Categorías
Blog de Hablando de Sexo Curiosidades

Pagando por compañía ¿Lo harías?

Escort Pagando por compania

Hoy voy a hacer una reflexión sobre un tema que la verdad me parece muy interesante, sobre todo porque me encantaría saber tú opinión sobre el tema de pagar por compañía.
Para entrar en contexto te recuerdo que hace un año, más o menos, hablé sobre una página llamada Namorofake, un lugar donde puedes alquilar una «novia» para presumir por redes sociales como Facebook ante tus amigos, conocidos y familiares.


Y aunque parezca un tema «pasado de moda» o simplemente un «tema de película», lo cierto es que existen muchas agencias virtuales donde puedes encontrar compañía para actos sociales o si quieres algo más existen las escort que también puedes encontrarlas en otro tipo de agencias.
Todos sabemos que en el mundo de Internet, hoy en día hay de todo, existen webs como escorts en Madrid donde puedes encontrar acompañantes exclusivas, para muchas situaciones. Aunque parezca increíble la compañía que se busca no solamente es sexual.
Porque no nos digamos mentiras, aunque suene a argumento de película cuando pasas cierta edad, más de 35, eres una mujer de éxito y tienes una invitación para el matrimonio de tu hermana menor o el de tu mejor amiga, sin embargo tú sigues soltera ¿Qué haces?
Tienes dos opciones: presentarte sin compañía, esperando las miradas de tristeza y el pesar de todo el mundo y afrontarlo con la cabeza en alto y una sonrisa, así luego llegues a casa a llorar y lamentarte.
O te presentas con un churro de hombre que sea la envidia de todo el mundo, así te toque pagar por él.
Pues bien, no conozco personalmente a nadie que haya hecho esto, pero sí conozco a más de una que lo pagaría (si pudiera) con tal de evitar esas miradas de compasión y esos comentarios estúpidos que hacen algunas personas cuando se llega a la soltería teniendo más de 30.
Y es que no nos digamos mentiras. Vivimos en una sociedad donde importa mucho el qué dirán. Donde no queremos ser juzgadas o peor aún, ser vistas con lástima porque aún no hemos podido cumplir los estereotipos que otros quieren que cumplamos. Como es tener pareja e hijos a cierta edad, una profesión o un trabajo de prestigio.
Una triste realidad, pero una realidad que viven cientos de personas en el mundo.

Documentándome

Aunque te parezca a una típica película, te cuento que en Japón el tema está tan avanzado que hay muchas empresas que se dedican a alquilar personas para que puedas seguir aparentando en tu vida.
Puedes alquilar amigos, un jefe, un novio, un hermano y hasta un padre (todo esto en femenino también). Porque allí, muchas personas, viven de apariencias y de no exteriorizar lo que sienten o piensan.
Hay una película documental muy interesante sobre este tema llamada ‘Alquila una familia S.A.’, de Kaspar Astrup Schröder. No lo he visto aún, pero el trailer se ve bastante prometedor.
Pero si quieres, algo más «americano» que trate el tema, te recomendaría una película con un duo de actores geniales: Debra Messing y el bizcocho de Dermot Mulroney. Ella, que vive en Estados Unidos, deberá asistir al matrimonio de su hermana pequeña en Inglaterra, donde su ex es el padrino de la pareja.
Al no tener con quien ir, decide contratar los servicios de un acompañante experto (gígolo) guapo y seductor que pueda hacerla sentir mucho mejor y más segura al afrontar a su familia y a su ex. La película se llama: The Wedding Date y es muy divertida.

De la ficción a la realidad

Pues bien, todo esto nos muestra y nos demuestra la falta de amor propio que a veces sentimos, la soledad, tristeza, miedo y por ello la necesidad de mentir, de aparentar y de gastarnos nuestros ahorros en contratar los servicios de alguien para que se haga pasar por algo que no es con tal de no afrontar lo que realmente nos pasa o lo que realmente queremos en este momento de nuestra vida.
¿Por qué nos cuesta tanto ser nosotros mismos? ¿Por qué mejor ocultarnos con este tipo de compañías?
Porque simplemente no decir que no tenemos pareja, que nos han echado del trabajo, que no nos queremos casar o tener hijos. ¿Por qué creemos que aparentar es el mejor camino para dejar de sentirnos mal?
Entiendo que hay situaciones de situaciones, que hay momentos en que sencillamente no quieres dar explicaciones y lo mejor es disimular para así poder seguir adelante.
Pues bien, es verdad que a la final dependerá del contexto y de la realidad que cada persona vive, pero definitivamente que pagues a alguien para que se haga pasar por algo que no es realmente, creo que es llevar tu vida a un engaño que va mucho más allá de lo que parece.
Una cosa es pagar por sexo o porque necesitas ayuda de acuerdo a una situación en particular, pero pagar para aparentar y no sentirte mal ante tu familia, amigos o compañeros de trabajo me parece algo que definitivamente deberías trabajar.
Últimamente creo realmente que si necesitas pagar por compañía siempre puede venir genial, si es tu primera vez, si llevas mucho tiempo sin compañía, si tienes gustos que te cuesta compartir con otras personas en este momento. En fin, pagar no es algo malo, lo malo para mí sería mentir a otros.
Así que no te quedes con las ganas de contratar los servicios de alguien, sin embargo, revisa el no llevar esto al extremo de pagar para fingir una vida que no tienes.

¿Qué opinas tú sobre este tema? ¿Pagarías a un chico para que te acompañe al matrimonio de tu mejor amiga, un funeral o una fiesta de la empresa? Cuéntame, me encantaría saber qué opinas al respecto.

Por Diana Garcés

Me encanta escribir sobre mis experiencias y las dudas que tengo con respecto a mi sexualidad y las relaciones. Por ello he creado este espacio para hablar y compartir contigo lo que vivo y aprendo.

6 respuestas a «Pagando por compañía ¿Lo harías?»

Uys!! Dejando a un lado los prejuicios hacia estos servicios (conozco scorts y clientes y creo que más o menos vencí mis prejuicios impuestos hace tiempo, por suerte) creo que el ejemplo es bastante discutible:
«cuando pasas cierta edad … eres una mujer de éxito y tienes una invitación para el matrimonio de tu hermana … sigues soltera ¿Qué haces? … presentarte sin compañía, esperando las miradas de tristeza y el pesar de todo el mundo y afrontarlo … O te presentas con un churro de hombre que sea la envidia de todo el mundo»
Personalmente, creo que no tener pareja no te resta éxito ni va a hacer que el resto de invitados sientan pena por ti, ni deberías llevar un churri para presumir (sea real o no). Precisamente vas a una boda de un ser querido para compartir su alegría y disfrutar de su día, no entiendo ese afán por lucirse en las bodas para intentar hacer ver que nos va mejor que a nadie. Estamos ahí para apoyar a los novios y para estar en un discreto segundo (o tercero… cuarto…) plano.
Vivimos en la sociedad del ego donde no importa lo que somos ni lo que sentimos sino lo que hacemos ver que somos y que sentimos. Estamos todos tan realmente ocupados con la imagen que damos al exterior y cagados por lo que el resto piense de nosotros que no nos paramos a pensar ni un segundo en como son y como sienten los demás… o en cómo es esa máscara imaginaria que se han creado.
No somos el ombligo del mundo, cuanto más nos despreocupemos por el que pensarán los demás, mejores serán nuestras vidas, más realizados nos sentiremos y más tiempo para ser felices tendremos…
Te pongo un ejemplo que me pasaba a mi mismo (no te tomes lo anterior como un ataque personal, nos ha pasado a todos!!!): a mi me encantaba subir a Facebook todo lo que hacía, con quien me juntaba, los viajes que me daba y hasta lo que comía… Me eché pareja y el camino normal habría sido hacernos mil fotos juntos y hacer cosas sólo «para la foto», pero me prohibió subir fotos suyas a Facebook y cambió mi visión completamente! Lo que al principio parecía ser una putada resultó una bendición: pasamos más tiempo juntos, no me preocupo por mantener al día con el resto del mundo cómo va mi relación y hacemos lo que realmente nos apetece sin buscar fotografías idílicas (aunque a veces nos hagamos alguna para permanecer eternamente guardadas…).
A mi una persona «sola» en una boda no me daría pena, de hecho tiene una ocasión de oro para conocer a nuevas amistades. Me da mucha más pena ver cómo parejas que no se soportan intentan mantener la compostura y aparentar que su vida no es un infierno y alardear de todo lo que se han comprado para olvidar la gran carga que supone tener a su enemigo en casa. Y sinceramente, me daría mucha pena saber que alguien a tenido que pagar a una persona para aparentar que es su pareja. Es como el que alquila un traje de 6000€ y dice que se lo ha comprado… Da penilla, por que en el fondo sabes que se está engañando a si mismo.
Lo de pagar por sexo es otro tema que si que defiendo absolutamente. Hay gente que huye del compromiso y que por un rato de sexo no quiere tener que hacer todos los «trámites» de una relación sexual normal. Ya depende de cada uno lo que busque…
Al final he escrito un comentario más extenso que tu propia entrada xD Perdona por ser tan pesao!
Un abrazo!

Fernando estoy de acuerdo contigo. Se gana mucho más si aparentamos menos. Sin embargo, aunque parezca increíble hay muchas personas que viven aún en el qué dirán. Es muy triste, pero no hay que juzgar cada quien vive la vida que ha elegido vivir. El que nosotros hayamos salido de ese círculo vicioso, no quiere decir que otros lo hayan dejado o lo piensen siquiera dejar…
Así es la vida, es un constante aprendizaje. En algún momento aprenderán o puede simplemente que nunca lo hagan y siempre vivan aparentando 😉
Un gran abrazo y muchas gracias por ese comentario 🙂

CREO QUE LAS MUJERES TIENEN EL MISMO DERECHO DE UTILIZAR ESTE TIPO DE SERVICIOS, LOS HOMBRES LO HACEMOS TODO EL TIEMPO Y ES JUSTO QUE LAS MUJERES TAMBIEN LO HAGAN….PERO YA ME IMAGINO QUE CONDICIONES DEBERA CUMPLIR EL ESCORT MACULINO…A VER SI ENCUENTRA ALGUIEN QUE LAS CUMPLA.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Hablando de Sexo. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.