Categorías
Blog de Hablando de Sexo Nuestro Cuerpo

5 ideas para empezar a conocer tu cuerpo e iniciarte en la masturbación femenina

Masturbación femenina, un tema difícil de abordar.

Y es que cuando decimos la palabra masturbación lo primero que se nos viene a la cabeza, siendo mujeres, es un hombre haciéndose una paja, o como dicen en España «meneándosela».

Pocas veces pensamos en una mujer o en nosotras mismas masturbándonos.

Esto se debe a que desde muy pequeños la masturbación del niño ha sido aceptada y «bien vista», mientras que la masturbación de la niña ha sido tachada de algo «impuro» y sobre todo «no aprobado» por la familia o la sociedad.

Aún hoy muchas mujeres se masturban y no se dejan ver de sus parejas porque tienen vergüenza o miedo de ser tachadas de promiscuas y por ello llevan la masturbación como una doble vida.

Mientras que ellos pueden masturbarse frente al televisor, en la cama o donde quieran, y aunque a muchas mujeres les molesta, lo aceptan, porque es lo «normal».

Los hombres siempre se masturban y eso está bien visto

¿Seguimos manejando una doble moral con respecto a la masturbación femenina?

¿Cuándo se va a acabar esta necesidad de ocultarlo y sobre todo no experimentarlo porque nunca se ha visto «bien»?
Si nos molesta porque no entendemos la masturbación o que nuestra pareja se masturbe «tanto» ¿Por qué no lo decimos? ¿Qué nos impide hablar?

La masturbación femenina es tan normal como la masturbación masculina

Las niñas al igual que los niños empiezan a descubrir su cuerpo a temprana edad.

Ellas quieren tocar, agarrar, experimentar y sobre todo saber qué es eso que hay allí abajo que es tan diferente al de los chicos y sobre todo que es «un misterio» y siempre te dicen «caca, no tocar».

Si tanto madres como padres dejaran de ver eso como normal en los chicos y «no se habla del tema» en las chicas, tal vez las mujeres no tendríamos estos estigmas, pero sobre todo estos «problemas» a la hora de aceptar nuestro cuerpo, nuestro placer y sobre todo disfrutar de él como debe ser.

Porque, aunque suene radical, y sin ser generalista porque los problemas pueden venir de muchos frentes, una cosa es cierta: muchas mujeres no siente placer durante el sexo porque no conocen su cuerpo, nunca se han tocado, no saben cómo tener un orgasmo por si mismas y por ende no saben cómo pedirlo o cómo buscarlo cuando comparte su placer con otra persona.

¿De quién es la culpa entonces? ¿A quién debemos hacerle el reclamo porque nunca nos hemos interesado por nuestra vagina, la masturbación y nuestro placer?

El pasado pasado queda, el futuro no sabemos cómo será, pero el ahora, en este momento, en este presente, si no disfrutas en el sexo la culpa es tuya porque no te preocupas por ti y por tu placer.

La invitación es a que te masturbes, conozcas tu cuerpo, lo aceptes y no temas explorarlo

5 ideas para empezar a conocer tu cuerpo e iniciarte en la masturbación femenina

Te dejo a continuación 5 ideas, que seguro ya has leído en este blog en otros contextos y que hoy he recopilado nuevamente para decirte cómo empezar a conocer tu cuerpo e iniciarte en la masturbación femenina. Toma nota:

Observa tu vulva

Lee este post para que conozcas las partes que componen la vulva y la vagina y sepas qué es que y dónde ubicar cada cosa.

Para observar tu vulva lo mejor es hacerlo con un espejo de tocador, no muy grande, pero tampoco de mano.

Ten paciencia, tómate tu tiempo, tal vez al principio no te guste, te parezca rara y hasta fea.

Todo es familiarizarte con ella. Es una parte hermosa de tu anatomía y quien quita que simplemente con el hecho de verla realmente, palmarla y conocerla se te acaben los complejos, dolores y malestares asociados al sexo.

No te imaginas lo maravilloso y potente que es el poder del amor y la aceptación a ti misma.

Fortalece tu suelo pélvico

En un próximo artículo te hablaré mucho más sobre los ejercicios para fortalecer el suelo pélvico y te daré algunos trucos que a mi me han servido.

Porque yo también ando aprendiendo sobre los ejercicios de Kegel y otras terapias que han representado un cambio en mi vida, en todos los niveles.

Si aprendes a ejercitar tu suelo pélvico, podrás tener más control de los músculos de tu vagina, sintiendo con ello mucho más placer durante la masturbación y la penetración.

Ojo, que estos no son los únicos beneficios de estos ejercicios, también te ayudan a prevenir la incontinencia y a ganar sensibilidad vaginal tras dar a luz, entre muchos otros beneficios.

Saca tiempo para masturbarte

A la hora de masturbarte, si no tienes práctica, prepárate para ello y saca tiempo. Busca un momento de la semana donde estés tranquila, donde puedas estar sola contigo y donde puedas conectar con tu cuerpo.

Necesitarás estar en sintonía, si no tienes la costumbre de masturbarte, porque si lo intentas en un momento donde puede haber interrupciones, te frustrarás y eso a la final no será beneficioso para ti y esta nueva etapa de auto conocimiento.

Elegir el mejor momento es importante y te ayudará a tener práctica.

Con el tiempo podrás hacerlo sin tanta preparación y lo mejor de todo podrás hacerlo con tu pareja, lo cual es fabuloso.

Vence el miedo a tocarte tu misma

Puedes darte placer, todas tenemos esa habilidad, el tema es aprender cómo hacerlo y eso solamente lo descubrirás como se dice “metiendo mano”.

Deberás buscar tus puntos, la intensidad, el movimiento, la presión y todas esas pequeñas cosas que sumadas te harán disfrutar.

Mi recomendación es que tengas a mano lubricante natural para no irritarte y que empieces a tocar todo tu monte de Venus e ir bajando y abriendo tu los labios mayores.

Luego poco a poco y a medida que los vas abriendo descubrirás los labios menores y por allí mismo irás encontrando tu clítoris. Cuando estés allí, soba y presiona según lo vayas sintiendo, con mayor o menor intensidad.

Después, cuando empiece por tu cuerpo a correr la sangre rápidamente y sientas que tu sexo palpita, solamente si lo ves necesario, penetra tu vagina con los dedos, mientras sigues estimulando tu clítoris.

Muchas mujeres no necesitan penetrarse mientras hacen una masturbación en su clítoris, pero otras si, así que no te preocupes. Dale a tu cuerpo lo que le pide y ve con calma.

Al principio no será sencillo, puedes “aburrirte”, cansarte o pensar que es muy lento. El secreto está en estar presente en ese momento, no pensando en la compra, los deberes y otras cosas.

Conocer tu cuerpo es ir poco a poco y sobre todo disfrutar el camino según lo vayas sintiendo

 Comparte con tu pareja, amigas o un círculo de mujeres tu experiencia y aprendizaje

No te quedes con ello, sea que te haya funcionado como sino, porque la idea es siempre aprender y para ello es importante no quedarnos con nada y decir lo que va bien y lo que no.

La masturbación femenina sigue siendo un mito, pero en nosotras esta el cambiar eso y empezar a verlo como algo natural que todas las mujeres deberíamos disfrutar, saber hacer y sobre todo no sentir vergüenza de ello.

Así que tú aprende a masturbarte (y si ya sabes hacerlo, saca tiempo de tu apretada agenda para masturbarte con más frecuencia), los beneficios de la masturbación son muchísimos y esa liberación viene bien a tu vida.

¿Cómo ves la masturbación femenina? ¿Qué tipo de educación tienes al respecto?

Por Diana Garcés

Me encanta escribir sobre mis experiencias y las dudas que tengo con respecto a mi sexualidad y las relaciones. Por ello he creado este espacio para hablar y compartir contigo lo que vivo y aprendo.

50 respuestas a «5 ideas para empezar a conocer tu cuerpo e iniciarte en la masturbación femenina»

Guapa es que tenemos que cambiar muchos tabues que nos han impuesto y hay que cambiarlos poquito a poquito y paso a paso. Me alegro mucho por ti y estoy segura que tú lo notarás en tu vida no solo en la parte sexual, sino en otros ámbitos donde te sentirás más segura y a gusto contigo misma 🙂

Te juro que me pongo de todos los colores cuando leo algunos artículos tuyos jejejejeje pero, como siempre, te agradezco que llames las cosas por su nombre y lo expliques todo tan clarito; aún hay mucho tabú alrededor de la mujer y su cuerpo y somos nosotras las que tenemos que ir rompiendo barreras.

Guapa gracias por leerme aunque te saque los colores, espero estar haciéndolo bien de una manera amorosa y con mucho respeto, al menos es mi idea 🙂 En cuanto a tu comentario es verdad, tenemos que ir trabajando en ello y en nosotras está en romper esas barreras que existen aún 🙂

El autoconocimiento es muy importante para nuestro pleno desarrollo y salud física y emocional, pues hay mujeres que por tabús no llegan a autoexplorarsen, ya el tema de la masturbación si es muy personal dependiendo la manera como se vea, he leído que es saludable, pero como digo es muy personal!

Un tema peliagudo para la mayoría de mujeres que crecimos en una sociedad mojigata, donde nunca se habla de estos temas ya que se supone que si sabemos más de la cuenta es porque quien sabe en que pasos andamos, pero me parece genial el tema y que las que podamos y no nos de miedo explorar cosas nuevas, metamos mano y nos demos cuenta que hay mucho más que un pene en nuestra vagina que a veces no nos hace ni cosquillas.

Es bueno dejar esa mojitaría, es verdad, no es sencillo porque son muchos años y muchas cosas las que hemos pasado viviendo así, pero es genial a la vez darnos la posibilidad y oportunidad de ser más atrevidas con nosotras mismas 🙂

¡Hola! Pues yo lo veo como lo más normal del mundo. Ojo, pero respeto que algunas mujeres no quieran hablar de ello, no se sientan cómodas, o simplemente les resulte difícil tratar el tema. Aceptarse, mimarse y quererse a uno mismo es algo fundamental en la vida, y la masturbación femenina es algo tan normal como la masculina. 😉

Tienes toda la razón en mostrar la diferencia entre hombres y mujeres, todavía nos queda mucho para cambiar nuestra mentalidad, creo que es muy bueno que haya blogs como el tuyo para mostrar este tema con naturalidad.

Como siempre valiente y llamando las cosas por su nombre, tienes toda la razón debe ser algo tan normal tanto para hombres como para mujeres. Recomiendo un Post donde hablas de ello y pones un vídeo muy interesante sobre el tema donde una terapeuta enseña a masturbarse a tres mujeres, bss

Me ha encantado tu entrada. Es el primer blog que encuentro similar al mio. Bueno, el mio es muy pequeñito todavía, pero solo decirte que » De mayor quiero ser como tu» Jajaja. Tengo muchas ideas y temas que tratar, espero que nos sigamos leyendo. Besos!!!

Es un tema muy controvertido by del que cuesta hablar, al menos a mí. Ojo. Que no hable no es igual, bajo ningún concepto, que no lo haga y me alegra leerte por lo directa que eres.

Increible que a pleno siglo XXI sigamos con esos estigmas, pero que podemos hacer, muchas mamás siguen pasando esos miedos a sus hijos y así puede seguir pasando verdad?. Me alegro que haya este tipo de post para que una trate de soltarse un poco, y trate de aprender y de disfrutar y de experimentar cosas que no conocía y que seguramente la harán más felices 😀 saludos

Guapa, los padres nos pasan no solamente su cultura y costumbres, sino también sus miedos, sus prejuicios y ellos los vamos aprendiendo desde muy pequeños y se nos pegan a veces sin darnos cuenta. No es sencillo salir y descubrir tus propios pensamientos en medio de tanta negación, pero tampoco es imposible, todo está en querer cambiar y lo lograremos. Empezar por hacerlo mejor con nuestros hijos, es un buen paso 🙂

Por mi educación y mis pensamientos, no es un tema que hable con «normalidad». Y ojo! con esto no quiere decir, que una persona sea mojigata como leo. No, simplemente que abiertamente, es mejor no exponerse y algo que puede ser normal, como explorar el cuerpo de uno mismo, lo guardemos para la intimidad.

Guapa es normal y comprensible querer guardar estas emociones y sentimientos para la intimidad, es perfecto, respetable y está muy bien, no todo hay que decirlo mujer. Un abrazo y gracias por pasarte y dejar tu punto de vista. Un abrazo 🙂

Hola, interesante entrada, toca un tema sensible para muchas mujeres. Estoy de acuerdo que la masturbación es algo natural, no deberíamos tener miedo a la hora de conocer tu cuerpo, y más cuando es tan placentero. Esta información tan clara abrirá el camino a muchas mujeres que están con las dudas aun. Besos

Me encanta que se hable con naturalidad de un tema tan natural. Hay que desvincularlo del género, sin distinciones. Las necesidades son individuales, de cada persona. Hay quien se sentirá más o menos cómoda y hay que respetarlo. Lo deseable es que cada cual decida qué quiere hacer con su cuerpo, sin presiones ni estereotipos. ¡Enhorabuena por tu artículo!

Mónica muchas gracias, la verdad es mucho el trabajo que tenemos que hacer para cambiar ese tema del género y hacer que todas y cada una de las mujeres nos hagamos respetar, pero sobre todo sepamos ir a por nuestros deseos y sueños sin miedo al qué dirán o a que nos juzguen 😀

La verdad es que el no hablar de ello hace precisamente que quienes no lo hacen no sepan lo que se pierden pero al margen de eso te doy toda la razón en que todos nacemos con esa capacidad y te cuento por qué: yo tengo un hijo de 3 años y medio y creo que ya siente gustito cuando se toca o se refrota pero tengo una amiga de la misma edad y me dice que a veces la ve haciendo lo mismo, refrotándose, etc.. no le dicen nada pero es para que veas que no es cosa de ellos sólo, nosotras también pero nos reprimimos o se nos reprime.. hay tantos tabúes, tanto establecido.. que es muy difícil romper con todo. Muaks

Vanesa, no es una tarea sencilla, eso es verdad, requiere muchooo trabajo cambiar paradigmas y cómo se ha manejado la educación en estos temas, pero vamos por el camino. Lento pero seguro, eso es de ahí. Así que ánimo y pues nada a seguir dejando a los niños ser niños y que vayan descubriendo su sexualidad mientras van creciendo, cómo debería ser ¿no?

Un tema del cual no me gusta hablar, pero me parece normal «lo qué es bueno para el pavo, es bueno para la pava » este dicho lo pueden interpretar de muchas maneras, si la masturbación masculina es permitida y bien vista ante los ojos de todos ¿por qué la masturbación femenina no puede ser aceptada? Creo que las mujeres que no lo aceptan es porque no conocen del todo su cuerpo, me ha encantado tu post

Esthefanny muchas gracias por tu comentario a pesar de que te cuesta hablar de estos temas, te agradezco mucho tu opinión y tienes mucha razón en lo que dices. Todos tenemos los mismos derechos 🙂 Un abrazo 🙂

¡Hola! Es genial que compartas este tipo de entradas, a muchas les va a ayudar a dar el paso hacia adelante. Hay que dejar de pensar que es un tema tabu como vos decis, y si los hombres pueden, las mujeres tambien.
¡Saludos!

Coincido con tu opinión: para los hombres es normal y socialmente aceptado y para las mujeres no. Pero claro, si aún no se ha llegado a la igualdad en temas de salario y oportunidades laborales por ejemplo, que son más visibles, para esto queda camino por recorrer, bss!

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Hablando de Sexo. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.