Categorías
Blog de Hablando de Sexo Mujeres HDS

Sexualidad y Embarazo: lo que nadie te ha dicho o se ha atrevido a decir

Sexualidad y embarazo son dos palabras que juntas forman una experiencia que creo que no voy a vivir. El tiempo pasa y sigo sin animarme a tener hijos, por más que me parece una etapa genial y me causa una gran curiosidad, no es suficiente como para convencerme a dar el paso.
Me gusta la parte de practicar, pero el concretar es lo que me echa para atrás 😀

Lo bueno es que tengo muchas amistades que sí que se han animado a entrar en esta etapa maravillosa y una de ellas se ha arriesgado a compartir su experiencia.
Es mi invitada de esta semana: Eliana Vasquez del blog Espacios de Soledad, que este año le llegó la sorpresa de que iba a ser madre, nuevamente, y por partida doble.
Eli nos va a contar lo que nadie te ha dicho sobre la sexualidad mientras estás en embarazo, desde su experiencia, claro.
Así que vamos a descubrir qué es lo que pasa en el cuerpo y en la sexualidad de una mujer cuando está en embarazo ¿Te animas a descubrirlo?
[su_divider divider_color=»#f94bd3″]++++[/su_divider]
Hace más de una década que mi cuerpo no tomaba estas dimensiones, ese vientre plano que nunca llega a ser del todo plano de pronto empieza a darle cabida a un nuevo ser, aunque en mi caso estamos hablando de dos pequeños seres que comienzan a reclamar espacio dentro de mi vientre.
Es inevitable observarte a diario en el espejo y ver cómo tus proporciones van tomando nuevas medidas, tus caderas se ensanchan preparándote para el peso que pronto vas a sostener y tu sexualidad recobra ahora otro sentido.
Los pezones van oscureciendo de a poco y a veces hasta los sientes húmedos debajo del sostén. No puedo evitar tocarlos y sentir esa dureza que me avisa lo bien que se están preparando para alimentar en el futuro.
Ese nuevo tamaño que mi mano desconoce y que mi pareja disfruta ver, tal vez por ese fetiche que tienen algunos de los senos más grandes.
Es un cuerpo diferente al que no estoy acostumbrada a ver, un cuerpo que me fascina, que me provoca mirar, al que le muestro orgullosamente desnuda a mi pareja como exhibiendo un trofeo del cual ambos hemos logrado una gran recompensa.
No sé realmente qué es lo que pasa en esta época de gestación pero las hormonas sexuales están más despiertas que nunca, además, es más reconfortante el encuentro sexual cuando tu cuerpo te gusta más, y como sabes que tu nueva grandeza es momentánea, ¡la aprovechas al máximo!
¿Acaso no hay algo más sexy que el cuerpo desnudo de una mujer que está en embarazo? Aparte de lo sublime, sutil y desproporcionadamente tentador al tacto, a la vista, al abrazo.
Las primeras veinte semanas suelen ser más fáciles, al menos en un embarazo múltiple como es mi caso. Hasta ese entonces puedes adoptar las mismas posiciones sexuales, aunque la mujer encima es la más común, por aquello de no aprisionar mucho el vientre y no molestar a los bebés, lo cual es un mito ya que ellos no se ven afectados por el sexo.
Por lo general las mujeres acariciamos mucho la pancita mientras va creciendo, pero el embarazo no solo se limita a este abultamiento abdominal, la vagina también se hincha, y te das cuenta en ese querer mirarte más seguido al espejo, justo cuando te topas con unos labios vaginales más abultados y provocativos.
Tocar tu centro de placer se convierte ahora en tu nuevo juego particular justo en una etapa en la que definitivamente no solo quieres recibir más mimos, sino más goce, y es ahí cuando tu mano se vuelve tu aliada para ir palpando este fascinante nuevo cambio.
La verdad que no sé si se trata del incremento del torrente sanguíneo que corre por mi zona pélvica o es que mi pareja me resulta ahora más atractivo y sexy, pero la época del embarazo es en definitiva un momento en el que las caricias, el sexo oral y la penetración se sienten más intensas, y puede que una mujer en estos meses esté enfocada en su bebé, pero créanme, el sexo es también un constante pensamiento.
Claro que mientras avanza el embarazo ocurren dos cosas muy probables:

  1. Tu energía corporal va disminuyendo mientras las semanas van transcurriendo, así que te sientes más cansada y prefieres hacerlo todo en modo slow, sin embargo…
  2. Tu energía sexual se incrementa, y aunque la barriga sea ahora un principal impedimento para el intento coital, no dejas de intentarlo aunque ahora las posiciones no sean tan sensualmente cómodas.

Por supuesto que hay días en los que no te sientes para nada atractiva y mucho menos dispuesta para el acto sexual. Un embarazo de gemelos te hace llegar a un límite corporal en el cual nunca has estado.
Tu espalda y costados abdominales también se ensanchan, tus nalgas le hacen competencia a tu barriga y tus tobillos a veces se esconden justo cuando los pies cambian su proporción por el peso que estás sosteniendo.
Ya entrado el tercer trimestre el cansancio le va ganando a la vitalidad y a la energía, pero el deseo sexual sigue allí intacto, yo diría que un poco más incrementado, tal vez porque el impedimento normal del acto sexual pone tu mente un poco más enfocada en el morbo y solo imaginas cuando tus medidas vuelvan a ser las de antes para volver a las jornadas habituales.
Entiéndase que estoy hablando desde el punto de vista de una mujer embarazada que lleva muchas semanas sin practicar la posición del misionero, y además porque en la última visita al médico la indicación principal fue nada de sexo hasta después de la cuarentena, debido a que se trata de un embarazo de alto riesgo.
Aparte porque según el médico, el semen del hombre provoca en la mujer la probabilidad de un parto prematuro, así que estoy hablando de cero coito por el momento.
Toca entonces disfrutar de la vida sexual sin penetración. Y es que en nuestra concepción errónea del sexo creemos que la penetración lo es todo cuando en realidad no es así. El solo hecho de disfrutar mirando a mi pareja y de desear ese cuerpo que tanto me gusta, es un acto sexual en sí.
Los senos están más sensibles al tacto y el clítoris mucho más, la vagina se dilata más fácilmente así que la masturbación es un excelente recurso para calmar un poco la fogosidad que se enciende drásticamente en estos nueve meses.
Por supuesto que hablo de una masturbación manual y que no incluya juguetes ni accesorios, se trata de una masturbación incluso más lenta y llena de muchas caricias que puede ser particular o en compañía.
Tal vez muchas mujeres no se sientan en la capacidad de confesarlo, pero el embarazo nos reta a tocarnos, muchas incluso han podido llegar a masturbarse por primera vez en esta época y es porque definitivamente estar embarazada es un desafío corporal que nos coloca frente a frente con nuestra sexualidad aunque culturalmente la hayamos estado evadiendo por años.
Cuando has sido una mujer sexualmente activa y luego llega el embarazo a poner algunos impedimentos, es como imposible no pensar en el reencuentro sexual y hacerle saber a tu pareja que los bebés están por llegar, pero que eso no impide una prolongación de la vida sexual que venían manteniendo la cual es uno de los principales factores que nos unen y nos ayuda a seguir sosteniendo la vida en pareja.
[su_divider divider_color=»#f94bd3″]++++[/su_divider]
Me encanta la mirada de Eliana en una etapa tan bella y única que vivimos como mujeres. Creo que ese cambio en tu cuerpo es de las cosas que más me animan cuando pienso en lo bello que sería ser madre.
No te asustes, no he cambiado de opinión, aunque me parece fabuloso sigue sin ser, para mí, una razón de peso para entrar en el club.
Actualmente me siento feliz y satisfecha viviendo la experiencia a través de personas fabulosas y abiertas que me demuestran que definitivamente la sexualidad no tiene que cambiar cuando estás en embarazo y que puedes disfrutar de tu cuerpo de otra manera.
Espero te haya gustado la experiencia de Eliana en esta etapa de su vida y nos cuentes en los comentarios, en caso de que hayas sido madre, ¿Cómo ha sido para ti? ¿Ha cambiado mucho tu sexualidad durante y después del embarazo? Si no eres madre aún ¿cómo te imaginas que será esta etapa?
Si no conocías a Eliana, te invito a leer estos dos artículos de su blog que estoy segura te van a gustar: Sanando la intimidad – Lo que nadie te dijo del amor

34 respuestas a «Sexualidad y Embarazo: lo que nadie te ha dicho o se ha atrevido a decir»

Gracias mi querida Diana por abrirme un espacio en tu blog para expresar un trecho de mi experiencia de vida, un instante que significa el embarazo y por el que muchas mujeres pasamos y muchas veces en total desconocimiento de lo importante que es la sexualidad en esta época. La verdad que ha sido todo un gusto para mí el haber escrito este post porque el expresar nuestro sentir desde un punto de vista tan intimo, siempre nos deja un poco sonrojadas delante de aquel que pose su mirada sobre nuestro relato. Desnudé mi cuerpo para que tus lectoras se sientan identificadas con estas palabras que solo tratan de dejar al descubierto a una mujer que reconoce al sexo como un elemento importante en la relación de pareja, más allá de la espera grandiosa y mágica que significa estar embarazada.
Un gran abrazo y gracias por dejar que mis palabras tengan albergue en tu blog.

No he tenido hijos y al igual que a ti, tengo curiosidad y a la vez siento que no es el momento, con cierto temor, esta bien saber de antemano experiencias de mujeres que han pasado por ello, el artículo me ha resultado interesante, ya que, al no haber tenido experiencia, no tenía ni ideal de algunos cambios.

Todos los ginecógos recomiendan realizar sexo durante el embarazo aunque hay personas que con el cambio hormonal lo quieren a todas horas y otras que no les apetece nada de nada.
Yo fui del segundo caso en mis embarazos y creo que cada uno es libre de hacer lo que le pida el cuerpo.
Aunque he de reconocer que aunque lo recomienden porque dicen que es incluso mejor que andar para ayudar a dilatar por el efecto de los orgasmos, cuando esta el embarazo muy avanzado es incómodo y si te apuras te haces hasta pipi…
Pero supongo que cada uno tiene una experiencia diferente.

Zoraida eso seguro, cada una tendrá su experiencia del tema, pero me encanta saber que cada vez más médicos lo recomiendan porque es triste cuando encuentras algunas personas súper atrasadas que siguen diciendo que el sexo es malo para el feto, que los hay y es triste :/

Hola!!! Yo no soy madre ni tengo pensado serlo en breve pero me parece interesante e importante que se reivindique la sexualidad en esa etapa tan bonita para una mujer, siempre he oído que se está mucho más receptiva al sexo y se disfruta más, bss

No sabía que Eliana estaba embarazada y por partida doble, así que enhorabuena. Está muy bien conocer su experiencia para las que no hemos pasado esa etapa, pero coincido contigo que ni con ese incentivo siento una llamada maternal jajaja Bss.

En lo que me compete no me gusta la idea de tener hijos, ni tampoco de que me cambie el cuerpo por tener hijos -deja tu, le dejo ese lugar a las donas- no obstante es interesante que en ves de tirarse la vida sexual, antes la aumente, y es entonces cuando empiezo a entender porque muchas quedan en embarazo luego de dar a luz y los nenes no tienen mas diferencia que 2 o 4 meses ._.
Saludos.

Hola guapa, me ha encantado leer la experiencia de Eliana pero he de reconocer que mi etapa como embarazada fue casi asexual, recuerdo que no tenía demasiadas ganas (no por el embarazo en sí sino porque me pilló toda la enfermedad y angustia por mi madre) pero sí que tenía mucho miedo por mi peque y la verdad preferimos disfrutar esa época de otra forma. No se me hubiera ocurrido ver el embarazo como otra etapa sexual más pero me alegra que sea así, las cosas como son. Muakss

Yo que tuve dos embarazos durante los primeros meses no tenía problema, pero conforme iba creciendo mi vientre se me hacía mas complicado y mis relaciones se fueron espaciando, es una sensación extraña, pero estoy a favor de las relaciones en esta etapa, los mismos doctores lo recomiendan.

¡Hola! Según tengo entendido es bueno tener relaciones sexuales durante el embarazo. Me parece una reseña muy interesante porque para muchos este tema es un tema totalmente desconocido en estos momentos de la vida. Saludos.

Hola wapa! Pue sii, si que esta unido la sexualidad y el embarazo y es lo que mas miedo me da porque sinceramente no me gustaria quedarme embarazada nunca, es una idea que siempre he tenido muy claro!
bsss

Que bonica es Eli y que bien que haya compartido su experiencia con todos nosotros. Luego hay otros factores a tener en cuenta, como tener un embarazo de riesgo y prohibirte las relaciones sexuales, casi me da un patatús, porque como ella dice tu cuerpo está cambiando, muy hormonal y lo único que te pide es satisfacción. Por suerte no solo de penetración vive el ser humano y te puedes dar placer de otras formas jajajaja.
Lo importante es vivir el embarazo tal y como te pida el cuerpo. Besos

me ha encantado tu frase de «el embarazo nos invita a tocarnos» nosotros por precaución y por riesgo de aborto tuvimos que estar 4 meses sin nada, las contracciones provocadas por el orgasmo podrían ser peligrosas, se sobrelleva, supongo que nosotras mejor, por el cansancio etc, que sólo quieres dormir, pero para eso se eés pareja para estar los dos apoyándonos totalmente ^_^

A mi me pasa igual, el tiempo pasa y no me apetece nada tener hijos, no sé si es una etapa genial pero cada vez que voy al supermercado me reafirmo en mi idea! La experiencia de Eli que nos compartes es muy sincera y mas realista de lo que he leido desde hace tiempo sobre el tema, aunque cada experiencia es diferente me ha gustado mucho leerla!

Hola guapa! Gracias por incluir en tu blog un artículo tan completo que me ha hecho mirar la maternidad desde otro punto. Como tú, no sé si llegue a experimentarlo, pero leerlo me ha hecho pensar en ello. En que realmente nunca imaginé en todos los cambios que el cuerpo experimenta, además de los notorios. Y que se puede disfrutar de la vida sexual de otra manera plenamente. Un abrazo!

Victoria, gracias por compartirnos tu comentario. Me alegra mucho que con este post de Eli hayas podido ver la sexualidad desde otro punto de vista, eso siempre viene genial para aprender más de nosotras y disfrutarnos de otra manera cuando vivimos etapas que nos afectan y cambian tanto. Un abrazo 🙂

Hola Diana!!! =)
Que interesante articulo sobre la sexuclaidad y el embarazo!!!!
Me encanto el relato de Eliana, por cierto me encanto tu blog de espacios de soledad =)
Soy tu fans je je
Yo tuve a mi hija hace más de 4 años y la verdad es que fue una experiencia inolvidable!!! Si que es cierto que a medida que avanzaban los meses no me llamaba mucho hacer algo je je MI pareja fue muy comprensivo en ese momento y hasta el dia de hoy se lo agradezco.
No se si al tener mi segundo hijo sería igual o no pero después de todo lo que he leído y que ademas los medicos lo recomiendan pues no te podría decir je je . Un besito a ambas por este maravilloso Post!!! =) saludosss

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Hablando de Sexo. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.