Categorías
Blog de Hablando de Sexo Curiosidades

Aborto: Una reflexión de la vida y la muerte

El aborto es un tema que nunca pasa de moda.

Estando en Madrid hace unos días, llegué por casualidad a una clínica y días después navegando en la red me encuentro con el blog de Maquinista X, y un post que habla sobre el tema.

Todo esto me ha hecho pensar que nunca he compartido mi opinión sobre el aborto.

Y  es un tema que definitivamente tiene mucho que ver con ser mujer, con la aceptación y sobre todo con el respeto a nuestro cuerpo y a nuestras creencias.

Confieso que aquí tengo sentimientos encontrados.

Hay muchas cosas que podría decir, sin embargo debido a mis creencias, pensarás que estoy algo loca.

Lo cual es totalmente cierto, pero creo en muchas cosas y sobre todo siempre busco no sentirme culpable, tampoco escaquearme de mis responsabilidad.

Creo en lo importante de tener un equilibrio que me permita seguir adelante con la frente en alto y con la seguridad de que lo que he hecho tiene su razón de ser.

Para no confundirte, paso a explicarme.

Cómo llega un ser a la vida

Resulta que yo creo en que antes de nacer o reencarnar (si lo quieres llamar así) estamos en un sitio donde planeamos cómo será nuestra vida.

Sí planeamos cosas como:

  • Dónde llegaremos,
  • Qué padres tendremos y
  • Qué experiencias queremos vivir en esta nueva reencarnación y sobre todo,
  • Decidimos para qué la vamos a vivir.

El planearlo no quiere decir que vaya a ocurrir tal cual, para nada.

Creo que el libre albedrío y que las causalidades de la vida juegan un papel muy importante.

Además, aunque todo lo que vivamos es por una razón, creo que a veces nos desviamos del camino y eso hace que nos demoremos para llegar a la tan anhelada meta.

Y sobre todo hace que muchas nos encontremos en callejones sin salida.

Lo que nos hace cuestionarnos qué hacemos aquí y para qué hemos venido.

Así pues, ese ser (que una vez fui yo y fuiste tú) elige a sus padres y elige cómo quiere llegar y cuándo.

Sin embargo, cuando hay una pérdida, cuando hay un aborto, cuando el bebé muere muy joven.

Me inclino a pensar que era porque así ese ser lo decidió.

Porque tenía algo que hacer en ese corto periodo de tiempo (que puede ser una semana, 5 años o 50).

El que el bebé muera antes de ver la luz (nacer) o muera cuando es muy pequeño, es una gran pérdida, pero es algo que ese ser quería experimentar y para ello (antes de nacer).

Y aunque parezca una locura creo que este ser lo habló con la madre y las personas implicadas.

Porque ellos también tienen algo que aprender de esa experiencia.

¿Por qué? te preguntarás, pues bien porque él tenía algo que enseñarle a la madre, al padre, a la familia y sobre todo a él mismo.

Porque por «insignificante» que haya sido su paso por este mundo, para alguien fue importante y ese alguien era quien debía aprender algo de ese momento.

No sé si me explico bien.

O si estoy trasmitiendo la idea que tengo en la cabeza o me estoy liando, como dicen los españoles.

No digo con esto que estoy de acuerdo o en contra del aborto.

Ni que me parezca bien que los niños mueran tan pequeños y no tengan opciones.

Simplemente estoy diciendo que la vida y lo que pasa, de alguna manera ya está marcado.

Ya lo hemos elegido y lo que debemos hacer es afrontarlo y aprender de ello,.

Porque eso es lo que a la final nos queda: el aprendizaje.

Las decisiones que tomamos, marcan nuestro destino.

Marcan nuestra vida, lo que aprendemos, lo que hacemos, cómo lo hacemos, por qué lo hacemos y para qué lo hacemos.

Así que es importante tener muy claro que lo que vas a hacer afectará no solamente tu vida, sino la de otras personas.

Personas con las que ya hemos tenido contacto antes y con las que ya hemos cuadrado cosas para vivir en esta vida.

¿Te suena completamente descabellado? Pues bueno, eso es lo que yo creo.

Estoy segura que la mayoría no entenderá mis palabras y le parecerá muy raro lo que trato de explicar cuando hablo de vida, muerte y aborto.

También estoy segura que algunas personas se identificarán con esto, porque sé que no soy la única que tiene está visión de la vida.

Sé que no estoy sola y que la vida no es solamente este momento que estamos viviendo.

Lo siento, por aquellos que lo creen así.

Aunque como dice Juan de Aprendizaje y Vida «racionalizamos la vida (y la muerte) de forma diferente.»

Y es que no todas podemos opinar lo mismo.

Todas tenemos experiencias diferentes, vidas diferentes y eso es lo que nos hace de alguna manera únicas y hace que veamos la vida de una manera que coincide solamente con unos pocos.

El aborto es un aprendizaje

Para mí el aborto es mucho más que una decisión buena o mala. Es un aprendizaje.

Creo que si estás pensando en abortar, lo mejor siempre es informarte en una buena clínica y hacerlo con profesionales.

Llevar allí tus dudas, hacer tus preguntas y tomar una decisión tan importante teniendo en cuenta tu propia salud.

Nunca podría decirte si es algo bueno o malo la decisión, al fin y al cabo todo depende.

Yo creo que algo es bueno cuando tu puedes hacerlo y seguir adelante sin remordimientos, sin miedos, sin temores en la noche, sin pesadillas.

Incluso sin tener que ir a un psicólogo o tener miedo que alguien conozca tu secreto.

Cuando haces algo y puedes seguir adelante y con la cabeza en alto, yo diría que lo que has hecho está bien.

Pero cuando tienes pesadillas, cuando te duele hablar con las personas del tema, cuando te carcome el remordimiento, la envidia y la desidia, creo que ahí hay algo que no está bien.

Que tal vez hayas hecho mal y que sencillamente tendrás que aprender e intentar no volver a repetirlo.

Porque la vida pocas veces da segundas oportunidades.

Así pues, lo bueno y lo malo de las decisiones que tomamos y de las cosas que queremos, dependerá de tu concepto sobre esos términos.

Dependerá de lo que la vida te haya enseñado y sobre todo de lo que quieras de ella.

Porque al fin y al cabo, para ti la muerte puede ser algo muy malo.

Pero para mí en cambio, la muerte es solamente un camino más que nos llevará a un lugar de conocimiento e iluminación al que todas debemos ir en algún momento de nuestra larga, larga vida.

Ya ves, yo siempre salgo con muchos cuentos cuando me pongo a «analizar» ciertos temas.

Lo siento, tal vez esperabas que te dijera que luches por tus derechos, que si quieres abortar y crees que es lo mejor que lo hagas.

O por el contrario que nunca lo consideres porque es un pecado e irás al infierno por ello.

Nada de eso. No soy radical, no creo ni lo uno ni lo otro.

Creo en el poder que tienen las decisiones cuando las tomamos en ciertos momentos de nuestras vidas.

Y creo que si puedes vivir con ello y puedes mirarte al espejo sin juzgarte, has tomado una decisión que era lo que había que hacer.

Porque así lo decidiste tú y ese ser que no llegó a ver este maravilloso mundo.

Aunque ojo esto no es para que lo tomes como excusa.

Es importante ser muy responsable de las decisiones que tomamos en nuestra vida, ya que ellas marcarán el camino que vamos a recorrer.

Ahora, es tu turno.

¿Cuéntame qué opinas del aborto?

¿Crees que se me ha rallado el coco después de ver tanto verde, tanto cielo despejado, tantas estrellas y sobre todo tanto escuchar mi voz interior?

Me encantaría saber tu opinión y sobre todo que la compartieras conmigo.

Por Diana Garcés

Me encanta escribir sobre mis experiencias y las dudas que tengo con respecto a mi sexualidad y las relaciones. Por ello he creado este espacio para hablar y compartir contigo lo que vivo y aprendo.

22 respuestas a «Aborto: Una reflexión de la vida y la muerte»

Hola Diana!, Personalmemte opino que no se te va la olla después de tanto verde y especialmente escucharte a ti misma, más bien en tus palabras se ve reflejadas en estas tu sabiďuria, crecimiento interior. Con respecto a la vida, aborto y muerte a fin de cuentas me suena a destino ya que como tu dices tendrá su razón de ser…no? «Lo que tenga que ser que así sea». Y efectivamente al racionalizarlo de modos muy diferentes unos conceptos y otros, de ahi las diferentes formas de saber interiorizar…superar etc.
Veo que la vida si empieza siendo un par de células y decidir interrumpir el proceso o no, no me parece descabellado cuando por desgracia en ocasiónes es tan necesario, salvar a futuras personas de una vida tan lamemtable casi me parece hasta razonable en realidad aún así…pues eso triste, supongo.
Un saludo con un abrazooosooo grandiooooso 😉

Ali muchas gracias por tus palabras y por dejarnos tu comentario. Definitivamente es algo triste, pero también es algo que muchas veces tiene que pasar, porque sencillamente así es la vida 🙂
Un gran abrazo para ti y espero nos encontremos nuevamente (por aquí 😀 )

Hola guapa!! pues del aborto opino que hay que verse en la situación. Ni más ni menos. Todos (yo la primera) somo expertos en opinar de las cosas de los demás sin haber pasado por lo mismo, así que mejor no juzgar lo que puede llevar a una mujer a tomar esa decisión. Simplemente vivir y dejar a los demás que tomen sus decisiones por si mismos ya que, en muchas ocasiones, bastante tienen con el pesar que les va a quedar. Besos!!!

Diana no es descabellado ni absurdo, es tal como lo has explicado, no se trata de lo que te tocó vivir, se trata de lo que planificaste antes de venir, de lo cual soy una absoluta creyente, elegimos a nuestros padres, elegimos la forma cómo vamos a aprender lo que vinimos a aprender, planificamos el encuentro allá arriba (o donde sea que se encuentre) para coincidir, sin importar que esa persona se encuentre al otro lado del planeta, todo se da de manera para que lo que tenga que ocurrir ocurra y ya, así de misterioso, así de sorprendente.
El aborto es una de esas situaciones que muchas mujeres tienen que enfrentar como parte de ese aprendizaje, solo que la sociedad le ha dado una connotación desfavorable, y como la culpa es parte de la sociedad, entonces al aborto se le atribuye la culpa para que sea aún más doloroso y difícil de procesar. Que un ser no haya visto la luz no quiere decir que no tenga su propia luz, muchas veces solo planificamos estar unos segundos dentro de la inmensidad del tiempo que se llama vida solo para que otras personas logren un aprendizaje, y luego, a nivel almico, nos abrazamos en el reencuentro al ver que gracias a ese pequeño instante se logró el aprendizaje.
Si todas las personas comprendieran esto, la vida sería un poco más fácil ¿no crees?
Excelente post y totalmente identificada con tu punto de vista.

Guapa gracias, me encantan tus palabras y bueno por algo será que nos entendemos si pensamos más o menos igual algunas cosas jajaja Me ha gustado mucho lo que dices de «estar unos segundos dentro de la inmensidad del tiempo que se llama vida» eso lo dice todo, no creo que lo hubiese podido decir con mejores palabras 🙂 Gracias guapa 🙂

Hola Diana, para nada se te ha ido la olla. Creo que has tenido un valor inmesurable para expresar con absoluto respeto t opinión sobre un tema que puede levantar controversia.
Como dice Eliana en su comentario, la sociedad le ha dado una connotación desfavorable. Es sentirse culpable, mal, castigada por tomar una decisión.
En mi opinión, quizás bastante egoísta, como mujer… ¿quién tiene más poder que yo de decidir qué hago con mi cuerpo, con la vida que yo llevo dentro? El problema es que se entiende esta forma de pensar como si tuviera planeado abortar dos veces por semana (estoy dramatizando un poco).
Cuando una mujer tiene un ser en su interior, pocas veces es un accidente, normalmente quiere engendrar esa vida. Pero la vida no siempre te sonríe, se tuerce, y es esa mujer quien tiene que conectar con su interior y tomar una dura decisión.
Creo que la sola idea de plantearse el aborto es bastante dura como para que la sociedad nos castigue aún más con ello. Creo firmemente que la mujer que aborta no lo hace por gusto, ni falta de madurez emocional, sino por absoluta necesidad.
Como bien dices, la vida nos pone aprendizajes muy duros de los que tenemos que aprender para salir reforzados y seguir adelante. Gracias por este post!

Gracias guapa, es verdad que ese sentimiento de culpa que nos han hecho sentir tantas veces y que aún seguimos sintiendo por más emancipadas que estemos de estas enseñanzas sociales, cuesta mucho dejarlo atrás, pero como bien mencionas tomar la decisión de abortar no es fácil y ya tenemos mucho que lidiar con ello para que la sociedad también nos esté señalando. Algo que no debería ser así, pero bueno, estamos aprendiendo 🙂 Un abrazo guapa 🙂

Hola Diana,
A mi no me parece raro lo que has escrito ni que se te ha rallado el coco, estoy totalmente de acuerdo con esa forma de ver la vida. Creo que venimos a esta vida a aprender y que hay gente que por lo que sea tiene que pasar por un aprendizaje tan duro como este del aborto.
Hay mujeres que toman una decisión así porque por sus circunstancias no pueden tomar otra, y aunque personalmente me parece muy triste, pienso que no se las puede juzgar y que antes habría que conocer sus circunstancias.
Diana has enfocado este tema tan complicado des de un punto de vista diferente y original
Un abrazo guapa

Gracias guapa, es un tema que me gusta mucho, precisamente proque cuesta no juzgar y es algo que trato de aprender y sobre todo controlar porque así como no quiero que nadie me juzgue, intento no juzgar a otras personas, por más que no esté de acuerdo con ellas 🙂 Un abrazo guapa y gracias por tu comentario 🙂

Me encanta como describes este tema, es un tema con mucha tela por cotar. Porque una cosa es decir que es malo o bueno, y otra muy diferente mirar la motivación que tienen aquellas que lo hacen.
Un tema muy delicado y con este post es muy fácil de aceptarlo.
Sin duda alguna es un aprendizaje.
Saludos.

Tal cual guapa, deberíamos pasarnos a analizar el porqué de las decisiones que toma una persona, antes de entrar a juzgar y así y todo sepamos y no estemos de acuerdo con ellas, deberíamos respetarlas, porque la vida da muchas vueltas y no sabemos cuándo estarmeos en la misma situación 🙂

Un tema muy delicado y en el que sin duda te has mojado mucho, compartiendo todos tus pensamientos e ideas en este tema, a veces, muy comprometido.
Enhorabuena por ello!

Hola, Diana.
Es un placer leerte. Sobre lo que opinas en el post, no me parece nada descabellado ni loco desde mi punto de vista. Pienso totalmente igual que tú. Me hizo recapacitar sobre este asunto Louse L. Hay en el libro: Usted puede sanar su vida. En él nos dice que elegimos a nuestros padres antes de venir a este mundo; todo forma parte de una aprendizaje mutuo.
Respecto al aborto, «creo» que no podría hacerlo por mi forma de ser, pero respeto que cada cuál haga lo que estime conveniente.
Un abrazo.

Guapa, gracias por recordarme ese libro mucho me lo han nombrado y siempre olvido conseguirlo. Gracias 🙂 sobre tu comentario, es genial saber hasta dónde crees que llegarías y qué líneas no cruzarías, creo que es un paso importante para conocernos más 🙂

Algo con lo que nunca he estado de acuerdo, pero creo que hay excepciones para hacerlo, igual es un tema peliagudo y solo la persona interesada es la que debe tomar esa decisión.
Bonita la idea de que los hijos escogemos donde vamos a parar, no se que tendrá de cierto, yo hubiera preferido otro planeta para aterrizar.

Ya sabes que comparto muchos de los pensamientos que compartes en este artículo. En este y muchos otros temas, pensamos de manera muy similar y me siento muy identificada con tus palabras.
¿Qué opino del aborto? Pues para empezar creo que no es lo mismo vivir un aborto de forma natural que decidir libremente abortar un embarazo por la razón que cada cual tome libremente o condicionada por sus circunstancias de ese momento.
Me siento muy feliz de no haber vivido esta experiencia porque me gustaría que, si algún día descubro la noticia de que estoy esperando un bebé, quiero confiar en que sea porque he deseado traer más vida a este mundo y porque quiero amar a ese ser por encima de todas las cosas, incluso de mí misma.
Puede que a alguien le sorprendan mis palabras, pero es así como yo concibo la maternidad y es así cómo quiero vivirla, si se da el caso.
Sí tengo muy cercanas en mi familia dos mujeres que conocen bien lo que implica un aborto, cada una de ellas viviendo la experiencia de una forma muy muy distinta (en uno de los casos el aborto fue deseado y en el otro no).
Creo que no cada persona conoce sus circunstancias y siente a su manera y no quiero emitir juicios infundados sobre este tema. Creo que cada persona es un mundo y cada cual está en su derecho en tomar las decisiones que crea oportunas por las razones que sean.
Estoy totalmente de acuerdo contigo en que toda vida (más larga o más breve) tiene lugar para dejar una enseñanza, aunque a veces nos cueste más tiempo entender y descubrir cual es.
Aquí una defensora de la vida libre y de la muerte libre.

Un tema incómodo de hablar y mucho más incómodo de vivir con él.
A veces la vida te lleva contra las cuerdas y te pone en estas situaciones. Una vez me encontré en esa tesitura. Con casi 3 meses de embarazo «ella» no quiso seguir adelante.
Sé que iba a ser niña y hasta su nombre (me lo dijo cuando se despidió). Y como tú dices en este artículo yo también entendí para qué vino por ese corto tiempo.
Aprendizajes de vida.
Pero aún así entiendo que algunas personas decidan no seguir adelante con sus embarazos y sean ellas la que tomen la decisión. También se sienten co tra las cuerdas.
Vivirán con ello para siempre, y quizás algún día reflexionen de nuevo y tengan, o no, una nueva visión. Aunque ya será tarde.

Uhmmm guapa, eso seria algo para pensar porque a la final nunca es tarde, hay cosas que se viven y otras que no están destinadas a vivirse en esta vida, por eso creo que la expresión ya es tarde o será tarde no aplicaría, porque si no se vive una situación es porque no tenía porque vivirse, no porque no llegaría nunca o si se vive unos años después no es porque sea tarde, es porque era justo el momento en que tenía que ser… Ahhh ya ves, soy un poco loca 😀 Un abrazo guapa 🙂

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Hablando de Sexo. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.