Categorías
Blog de Hablando de Sexo Juguetes eróticos

Cómo elegir tu primer vibrador – Guía básica para principiantes

Antes de escoger y comprar un vibrador por primera vez tienes que tener claro para qué lo quieres o por qué lo necesitas.
No todo el mundo lo busca por las mismas razones. Por ejemplo, hay quien acude a una terapia y le recomiendan usarlos para ayudarle a superar algunos problemas. Del mismo modo, hay quien los prueba por curiosidad, o por conocer mejor su cuerpo y su placer.

Otro de los motivos puede ser el de que te guste penetrarte, sin más, y no quieras hacerlo con objetos potencialmente peligrosos.
Ya sabemos casos de personas que les gusta meterse objetos extraños o de grandes dimensiones como: plátanos, pepinos, calabacines, botellas, bates de béisbol; hasta otros objetos que no vienen al caso.
Pensando en las dudas que puedas tener y en que quizás aún no te decidas a comprar tu primer vibrador por miedo a equivocarte, al qué dirán y otras cuestiones; he preparado este artículo para contarte cómo puedes hacer para elegir ese primer vibrador.

[su_box title=»Índice del post» box_color=»#f50074″]Pasos previos a la hora de comprar tu primer vibrador

Tipos de vibradores

[/su_box]

Primero que todo ten presente que es normal sentir vergüenza o miedo a la hora de pensar en comprar un juguete erótico. Sin embargo el tema no es tan complicado a la final, ya verás por qué te lo digo.
Con este artículo te voy a compartir algunos tips para que la elección no sea traumática y puedas disfrutar realmente de la experiencia.
Ten presente que estimularse de forma adecuada con ayuda de un juguete, ya sea en solitario o con tu pareja, ha pasado de ser algo imposible de considerar a convertirse en algo habitual, buscado y hasta necesario en muchos encuentros sexuales.
Porque tener un vibrador ayuda mucho a conocer nuestro cuerpo y nuestro disfrute; y en las relaciones compartidas nos ayuda a explorar otras ondas de placer que puede ser más que satisfactorio.

Pasos previos a la hora de comprar tu primer vibrador

Creencias limitantes fuera

Cambia las creencias limitantes que tienes respecto a este tipo de juguetes en tu vida y en tus relaciones. Te daré un par de ejemplos muy comunes:

  • Si utilizo un vibrador ya no podré disfrutar con mi pareja.
  • Si tu pareja no te da placer, no lo puedes buscar por tu cuenta, menos aún con un sustituto que vibre.
  • ¿Y si no sé cómo usarlo?
  • ¿Y si no me da los orgasmos que busco y necesito?
  • ¿Y si me gusta tanto que ya no puedo volver a estar con una persona?
    ¿Y si alguien se entera que uso un vibrador ¿qué podría pensar de mí?

Conoce tu cuerpo

Aprender a conocer tu cuerpo es muy importante y es algo que debemos hacer sin falta si queremos realmente disfrutar de nuestra sexualidad a otro nivel.
¿A qué nivel? te estarás preguntando. Sencillo: a un nivel donde el disfrute de tu cuerpo te haga vibrar de excitación de solo pensarlo. Un nivel donde conectes con la persona con la que compartes tu cuerpo o incluso si estás sola.
Cuando estamos en esa exploración de aprender a conocer nuestra textura, forma y manera de disfrutar; puede que llegue un momento donde queramos ir más allá de estimularnos con los dedos. Quizás porque ya no sea suficiente o tal vez porque es hora de ir un paso más allá.
La curiosidad es una gran amiga y que te lleve a la posibilidad de explorar los juguetes eróticos puede ser un buen y divertido camino para recorrer.

Toma la decisión y compra tu primer vibrador

Como sabemos muchas mujeres llegamos más fácilmente al orgasmo gracias a la estimulación del clítoris, pero algunas necesitan a su vez la penetración, para sentirlo mucho mejor y más intenso.
Cuando se está en pareja se puede jugar con estas dos opciones, pero cuando se está sola hay que ser creativa, y como te digo, llega un momento en que los dedos no son suficientes para este juego.
Tomar la decisión de incluir en tu rutina (ya sea masturbatoria o de sexo en pareja) un vibrador no es sencillo; pero lo ideal es que la idea sea tuya o al menos parte de ti si lo has hablado con tu pareja.
Si lo haces por voluntad propia, puede ser que la experiencia sea más sencilla para ti. Si lo haces por obligación puedes llegar a no disfrutarlo realmente. Sin embargo, eso depende mucho de ti y tu relación. Porque algunos chicos son bastante curiosos y eso está genial.
Sin embargo, algunas mujeres se sienten intimidadas por esa iniciativa y es normal. No te preocupes, hay que aprender a trabajar con ello y diferenciar cuando es creatividad o imposición. Y eso, estoy segura lo podrás aprender a identificar si conoces a tu pareja.

Cómo perder el miedo a los vibradores

Ten presente que es un simple juguete erótico creado para darte placer. Es verdad que el primer vibrador puede marcar un antes y un después en tu vida, pero no lo mires como si fuera el enemigo.
Su diseño, aunque diferente y variado, lo que pretende es darte muchas alternativas; ya que como mujeres somos muy diferentes y nuestras vaginas no son iguales. Por lo cual, los lugares donde podemos tener más sensaciones de placer difieren de una a otra.
Mi consejo para perder el miedo al vibrador es que empieces poco a poco a jugar con él.
Si no tienes la costumbre de masturbarte con juguetes, no llegues a casa y quieras metértelo en el primer nuevo encuentro que tengas contigo misma, ni siquiera intentes proponerlo en tu relación de pareja de la noche a la mañana.
Esto es algo que requiere tiempo, preparación y un proceso que va lentamente. Sobre todo si es tu primera vez.
Tómalo con calma. Recuerda que uno de los mayores beneficios de los vibradores está en el aumento de la excitación y que te ayuda a lubricar de forma natural mucho mejor.
No lo veas como el enemigo. La verdad es que bien utilizado, puede ser una herramienta útil, divertida y satisfactoria.

¿Cómo elegir entre tanta variedad?

¿Cómo te consideras?
Eres romántica, aventurera, clásica, atrevida, futurista, arriesgada…
Como te imaginas hay mucha variedad en cuanto a vibradores y quizás al ser la primera vez te sientas más cómoda yendo a lo seguro, o puede que seas más de lanzarte a comprar algo diferente a lo que estás acostumbrada.
A la final no importa si te van más de ciertos colores, formas estilo aliens o clásicos como una representación de un pene sin nada raro o diferente.
El consejo aquí más relevante es tener en cuenta el tamaño y el tipo de material que eliges, intenta que sea acorde a tu personalidad.
Sé que es difícil dejar a un lado prejuicios, pero aprende a sentir tu cuerpo y a hacerle caso de vez en cuando.
De esta manera, cuando llegue el momento de elegir, será tan simple como saber escucharte y aprender a perder la vergüenza a la hora de preguntar al vendedor.

Empezar el proceso de elegir un vibrador

Lo primero es tener claro lo que deseas conseguir al comprar un vibrador. Tener claro un objetivo puede ayudarte a la hora de elegir correctamente.
Saber el para qué te ayudara mucho a vencer las creencias y los miedos que puedas tener. Por ejemplo si es porque quieres aprender a estimular mejor tu cuerpo y conocerlo más, la motivación es mayor y vencer los miedos puede ser más sencillo.
Sin embargo, si lo haces por prescripción médica, quizás te cueste más elegir o te avergüenza admitir que un profesional te ha sugerido que aprendas a conocer tu cuerpo por medio de un juguete erótico.
Si lo haces porque quieres aprender a jugar con tu pareja, invitándolo con ello a conocer tu cuerpo y explorarlo más, también puede darte corte, pero puede ser más fácil de superar.
Responde preguntas como: ¿Qué es exactamente eso que necesitas o estás buscando? ¿Cómo puedes conseguirlo con un juguete y por qué no puedes conseguirlo de otra manera?
No te de vergüenza admitir que necesitas ayuda o que quieres explorar algo más en tu sexualidad. No es malo, no estás cometiendo un pecado imperdonable por querer disfrutar.
Por estos pensamientos, lo primero que te mencioné fue el tema de las creencias. Debemos trabajar mucho el tema de eliminar aquellas inseguridades y miedos que tenemos respecto a disfrutar nuestra sexualidad como deseemos en este momento presente.
Digamos que ya sabes lo que deseas y lo que quieres hacer con el vibrador. Ahora debes tener presente que hay demasiados vibradores para todas aquellas áreas fabulosas de nuestro cuerpo: vagina, ano, punto G, Clítoris, incluso algunos ayudan en varios de estos lugares, estilo los vibradores que te ayudan para conseguir el famoso trigasmo.
Así que es importante saber qué zona quieres aprender a estimular con un vibrador.
Consejo: piensa en lo que más te excita estimular cuando tienes un orgasmo. Como te digo, algunas mujeres prefieren más una estimulación anal, otras vaginal, la mayoría prefieren una estimulación del clítoris.
El asunto está en identificar qué te gusta a ti y así al menos a la hora de elegir ya tienes claro por dónde ir.

Tipos de vibradores

Realistas

Es el tipo de vibrador que en apariencia y textura puede simular bastante bien a una polla real de carne y hueso.
Llegan a tener formas similares a penes reales, lo que hará, que para empezar no sientas que estás con un juguete realmente.
En esta área encontramos vibradores color carne, de diferentes tamaños, formas y materiales, que al tacto y la vista puede confundirnos bastante bien.

Clásicos o típicos

Las formas de estos vibradores son mucho más modernas y suelen estar orientados a la estimulación de la vagina.
Su diseño puede ser mucho más sencillo y efectivo. En esta modalidad no encontrarás grandes tamaños pero sí variedad en los motores que harán el disfrute en cuanto a pulsaciones se refiere.

Para el clítoris

Teniendo en cuenta que nuestro botón mágico tiene más de 8000 terminaciones nerviosas, no debería parecernos extraño que tengamos un juguete ideal y exclusivo para él.
Por eso hay vibradores exclusivos para esta área de muchos y variados tipos. Teniendo en cuenta que para las mujeres la estimulación de esta zona es clave para su disfrute y gozo, no te sorprendas descubriendo que hay más variedad aquí de la que puedes imaginar.

Conejito de Sexo en New York

Si te viste Sexo en New York seguro viste la escena donde aparece el conejito y Charlote queda enloquecida disfrutando de la maturbación y los orgasmos múltiples gracias a él.
Y el que este conejito ayuda a la doble estimulación. Así como suena, estimula el clítoris y a su vez la vagina, para aquellas mujeres que cuando se masturban extrañan la penetración.
Este tipo de vibrador está pensado para poder estimular ambas zonas o tan solo una, si así lo prefieres. Lo mejor de todo es que hay tanta variedad en el mercado que podrás hartarte a la hora de buscar y elegir cuál comprar.
Ya que hay diferencias en longitud, rotación, velocidades, colores, tamaños, diámetros… En fin, es el favorito de cientos de mujeres.

Vibrador para el punto G

Dentro de la vagina, el punto G es un gran desconocido para muchas personas, mujeres incluidas. Sin embargo, hay quien asegura que una buena estimulación en esta área puede llevarte incluso a tener squirting, por lo cual cada vez es más apetecido y buscado por las mujeres.
Por ello, no se iban a quedar atrás los creadores de vibradores. Ellos desde luego han visto una buena oportunidad allí y por ello existen muchas opciones de juguetes para estimular esta área en particular.
Para poder identificar estos vibradores, ten presente que su forma normalmente es estilo gancho o curva, lo que permite llegar a la zona donde supuestamente se encuentra el punto G de toda mujer. Si no sabes cómo buscarlo o nunca lo has sentido, quizás un vibrador pueda ayudarte en esa búsqueda.

Vibrador para el ano

Ya sé que para muchas personas esta zona es intocable y casi prohibida. Sin embargo y aunque te parezca increíble, algunas personas disfrutan del juego anal y para ellas un vibrador puede ser la gloria misma.
Al fin y al cabo las personas que han disfrutado de orgasmos en esta zona dice que son increíbles y duraderos.
Lo mejor de todo es que es una zona que puede ser disfrutada tanto por hombres como por mujeres.
Estos son solamente unos ejemplos que se me ocurre porque los he visto, pero verás en sex shops virtuales, si quieres empezar por ahí, que opciones hay un montón.
A la final todo está en buscar bien y lanzarte, porque lo peor que puede pasar es que no te guste y lo mejor, pues ya te digo, tu vida nunca será igual 🙂

Qué me dices: ¿Cuáles son tus dudas con respecto a los vibradores? Tienes ya un vibrador: ¿Qué tal la experiencia? ¿Cómo fue elegir tu primer vibrador? ¿Te gustaría compartir tus dudas o experiencia?

Por Diana Garcés

Me encanta escribir sobre mis experiencias y las dudas que tengo con respecto a mi sexualidad y las relaciones. Por ello he creado este espacio para hablar y compartir contigo lo que vivo y aprendo.

26 respuestas a «Cómo elegir tu primer vibrador – Guía básica para principiantes»

Me encantan los gusanitos de colores, sólo que los veo tan bonitos y tiernos que me resulta raro usarlos 🙂 Recuerdo la primera vez que nos aventuramos unas amigas a entrar en un sexshop, alucinamos con todos los juguetitos que había, también por los tamaños de algunos y por las formas, ¿cómo se usa esto?, nos decíamos. Al final nos fuimos sin comprar nada!!

Ana es que uno a esto va a divertirse, echarse unas risas y a seguir. Yo de hecho he comprado en tiendas, pero normalmente prefiero la web y las tiendas para cotillear y saber qué hay y si de verdad me puede o no gustar 🙂

Hola hola!
Cuánta información! Debo decirte que todavía no experimenté con un vibrador. Como notarás he escrito todavía, porque no sé qué me traerá el futuro en mi vida sexual.
Por ahora no he sentido la necesidad de usarlo, pero llegado el momento tendré en cuenta todos los aspectos que me cuentas en tu artículo.
Saludos!

Ni los conozco personalmente y por el momento no los veo necesarios, se me hace un poco enredarse con mas cosas habiendo opciones con lo que se tiene a mano, claro que para gustos colores y si se disfruta mas con estos aparatos que con el de carne y hueso, pues allá cada quien con sus gustos y exploraciones.
Que harían las tiendas de juguetes eróticos si no existieran tantas personas inquietas y curiosas, pues a darle gusto a lo que nos gusta.

Tal cual madre, esto no es para todo el mundo y está bien que no te guste o que no quieras, no pasa nada. Los que los disfrutamos pues a por ello, a gozarlo y los que no, pues con lo de siempre. La mano a la final siempre es una gran ayuda y de las mejores 🙂

Hola, Diana:
Desde luego lo de los vibradores es todo un mundo. Muchas gracias por este post tan ilustrador. Como dices es importante saber primero que es lo que buscas exactamente y por qué. Si no, una estará perdidísima a la hora de elegir el modelo adecuado.

Dorit, esto como todo en la vida requiere conocerse a uno mismo. Luego es mucho más fácil dar el paso, elegir bien y disfrutar de tu sexualidad en libertad y sin miedo. Que no es algo sencillo, ya te digo 🙂

Mi primer vibrador me lo regalo una amiga hace muuuuuuuuchos años (tan querida ella, jajaja). Yo le puse nombre y todo. Le tenía mucho cariño. Hasta que un día murió Era de pilas y la semejanza era asombrosa. Me gustaba mucho y pasa momentos divertidos con él.
He pensado en comprar otro, pero no sé, no he sentido necesidad.
No soy mucho de juguetes sexuales, la verdad. Me da susto de «enviciarme» con ellos y no saber qué hacer el día que falten

Thania, esa es una buena amiga, sí señorita. Yo creo que no es poco probable que te termines enviciando. Aunque también es cierto que algunas personas son especiales y puedes pasarles. Sin embargo, todo está en tener claros los límites y en caso de que te pase, puedes hacerlo divertido «que tu pareja te ayude a quitarte el vicio». Si es creativo te aseguro que lo hará en un plis plas 🙂
Un abrazo, me encanta que me compartas tus dudas porque eso me ayuda a mí a pensar en temas interesantes para tratar. Muchas gracias 🙂

Hola Diana,
Has llegado en el momento justo con este post. La verdad que nunca he usado vibrador pero con mi actual pareja llevamos un tiempo pensando en probar cosas diferentes. Nos sentimos nuy cómodos el uno con el otro y queremos experimentar, pero aún no nos habíamos puesto a mirar nada imagino que también un poco por vergüenza, creencias limitantes y desconocimiento de por dónde enpezar a mirar. Con este artículo veo las cosas más claras. Gracias!

Gracias Sofía por tus palabras, la verdad espero con este tipo de artículos dar un poquito de claridad. Porque sé que no es fácil cambiar creencias y que experimentar con cosas que nos sacan de nuestra zona de confort es complicado, pero ojo que no es imposible y todo está en permitirse ser y saber expresarse correctamente. Así que por favor juega, disfruta y que esa complicidad siga por mucho tiempo.
Un abrazo,

El otro día leía que en breve se comercializarían los robots sexuales masculinos con penes biónicos …
Me parece bien que existan juguetes externos para estimular nuestras emociones y vibraciones. Sin embargo creo que hacerse adicto a lo fácil (cualquier ayuda externa en cualquier ámbito) implica no esforzarse o autosuperarse. Yo prefiero la vida «con dificultad» (ainsssss)
Me parece mucho más interesante e intenso conseguir esa misma estimulación gestionando y transformando nuestras emociones y energía. ¡Es más complicado, of course pero no hacemos menos dependientes!
Una diseñadora de emociones 🙂
Lo interesante es poder tener opción (o plan) B en caso de que falle el plan A: fusionar y estimularte con tu pareja.
Lo triste que solo tengamos esta opción para disfrutar de una buena excitación y de buen sexo.

Ana, desde luego llevar estas cosas al extremo es preocupante y algo que debemos revisar, porque está bien que para jugar de vez en cuando nos ayuden, pero para cada momento la cosa pasa de castaño a oscuro en un segundo y no sería recomendable, porque como tú dices hay que hacerlo bien nosotras mismas, las cosas mecánicas para un ratito pero debemos poder disfrutar solas y en pareja.

Hola.
Me gusto mucho tu blog
Estoy soltera y poca experiencia.
La verdad es que es la primera vez que me planteo comprar uno pero nose cual leyendo tu blog tengo curiosidad por el conejito.
Pero claro como dices tu hay vergüenza ir a una tienda a mi me da un corte he mirado algunas páginas online y hay tanta variedad que nose cual elegir hasta un muñeco con todo incluido de 600€ jejeje una locura
Espero me puedas ayudar.

Hola Osita, bueno al ser la primera vez que tienes un juguete sería bueno empezar con algo básico y sencillo. Si quieres escríbeme en privado y te ayudo a elegir el juguete y aprovechamos que tengo descuentos con una tienda y quizás también te pueda ayudar con el pedido. Arriba donde dice «Escríbeme» tienes el formulario de registro. Quedo atenta 🙂

Creo que es un tema que a muchos cuesta hablar en voz alta. Yo si que tuve uno y seguro que lo elegí mal. Después de leer tu post tengo mas idea aunque si conocía que hay varios tipos pero ahora tengo mas idea par mi futura compra.
Me ha encantado el vídeo que cómico. Nos volvemos adictos al placer tan rápido es muy interesante como funciona nuestro cerebro. Yo no cambiaría nunca a mi hombre por un vibrador, solo utilizaría como un juguete y un poco mas de diversión.
un abrazo guapa y gracias por esos contenidos y tu honestidad y apertura en ese tema.

Hola Elena, la verdad es que estando en pareja es muy poco probable que te vuelvas adicta, en la serie lo narran con humor, pero una cosa es cierta es poco probable que pase. Para ello lo mejor es ponerse en perspectiva. Ojo esto aplica también en caso de no tener pareja, que no digo que las solteras son más propensas a volverse adictas. Como todo en la vida, dependerá de cómo lo manejes, por ello será importante aprender a gestionarse uno mismo y hacer todo lo posible para que esto no ocurra 😀
Un abrazo guapa y sigue disfrutando de tu pareja 🙂

Me parece genial que escribas artículos como este que ayudan a las mujeres a eliminar creencias limitantes y miedos e invitan a que nos conozcamos más.
Cada una debe tener la libertad y el conocimiento para elegir conscientemente como quiere vivir su sexualidad.

Muy buen artículo sobre la gran diversidad de vibradores y cómo elegir el adecuado. Tienes razón en precisar que no solo hay que fijarse en si el diseño es bonito o en los colores. Lo más importante es que el vibrador sea el adecuado para estimular la zona que deseamos y otras características, como materiales de fabricación, posibilidades de regulación… Sin olvidar el precio. Hoy día, hay vibradores muy eficaces a muy buen pecio. No solo los más caros consiguen dar orgasmos.

Bueno, seguramente hay muchas formas de conseguir encontrar el vibrador perfecto, pero la forma más efectiva, o al menos la que me funcionó a mi, fue ir probando varios hasta encontrar a tu «media naranja» jajaja. Así lo hice yo… desde luego el vendedor de la tienda que tengo al lado de mi casa ya por último me miraba extrañado, pero mereció la pena. Al cuarto intento lo encontré y desde entonces somos inseparables 😛

jajaja Samantha me encanta lo que dices, además porque me imagino que ya el de la tienda te saluda con tu nombre de pila y todo. Debes ser de esas clientas bien queridas que tienen todos los establecimientos cuando vas con frecuencia jajaja
Me encanta. Muchas gracias por compartirnos tu experiencia preciosa, te agradezco mucho y sí a buscar ese que sea preciso para ti, totalmente de acuerdo 😀

Buena guía, lo mejor es dejar de lado los prejuicios y vivir la sexualidad de forma libre; estas guías ayudan a educar a la gente y a normalizar los juguetes sexuales. Por suerte, hoy en día hay una gran variedad de vibradores en el mercado que cubren las necesidades de practicamente todo el mundo. Simplemente hay que hacerse las preguntas adecuadas para escoger el más adecuado a nuestras necesidades, como tu bien has expuesto en el post. Saludos!

Gracias por tus palabras, la verdad eso de hacerse buenas preguntas a la hora de elegir es importante, que si no terminamos con cosas que luego no utilizamos porque no sabemos qué hacer con ellas o cómo utilizarlas 🙂

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Hablando de Sexo. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.