|

Infidelidad consentida de Shayla Kersten

Infidelidad Consentida

El libro que te recomiendo hoy se llama Infidelidad consentida de Shayla Kersten y tiene mucho que ver con el tema “tabú” del que hable hace pocos días.
Me gustó porque es rápido de leer, tiene mucho sexo y sobre todo te deja pensando en cuántas personas intolerantes hay en el mundo.
¿Cuántas buenas relaciones se acaban por no confiar en nuestra pareja? y ¿Cuántas otras, con el tiempo, se convierten en un lastre que toca conservar, porque ya no hay tiempo de llorar?


Sin más rodeos, el libro se llama: infidelidad consentida, creo que no hay más que decir, el título lo dice absolutamente todo.

Denise Wilder nunca pensó que la idea de un hombre teniendo sexo con otro hombre sería tan interesante, pero cuando su caliente trozo de novio, policía de Memphis, admite que lo haría con un hombre, su mente y su cuerpo se sobresaturan de lujuria.
Cuando Brady Jameson revela su atracción por los hombres, su novia propone un trato. Ella va a ayudarle a hacer su fantasía realidad. Una noche con ella y su mejor amigo gay, Jay, suena como un pedazo de cielo.

Nuestros protagonistas son: Denise y Brady, ella es una mujer que vive el día a día, no se amarra a un hombre, pues piensa que las cosas buenas no duran y que pronto todo se puede acabar.
Sin embargo conoce a Denise, un policía, que esta demasiado bueno y tienen una explosiva relación sexual con él.
Un día en medio de varias copas, en el bar del mejor amigo gay de Denise, Brady confiesa que le gustaría estar con un hombre. Así de sopetón y sin anestesia.

[su_heading size=»17″ align=»left»]Autora: Shayla Kersten
Título original: Consensual infidelity
Formato: Ebook
Páginas: 100[/su_heading]

Jay, el amigo gay, piensa que lo dijo porque estaba borracho, pero Denise se pone como un tren, se excita sobremanera y empieza a indagar si su novio lo dijo solamente porque estaba borracho o quiere salir del armario, cosa que no cree, pues el sexo siempre había sido genial entre ellos.

Así que después de mucho hablar, él le confiesa que desde hace mucho tiene esa fantasía y que una vez se lo comentó a su prometida y lo tachó de bicho raro, ridiculizándolo con todos sus amigos y conocidos. Claro que a la final la que quedó mal fue ella, pues nadie le creyó y pensaron que estaba despechada.
Esa experiencia fue suficiente para que Brady no quisiera hablar más del asunto con nadie, más aún ejerciendo una de las profesiones más “masculinas” del país y su fantasía podría ser interpretada como si fuera gay. Cuando el aún amaba tener relaciones con mujeres.
Teniendo en cuenta que sentía que con Denise podía ser y hacer lo que quisiera, creyó que era el momento de hablar del tema. Así que lo soltó en medio de copas a ver que salía del asunto, su sorpresa fue mayor cuando descubrió que su novia se excitaba con la idea y le propuso hacer realidad su sueño.
Denise habla con su buen amigo Jay, quien se ofreció de “voluntario”, aunque lo deseaba, no estaba muy convencido, pues sabía que su querida amiga, Denise, estaba enamorándose de Brady y no quería meterse en medio de ellos.
Sin embargo, ella le dice que estará presente, no es que le gustará más la idea, pero decide hablar con Brady y acepta ser el primero para él.
Por un momento, nuestra protagonista se arrepiente, pues tenía miedo que su chico le gustará estar más con un hombre que con ella. Al final sede porque es algo que él quería, aunque tenía el presentimiento de que la iba a dejar al final.
Así llegamos al momento cumbre, con algo de bondage y sexo salvaje, Brady vive su mejor experiencia, estando con la mujer que le dio la libertad para experimentar y con un hombre que deseaba.
Obviamente, el final no es lo que esperas o tal vez si es lo que se veía venir, el asunto es que todo queda abierto para seguir explorando, porque en las relaciones de pareja eso se trata de explorar y aceptarnos como somos.
Creo que el libro es interesante, más que el manejo de la “calentura” y el sexo salvaje que tienen ellos dos solos y luego con un tercero, es la parte de la comunicación y la confianza en las parejas, los temores que ambos manejan, pero sobre todo el poder cumplir con nuestros sueños y con esa parte de nosotros que es igual de importante.
Como lo dije en la introducción de esta reseña, [piopialo]a veces hablar es complicado, pero callarse estas cosas es aún peor[/piopialo]

¿Podrían él y Denise realmente sobrevivir invitando a un tercero al dormitorio? ¿Era la posibilidad de cumplir una fantasía o la posibilidad de perderla?

Y desde luego la escena recomendada, aunque claro, hay muchas de donde elegir:

Las cadenas se sacudían ya sea por los pies de Denise o por las manos de Jay. Realmente no le importaba, el sonido de tintineo añadiéndose a su sueño surrealista.
El calor lanceó a través de su culo con un golpe rápido. Brady empujó hacia atrás siguiendo a Jay cuando se retiraba. La polla de Brady se deslizó casi libre del coño de Denise. Antes de que Brady pudiera revertir el movimiento, el empuje de Jay le obligó a volver a ella, duro.
Una vez más, empujar, tirar, adentro, afuera. Brady siguió un ritmo exigido por la necesidad cada vez mayor. Cada golpe en el culo lo devolvía al calor acogedor del canal de Denise.
Todo parecía fuera de su control. Un peón en el medio, haciendo la puja de Jay. Luego la de Denise. Ese pensamiento se sumó a su creciente clímax. Necesitaba esto, pero la necesitaba a ella aún más.

Qué tal te va este tema ¿Te llama la atención una infidelidad consentida?

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

16 comentarios

  1. La verdad que tiene su aquel este libro, no me parece mal que 3 personas juntas disfruten del sexo y más si es realmente queriendo. Lo que ocurra en la intimidad de cada uno es eso, su intimidad, así que mientras sea consentido todo me parece bien.
    Tomo nota del libro, gracias por compartirlo!

    1. Guapa gracias, la verdad es que es un libro corto sin mayor ambición salvo ponernos a pensar que realmente si queremos triunfar en nuestras relaciones tenemos que aceptar y amar al otro en sus diferencias 🙂

    1. jajaja guapa es un libro corto, se lee rápido, además que es de esos que el sexo lo abarca todo. Las escenas son buenas, no te diré mentiras y a mi más que la historia me gustó cómo se desarrolló todo y sobre todo los miedos de cada uno de los personajes al enfrentarse a una situación nada común 😀

  2. La verdad es que estoy acostumbrada a leer libros sobre estos temas, me gusta leer libros eróticos tienen que tener un hilo conductor y su buen argumento y este parece que lo tiene, soy una gran fan de Megan Maxwell, maya Banks, etc por lo que me voy a buscar el libro y lo voy a leer gracias por la reseña

    1. Guapa el libro está bien contado, es corto por lo cual lo leerás en una noche sin problema y la trama como ves es simple pero te hace pensar un montón. Un abrazo, tenemos gustos por autoras muy similares 🙂

  3. Hay de todo en esta viña del señor, a mi personalmente no me inquieta este tipo de situaciones y no juzgo a quien decida hacerlo con el consentimiento de su pareja.

  4. ¡Me encanta este tema y todo lo que saca de las personas!
    Hola Diana!
    No suelo leer este tipo de libros pero sí que he escrito sobre infidelidad en alguna ocasión. Llevo con mi pareja unos años, con un hombre maravilloso y muy sexual. Desde el principio tuvimos mucha confianza y respeto, y en alguna ocasión me ha sido «infiel». Claro que eso depende de lo que entendamos como «infiel», porque si la cosa está hablada de antemano, y ambas partes manifiestan que no hay problema con eso, no hay infidelidad ninguna.
    No significa que tengamos una pareja abierta, ni mucho menos. Significa que si en algún momento, a alguno de los dos, nos apetece tanto acostarnos con alguien que reprimirlo sería peor que ejecutarlo, nos damos la libertad para hacerlo y no hay reproches ni brechas en la relación.
    Es más, aunque me cueste algo de apuro contárselo a gente que no conozco de nada, incluso me excita imaginarme a mi pareja con otras. Pero no es ahí donde yo quería llegar…
    Creo que queremos ser fieles por cultura, no desde luego por naturaleza. Considero que tengo una relación muy especial con mi pareja, que no deseamos a otras personas porque haya algún fallo en nuestra relación, y nos va muy bien con infidelidades o sin ellas.
    Muchas veces las infidelidades tienen más que ver con problemas internos de la persona que es infiel (como la baja autoestima) que con un problema en la relación.
    Así lo veo yo…
    Las veces que yo he sido infiel no tenía problemas amorosos, sólo sentía que cuantos más hombres me hacían caso más valiosa era yo. Y ahí mi pareja de aquel momento no tenía nada que hacer ahí.
    Respeto absoluto a la condición y la forma de vivir de cada persona, pero creo que muchas veces se tiran por la borda relaciones porque ha habido una infidelidad, cuando creo que es algo que se puede superar si se quiere, porque en la mayoría de los casos no tiene mayor importancia.
    Pero podía estar hablando de esto horas, espero no haber ofendido a nadie.
    Gracias por el artículo Diana!!!
    Un abrazo

    1. Hola Tania, muchas gracias por tu comentario y por pasarte por el blog. Me ha hecho mucha ilusión leerte y descubrirte sobre todo. Me encantaría hablar más de estos temas contigo, tienes una visión súper interesante que me encanta, así que te seguiré y espero coincidamos en algún momento.
      Sobre tu respuesta decirte que estoy de acuerdo, cuando hay conocimiento de una infidelidad no es infidelidad realmente.
      La relación que tienes la puedes construir como quieras y eres libre de hacerlo según tus propias creencias o crearte unas nuevas si te sientes cómoda con ello. Ser auténtica y fiel a ti misma no es sencillo, sobre todo en un mundo donde vivimos del qué dirán, pero una cosa es cierta hay que intentarlo y si a ti te funciona no deberías darle vueltas y mejor deberías estar viviendo y disfrutando que al fin y al cabo las relaciones no duran para toda la vida (al menos la parte buena) 🙂
      Un abrazo guapa y seguimos en contacto 🙂
      Gracias por compartir 🙂

      1. Siii, a mí también me encantaría hablar contigo del tema profundamente porque hay mucha tela que cortar. Intuyo que lo haremos pronto, jejejej.
        Un abrazo Diana