Categorías
Blog de Hablando de Sexo Curiosidades

Barcelona y Chile, las dos ciudades con mayor número de profesionales del sexo

Las chicas de compañía ven cómo sus servicios son cada vez más demandados, algo que se achaca a la eliminación de ciertos tabúes sociales y a internet, donde los servicios de escorts tienen el anonimato que tanto necesitan.

El ser humano ha vivido durante mucho tiempo escondiéndose de todo aquello relacionado con el mundo del erotismo a causa de los distintos tabúes sociales que existían alrededor del sexo. Esto es algo que ha ocurrido no solo aquí en nuestro país, sino también en el resto del mundo. ¿Te suena de algo?
Por suerte, la presencia de estos tabúes es cada vez menos notoria; y servicios que durante mucho tiempo han sido perseguidos ahora se contemplan como algo natural; e inclusive distintas instituciones gubernamentales tratan su inclusión social.
Es el caso de los clubs de alterne y la actividad de las chicas de compañía que trabajan en ellos.

Barcelona, la cuna del modernismo, está a la vanguardia en estos temas

En cuanto al sector erótico se refiere, Barcelona lleva algunos pasos de ventaja con respecto al resto de ciudades del país, ya que en ella siempre han surgido pensamientos más innovadores y progresistas.
En cuanto al sexo se refiere no es diferente, y esto es algo que podemos ver no solamente a través del mundo de la noche o la actividad de las putas Barcelona (cada vez más notoria y profesional); sino también a través de otros negocios tales como los sex shops, etc. Negocios que, a través de un considerable aumento en sus números, nos dice que de verdad la mentalidad de las personas está cambiando con respecto al sexo.

Las escorts de lujo, las profesionales del sexo más demandadas

La figura de las escorts Barcelona siempre ha estado muy bien valorada, sobre todo por parte de aquellas que están consideradas como «escorts de lujo», siendo profesionales del sexo capaces de hacer también mucho más al margen de causar una erección total.
Y es que estas señoritas son mujeres cultas y de gran presencia, con estudios de alto nivel que no solamente ofertan su cuerpo, sino también su intelecto.
Es un pack bastante atractivo al cual gran cantidad de hombres caen rendidos.

Conoce más acerca de este novedoso perfil de chicas

Sobre las escorts ya te he hablado con anterioridad. ¿Lo recuerdas? En caso de que no te cuento que la mayoría de mujeres que ofrecen sus servicios como chicas de compañía lo hacen por puro placer, y para vivir experiencias nuevas: conocer hombres y lugares interesantes, acudir a eventos de todo tipo, relacionarse con personas importantes en ciertos sectores y, evidentemente, obtener un sobresueldo extra a cambio de sus servicios.
Aunque no es habitual que se ganen la vida con ello, pese a las grandes cantidades que se mueven en este mundo; ya que la gran mayoría son chicas con bastante éxito laboral y con sus propios trabajos principales.
Muchas, incluso, acaban manteniendo verdaderas relaciones sentimentales con algunos de sus clientes, convirtiéndose en pareja oficial.
Y es que al fin y al cabo se trata de un «trabajo» donde en multitud de ocasiones tienen que actuar como algo más que simples acompañantes, siendo el hacerse pasar por una novia oficial una de sus funciones más habituales.

Chile es el país donde más búsquedas de escorts encuentras en Internet

En Latinoamérica, Chile sería el país a destacar en este caso; siendo bastante habitual encontrar multitud de páginas webs chilenas que sirven como directorios de contacto para estas profesionales.
Por cada uno o dos portales online de este tipo perteneciente a cualquier otro país (como bien podría ser México, Venezuela, Colombia, etc.); nos encontramos con cinco o seis páginas de escort Chile, por lo que los datos son claros al respecto.
Y es que internet es el medio perfecto para que este tipo de actividades (ya sean sexuales o no) y su búsqueda mayoritariamente es escorts Chile. Lo es porque preserva la intimidad tanto del cliente como la de la propia chica.
También permite mantener un contacto previo para establecer los términos del acuerdo y, en ocasiones, hasta intensificar el morbo de la situación aún más para cuando llegue el esperado encuentro entre ambos.
Lo que esta noticia me deja como reflexión es que de alguna manera vamos cambiando nuestra visión sobre las profesionales del sexo. Cada vez son menos las mujeres obligadas a ser prostitutas y más las que lo hacen por curiosidad y placer.
Que es verdad, siguen existiendo mujeres y hombres que lo hacen por necesidad o que son obligadas por sus circunstancias. Sin embargo, no descartemos que algunos lo hacen porque lo disfrutan y eso, creo yo, hace que podamos ver esta profesión (considerada la más antigua del mundo) como un trabajo más.

¿Crees que las prostitutas no deberían existir en estos tiempos? ¿Cuál es tu opinión sobre la profesión más antigua del mundo?

Por Diana Garcés

Me encanta escribir sobre mis experiencias y las dudas que tengo con respecto a mi sexualidad y las relaciones. Por ello he creado este espacio para hablar y compartir contigo lo que vivo y aprendo.

30 respuestas a «Barcelona y Chile, las dos ciudades con mayor número de profesionales del sexo»

Polémico asunto, Diana. Yo estoy a favor del uso de la libertad individual siempre que sea eso, libertad. Mientras la mujer o el hombre puedan elegir, con quién practican sexo y en qué condiciones debería ser un tema privado.
Tristemente, esa libertad no siempre está garantizada. La prostitución mueve demasiado dinero en la sombra y nadie parece estar interesado en darle la visibilidad y normalidad que necesita para dejar de ser un oficio oscuro y morboso.
No creo que nunca deje de haber putas y putos. Sobreviven bien incluso en estos tiempos en que el sexo ha perdido todo su misterio. Y mientras sea un oficio elegido y no impuesto me parece perfecto.

Pues es cierto esto, no se si es malo o bueno, la verdad no estoy a favor o en contra, si creo que es bastante curioso como avanzamos en esto y bueno en otras cosas no tanto, pero si quienes llevan esta vida se sienten bien y no hacen daño a nadie, todo bien.

El mundo de las escorts me recuerda al de las geishas en Japón, con la única diferencia de que éstas últimas no terminan la velada ofreciendo sus servicios sexuales. Son acompañantes, que han de estudiar mucho para conseguir convertirse en una : historia, dialéctica, música, danza. Han de ser muy buenas conversadoras y son muy inteligentes. El oficio de las escorts no me parece mal. Al menos no se trata a las mujeres únicamente por su cuerpo. Sin embargo, me sorprende que, como dices, estas mujeres no vivan de ello, sino que son exitosas en su trabajo y esto lo realizan como casi un «hobbie». ¿Es cierto?

Según lo que se ha averiguado por ahí, parece que muchas tienen profesiones alternativas, además de esto. Pero no creo que sea el caso de todas, a la final es como la vida misma. Si te va bien en algo, te gusta y pagan bien, te dedicarás al 100% a ello. En caso de que no, pues lo harás en otro porcentaje y buscarás otros trabajos. No es tan complicado, ni tan diferente a otras opciones profesionales 🙂

Hola Diana,
Yo creo que mientras la persona sea libre de entrar/salir, y hacer con su vida profesional-personal lo que desea, es bueno. En mi época, años 80-90, las que ejercían este rol eran en muchas ocasiones las «asistentes de dirección». Acompañaban al «jefe» en sus viajes de negocios y conocían su agenda al dedillo para controlar y seducir a su gusto.
Ha existido, existe y existirá.
Al final, nos guste o no, el dinero es muy tentador, y en el caso de futbolistas, cantantes, empresarios donde el dinero fluye a raudales, es normal que las mujeres se sientan atraídas por hombres, ojo, no solo adinerados sino intelectualmente activos.
Lo mismo pasa con las mujeres y los gigolós. ¡Que no se nos olvide que el sexo es la mayor energía del mundo!!! (jajaja)

Creo que existe una muy mala imagen de estas mujeres, desgraciadamente porque no todos los países se encuentran tan avanzados y por ende las condiciones de trabajo son deplorables, sin embargo esta profesión en lugar de detenerla deberían apoyarla en el sentido de volverlo algo seguro, para ellas y para los clientes, creo que al final eso es lo que buscan, pasar un buen rato de manera segura y con alguien profesional y preparado.

Hola Diana! Vaya datos que das, todo mundo tiene el derecho de ganarse la vida como mejor le parezca y aqui vemos claramente la amplia gama de oportunidades que da el Internet para que podamos realizarnos y potenciar nuestras actividades.
Mientras que todos y cada uno de ellas y ellos lo hagan por iniciativa propia y no obligados por alguien, estan en todo su derecho como todos.
Abrazos!!

Gabriela, eso sería lo ideal, que no caigan en mafias o redes de estas de explotación. Yo siempre sueño en positivo y espero que realmente hagan de esta una profesión digna por elección más que por obligación (y no la de un padre, si no la de un chulo que además que las obliga las explota), esperemos que no 🙂 Un abrazo guapa 🙂

Hola Diana,
Fue una de las cosas que más me llamó la atención en los 4 años que he viajado a Barcelona, en concreto Casteldefells, porque mi novio era de allí y me tocaba transitar mucho por carreteras en las que se las que se veían chicas, algunas muy jóvenes en las orillas de la carretera. Se lo comentaba a él, porque jamás había visto algo así. Las chicas estaban en las orillas de la carretera, de forma muy evidente. Y además se veían muchísimas.
A mí en” estos casos” me producía cierta tristeza. No sé, no podía evitarlo, era mi sentir, con todo el respeto, trataba de ponerme en su piel…y se lo comentaba él, “qué triste que estas mujeres tengan que hacer esto para ganarse la vida”. No me gustaba la estampa que veía, sus caras, sus condiciones.
Había días de mucho calor, caminaban de aquí para allá, mirando todo el rato la carretera para que alguien parase, con unos taconazos altísimos. Solas horas y horas, en condiciones que no son las adecuadas, a mi entender. Con apenas una silla de terraza cerca para poder sentarse de vez en cuando y poco más. No me parecían que estuvieran ejerciendo libremente la prostitución. Lo cual no quiere decir que esté en contra; personalmente, también opino al igual que mis compañeras que cada mujer y cada persona puede hacer lo que desee con su cuerpo y elegir lo que quiere hacer con su vida.
El trabajo como Scorts, me parece respetable también. Creo que nada tiene que ver con lo que he comentado antes y aquí si eligiendo libremente lo que hacen con sus cuerpos, con su vida… Mi respeto hacia ellas y sus decisiones y relaciones y en la forma que desean ganar dinero. O disfrutar de su tiempo y su cuerpo si es el caso.
Lo que sí me gustaría es, como dices hubiera menos mujeres que se ven obligadas a ello. Que se protegiera a estas mujeres y si lo eligen como trabajo, que no se vulnerara sus derechos y se les ofreciera todas las garantías y coberturas, laborales, de salubridad, económicas y todos los sentidos para que lo ejercieran con seguridad y dignidad.
Y que se investigue a las mafias y persiga todo aquello que vulnera los derechos de la mujer. A todo aquel que hace negocio de ello, y viven del aprovechamiento de las mujeres, de su comercio. Terminar por fin, con tanta injusticia y sufrimiento que les causa a personas con mucha vulnerabilidad y circunstancias complicadas de vida, que les impide defenderse de tantas atrocidades que se comenten hacia su persona y sus cuerpos.
Gracias por tan buen post e invitarnos a reflexionar y debatir. Un abrazo.

Ufff guapa tocas muchos temas en este comentario. La prostitución de antaño, que aún se sigue viendo, es la que comentas de mujeres en una esquina o en un lugar específico, por aquí no se ve tanto, en Colombia es súper común. Hay barrios enteros destinados a esto. Las scorts son un nivel más elevado de esta cadena alimenticia o profesión y por eso se dice que son más chicas de compañía que putas, que hay una gran diferencia. El asunto con todo esto está, creo yo en hacer lo que de verdad te apasiona, más que lo que toca para ganarse la vida y porque no hay más o no conoces otras opciones 🙂

Ahora se utiliza la palabra escorts y suena como mas glamuroso, no?? Pero al usar la palabra «puta» se sigue haciendo de forma descalificativa hacia la mujer. Ya sea en Barcelona o en Cádiz. Así que no se donde está el avance.
Si realmente esta actividad es realizada por mujeres y hombres de libre eleccion quizás entonces se le pueda llamar profesión.

Karina es que debería llamarse una profesión. Sea que vendas o no tu cuerpo, porque al fin y al cabo trabajo es. Y en la época en que vivimos no debería ser tan mal visto, porque ya sabemos la gran ayuda que hacen estos profesionales a muchas personas. Pero bueno, eso sería para otro tema de discusión 🙂

Cada persona debería ser libre de hacer lo que que quiera, el ser scort es un trabajo mas, de los mas complicados que puedan existir, eso de que las chicas alegres y el trabajo fácil, no me parece.
Mientras no sea en contra de la voluntad de las chicas o chicos que hacen este trabajo, genial que lo hagan por placer, buscando mas.
Solo que en los tiempos que corren, es peligroso en muchos sentidos, pero allá cada quien con su cuerpo, que les de gusto mientras llega la pelona.

Hola, Diana.
Me pregunto si las «escort» se consideran a sí mismas como prostitutas
En fin, yo creo que es un oficio que no se va a abolir por más que ciertos sectores de la sociedad se pongan de cabeza.
Y, si bien es cierto que muchas lo hacen porque les gusta y nadie las obliga, el tema de la explotación no puede ser desconocido. Además, detrás de esa industria hay muchos otros problemas sociales relacionados, por ejemplo, con las drogas ilegales, el turismo sexual infantil, entre otros. El problema no es si la mujer quiere o no quiere dedicarse a eso, es mucho más complejo.
Saludos 🙂

Guapa, este tipo de preguntas se pueden hacer en cualquier contexto y profesión, no únicamente en esto. La explotación existe hasta para los trabajo más sencillos. Es una triste realidad, pero bueno, eso es otro tema. Yo soy partidaria de que si te gusta, lo amas y lo disfrutas. Haz lo que deseas. Si eres obligada a ello, eso es otra cosa y ahí si que yo no paso 🙂

Desconozco si son las ciudades con más scorts o no pero si que es cierto que últimamente se ha puesto muy de moda ese término. Tanto que creo que ha dejado de tener el significado que inicialmente tenía. Se consideraba «scort» a acompañantes femeninas o masculinos exclusivxs, cultxs y educadxs, y que podrían prestar un servicio sexual si el cliente y el propio scort así lo acordaban. Últimamente se ha desvirtuado mucho, ya que en las búsquedas de google aparece cada elementx alucinante!

Guapa yo creo que es como en todo, algunas personas podrían ser obligadas y otras en cambio puede ser porque realmente les gusta y disfrutan de este estilo de vida. Creo que como tu dices, a la final depende de lo que desees y el cómo quieras manejar tu cuerpo 🙂

Curioso post, apto desde luego para un amplio debate e incluso para la polémica. Creo que es inevitable que la prostitución siga acarreando o despertando sentimientos negativos, es algo muy complejo y para algunos imposible de entender. No sé. Yo creo que cada uno es libre de hacer lo que quiera con su vida y su cuerpo, pero también pienso que es algo a lo que recurren mayoritariamente personas que no tienen otros recursos o porque son obligadas de alguna manera. No sé si en el caso de las escorts también es mayoritariamente por esos motivos o no.

Guapa, es verdad que esto no es muy común, pero como dices si se hace por elección propia genial. También es cierto que algunas personas lo hacen porque no ven otras opciones, pero es como todo en la vida, cuando no se conoce nada más, toca tirar de lo que te hace sentir «segura». Triste realidad 🙂

Hola Diana, qué tema tan interesante, hace mucho no leía nada de este tema. Mira yo opinio que cada quien es libre de hacer con su cuerpo lo que quiera, siempre y cuando sea nuestra decisión. Si queremos trabajar vendiendo nuestro cuerpo porque nos gusta, vale… si lo hacemos como trabajo, por necesidad pero también parte de nuestra decisión, también vale.
Lo malo es que en esta industria no todo es por placer, ni todas las mujeres que son trabajadoras sexuales lo decidieron. Hace 4 años la tesis de mi máster fue en trata de mujeres y explotación sexual y no te imaginas todo lo que hay detrás, y lo ciega que es la sociedad y los mismos consumidores que ponen su grano de arena para que esa situación siga existiendo.
Pero como este post es sobre mujeres que lo deciden desde su empoderamiento y decisión, pues me parece bien. Desde que todo parta de nosotras y para nosotras, qué viva la libertad.

Guapa, qué interesante lo de tu tesis, pues imagino que lo enfocaste en mujeres, pero es mejor conocido como trata de personas, ya que en temas de explotación las mujeres no son las únicas víctimas de esta industria de explotación y esclavitud.
La verdad es, como tu dices, si se hace libremente todo está genial, ya cuando es obligado las cosas se ponen un poco complicadas y de otro color :/

Yo creo que cada uno es libre de hacer lo que quiera con su vida,lo hacen porque no ven otras opciones, pero es como todo en la vida, cuando no se conoce nada más,No sé si en el caso de las escorts también es mayoritariamente por esos motivos o no.voluntad de las chicas o chicos que hacen este trabajo, genial que lo hagan por placer, buscando mas.

Excelente análisis y es verdad el Internet ha hecho que este sector encuentre en la web el ecosistema perfecto para salir adelante.
No estamos ni en favor ni en contra, pero si le pediríamos a las autoridades que controlen cualquier exceso que pudiera suceder en la red, el hecho que este en Internet no quiere decir que las autoridades no deban fiscalizarlo.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Hablando de Sexo. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.