente buscar círculos de personas que se muevan en el tipo de relación que quieras explorar.

Para irte metiendo en el mundo y descubriendo por ti misma qué te gusta y cómo quieres manejar un tipo de relación no convencional.

Siempre, siempre sé honesta contigo misma. Si algo no te gusta dilo, si te gusta también.

Es importante la comunicación con las personas involucradas.

Pero sobre todo es importante ser honesta contigo misma, no te engañes y no hagas nada que no quieras por complacer a otros, a la final la única perjudicada serás tú.

Ten en cuenta que si tienes dudas y te has planteado alguna de estas posibilidades, tal vez una relación convencional no es para ti y bien podrías probar un tiempo alguna relación diferente.

No tengas miedo de intentarlo, nadie debería tener el poder de juzgar tus decisiones. Estás en tu derecho de reinventarte cuándo quieras y cómo quieras y si crees que ahora es el momento, adelante.

Resumiendo y para contestar una pregunta que me hicieron y por llegar tarde no incluí en el post de la semana pasada.

Te puedo decir que mi opinión con respecto a las relaciones no convencionales es que vivas tu vida de acuerdo a tus gustos, si esto es lo tuyo genial ¡a por ello!. Si para ti la monogamia es el camino, bien por ti.

Lo importante es tener claro qué quieres en tu vida y cómo te ves viviéndola. No por complacer a otros, sino por complacerte a ti misma.

Explorar y vivir la vida en extremos no es la mejor opción, pero siempre puedes probar y ver dónde quieres encontrar tu centro y cuando lo hagas seguir por allí.

Creo que al tener claras las opciones podrás elegir mejor el camino que quieres recorrer y no vivir oculta en la sombra o en una relación que no quieres simplemente por aparentar.

La plenitud y la felicidad se alcanzan cuando logras ser auténtica y fiel a tus gustos, creencias y valores.

No importa que ellos vayan en contra de todo lo que te han enseñado y sepas. Cuestionarse es el mejor camino para vivir la realidad que realmente quieres vivir.

Qué opinas: ¿Tienes una relación no convencional? ¿Te gustaría explorar algo diferente en tu relación convencional? ¿Aceptas o te cuesta aceptar que las personas vivan su vida amorosa de una manera diferente?

Por Diana Garcés

Me encanta escribir sobre mis experiencias y las dudas que tengo con respecto a mi sexualidad y las relaciones. Por ello he creado este espacio para hablar y compartir contigo lo que vivo y aprendo.

49 respuestas a «Cómo saber si una relación no convencional es para mí»

Yo creo que mientras las dos personas sean felices y disfruten con lo que hacen, para mi es perfecto. Hay que romper esos moldes establecidos, que si quieres eso, estupendo también, pero si no lo quieres, si quieres algo distinto, a por ello, que no te averguence o te de miedo, mientras los dos estéis de acuerdo, adelante!!

Guapa, qué fácil sería la vida si todos fuéramos tan tolerantes, sería lo ideal, pero como dicen por ahí para cambiar el mundo tenemos que empezar por cambiar el nuestro y pasito a pasito se logrará algún día 🙂

Hola!! Definitivamente no son para mi jejeje que cada uno haga con su vida y su pareja lo que quiera pero yo soy mas tradicional. Eso si, la gente que opte por este tipo de parejas merece todo el respeto. Es una opción tan válida como cualquier otra siempre que todos los involucrados estén de acuerdo. Besos!!

En estos tiempos en donde todo suele ser divorcios y relaciones que duran mas bien poco, dá mucho miedo las relaciones convencionales, pero yo siempre he sido de esa manera de pensar.. el casarse y tener una familia.. en este aspecto no puedo ver otra que no sea una relación convenvional aunque respecto las demás relaciones. Un beso.

La del trío no sabía que existiera. Es decir, vivir y hacer cosas de tres. Solo lo conocía en plan sexual.
A mí estas cosas poco salidas de lo clásico y tradicional, por decirlo finamente, no me gustan. Ahora bien, quien quiera y esté agusto que haga lo que quiera. Siempre y cuando se comporten cívicamente. Al igual, que los tradicionales lo hacemos.

Guapa hay tantas cosas que ignoramos que es impresionante. Gracias por tu punto de vista y te sorprendería saber la cantidad de personas que pueden tener una vida no convencional y no lo sabes 😉 Un abrazo 🙂

Hola, Diana
Hace unos días comenté en otra de tus entradas, que tenía una relación poco convencional pero la mía no encaja en ninguna de las que describes, sobre todo, porque mi matrimonio es de dos. Con no convencional, me refería a otras cosas.
Tal como tú dices, al que le venga bien una cosa, perfecto y al que no también, desde luego para mí por muy moderna que sea, moriré siendo monógama en donde los sentimientos, el sexo y todo lo que involucra a una relación serán dirigidos a esa única persona, es largo de explicar y no es la entrada adecuada.

En algún momento de la vida pensé que podría tener una relación no convencional, pero cuando realmente llegamos a tener esa pareja, esa familia, nos damos cuenta o en mi caso vemos que no es lo que queremos mostrarle a nuestros hijos, ahora vengo a ver que lo mio es tener una relación convencional.

Yo en definitiva soy de las que prefieron mi relación en lo convencional, no creo ser capaz de tener una pareja y compartirla con otra mujer, no me siento con tanta libertad, además que estas nuevas tendencias son muy comunes, pero ahora con mi hija no es una educación que de verdad quisiera transmitirle además con la ignorancia hoy en día de la sociedad donde aún piensan que si hay mujeres así libertinas son llamadas zorras.
Y los hombres quedan como los machotes, no es mi caso pero si considero que soy convencional y seguiré así quien sabe hasta cuando.

Guapa, siempre que seas fiel a tus principios, gustos y preferencias es perfecto mujer y sobre el ejemplo para tu hija este tiene que ir mucho más allá de los enjuiciamientos y explicarle desde niña la importancia de aceptar, tolerar, respetar y amar las diferencias 🙂 Un abrazo 🙂

¡Hola!
Desde mi opinión, creo que lo importante es que cada persona viva su vida como le guste, le haga feliz y le satisfaga. Lo curioso es que nos proclamamos seres de mentalidad abierta y tal pero aún nos escandalizamos si escuchamos según que cosas.
A ver, yo he vivido alguna relación no convencional, de la que se conoce como «follamigos». Pero es complicado como bien defines. Una de las partes puede empezar a sentir algo, o terminal mal la cosa por no tener unos buenos cimientos en la relación.
No obstante, también debo decir que soy convencional, porque cuando hablo del término pareja, en todo los sentidos,practico la monogamia, y no me atraen las opciones no convencionales dentro de una pareja estable. Aunque sin ser pareja, con todas las letras, tampoco me han atraído los tríos o similar. Aunque eso sí, a quien les guste, que lo disfruten ¡claro que sí! 😉
Besotes guapa y como siempre, un placer leerte.

Guapa, gracias a ti por tu comentario y por dejar tu punto de vista y opinión frente a este tema. Cuesta un poco entender y aceptar las diferencias, sin embargo, teniendo en cuenta la variedad que hay hoy en día, nos toca abrir la mente y aceptar de alguna manera desde el amor y el respeto 🙂

Me ha parecido muy interesante este post pero ahora mismo tengo claro que estoy donde quiero estar en este aspecto porque me siento bien, me siento cómoda y sobre todo no me como la cabeza. Me explico: ya somos complicados en una relación de dos como para tener que estar pendiente de otro u otra más, del amante, del vecino y de la que se tira tu marido con tu permiso. Déjate, como bien dices esto para quien lo quiera o tenga tiempo pero a mí casi me viene justo para atender al padre de mi hijo como para atender a más personas jajaja, muaksss

Guapa, esto de las parejas convencionales no funciona para todo el mundo, es verdad y cómo dices eso de estar pendiente de más de una persona no es para todo el mundo. Algunos necesitamos demasiada atención 😀

Hola!!
Pues me ha gustado mucho el post, la verdad es que acepto que haya diferentes tipos de pareja, obviamente no todos somos iguales, pero en este caso yo sería pareja convencional. Ahora mismo no tengo, estoy muy bien sola, pero cuando me dejo el corazón en una relación me gusta que sea algo de los dos. Yo no podría estar con otras personas aunque fuera de mútuo acuerdo, no es algo que vaya conmigo, pero como he dicho más arriba, respeto a quien lo hago porque cada persona somos un mundo.
Me ha gustado conocer los diferentes tipos de relaciones, aunque me quedo con uno de los puntos que has dicho: Siempre, siempre sé honesta contigo misma. Si algo no te gusta dilo, si te gusta también. Creo que este es muy importante!!
Besos :33

Lo importante es que todo esté bien hablado y se tenga claro.. Sea la relacción no convencional que sea, hay que tener en cuenta que nadie se ha ver afectado ni perjudicado
En cualquierra de las relacciones arriba mencionadas, tiene que haber respeto, compresión y si solo hay atracción pues tenerlo claro

La verdad que veo perfecto que cada pareja establezca sus propios límites siempre que lleguen a un acuerdo respetándose mutuamente. Aunque me en mi caso yo soy más de pareja tradicional.Pero como dicen las abuelas no hay que escupir para arriba o te caerá encima.Así que nada es descartable.

Hola!! Que completo y que complejo! Yo sí que he tenido alguna relación no convencional, pero como dices… al final 1 de los 2 se enamora… y llega el lío… pero quitando esta… estoy más por el otro camino.
Y la verdad, es que creo que hay tantos tipos de relaciones como parejas, cada una la vive como acuerda con la otra persona. Y para lo que algunas pueda ser una fantasía, para otras es lo normal. Respeto y ¡a disfrutar !

Personalmente existen lineas de actividad que comparto, soy monógama en las relaciones y prefiero seguir una sola linea que personalmente me estabiliza, respeto la libre acción de otras formas de relaciones, pero no lo comparto.
lo único que tengo claro es que tenemos que aprender a: ¡Vivir y dejar vivir! Al final uno puede ser feliz, mientras no dañe a otras personas.

En todas las parejas siempre habrá el que quiera algo más, muchas veces las fantasias se despiertan y si dan papaya, pues se puede dar vuelo a la hilacha sin que se perjudique la relación.
Mas que tener relaciones no convencionales no son bien vistas en esta sociedad, por lo tanto toca hacerlo solapadamente o como lo hacen los hombres que no les importa que los descubran.

Madre mia! Cuantisimas cosas en el post! La verdad es que me ha parecido muy interesante el post, sobre todo por hablar tan abiertamente del tema de las relaciones no convencionales, que siempre hasta la más simple que sería la del folla amigo está como mal visto… Si que había visto algo de relaciones a tres, de hecho fue en un programa de televisión y me pareció peculiar, porque era una chica que estaba con un chico y otra chica, y era raro porque el era el padre de los hijos de ambas…
Bueno interesantísimo de verdad!!!

Natalia qué interesante lo que comentas, creo que próximamente veremos más personas con estos estilos de vida saliendo del armario y compartiendo sus intimidades un poco más, lo que nos dará una visión de la vida más amplia y espero que nos abra la mente también 🙂 Ya veremos, todo se andará 🙂

¡Hola, guapa! La clave está en tolerar. Me explico: yo sería incapaz de mantener una relación no convencional (no por miedo ni por inseguridades. Simplemente no me gustan y a mi novio tampoco). Pero de ahí a criticar, a no comprender a los demás, a no entender otro tipo de felicidad distinta a la mía me parece una falta de empatía increíble. Cada uno tiene que hacer lo que le haga disfrutar. ¿Qué tú y tu pareja os sentís bien únicamente con vosotros solos? Genial. ¿Si queréis buscar intimidad en otras personas y estáis de acuerdo? También es genial. Para mí es tan sencillo como eso. La sociedad, Diana, es increíblemente dañina. Y posiblemente, la mayoría de personas que ven a tres personas siendo pareja (sin que a ellos les resulte un problema) ya van a intentar ofender. Ojalá la gente fuese más tolerante, comprensiva o no se metiera tanto en la vida de los demás. 🙁

Un tema muy amplio, la verdad que sería maravilloso si todos dejaran ser al otro sin juzgar ni querer que sea «como a de ser» tantos puntos marcados por la educación, miedos y tradiciones en nuestras vidas no nos dejan ser y sentir como queremos, es bonito ver como hay personas que se deshacen de esos amarres y son y sienten como desean. Bonito articulo.

Sí que es bonito y sí que es maravilloso cuando la vida te da la oportunidad de encontrar personas que son auténticas y que te pueden aportar mucho con respecto a estos temas, porque te ayudan a que tú también vayas por el camino en el que eres más tú 🙂

El mundo tiene diversidad y es valido, yo no soy de una relacion no convencional no, por muchas razones, creo que la libertad soempre ha ecistido pues al dia de hoy existen, entre pareja es bieno que se respeten pero es como todo dale la libertad y terminara siendo un desastre, lo mismo pasa con los humanos en el planeta tenemos la libertad de relacionarnos, de hacer lo que se nos de la gana pero la a naturaleza no la puedes engañar porque siempre realizara sus cambios con uno que otro desastre natural. De esa forma lo veo no tiene que ver con lo religioso y de la sociedad simplemente es vivir el momento sin arrepentimiento a pesra de que aun haciendo las cosas bien siempre habra una reacción. Lo que no se sabe es si será a favor o en contra.
Saludos.

Zuni guapa, se entiende perfecto, escribir con el móvil es lo que tiene jajaja es cierto que puede salir un desastre de una relación no convencional, es muy complicado mantener los celos a raya, confiar y sobre todo saber que esa persona es tu pareja aunque este con otras o quiera o desea a otras personas. No estamos todos preparados para enfrentarnos a ello y ya veremos cómo hacemos cuando llegue el momento, si es que nos toca vivirlo a la final 🙂

Yo soy de la frase «Vive y deja vivir». Lo que tú hagas si es bien para ti y respetas, haz lo que te dé la gana. Nunca voy a meterme en las relaciones que elija cada uno, puede ser que si algo no entienda, lo pregunte antes de juzgar y entonces sí la entenderé, así que cada uno con sus relaciones. Si las dos personas de la relación o tres, o las que sean están bien y feliz, adelante.
Un saludo 😀

Cada cual tiene derecho a decidir que relación quiere, convencional o o no, sin prejuicios, sin críticas, pero a día de hoy, en pleno S.XXI todavía existen, una pena. Vive y deja vivir debería ser así, que no importe lo que piensen (más fácil decirlo que hacerlo): sería un mundo mejor, si el mundo dejará e juzgar (en diversos temas) unos a otros y no viviendo su vida, que es lo que deberían hacer.

Super interesante post y de gran actualidad, hoy en dia parece que si no sales de lo normal, estas oxidado… yo lo respeto pero no lo comparto, prefiero las relaciones de siempre, si no para que estar con esa persona???

Ser sincero, ir de cara y respetar, son claves para empezar a ver parejas no convencionales.
Añadiría romper con el pensamiento tradicional, no todo ni es blanco ni negro, existe el gris; traducción es que, hay que empezar a respetar a las personas por sus sentimientos y formas de pensar y amar siempre que no se vean afectadas 3 personas.

Javier no entiendo la última parte de que «no se vean afectadas 3 personas» me quedan dudas sobre qué querías decir o si falta algo más para darle contexto. Si me lo aclaras te respondo, un abrazo 🙂

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Hablando de Sexo. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.