Fantasias Sexuales Mujeres
|

Las fantasías sexuales: todo lo que una mujer debería saber

Las fantasías sexuales han dejado de ser un tema tabú y han pasado a ser parte de charlas entre amigos, familia o compañeros de trabajo.

Porque cada vez es más aceptado en la sociedad en que vivimos que somos humanas, y como tal tenemos fantasías eróticas que nos llaman más, o menos, la atención.

¿Qué son las fantasías sexuales?

Las fantasías sexuales son una creación de nuestra mente que se compone de imágenes que generan una historia, que causa en nosotras un gran placer físico y mental.

Esta fantasía puede ser una escena suelta, con argumento o simplemente una única imagen que nos excita.

Aunque normalmente pensamos en fantasías como si fuera una escena de un libro o película.

También puede simplemente tener sonidos, olores, sabores y sensaciones que nos estimule hasta el punto de darnos mucho placer.

No creas que las fantasías son exclusivas del mundo de los hombres, las mujeres también tenemos fantasías y algunos estudios dicen que muchas más que ellos.

Un estudio de la Universidad de Granada del 2012, decía que casi el 100% de los españoles han experimentado, al menos una vez en su vida, una fantasía sexual agradable.

Muchos profesionales de la salud, afirman que tener fantasías sexuales es normal y saludable.

Sin embargo, una pequeña parte de la población sigue viendo las fantasías en temas de sexo como algo “malo”, que no debería existir porque es pecado, sobre todo si tienes pareja, ya que estarás siendo infiel de pensamiento.

Esta es una de las tantas creencias limitantes que tenemos entorno a esta parte natural y sana de nosotras y es que, por más que nos creamos muy puritanas de dientes para fuera, por dentro la cosa es a otro precio y todas tenemos, en mayor o menor medida, fantasías eróticas.

Puede haber algunas excepciones, que te mencionaré en otros artículos pero, en general, si estás sana, tienes pulso, eres sexualmente activa o si alguna vez has disfrutado de un buen polvo, así en este momento no tengas pareja, seguro algún pensamiento al día, o al mes, tendrás entorno al sexo.

Por lo cual no te asustes si constantemente vienen a tu mentes pensamientos sexuales.

No te sientas rara. Créeme cuando te digo que es normal, es natural y súper común.

El asunto es que no hablamos de ello.

Por ejemplo, si estás con una amiga en un bar y ves un chico que te gusta, seguro no tendrían una conversación de tipo:

“Acabo de ver un tipo que me gusta y quiero arrastrarlo al baño y tener sexo con él duro, rápido y alucinante”

Por más que sea lo que quieras, por más que te hayas mojado en las bragas solamente de pensarlo, nunca dirías eso en voz alta porque no está «bien visto» y seguro tu amiga te miraría con cara de “quién eres tú” o se persignará y saldrá corriendo.

Así que sí, estamos en un mundo donde cada vez son más aceptadas las fantasías sexuales, pero ojo, no te pases de lista y te pongas a hablar abiertamente de ello, que eso es ir un paso mucho más allá de lo permitido.

Seguro, aún hoy, encontrarás a más de una persona que se sienta mal si compartes abiertamente tus oscuras fantasías sexuales.

Por eso me gusta esta frase que escuché en un programa de radio que decía:

Si dijéramos todo lo que pensamos, no podrías tener una vida social #FantasíasSexuales

Es cierto, nadie nos aceptaría, por eso nos callamos nuestros pensamientos y en temas de fantasías sexuales, lo que hacemos es dejarlas en nuestra mente y no compartirlas con el mundo.

¿Cómo se dan las fantasías sexuales?

Las fantasías pueden llegar de muchas maneras y en los lugares menos pensados e inoportunos.

Muchas veces no tenemos control de ellas. Puedes tener una fantasía por ejemplo:

  • Viendo una película,
  • Escuchando una canción,
  • Leyendo un libro, no necesariamente erótico,
  • Viendo a un chico guapo en el mercado o
  • Cuando piensas en algún amigo o compañero de trabajo que te atrae

Estas pueden ser las situaciones muy normales, sin embargo hay otras que pueden ser menos habituales, como por ejemplo:

  • Cuando ves a tu vecino desde la ventana mientras lavas la vajilla
  • Si tu pareja se pasea en toalla por el cuarto y le cae gotea agua por su pecho 😉
  • La visita del mejor amigo de tu pareja que está buenísimo
  • Si te llama un amigo que solamente ves una vez cada cierto tiempo y su voz te pone
  • Cuando hablas con un extraño en el metro y hay química inmediata
  • Cuando haces un nuevo amigo en el Facebook y pasas horas hablando con él

El asunto es que las fantasías sexuales pueden llegar en el momento menos esperado.

Aunque hay personas que tienen un momento al día para ello, por ejemplo cuando se masturban, otras no se preparan y las fantasías les llega de sorpresa 😉

Quédate con esto: tener fantasías sexuales es normal.

¿Por qué negamos las fantasías sexuales?

Cada persona es un mundo y todas tenemos nuestras cucarachas en la cabeza.

Muchas de las cuales nos acompañan desde la infancia y otras las hemos ido recogiendo en el camino.

Sin embargo hay una cosa cierta, puedes negar tus fantasías sexuales por muchos motivos, por ejemplo:

  • Te da vergüenza admitir que tienes fantasías
  • Eres tímida
  • Te da miedo ser juzgada
  • Realmente no eres una persona que tenga fantasías sexuales
  • No distingues realmente lo que es una fantasía sexual
  • No se te ocurren fantasías sexuales, crees que todo lo has vivido ya

Los dos últimos puntos son más comunes de lo que imaginas, sobre todo cuando estamos en negación.

Es ese punto donde no quieres quedar como “la que no sabe” y dices cosas como: “yo ya he cumplido todas las fantasías habidas y por haber”.

Cuando una mujer dice esto, empiezas a hablar con ella y seguro en algún momento te dice algo como: “bueno, la verdad es que nunca he estado en un trío y me gustaría saber qué tal”

No porque realmente se vaya a atrever a tener un trío, sino porque la fantasía mola un montón y porque realmente no ha cumplido todas sus fantasías.

Por eso es importante aprender a ser honestas con nosotras mismas, tal vez no delante de todo el mundo, pero sí con las personas con las que nos sintamos más cómodas.

Es cierto que vencer la ignorancia, las creencias limitantes y nuestras propias inseguridades no es sencillo.

Pero tenemos que dar el paso, tenemos que avanzar y sobre todo tenemos que abrir la mente, porque en temas de fantasía no todo está hecho, ni todo está pensado.

Así que mi invitación es para que dejes de negar tus fantasías, tampoco es para que las cuentes a los cuatro vientos si no te sientes cómoda.

El tema está en que no eres rara por tenerlas, ni deberías sentirte avergonzada por ellas.

Las fantasías eróticas son una parte normal de tu sexualidad.

Aprender a disfrutar de ellas debería ser un derecho por el cual ni siquiera deberías tener que pensar.

Así que deja de sentir miedo, disfruta de tu sexualidad, y de tus fantasías eróticas

¿Qué no es normal cuando hablamos de fantasías sexuales?

Tener fantasías sexuales es normal, no te hace una promiscua, puta o libertina porque pienses y desees disfrutar del sexo de diferentes maneras.

Sin embargo, algo que no es normal es sentir celos o inseguridad al pensar que tu pareja tiene fantasías sexuales donde tú no estás incluida.

Ojo digo que no es normal, pero es común y para muchas personas lo más natural del mundo.

Las mujeres que son celosas, inseguras y que quieren saber a cada segundo qué piensa su pareja.

La pasan realmente mal cuando imaginan que su chico puede estar teniendo fantasías sexuales con otras personas, y ella no está incluida.

Mucho cuidado con esto, porque no hay relación que se sostenga (firmemente) donde tú estés preocupada por los que tu pareja esté pensando a cada segundo.

Si tenemos en cuenta que según un estudio de la Universidad Estatal de Ohio, un hombre tiene al rededor de 19 pensamientos al día en torno al sexo (y seguro para algunos el número es mucho mayor), controlarlo es una misión imposible para cualquiera.

Ten presente que si tú tienes fantasías sexuales, lo más seguro, y lo más normal del mundo, es que tu pareja también las tenga.

No se vale eso de prohibir que tenga fantasías, mientras tú las tienes tan campante.

Además, como te digo es algo que tú no podrás controlar y es una pérdida de tiempo y energía que no vale la pena ni siquiera contemplar.

¿A caso te gustaría que tu pareja te dijera lo que puedes pensar o no?

Cuesta entender que tu pareja no es infiel cuando tiene fantasías sexuales, así tu no estés en esos pensamientos, pero es así.

Las fantasías a veces ni las planeamos, simplemente llegan, así que exigirle que siempre seas tú la protagonista es injusto e imposible.

Además, las fantasías son una cosa tan privada y tan rara que no hay manera de controlar quién entra en ella.

Claro que si tú estás manejando la fantasía puedes meter a quien quieras.

Sin embargo, cuando no tienes el control ¿Cómo sacar a tu mejor amiga o amigo si entró en tu fantasía?

Las fantasías no son para evaluarlas o juzgarlas, son para disfrutarlas.

Así que deja a un lado los celos, no son necesarios, ni justificantes para que le armes pelea a tu pareja.

¿Cuáles son las fantasías eróticas más comunes para las mujeres?

Las fantasías sexuales son un mundo infinito, hay cantidad de ellas, algunas súper complejas y otras normales y muy comunes.

Vamos a revisar 10 de las más comunes y espero al final me cuentes si tienes alguna de ellas:

O sus diversas variantes que van desde invitar a una tercera persona a un encuentro sexual y tener sexo con ella a simplemente que tu pareja te vea teniendo sexo con otro o tener sexo con tu pareja mientras otro u otros observan.

  • Orgias

Muchas dirán que esta fantasía está mandada a recoger, pero no es cierto.

Hoy en día, siguen existiendo personas que les encanta imaginar tener sexo con varias personas al mismo tiempo o en el mismo lugar.

  • Estar con un hombre negro

Teniendo en cuenta que los negros en nuestra sociedad son vistos como hombres muy bien dotados, muchas mujeres los invitan a sus fantasías porque sueñan estando con un hombre que supere sus expectativas en cuanto a tamaño

  • Tener sexo con un desconocido

Pero no un desconocido cualquiera, uno que nos excite cuando lo veamos por primera vez, que nos provoque y nos haga pasar un buen momento

  • Vivir un momento de «aquí te pillo aquí te mato»

Un tórrido romance erótico, rápido y apasionado con una persona que lleva semanas en tu cabeza, pero que está felizmente comprometido (o tú lo estás).

Pero en tu mente eso no importa

  • Ser atada por tu pareja

Esta es una fantasía muy común en las mujeres y se dice que es normal para nosotras.

Porque en las fantasías nosotras tendemos a ser más pasivas y disfrutamos de un hombre que sepa controlarnos, pero que además sepa qué hacer con nosotras cuando le damos ese poder

  • Que tu vecino te vea masturbándote

Esta fantasía pone muy caliente a las mujeres, sobre todo si tienes la fortuna de tener un vecino muy bueno frente a tu ventana, aunque para la imaginación eso es lo de menos, siempre existe.

Como por ejemplo el baño de un bar, en un avión, aeropuerto o mientras viajas en un bus o tren.

El tema es hacerlo en un lugar donde en algún momento te puedan sorprender.

  • Cambio de roles

Para las mujeres un rol que es una fantasía frecuente es ser una prostituta y darle mucho placer a su pareja, haciendo cosas que normalmente no haría y que adquiriendo este rol le daría la libertad para hacerlo

  • Estar con una persona más joven o mayor

Cuando somos jóvenes fantaseamos con estar con una persona mayor (el padre de una amiga, un profesor).

Sin embargo, cuando llegamos a cierta edad, esas fantasías pasan a ser desear un hombre mucho más joven y es bastante normal

  • Tener relaciones con una persona del mismo sexo

Esta la pongo como plus, pero es una fantasía bastante común y es que cuando tienes fantasías, todo es posible y tener relaciones con otra mujer puede ser muy excitante.

Ojo y esto no te hace una lesbiana y en el caso de los hombres no los vuelve homosexuales.

Sobre las fantasías sexuales hay mucho más que decir.

Por eso quiero avisarte, si te interesa este tema y aprender junto conmigo todos los recovecos que podremos encontrar en torno al tema, que durante todo el mes estaré hablando de esto.

Quiero que juntas exploremos lo que nos puede ofrecer las fantasías, así que si no te quieres perder los posts que estoy preparando, puedes inscribirte aquí.

Además, puedes hacerme todas las preguntas que quieras en los comentarios o envíandome un email. Aprovecha si tienes inquietudes o quieres saber más del tema.

Adicionalmente, te invito a que sigas al blog en las redes sociales donde estaré compartiendo artículos, vídeos y audios súper interesantes que he seleccionado por el buen contenido que ofrecen.

¿Te gustaría contarme algo sobre tus fantasías sexuales? ¿Crees que son una parte normal de tu sexualidad o es un escape para personas enfermas?

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

38 comentarios

  1. Siempre aprendo cosas nuevas contigo jejeje considero que las mujeres tenemos más fantasías que ellos por el hecho de que tenemos más imaginación considero que más que pornográficas son eróticas.

    1. Gracias guapa, espero que siga siendo así 🙂 pues estoy muy de acuerdo contigo, las mujeres tenemos una imaginación más erótica, ellos pueden ser más al tun tun, nosotras necesitamos un poquito más de romance y erotismo 🙂 Un abrazo 🙂

  2. Es cierto, ya no es un tema tabú pero sigue costando hablar del mismo. En cuanto a las fantasías, solo la imaginación pone el límite y la que te permite desempeñar cualquier rol.

  3. Las fantasías no dejaran de existir, yo me acuerdo cuando estudiaba que todos los días veìa a un chico, asomado a la ventana y mientras escuchaba a la profesora mi imaginación divagaba con las cosas que podría hacer con este chico tan bello, en esos tiempos quien sabe que se me ocurriría sino conocía nada ni novio tenia, pero me dejaba lela y era divertido

  4. Me fascina cuando la imaginación tiene el poder de la situación, es una experiencia maravillosa todo lo que puede implicar, y lo de las fantasías tenemos que aprender a desatarlas y poder vivirlas y disfrutarlas. Fascinante artículo.

  5. Por supuesto que son normales. Una más que sumarle a ese sentimiento de culpa que se cultiva desde la infancia, qué importante es la educación sexual en todas las etapas de la vida. Un saludo

  6. Creo que las fantasías, siempre estarán ahí en cualquier etapa de la vida. pero tengo una pregunta. Puedes tener una sueño erótico y no acordarte ?

    1. Uhmmm Luz, los sueños son otro universo, es como un sueño «normal», a veces puedes recordarlo nítidamente y otras veces no. Eso mismo pasa con los sueños eróticos, muchas veces sabes que tuviste uno porque amaneces excitada o mojada, pero no recuerdas absolutamente nada de él. Puede pasar guapa 🙂

  7. Muy interesante, Diana. Puede ser que el tema del sexo se haya vuelto menos tabú pero también tengo la sensación de que se parece hablar tanto de él en los medios que al final le estamos dando más vueltas de las necesarias a si tenemos una vida sexual buena o no. Luego las películas pueden hacer sentir mal a cualquiera que no tenga relaciones varias al día por norma. Pero me estoy desviando del tema. Creo que si tienes un poco de imaginación y sueñas, es normal que haya sueños eróticos y fantasías sexuales. Lo curioso es que me ha pasado tener un sueño con alguien que luego a la fría luz del día no tenía tan claro que me atrajera sexualmente 😉 Alguna vez pienso que si soy un poco cortada pero viendo tu lista de fantasías resulta que alguna la he cumplido y alguna otra la he tenido como fantasía.
    ¡Enhorabuena por tu blog, Diana, porque creo que trata el tema del sexo de la forma abierta pero delicada que requiere.

    1. Dorit cuánta verdad en tus palabras, es cierto que hay muchas propagandas y charlas en torno al sexo pero son tan superficiales que nos estamos olvidando de lo importante y nos fijamos en cosas que luego nos hacen sentir mal porque no tenemos lo que «tienen otros» y es una pena. No creo que se esté tratando el tema de la mejor manera y eso de alguna manera nos afecta un montón 🙂 Sobre la fantasía que dices, es normal tener fantasías con personas que realmente no nos atraen, simplemente porque los imaginamos de una manera que no son (supuestamente) y es interesante 🙂 Me alegra mucho que te des cuenta que no eres ninguna cortada 🙂 Un abrazo preciosa 🙂

  8. Hola Diana! Totalmente de acuerdo de que las mujeres tenemos más fantasías que los hombres, tenemos más imaginación, aunque también creo que nuestras fantasías son más eróticas.
    Poco a poco creo que cada vez es menos tabú hablar de fantasías sexuales y en general de sexo. Entre amigas es una buena terapia y muy divertida 😉 y con tu pareja creo que es de obligado cumplimiento hablar de sexo y de las fantasías sexuales de cada uno.
    Un abrazo!

  9. Al hilo de lo que dice Dorit, veo también demasiada banalización en torno al sexo, de manera que si no tienes un cuerpo tal, una ropa cual y un contexto de película, como que tus experiencias sexuales van a perder credibilidad o a ser menores. También aquí toca elaborar un discurso contra esa corriente.
    Y para no desviarme del tema: no sé si habrá un solo ser humano que no tenga fantasías sexuales. Fantasías, recreaciones concretas en su cabeza que en ningún caso desearía llevar a la práctica. Si son posibles de llevar a la práctica, quizá son ensoñaciones, deseos más o menos inconscientes, y no tanto «fantasías» (o sí, que no lo sé, o son fantasías menores). Imagino que la señora que se recrea con ser violada por un escuadrón de mazingers, ni remotamente querrá verlo traducido a la realidad. Pero si como fantasía le da cuerda y le sirve para tener sexo placentero con quien le plazca, ¡es lo que vale!
    Un abrazo, Diana.

  10. Como dice Marian, las fantasías, pienso, son simplemente fantasías, parte de nuestra sexualidad que en ningún caso llevarías a la realidad.
    Imagino que se pasan por varias etapas: algunas etapas estarás más «motivada» a tener fantasías y otras menos, pero son parte de nuestra sexualidad.
    Y si, está mal visto y me confieso muy puritana a hablar de estos temas, pero forman parte de nosotras y no hay nada de malo en ello si no hieres a quien tienes a tu lado.
    Venimos de una sociedad muy castrante y hemos sido educadas de esta manera.
    Saludos, Diana!

    1. Guapa, una triste realidad la que mencionas, pero es así, es verdad. Tenemos mucho trabajo que hacer, pero creo que vamos por el camino correcto para generar un cambio en nuestro mundo, en nuestra vida y en el de los que nos rodean 🙂

  11. Hola guapa!! contestando a tu última pregunta, no es nada de personas enfermas. Cada uno es libre de pensar lo que quiera cuando quiera y en eso no tienen cabida los celos porque también se puede fantasear con gente famosa. Lo que si sería de locas es montarle una escena a la pareja si le diera por fantasear con alguna actriz o el se la montara a ella si es con cualquier actor. Besos!!

  12. Creo que con las fantasías sexuales pasa como con otras realidades humanas, siempre estamos lidiando entre lo que realmente sentimos o pensamos y lo políticamente correcto. Yo creo en la libertad sin llegar al libertinaje es decir haz lo que te apetezca o quieras hacer sin dañar la libertad de los demás y en aceptarse a una mismo y quererse. Muy buen Post, bss Diana

  13. Guapa un post muy interesante de un tema del que no se habla demasiado. Es normal tener fantasías sexuales tanto en hombres como en mujeres, aunque para nosotras no esté tan bien visto. Por eso tenemos que ser honestas con nosotras mismas y pensar que es normal
    Un fuerte abrazo

  14. ¡Qué post tan interesante Diana!
    Has dejado en la palestra algunos tips que desconocía por completo y agradezco haberte leído para tener conocimiento al respecto.
    No soy una mujer que tenga recurrentes pensamientos eróticos pero siempre recurro a las fantasías sexuales como aliadas en mis momentos calientes. Estas fantasías son como un canal playboy en el que tienes suscripción solo en tu cabeza, y una vez obtenido el orgasmo, la conexión se cancela hasta nuevo aviso.
    Ellas vienen con una secuencia, es decir, yo me creo historias, siempre todas son diferentes, y se van desarrollando a medida que disfruto de las relaciones sexuales con mi pareja, así que cada vez que tengo sexo se reanuda el guion y la historia sigue, puede que en otro escenario o con otra temática, pero siempre se suceden, y es muy cómico porque no es algo que yo planifique, sino que viene a mi mente justo cuando necesito ponerle más ingrediente al asunto.
    Por supuesto que no siempre lo hago, pero cuando recurro al banco de fantasías sexuales en mi mente, lo hago de manera ordenada y haciéndole secuencia. Me excita saber que mi esposo tenga fantasías donde yo no esté incluida, claro que todo esto surge al momento de la excitación, porque luego ya no ocupo mi pensamiento en ello.
    Vaya Diana he sacado en este comentario algo muy intimo y he descubierto algo que no sabía de mi misma.
    Abrazos.

    1. Eli, muchas gracias bella, me encanta lo que compartes y el tema este de tu propio canal playboy, es que es así, tal cual. Ahhh tienes una manera de contar las cosas que disfruto un montó contigo. Muchas gracias guapa por eso. Un abrazo 🙂

  15. Me encanta venir a este espacio y pensar en el sexo de manera libremente y sin prejuicios.
    Fantasías sexuales, una realidad que todos tenemos y muchos escondemos por el simple hecho de pensar en el que dirán los demás.
    En tres años atrás hablar de este tema para mí era un puro tabú, que miedo el decir lo qué quiero y cómo lo quiero. Ahora amo mi nuevo yo, que sabe dejar que las imaginaciones sexuales crezcan y sin la necesidad de castigarme.
    Saludos.

  16. Hola guapa, yo también creo que las fantasías de las mujeres son más eróticas que las de los hombres y creo que lo tengo más que comprobado por mis parejas-amigos…Tengo la suerte de que la mayoría de mis [email protected] hablan de sexo con toda la naturalidad del mundo, hablamos de fantasías, lo que nos gusta más, que menos….Y mi parece lo más sano del mundo, aprendemos mucho unos de otros y es una tranquilidad saber que puedo hablar con alguien sobre un tema sexual que yo no desconozca, saber que tengo a una persona ahí para comentar, a nivel de pareja me parece muy importante tener comunicación en ese sentido.Un beso

    1. Guapa, tú lo has dicho la buena comunicación siempre es importante y tener con quien hablar es fabuloso, disfruta de ello y a valorarlo porque aunque parezca increíble no es lo más común y es una pena. Un abrazo preciosa y bienvenida al blog 🙂

  17. A veces me he sorprendido a mí misma pensando en cosas o fantasías que de normal no se me hubieran ocurrido y no me parece nada malo sino todo lo contrario. Ya te comenté que no me importaría experimentar algunas de ellas pero no creo que pueda hacerlo o al menos no de manera inmediata (gua gua gua guaaaa, música de decepción) jajaja, muaks

    1. Guapa, las fantasías son un terreno seguro y salir de ellas es otro asunto, seguro terminaré hablando de ello en algún momento y ya veremos que sale, pero de momento a seguir disfrutando de ellas y dejándolas donde deben estar 😀

  18. Yo no creo que sea malo fantasear, pero soy una persona mas reservada en ese aspecto y prefiero mantener en reserva ese aspecto de mi, tal vez porque soy un poco tímida o me cuesta entrar en confianza para ciertos temas.

    1. Guapa, hay cosas que debemos guardar para nosotras y no pasa nada. La timidez es normal, tú vive tu sexualidad como mejor te parezca y disfrútala de esa manera, todo se dará cuando se tenga que dar y si es de compartir, llegara el momento y si no, pues no y no pasa nada 🙂 Un abrazo preciosa 🙂