Categorías
Blog de Hablando de Sexo Cosas de pareja

Los preliminares son más importantes de lo que pensamos

No todos le damos importancia al tema de los preliminares. No sé por qué motivo para algunas personas eso es como hablar en chino. Parece ser que el querer un poquito más de caricias antes de la penetración es visto como de chalados o personas que son demasiado exigentes.
Sin importar tu percepción del tema, lo único que es cierto es que los preliminares son más importantes de lo que pensamos.

Hay momento para todo

Soy del pensar, que hay un momento para cada situación. Para un rápidito, para el sexo duro, sexo sudoroso, para el sexo más suave y amoroso, para el sexo sin penetración y desde luego para el sexo con preliminares que pueden durar un par de minutos y a veces horas de solo caricias y besos donde nos consentimos sin llegar a la penetración o a tener un orgasmo.
En las relaciones todo se basa en hablar, expresar lo que queremos, sentimos y deseamos de nuestro encuentro y de la otra persona. Porque no nos ganamos nada con desear cosas y no compartirlas.
¿Cómo va a saber nuestra pareja lo qué queremos si no se lo decimos? Así como tú no sabes lo que él quiere, él tampoco sabe lo que tu quieres. Por eso es importante una buena comunicación.
Así que lo primero que debes hacer es hablar y decirle a tu pareja lo que necesitas o te gustaría de su relación. Por ejemplo:
Que quieres preliminares. Pues pídelos,
Que quieres más besos en la espalda, las nalgas, las piernas o la panza. Pídelo.
Que no te gusta que te apriete los senos tan fuerte. Díselo
Que estás cansada de que lo único que busque en los encuentros sea penetración y nada más. Háblalo.
Qué tu también quieres poder tocarlo en ciertas partes y darle placer con tus manos y lengua solamente. Pues qué esperas…
No hay otra forma, debes dejar la pena, la vergüenza y sobre todo ese sentimiento de culpa tan absurdo que tenemos a veces al no saber decir las cosas, o por no saber cómo pedirlas.
Que hay que ser diplomáticos, pues bien, a veces no es necesario, a veces lo único que debes hacer es decirlo y punto. Como salga, sin prepararlo, con el corazón.
Aunque eso sí, te diría que fueras respetuosa, porque siempre debes tratar al otro como te gustaría que te trataran a ti. Es el mejor modo de tener una sana relación.

Hora de explicarme mejor

Ahora bien, seguro te estarás preguntando de qué va y cuál es la diferencia de todas esas expresiones que he mencionado arriba cuando hablaba de que hay diferentes momentos para tener relaciones sexuales. Aquí te voy a resumir esos momentos, según mi punto de vista.
Espero te ayude en caso de que no tengas idea de nada de esto o, mejor aún, si tienes una explicación diferente sobre cada punto, no olvides compartirlo en los comentarios 🙂

Un rápidito

Como su nombre lo dice «rápidito» es el sexo que se tiene rápidamente. En el cual se busca satisfacer una necesidad en el menor tiempo posible.
También se le conoce como un «desfogue». Y si se hace bien, puede ser disfrutado por hombres y mujeres por igual.
Esto se da normalmente cuando las parejas tienen hijos, cuando aún viven con sus padres y tienen pocos momentos para estar realmente a solas. Sin embargo, se da sobre todo cuando uno de los dos, o ambos, están muy excitados y necesitan un desfogue rápido.
Con los rápiditos hay que tener mucho cuidado, porque son geniales, pero no siempre.

Sexo duro

Es lo que se conoce como el sexo BDSM, donde la mujer o el hombre quiere ser dominado por su pareja. Se vale azotes, latigazos y algunas otras prácticas más intensas. Eso sí, siempre con respeto y con la autorización de la pareja.
Puedo decir que muchas parejas practican sexo duro, sin necesidad de hacer BDSM, simplemente les gusta el sexo con un poquito de dolor o con algo más de intensidad de la habitual. Es sano y es completamente normal.

Sexo sudoroso

Aquí normalmente la mujer desea ser penetrada bruscamente, con pasión, de manera rápida, pero no como el rápidito, aquí se quiere que dure y que a la final ambos estén sudando y muy satisfechos.
Ehhh el hombre también puede desear penetrar a su pareja de esta manera casi salvaje. Es un deseo que pueden compartir ambos.

Sexo suave y amoroso

Es ese sexo donde hay muchas palabras bonitas, toqueteo suave, pero sobre todo una penetración pausada, dada con mucha calma. No se busca la culminación, se busca el placer y el perdurar el momento durante el tiempo que más se pueda.
Muchas veces, uno o ambos, llegan al clímax sin tanto alboroto. De manera pausada y tranquila, pero intensa.

Sexo sin penetración

Es básicamente la masturbación mutua. Donde por medio de caricias y roces se tiene sexo con la pareja sin penetración. Esto puede darse cuando masturbas a tu pareja o cuando él te masturba a ti. Aunque lo mejor es cuando hay masturbación de ida y vuelta.
La idea de esto, como su nombre lo dice, es que no haya penetración, puede haber sexo oral, pero no se vale la penetración del pene para llegar al clímax. Normalmente se llega a punta de caricias, besos y mucho roce de cuerpos.

Sexo con preliminares

Este es del que queremos hablar y consiste en tener sexo (ya sea de cualquiera de los que he mencionado arriba) pero antes de llegar a ello hay muchos juegos previos.
Los preliminares, son un momento intenso que se comparte con palabras, caricias y besos donde no se busca llegar a la meta. Se busca complacer y seducir, pero sobre todo se busca el disfrute de un momento juntos que vaya más allá del sexo.
Se puede dar de muchas maneras. Por ejemplo: besos apasionados, caricias por debajo de la ropa sin tocar las partes íntimas. Un masaje erótico, sexo oral, sexo sin penetración…

[piopialo vcboxed=»1″]Los preliminares son una excelente forma de conocernos, de conocer a nuestra pareja[/piopialo]

¿Por qué son importantes los preliminares?

Según mi punto de vista, son importantes porque es una manera de demostrar que tu pareja te interesa para algo que va mucho más allá del sexo.
Que deseas una conexión y sí, pueden existir personas que vean los preliminares como algo más y lo hagan, lo disfruten e igualmente no sientan nada. Claro que los hay.
Sin embargo, los preliminares son una manera de conectar, de compartir y de dar y recibir que ayudarán a fortalecer una relación, pero sobre todo te harán ser mejor amante.
¿Y por qué digo esto? Por la sencilla razón de que gracias a los preliminares aprenderás a conocer tu cuerpo y el cuerpo de tu pareja. Sabrás qué te enciente más y qué definitivamente no es lo tuyo y lo mejor, aprenderás lo mismo de tu pareja y eso puede ser un dato muy bueno para tener en cuenta si se quiere una relación de complacencia mutua.
[su_heading size=»17″]Los preliminares son una excelente forma de conocernos, de conocer a nuestra pareja, pero sobre todo de disfrutar plenamente con el otro. [/su_heading]

Por qué cada vez más las mujeres deseamos los preliminares

Porque las mujeres hemos aprendido que también podemos disfrutar del sexo.
La época en que la mujer veía el sexo solamente como una obligación está acabando, por eso ahora exigimos más y queremos más experiencias, porque estamos explorando, porque nosotras también nos masturbamos y queremos disfrutar del sexo de otra manera.
Que sí, que seguramente muchas mujeres ni saben qué es eso. Lamentablemente, las hay por montones, pero también es cierto que cada vez somos más las que hemos despertado de ese letargo y que hemos descubierto que el sexo se puede disfrutar de muchas maneras y que los preliminares nos ayudan a disfrutar mucho más.
Porque esa es otra, hay muchos hombres que disfrutan de ver que su pareja siente incomodidad o dolor, por eso no las preparan antes del sexo y buscan solamente la penetración. Pero lo dicho, hemos aprendido y ahora queremos otras cosas y eso es lo que estamos empezando a pedir.
Además, también es cierto que es otra manera que nos ayuda a conocernos. Muchas nunca nos hemos masturbado solas y otras sencillamente no lo han hecho nunca. Sumado a eso no sabemos dónde y cómo tocarnos.
Por eso queremos preliminares, porque deseamos que nuestra pareja descubra esos lugares y nos ayude a identificarlos, para que así nosotras aprendamos también a reconocernos.

No te preocupes los preliminares no son cosa de todos los días

Si te has preocupado pensando en qué vas a hacer ahora si tu pareja te pide preliminares cada que tengan sexo, te digo de una vez que no es necesario preocuparse. Esto no es cosa de todos los días.
Nosotras también disfrutamos de los rapiditos, del sexo duro o sudoroso, del sexo amoroso y de cualquier otro tipo de sexo con el que nuestra pareja quiera experimentar. Así que no te asustes si tu pareja te pide preliminares. No será de todos los días.
Además, si aprendes a conocer a tu pareja, ya sabrás qué botones tocar y los preliminares los podrás ejecutar con antelación, cosa que cuando estés fuera puedas «activarlos», así cuando llegues a casa, tu pareja ya estará lista y preparada para ti. Te doy un dato:

[piopialo vcboxed=»1″]Pocos hombres tienen este don, ¿Es tu pareja uno de ellos?[/piopialo]

Conclusiones finales

En conclusión puedo decirte que los preliminares no son otra cosa que un juego previo, que divierte a los involucrados, pero sobre todo un momento de conocimiento, reconocimiento y autoconocimiento que te ayudará a tener una vida sexual mucho más saludable y placentera.
Eso sí, si no los conoces, sería bueno que empiezas hoy a incorporarlos a tus encuentros sexuales.

¿A ti cómo te van con los preliminares? ¿Te gustan? ¿Pasas de ellos? Comparte con nosotros tu experiencia.

Por Diana Garcés

Me encanta escribir sobre mis experiencias y las dudas que tengo con respecto a mi sexualidad y las relaciones. Por ello he creado este espacio para hablar y compartir contigo lo que vivo y aprendo.

26 respuestas a «Los preliminares son más importantes de lo que pensamos»

Esta entrada me gusta. Los preliminares es muy importante en las relaciones de pareja, hay que calentar motores, sobre todo nosotras. Hablar también es importante. Me gusta las diferentes forma de hacerlo que has expuesto, es verdad que no siempre apetece de la misma forma. Lo más importante es conocer a nuestra pareja y nosotras mismas. Besos.

A mi me encantan los preliminares y jugar un poquito antes del sexo pero de vez en cuando viene bien uno rapidito y más con este calor.
Besos.

¡Hola!
En lo personal creo que he experimentado todas jaja, y me encantan los preliminares pero a veces desgraciadamente o no hay tiempo o el cansancio esta de más 🙁
Me gustaron mucho tus tips, no hay nada mejor que hablar las cosas, pedirlas y todo será mejor, de igual manera hay que saber escuchar y atender.
saludos

Tal cual guapa, porque no todo está en hacer «rápidito» pero tampoco hay que dejarlo a un lado porque ellos son geniales 🙂 Y sí, el tema de la comunicación en todo su esplendor es importante no dejarlo a un lado 🙂

¡Hola! estoy de acuerdo, ya quieras o no preliminares o sea cual sea el tipo de sexo que te apetezca, si no lo hablas pues mala cosa. No solemos ser adivinos y el no comunicarse puede dar lugar a equívocos o a una relación insatisfactoria. Besos!!

Coincido con vos, hay tiempos para todos los tipos de sexo y los preliminares importan muchísimo para disfrutar mas. Yo por suerte siempre he disfrutado conociendo mi cuerpo así que se lo que me gusta y no tengo miedo de pedirlo. El sexo es divertido, hay que explorar y encontrar lo que más nos gusta 🙂
Besos!!

Me ha encantado el post pero el comentario de Amparo no puede ser más acertado, tomarse un tiempo mutuo no está nada mal pero es cierto que a veces las prisas tienen su aquel.. como siempre digo, la cosa es que ambos disfrutemos, siempre! Muakss

Muy real lo que dices, el sexo tiene momento para todo. Y la comunicación en el sexo ayuda mucho a que las parejas puedan descubrir cosas nuevas de su pareja.
Que vivan las caricias y el poder dedicar tiempo para disfrutar nuestra pareja.
Saludos.

Tienes razón y nadie mejor que tú para explicarlo todo como es. Muchas parejas se creen que tener sexo es el acto de la penetración, pero esto es un proceso que empieza con las caricias, los besos, los juegos o los preliminares como le llamas. Creo que es el momento perfecto para disfrutar de la pareja y para conocerse y compenetrarse uno con otro. Decir lo que queremos, lo que nos gusta y lo que no. Eso de llegar, hacer y fuera pues por lo menos a mi me deja un vacio emocional tremendo jajaja. Besos.

Guapa, tocas un tema precioso y duro a la vez: «el vacío emocional» que a veces sientes cuando tienes una relación, de cualquier tipo. Un tema muy duro y profundo, tendré que pensar en hacer algo sobre ello 🙂 Un abrazo preciosa 🙂

Hola Diana! A mi me gustan los preliminares claro como.lo dices mo de diario pero si son muy importantes para que la relacion y la comunucacion en pareja sea mas fuerte, el sexo es sus diversas acciones tambien es del gustopero igial que los preliminares no muy seguido porque cansa jejeje puede haber y no haber sexo y disfrutar la pareja enamorarte mas y disfrutar el.momento cuando suceda lo importante es explorar con tu pareja todos los tipos de sexo y como dices de forma respetuosa y sin duda se llega al climax, orgasmo y todos felices y contentos aun con los rapiditos bien proporcionados . Saludoa y gracias por tan informativa publicación.
Digna de compartirse.

Gracias guapa a ti por estas palabras y por estar pendiente y con ganas siempre de aportar valor en tus comentarios. La exploración en pareja es lo mejor y deberíamos no olvidar que el sexo y el compartir en pareja es mucho más que penetración, es una conexión con otro ser. Gracias mil 🙂

Creo que cada vez el tema de sexo deja de ser tabú. Las parejas se comunican más y piden lo que quieren de la otra, eso de los rapiditos y si preliminares va quedando cada vez mas desfasado, las mujeres cada vez se abren más y piden e incluso toman el control.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Hablando de Sexo. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.