Categorías
Blog de Hablando de Sexo Juguetes eróticos

Los succionadores de clítoris y el suelo pélvico

2020 fue el año en el que los succionadores de clítoris conquistaron el mundo. Ya venían pegando fuerte un poco antes, pero tenían un duro rival en los vibradores a control remoto. 

Sin embargo, al final encontraron cada uno su nicho: los succionadores para la intimidad a solas, y los vibradores para la intimidad compartida.

Y aquí me tienes a mí, ¡pensando en si me merece la pena comprar succionador o vibrador para retar a mi suelo pélvico!

Al pensar en los juguetes sexuales, la mayoría de nosotros pensamos únicamente en el aspecto placentero. Otros, quizás por deformación profesional o por intereses personales, pensamos también en lo que pueden aportar a nuestra salud. 

A veces se nos olvida que nuestro estilo de vida actual es increíblemente sedentario, y que los que más sufren por este sedentarismo son nuestro abdomen, nuestra espalda, nuestras caderas y las estructuras musculares que forman parte de estos. 

Y en concreto, por la cantidad de tiempo que pasamos sentados: 

  • El psoas y el cuadrado lumbar…
  • La musculatura perineal, o suelo pélvico…
  • La musculatura pubococcígea…
  • La musculatura puborectal…

Y bueno, ¡mejor no seguimos la clase de anatomía! Pasemos al tema de la salud. 

Ya he mencionado antes en este blog (y en mis talleres de la Academia Hablando de Sexo) que una de las mejores ventajas del uso de ciertos juguetes sexuales es el fortalecimiento del suelo pélvico…

Algo que te viene bien sin importar ni tu edad ni cómo sea tu cuerpo. 

Tu doctor o tu fisioterapeuta te lo recomendarán para evitar las pérdidas de orina y la encopresis.

Otras personas te aconsejarán entrenar tu suelo pélvico si les consultas en busca de maximizar tu placer o por experimentar la eyaculación de maneras distintas. 

¿Y por qué te cuento esto? 

Pues verás: buscando invitados para mis Días PAMI recordé que desde hace unos meses sigo a Laura Rojas. Ella tiene un proyecto de fisioterapia y rehabilitación del suelo pélvico llamado En Suelo Firme (¡qué nombre más bien escogido!). 

Lo que más me gusta de su proyecto, aparte de la comunidad de especialistas que ha generado, es que ofrece una selección de juguetes sexuales desde su página web. 

En vez de montar un sex-shop al uso, que es algo que podríamos hacer todos, ella se ha preocupado de escoger los juguetes e implementos que vende de acuerdo a las funciones de salud que desea potenciar con ellos.

¡Muy interesante!

Me gustan mucho las alternativas que nos dan hoy, pero en lo personal mi favorita es la que también cuida de nuestra salud y no sólo de nuestro placer.

¿Qué te parece a ti?

Pero a todas estas ¿qué tienen que ver los succionadores?

¿Será que realmente pueden ayudarnos en el fortalecimiento del suelo pélvico? 

Dicen que entre más tono en tu musculatura pélvica, mejores orgasmos. Y cuantos más orgasmos, más tono muscular. 

Es más, conozco mujeres (y algún hombre) capaz de provocarse orgasmos contrayendo sus músculos y nada más…

¡Así que a fortalecer el suelo pélvico sí o sí!

Si además de cuidar nuestra salud podemos sentir placer, ¿qué estamos esperando?

¿Por qué nadie nos habla de esto y solo nos dicen lo importante que es el suelo pélvico tras tener un hijo o cuando empezamos a tener escapes de orina?

Ahora que estás leyendo esto, te invito a conocer más sobre tu suelo pélvico y responsabilizarte de cuidarlo.

Sobre todo porque eso nadie lo puede hacer por ti. 

Juguetes como los succionadores o los vibradores pueden ayudarte a llevar tu conciencia a los músculos de esa zona.

Otros como las bolas chinas también, al mismo tiempo que te ayudan a ejercitarlos de forma pasiva. 

¿Y te cuento lo que más gracia me hace?

¡Hay incluso aparatos que miden la fuerza que eres capaz de desarrollar contrayendo tus músculos!

Me los imagino como esas maquinitas de las ferias que miden la fuerza de un puñetazo o una patada, solo que estos aparatos miden cómo de fuerte apretamos las nachas… Y el resto de la zona púbica y pélvica. 

Vamos, ¡que tenemos mil ayudas para el fortalecimiento de esta zona! Y combinadas con ciertos ejercicios, el efecto es aún mayor.

La tecnología que utilizan los juguetes hoy en día nos permite tener de forma muy sencilla y placentera un gran beneficio en nuestra salud.

¿Entonces por qué no aprovechamos esta posibilidad?

Deja el miedo a probar juguetes. Date permiso para comparar uno e intentar a ver qué pasa, porque la mejor manera de saber si algo funciona es probarlo tú misma. 

Puedes consultar a Laura, preguntarme a mí, o hablar con otras personas si tienes dudas.

También puedes ver las charlas que he tenido en mis Días PAMI hablando de este tema.

La información está a tu alcance, pero la información sin acción es sólo distracción. 

Es el momento de hacer algo por tu cuerpo, tu salud y tu placer. ¡A por ello!

Recuerda compartir en los comentarios tus experiencias con los succionadores de clítoris, los ejercicios del suelo pélvico y todo esto junto.

¡Me encantaría leerte!

Por Diana Garcés

Me encanta escribir sobre mis experiencias y las dudas que tengo con respecto a mi sexualidad y las relaciones. Por ello he creado este espacio para hablar y compartir contigo lo que vivo y aprendo.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Hablando de Sexo. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.