Categorías
Blog de Hablando de Sexo Cosas de pareja

Es mejor ser amante que esposa ¿Cuánta verdad encierra este refrán?

«Es mejor ser amante que esposa» dicen algunas personas y estos días lo he estado escuchando mucho entre mis amistades.

No sé si será un tema de moda en alguna telenovela.

O si es que las solteras la están pasando tan bien y andan empecinadas en permanecer en ese estado civil, que se justifican en esta vieja expresión para no tener un compromiso.

El asunto es que me puse la tarea de investigar por qué es mejor ser amante que esposa ¿Quieres ver lo que descubrí?

Primero que todo y antes de empezar, aclarar que enfocaré el término esposa a las relaciones de pareja.

Esperando que de esta manera quede un poco más neutral el asunto y lo podamos entender desde ambos lados: el de amante y el de esposa y le ayude también a los chicos que quieran saber más de este tema.

¿Qué es una amante?

Cuando tienes una pareja donde la exclusividad y la fidelidad son básicos.

Eso quiere decir que no se permite tener relaciones con otras personas y sostienes, en secreto o clandestinamente, una relación al mismo tiempo con otra, tendrías lo que se conoce como una amante.

Ten en cuenta que esta relación puede ser física o emocional, o ambas.

En la física solamente hay sexo y en la emocional.

Al principio no hay contacto físico, pero sí mucha comunicación y confianza.

La parte física puede llegar con el tiempo y ser más fácil de trascender que si se empieza con la física y luego se adiciona la parte emocional.

Con los amantes (de antaño) no se tenía una relación emocional, sentimental y/o de exclusividad.

Era una aventura, los involucrados sabían y tenían claro que uno no se enamora o tiene una relación más allá del sexo con el amante.

Sin embargo en la actualidad, estando las cosas como están.

Uno no busca un amante precisamente por el sexo, lo busca para compartir otras cosas, por amistad, porque encuentra una confianza que ha ido perdiendo con su pareja, por ejemplo.

Esta compañía no es de pago.

Se comparte algunas veces el cuerpo, pero sobre todo tiempo y en ocaciones emociones, dependiendo el tipo de relación que construyas con tu amante.

En general una cosa es clara: amante es una persona con la que la pasas bien de ves en cuando, no tienes compromisos, ni hay reglas, ni opción a reclamos.

Esto en teoría.

Pero algo que debes tener muy presente, tener amante es compartir tiempo, energía emocional y cuidados que le estarás quitándole a tu pareja actual y estas cosas pasan factura.

El asunto es ¿Estarás dispuesto a pagar el precio?

¿Por qué existen las amantes?

Estudios hay un montón sobre el tema, pues se dice que la causa principal de las separaciones, hoy en día, es precisamente la infidelidad.

Sin embargo, hombres y mujeres buscamos amantes por diferentes motivos.

Por ejemplo las cinco excusas más comunes para ellos son:

  • Pérdida de la atracción por su pareja
  • Fuerte seducción por parte de la otra persona
  • La emoción del ligue
  • Falta de comunicación o confianza con la pareja
  • La rutina en casa

Para nosotras las razones pueden ser otras, al fin y al cabo también buscamos cosas que ya no encontramos en nuestras parejas.

Sin embargo nos vamos más por la parte romántica o simplemente sentirnos valoradas en algo más que hacer cosas en casa.

Por eso para las mujeres las razones son otras, como por ejemplo:

  • Soledad
  • No sentirse deseada
  • Falta de romanticismo
  • Sentir que su marido está demasiado abstraído en si mismo
  • Una oportunidad que apareció en el momento justo

Es importante tener en cuenta que no para todo el mundo es igual y así como hay razones muy comunes y que se repiten en algunas parejas.

La verdad es que a la final somos infieles porque sencillamente nos aburrimos y no somos capaces de ser honestos con nuestras parejas con respecto a nuestras necesidades físico y emocionales.

No es cierto que sean más infieles hombres que mujeres, de hecho, para la mujer puede ser un poco más fácil sostener un amante que un hombre.

Porque a nosotras se nos da mejor fingir que a ellos, y aunque nos involucramos más emocionalmente sabemos distinguir 8 de 80. Aunque claro, hay excepciones.

Tampoco hay un perfil especial para la persona infiel.

Si estás en el momento correcto, con la persona adecuada y aunque nunca lo hayas considerado, puedes caer en la tentación y terminar teniendo una aventura sin haberlo planeado.

No es muy común, pero pasa más de lo que imaginamos.

Tenemos la errónea idea de que, en cuanto a hombres, solamente los mujeriegos son infieles y muchas veces son ellos las personas más fieles a sus mujeres, y los “santitos” los más traviesos.

Recomendaciones, las de siempre: evite la monotonía, sea creativa y comuníquese con su pareja.

No de nada por sentado y no asuma que por estar casados ya todo está hecho, por el contrario es ahí donde viene el trabajo bueno de seducción.

No piense que por tener un amante se va a solucionar los problemas que tiene en casa o que podrá mantener el engaño mucho tiempo.

A la final estas cosas se terminan por descubrir y lo que se rompe es mucho mayor que el dolor que el engaño por si mismo causa.

¿Por qué duele tanto descubrir una amante?

Lo que más duele de saber que tu pareja tiene amante es el tema de sentir que tú no eres suficiente.

Que no encuentra en tu cama lo que le hace feliz y que por eso tiene que tener sucursales y sexo casual con otras personas.

Peor aún, son las aventuras emocionales.

Esas donde necesita escapar de ti de vez en cuando porque lo saturas demasiado, porque exiges mucho o porque simplemente quiere una persona diferente para hablar de ciertas cosas y compartir pensamientos e ideas que no se siente capaz de hacer contigo.

No sé qué será peor.

Pero una cosa es cierta, no siempre es ese el caso, no tienes que echarte culpas que no son tuyas.

Algunas personas simplemente disfrutan estando con otras porque ahora los hombres y mujeres se dan libremente y no les importa que tu pareja esté “cogida”.

De hecho eso da más morbo y si te conoce, ja, ya te digo, mejor que mejor.

Con esto no justifico sus acciones, ni digo que todas tus amistades quieran hacerte la jugada.

Simplemente que no todos buscamos un amante porque no estemos satisfechos en la cama, simplemente lo hacemos por cambiar la rutina, por la aventura, por la cacería o por que nos aburrimos.

Así que no te sientas culpable si descubres que tu pareja tiene amante, eso nunca será culpa tuya.

Crea espacios de diálogo, busca variedad en la relación, viaja, descubre, conoce nuevas personas, cambia la rutina. Hay muchas maneras que puedes emplear para hacer las cosas diferentes y divertidas.

Si tu pareja tiene amante no necesariamente es por ti, es porque nunca estamos conformes.

Puedes intentarlo todo, pero a la final, quién ha sido siempre será, así que lo mejor que podemos hacer, si te has casado con un persona infiel, es simplemente esperar que el engaño no duela mucho, o darle la confianza para abrir la relación y que pueda compartir esa parte contigo.

No todos las personas engañan a sus parejas, algunos son súper fieles y además les gusta.

El asunto está en construir una relación con las bases que realmente deseas que tenga, sin obligar a nadie a cambiar y aceptando.

O si realmente no puedes aceptarlo como es, ten el valor de salir antes de que las cosas se vuelvan más serias y sea para ti peor la situación.

Te digo que, lo mejor de tener una relación es la confianza de estar con alguien que no te hará daño.

Y para no vivir tu mayor temor es importante conocer tus límites y crear estrategias que te protejan siempre de cualquier daño externo que te pueda hacer tu pareja.

Los amantes duelen, pero más dolor causa el hecho de vivir todo el tiempo prevenida y pensando: ¿cuándo pasará?

Crea buenas bases, confía en tu relación y que sea lo que tenga que ser.

No dejes de vivir el presente por el temor de un futuro que no sabes si llegará , y si realmente son más los dolores de cabeza ten coraje y sal de ahí.

Nada peor que vivir con miedo.

Un consejo, no seas tan dura a la hora de juzgar, no olvides que todos podemos caer en la infidelidad y tener un amante emocional o físico, el asunto está en cómo cimentaste tu relación de pareja para evitar que esto acabe con lo que han construido.

Ser amante versus ser esposa

Una de las personas que contestaron mi pregunta me dijo esto (el principio), el final lo completo otra:

Con tu pareja puedes encontrar un abrazo que te llene el alma y una mirada donde sobren las palabras. Con un amante, salvo ciertos momentos puntuales, el vacío estará siempre presente.

Viéndolo así puede uno llegar a entender porqué se dice que es mejor ser amante que esposa, al fin y al cabo como reza un dicho: «es más fácil fingir durante un momento que todos los días”.

Además, cuando hablamos de sentimientos, la gente se encoge de una manera que va siendo cada vez más alarmante.

Porque resulta que en la actualidad algunas personas no quieren involucrar sentimientos, la mayoría tiene miedo de abrirse realmente a una relación y más aún, muchos no quieren exclusividad, ni estar con una única persona habiendo tanta alternativa en la calle y en la red.

¿Por qué vamos a conformarnos?

Ser amante puede ser mucho mejor, más divertido, menos complicado y sobre todo una salida fácil a ese miedo al compromiso.

Además no olvidemos que la vida en pareja, después de la luna de miel, la relacionamos con monotonía quejas, problemas y poco sexo. Mientras que una amante es sinónimo de aventuras, risas, descomplicación y sexo alucinante.

Al fin y al cabo para pasarla maluco, mejor se queda uno con lo de casa.

El amante no tiene que enterarse de los problemas económicos, de familia o trabajo. Mientras que la pareja debe cargar con todo eso y además ayudarte a salir de la depresión que te puede ocasionar.

Se dice también que al ser amante se tienen los mejores regalos, porque a la pareja los detalles románticos, después de un tiempo, pasan a ser cosas prácticas y necesarias para el hogar, pues al fin y al cabo se necesita más.

Sin embargo, uno cosa que no nos dicen es que los amantes tienen sentimientos y algunas personas terminan enamoradas y destrozadas porque nunca podrán ser más que «la otra persona».

He visto muchos corazones rotos porque todo empieza como una aventura, pero cuando mezclas sexo en la ecuación, inevitablemente los sentimientos tienden a florecer en algún momento.

Así que ojo, si ser una amante es lo que quieres, no olvides proteger tu corazón, porque es más fácil que una esposa se vuelva amante a que una amante se convierta en esposa.

Pero a todas estas y dejando a un lado la ironía del tema y las afirmaciones pasadas de moda y que ahora poco tienen que ver con la realidad que vivimos en muchos casos, paso a decirte según mi experiencia por qué ser esposa puede ser mejor que ser amante.

Para tener una visión diferente, te invito a leer este post que publicó Sergio Melich donde reúne la opinión de varias personas sobre si rescatar o no la vida en pareja.

Por qué ser esposa puede ser mejor que ser amante

Es verdad que las amantes la pasan más rico porque no tienen que enfrentarse a los “chicharrones”(problemas), que conlleva tener una relación de verdad, pero una amante extraña después de un tiempo precisamente eso: la normalidad, la rutina, la estabilidad y hasta la monotonía que significa vivir en pareja.

Porque algunas esposas pueden estar pasadas de moda en pensamientos y actitudes pero la mayoría hoy en día son divertidas, buenas amantes, abiertas y mucho más que un adorno en casa, son compañeras de vida, de viaje y de aventuras y con ellas puedes ser tú mismo, si realmente quieres abrirte a alguien.

La función de amante, que antes se veía como la pareja con la que se vivían aventuras sexuales que no hacías con quién tenías hijos, hoy en día no es así, con tu pareja puedes hacer de todo y experimentar muchas cosas. Principalmente si tienes una relación basada en la honestidad, el respeto, el amor y la buena comunicación.

Me niego a creer que si quieres aventura y satisfacción en tu vida sexual tengas que buscarlo en un amante. ¿Por qué tu pareja no puede darte lo que quieres?

Una cosa es que lleves toda la relación ocultando una doble vida y no hayas sido nunca sincero, ahí sí puede ser complicado encaminarte hacia la aventura con la persona que comparte tu vida, pero tampoco es imposible.

Creo que el tema está en evaluar qué quieres y ver si puedes compartir eso que deseas en este momento con tu pareja. Hablar siempre será el mejor camino. No el más sencillo, pero sí el mejor, eso seguro.

Así que antes de ponerte a tener una aventura porque en casa no encuentras lo que deseas, piensa y evalúa si realmente es posible tener eso con tu pareja, al fin y al cabo si te casaste por algo fue.

En algún momento de la relación hubo morbo, buen rollo, aventura, buen sexo y disfrute. Revivir eso no es tan complicado.

Otra cosa es que quieras un amante porque simplemente te gusta tener otras parejas, eso ya es otro tema y ahí sí deberías buscarte una persona que acepte eso en ti, que las hay, no te creas tan especial 😃

Pero una cosa es clara, podemos vivir intensamente el presente con amigos, amantes y compañeros de aventura, pero si queremos construir algo que trascienda y que vaya más allá de nosotros.

La vida en pareja puede ser esa aventura y no lo digo por el tema de tener hijos para dejar un legado, hablo de convivir, de compartir, de experimentar lo que es ser tu mismo y ser feliz estando y dándote a otra persona.

No es fácil, hoy en día hay demasiado egoísmo e individualismo en el mundo y nos cuesta reconocerlo, y es que abrirnos a alguien puede ser como cortarnos una extremidad: difícil y doloroso, y por esa misma razón nos negamos y preferimos mejor seguir como estamos.

Pero ya te digo que con el tiempo, eso que al principio fue difícil y doloroso, pasa a ser las bases de una relación maravillosa.

Así que en conclusión, puedes ser una amante o una esposa, pero yo te diría que lo mejor es ser ambas cosas.

Encontrar una persona donde los dos roles convivan sin problema es una pasada.

Tener una relación donde ambos tengan claro que pueden vivir juntos todo lo que desean y que no necesitan buscar cosas fuera, a no ser que sea porque ambos así lo decidan, puede ser la mejor experiencia que vivas 😃

Y aunque no todos nacimos para estar en pareja, si estás en ello y empiezas a buscar fuera lo que no encuentras en casa, tal vez es el momento de que tu relación tenga un cambio o que lo dejes de una vez por todas.

Engañar nunca será la mejor opción en una relación sana. Piensa en ello y toma medidas.

Por mi parte te digo: sé esposa, sé amante, pero sobre todo sé tu misma siempre.

Y tú qué crees: ¿Es mejor ser amante o esposa?

Por Diana Garcés

Me encanta escribir sobre mis experiencias y las dudas que tengo con respecto a mi sexualidad y las relaciones. Por ello he creado este espacio para hablar y compartir contigo lo que vivo y aprendo.

46 respuestas a «Es mejor ser amante que esposa ¿Cuánta verdad encierra este refrán?»

Nosotras también hemos escuchado muchas cosas sobre este tema, personalmente a nosotras no nos gustaría ni estar en la posición de la amante ni de la esposa. Creemos que si algo no funciona en la relación lo único que se debería hacer es hablar las cosas entre los dos y decidir que es lo mejor para esta relación, pero nada de terceras personas.

Hola guapas, muchas gracias por tu aporte, la verdad en relaciones lo mejor es hablar siempre, esto ayuda mucho a tener relaciones más auténticas y sobre todo evitar tener que involucrar terceras personas en la relación 🙂

Yo no entiendo que es lo que se tiene que hablar si buscar o tener amante es una aventura que después tiene resultados negativos o si aun no la tengo como puedo decirlo a mi esposa que deseo tener amante no me parece correcto ni que ella me lo va aceptar, ni yo a ella, eso de hablar y ser sincero no me parece un triunfo ni solución, yo creo que mejor la digo a mi esposa que ya no la quiero pues quiero a otra la razón si amo a una segunda es porque no la ame a la primera que fue una ilusión

En temas de relaciones no hay nada escrito, sin embargo, una cosa es clara, la comunicación sí que es importante en las relaciones y sí que es, al menos para mí sí que es un triunfo tener una comunicación buena y asertiva con mi pareja. Te recomiendo que lo empieces a considerar porque merece mucho la pena.

Estoy de acuerdo en que actualmente esposa y amante pueden ser la misma persona. Ya no es como antes que no habia informacion ni posibilidades de nada. Aunque sospecho que no es lo mismo en todas las culturas. Me gusta la frase de que es mas facil que una esposa se convierta en amante a que una amante se convierta en esposa.

Teresa, la verdad es que es genial cómo los tiempos van cambiando y cómo podemos ir mejorando nuestras relaciones si hablamos más y sobre todo si aprendemos a comunicarnos con nuestras parejas y aprendemos decir cuándo queremos y deseamos algo en concreto. Creo que ese puede ser un buen camino 🙂

Yo pongo las cosas en una balanza y creo que prefiero ser esposa, la amante sienpre va por las sombras, no es bien vista en el entorno familiar ni social, el dolor con el tiempo se cura, la imagen de una amante no se lava ni con el tiempo es como un estigma, y como nos comentas una relación por ratos al final solo te hará sentir vacía y eso de que estos roles ya no son como hace 20 años atrás que la esposa era mas sumisa o tímida y la amante estaba dispuesta a todo ha cambiado.

Uf vaya tela, los temas del corazón son siempre complicados, nunca se puede decir de esta agua no beberé, etc.. pero yo en este sentido creo que todo empieza por ser fiel a uno mismo. Para mi una persoña que engaña, se engaña a si mismo y la que es parte del engaño también. Si no estás a gusto con tu relación cambia o dejala pero no marees la perdiz

Laura creo que has dado en el punto, «no marear a nadie», una tarea nada sencilla en un mundo donde aguantamos, soportamos y mareamos como locos antes de aceptar que no queremos o no nos gusta algo. Una pena, pero tengo fe de que esas cosas cambiarán con el tiempo. Esperemos que sí 🙂

Nunca había escuchado el refrán y también me ha sorprendido por decirlo de algún modo que se distingan como amantes a aquellos que tienen una complicidad especial sin tener relaciones físicas, de toda la vida lo hubiera llamado tener un buen amigo jajaja. ¿Y qué es mejor? Supongo que según la situación y las personas involucradas…no sabría decirte… Lo que voy aprendiendo contigo, Diana, besos!

Interesante artículo. Conocer a la persona con la que estás y no idealizarla es crucial, porque aunque amar es querer a la otra persona con sus virtudes y sus defectos, hay defectos que pueden causar mucho daño y la infidelidad es uno de ellos. Personalmente, no tolero ni toleraré algo que va contra mis principios, así como yo tampoco traiciono ni traicionaré a mi pareja. En el suspuesto caso de sentir algo por otra persona fuera de mi relación de pareja, preferiría dejar la relación antes que dañar a dos personas. Porque ante todo hay que ser [email protected] con [email protected] [email protected], y en el caso contrario, ni se puede vivir con miedo ( no es mi estilo) ni con el dolor de la traición. Si ser amante es vivir oculta, deseando algo que no vas a tener, y esposa es ser cornuda, sinceramente prefiero estar sola, que mal acompañada. :*

Guapa, tener claro lo que deseas en tu vida es sumamente importante para poder decidir y sobre todo no dejarte mangonear en ninguna situación que vivas y para llegar a ello, debes conocerte, aceptar lo que quieres y no tener miedo de pedirlo y exigirlo si es el caso. Bien por ti 🙂

Hola guapa
Es la primera vez que oigo este refrán, y lo cierto es que mi primera impresión al respecto ha sido horrorizarme. Como puede ser que alguien prefiera ser amante?
Pero bueno, leyendo tu artículo a fondo esta claro que hay muchos puntos de vista y formas de entenderlo.
Cuando hay un amante es porque algo falla en la pareja, pero al final lo que importa es con quien decides pasar tu vida, a quien te comprometes, y pocos amantes se han convertido en algo más serio..Pero solo es mi opinión claro
Un besazo

Hola guapa!
Amante o esposa? Sinceramente es muy difícil de responder, ya que todo tiene su lado positivo.
Según el momento de tú vida, la edad, el estado psicológico en que te encuentres… Etc.
Yo me sentiría y me siento cómoda en el de esposa, adoro la sinceridad y complicidad de las parejas. Ante una infidelidad, jamás hay perdón, ya que perdería toda la confianza en la otra persona.
Me encantó tu aporte!
Te mando un abrazo, Esoteru!

Ufff, un tema peliagudo. «¿ Es mejor ser amante o esposa ? » Depende, cada persona es un mundo y yo jamás generalizaría. Tampoco me gustan las ideas sobre si el hombre tiene una amante o la mujer si es por un motivo o por otro. Hay varios motivos.
En primer lugar, me resulta chocante que la gente asuma que las relaciones sexuales son por norma hetero. Hay países donde eso está muy arraigado, y te aseguro que una cosa es lo que se muestra de cara a la sociedad y otra lo que sucede. Y yo soy hetero, por lo visto ( nunca me he sentido atraída por una mujer, aunque no le vería nada extraño si pasara ).
En segundo lugar, comos soy demisexual para mi creo que el o la amante es quien se suele llevar la peor parte en caso de haber algún vínculo afectivo de tipo romántico o que se demande una atención especial. No digamos si hay hijos de por medio ( para mi los hijos son sagrados, pese a no ser madre, pues son los inocentes que pagan los errores de los adultos ). Pero repito, depende de cada persona. Como bien expones hay pros y contras y lo que cada uno considera bueno o malo no es un dogma general.
Y aquí enlazo con mi tercera réplica. ¿ Esposa ? ¿ Matrimonio ? ¿ Por qué no pareja estable sin más ? ¿ Un papel aumenta el compromiso ?

Inma me ha encantado tu reflexión, dices muchas verdades. Las relaciones son mucho más que un papel firmado, de hecho uno de esos no garantiza nada de nada, así que lo mejor es el compromiso, la comunicación y lo bueno que puedas construir, según tus gustos, preferencias y necesidades. Así que cada uno es un mundo, por lo cual lo mejor es aprender a conocerse, aceptarse y buscar lo que más se adapte a ti y esas preferencias 🙂

jeje tu post si que me dejo pensando. Creo que yo optaría por llamarlo así como un juego de roles, en dónde soy una esposa, madre, cocinera, mucacama y hasta psicóloga, pero cuando todos se duermen, cuando estoy a solas con mi marido…. soy la amante. (ay ay ay)
Interesante..jajaja estoy dandome ideas

Creo que la razón fundamental por la que existen las amantes es por la rutina y el aburrimiento en la pareja.
Las responsabilidades familiares, los niños, y los percances que nos ocurren en la vida la hacen aburrida y monótona y se busca algo diferente para salir de ello…
Creo que no significa que se quiera mas a tu pareja sino que buscas algo diferente…

Es así guapa, porque no estamos conformes porque necesitamos un poco más o creemos que queremos algo distinto o que nuestra pareja no puede dárnoslo y a veces simplemente es pedirlo y todo es posible 🙂

Hola. Que pasa cuando te has querido comunicar con tu pareja pero es imposible? Cuando has dicho claramente que la relación se está yendo a la basura y te responden con un: yo no lo veo así? Que pasa cuando ya no tienes sexo pero tienes una estupenda y cordial relación de pareja? Le seguimos llamando pareja o pasamos a llamarnos amados parientes? Me he gastado más de doce años de mi vida en una vida hermosa, feliz, con un hombre estupendo, buenísimo amante cuando quiere acostarse conmigo, porque pasa de la tarea olímpicamente y yo he probado todo y lo que ya no duele es: no tomar más la iniciativa, es decir he dejado morir la intimidad porque yo era la que la mantenía viva. Y que hago? Soy joven, guapa, pero puedo pasar un año durmiendo al lado de un hombre que no me toca y que dice claramente que no tiene otra, que no tiene ganas simplemente, que está cansado y un largo etc. Dejarlo o no es algo que yo tengo que decidir en base a mi realidad actual, a mi situación. Yo si me planteo Tener un amante. Y siempre lo pienso pero no lo concreto. Es difícil elegir además quien sea discreto y no genere problemas. Porque si, no lo quiero para marido, ese ya tengo:

Hola buen día, en estos casos es muy importante hablar claramente, hay muchas maneras de vivir las relaciones y es posible estar con la persona que quieres y además disfrutar y vivir una sexualidad plena con otra u otras personas. Te recomiendo ver mi cuenta de Youtube, el lunes 20 de abril comparto un video que hice en Instagram Live donde respondo más ampliamente esta situación que puede serte de mucha claridad. Espero te guste. Saludos 🙂

Yo ahora mismo soy esposa y la verdad creo que me dolería mucho si me enterara que mi marido me ha sido infiel aunque soy consciente que puede pasar pero también por mi parte así que bueno, ahora mismo no me voy a preocupar por eso sino por mantener en buen estado de salud mi relación, eso es lo verdaderamente importante para que ninguno de los dos se vea necesitado de nada. Muakss

He de decir que muy buen post, lo he leído 2 veces. Tienes razón en unas de las partes en la cual dice que cuando pasa al nivel de cuerpo, es decir, el sexo con tu amamte y tu pareja de enteré es lo peor del mundo mundial pq te sientes como un pañuelo por así decirlo. Además puedo decir que yo he notado con el amante emocional se puede notar el otro que carece de algo o de que no puedo hacerlo con su pareja, es como una forma de desahogarse. Lo dicho de nuevo genial el post. Un beso enorme.

Uhmmm guapa, es lo que tiene tener un amante, es difícil, por eso creo que la mejor opción o alternativa a considerar es tener una relación diferente. El engaño no creo que sea un camino, nunca 🙂

Muy buena frase final Diana, porque yo creo que eso de amante o esposa en el fondo son etiquetas, no por tener una aman te es menos rutinario la relación, puede ser igual o más rutinaria que la de la esposa y viceversa. Creo que lo único que necesitamos es tener las cosas claras, comunicación y ganas de estar con alguien sino pues cada cual es libre. lo que no me gusta de los amantes es cuando son secretos y engañamos a nuestra pareja, rompiendo su confianza, bss

¡Hola! Me parece un gran articulo en mi caso no me gustaría descubrir una amante ya que siempre es doloroso porque significa que la persona busca fuera lo que no encuentra contigo. Yo opino que si no estás agusto con la persona debes terminar la relación y ya buscar diferentes opciones, pero bueno cada persona es un mundo. Besos 🙂

Es complicado tratar de mantener una relación en un nivel de armonía tanto emocional como sexual, porque siempre existen factores internos que influyen, pero sea cual sea el factor lo más maduro posible que se puede hacer, es hablarlo y dejar de comportarse como unos neandertales y engañar, si algo se ha roto se ha roto y listo y terminar es lo.mejor. A mi los o las mártires son una pérdida de tiempo. Primero es el amor propio.

¡Hola, Di! Yo creo que no es cuestión de qué es mejor o peor sino de lo que uno quiere o le interesa. Hay personas que les gusta ser amantes por el morbo o por el estilo de vida que llevan (no lo tengo muy claro). Y hay otras que prefieren estar en una pareja estable. Supongo que será cuestión de prioridades. Un besito, guapa. 🙂

Y si resulta que la amante es la pareja anterior con la que nunca se cortó el vínculo y con quien has engañado a tu pareja actual desde el principio porque sigues queriendo a esa ex?Jodido,eh?
Ahí quién está en mejor posición?La ex,ahora amante,que sigue enamorada y se ha convertido en la oculta (cuando durante años fue la oficial) o la actual,que lleva cuernos desde el día 1 y está perdiendo el tiempo con un hombre que desea a otra desde hace más de 15 años?Complicadisimo

Soy una partidaria de que es mejor ser amante, esposa y todo lo que desees. Al fin y al cabo cuando estás en una relación buscas un todo, no solamente un pedacito de algo. Al menos es lo que yo creo.

Buenas guapa, ¡Qué currada tu entrada y bien investigada!
A mí es que este tema es de los que me cabrea bastante porque no entiendo la infidelidad de ninguna de las maneras y de ninguna de las excusas.. 🙂
Si tienes la necesidad de compartir «lo que sea» con otra persona fuera de tu pareja es que la cosa no funciona y hay que romperla, no le veo otra solución. Lo demás es egoismo y desconsideración. Y por supuesto pienso como tú que en ningún momento la persona a la que se le ha sido infiel tiene la culpa de nada ni debe sentirse responsable, el problema lo tiene el [email protected]! ¡Un besito!!

Susana, gracias por tu aporte, la verdad es que aprender a manejar las infidelidades no es algo sencillo y puede costarle mucho a las personas, pero en general creo que es un tema que cada uno debe asumir, aceptar y trabajar según cómo le toque vivir la experiencia 😀

Es complicado ser la amante, porque al final añoras lo que la esposa tiene como rutina. Lo que sucede es que siempre estamos inconformes, si hay rutina cansa, si no, también cansa. Yo comencé siendo la amante porque había mucha química y sinceramente, nunca he tenido muchos pretendientes a pesar de ser guapa, porque mi manera de ser es rara para la sociedad en donde vivo (es una ciudad con mentalidad de pueblo pequeño) y ya voy por mis primeros 40 años de vida. Sí lo mío fue una percepción errónea de soledad y falta de atención del sexo opuesto, quería a alguien con quien pudiera ser yo y compartir momentos, que no saliera corriendo como ya me había sucedido antes con quien iba en serio conmigo. La cuestión es que yo le soy fiel porque así soy yo y me duele que obviamente el 99% de su tiempo y esfuerzo sea para su esposa y sus hijos y el resto para mí. Es un martirio, porque a pesar de saber que soy mejor persona que a quien escogió como pareja, a ella la luce y a mí me esconde. Siempre decidan ser las únicas, es mi mejor consejo, no se conformen con menos, ni siquiera para probar, yo me equivoqué.

Ufff Débora, nunca mejor dicho. Conocer experiencias personales es lo que nos ayuda a encontrar otros caminos para las cosas que nos pasa en la vida. Siento mucho lo que estás viviendo, es una putada, pero también es cierto que al menos sabes que es así y algo podrás hacer en algún momento. Un abrazo y gracias enormes por compartir tu historia con nosotros.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Hablando de Sexo. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.