Les cuento que tenía, primero que todo, mucha curiosidad en este método para recoger mi sangre.

Ya varias personas me habían hablado del tema y como todo lo que me llama la atención, lo investigué hasta que me decidí a utilizarla y probarla por mi misma.

Visité muchas páginas en Internet donde las ofrecían y tras revisar todas las opciones, la que más me gustó fue Copa Meluna y allí la compré. Me llegó justo cuando empezaba mi ciclo menstrual y de una empecé a usarla.

Lo primero que piensas, aunque ya has leído las instrucciones, visto imágenes y vídeos, es: ¿Cómo me ponga la copa menstrual? ¿Será incomodo? ¿Dolerá? ¿Podré hacerlo?

Respondiendo todas esas preguntas, que al menos a mi me llegaron.

¿Cómo ponerse la Copa Menstrual?

Primero y muy simple, te lo pones como dice las instrucciones. Ni más, ni menos.

Puede molestar si no te relajas y estas pensando en que te va a doler ponerla. Pero vamos, si puedes meterte un tampón y otras cosas, esto es pan comido.

Si tienes dudas sobre cómo hacerlo o ya lo has intentado pero te filtra o sientes que no queda bien, te recomiendo este vídeo que tiene varias técnicas para ponerla y es bien didáctico, a mi me sirvió mucho porque al principio me costaba encontrar la técnica precisa para ponerme la copa sin que se filtrara, como dicen por ahí tiene truco.

¿Será incomodo o dolerá ponerme la Copa Menstrual?

Después de que este dentro, no es nada incómodo. De hecho, ni la sientes, ni te queda salida, ni se te nota.

Es mucho mejor que el tampón y ni que decir de la compresa (toalla), no hay comparación.

Hay mujeres que dejan el «palito» fuera de la vagina y por eso terminan cortándolo de la copa original. A mí la verdad no me queda fuera, todo queda dentro, por lo cual mi recomendación es probar y ver qué pasa y cómo lo sientes.

Pero lo dicho, yo me la meto bien adentro y nunca tengo problemas con que se me filtre o me roce y me haga sentir incómoda.

Eso sí, te advierto que las primeras veces es raro. Se siente, no incómodo, sino más bien extraño. No estás acostumbrada, por lo cual cada que vas al baño querrás cambiarla y ver si «hay sangre». Es normal.

Después del segundo o tercer periodo ya te relajas.

¿Podré ponerme la Copa Menstrual?

Claro que podemos. No tengas miedo, ni te llenes las cabeza con historias. Es sencillo, práctico, saludable y muy agradable.

Puedes hacer cualquier tipo de ejercicios y aunque no es un método anticonceptivo, puedes tener relaciones sexuales usándola. Eso sí, utiliza la imaginación 🙂

Recomendaciones y apuntes finales

Si llegas a sentir molestia, es porque no se encuentra bien puesta la Copa Menstrual, o porque tienes una copa que no es de tu “talla”.

Por eso es importante, tener en cuenta este factor cuando haces la compra.

Mientras tienes puesta la copa, puedes hacer de todo: correr, hacer yoga, ir a nadar, tomar el sol, jugar con los niños y lo mejor de todo dormir desnuda, si no lo haces cuando tienes el periodo te lo recomiendo es maravilloso.

No la sentirás. Si por alguna razón ves la necesidad de cambiarla cada rato, como hacías con la compresa o el tampón, puedes hacerlo, pero perfectamente puede estar con ella hasta 12 horas. Eso sí, dependiendo el día del ciclo en que que estés.

Yo cuando estoy en mis días de más flujo me la cambio cuatro veces, en los de menos flujo dos veces únicamente. Y te digo que he notado que desde que uso la copa mis periodos pasaron de 5 días a 3.

No vas a tener pérdidas, a no ser que justo ese día estés como una llave, que puede pasar. Ahí sí, deberás quitártela en menos de 12 horas, pero eso ya tu cuerpo te lo dirá. Solamente escúchalo y listo 🙂

Para quitar la copa menstrual, la verdad es que creí que iba a ser lo más complicado. Sin embargo fue lo más sencillo del mundo.

Yo pensaba: ¿dolerá cuando me la quite? ¿cómo la encuentro?¿ahora esa sangre se va a regar por todas partes? ¿qué hago con la sangre? ¿cómo me limpió? ¿olerá mucho?, etc…

Primero: no duele quitársela, lo encuentras metiendo uno o dos dedos y sobre todo haciendo un pequeño empujón para sacarla.

Si tienes algo de fuerza en tu suelo pélvico es mucho mejor, ya que podrás ayudar a salir más fácilmente. En caso contrario, sería bueno empezar a fortalecerlo.

No se riega nada cuando te lo quitas, no duele, no huele (como nos dicen los comerciales de televisión).

La sangre la puedes botar en la tasa o en el lavamanos, también la puedes recoger en un recipiente y luego la siembras, más adelante les hablaré de eso.

Después deberás enjuagar bien la copa con bastante agua y ponértela de nuevo (no uses jabón, ni nada químico para ello).

La Copa Menstrual es muy fácil, cómoda, practica, saludable y más que recomendable.

Si tienes preguntas, dudas o no has entendido algo, por favor escríbeme. No te avergüences de querer un cambio, vive tu ciclo menstrual de otra manera.

Te dejo un vídeo que nos habla un poco más sobre el tema y nos cuenta una experiencia bien interesante:

¿Te animas al cambio? ¿Cómo te ha ido utilizando la Copa Menstrual?

Por Diana Garcés

Me encanta escribir sobre mis experiencias y las dudas que tengo con respecto a mi sexualidad y las relaciones. Por ello he creado este espacio para hablar y compartir contigo lo que vivo y aprendo.

25 respuestas a «Mi experiencia con la Copa Menstrual»

La duda de un adolescente cualquiera… Y eso no quita la virginidad ya que no sólo lo usan gente adulta si no niñas que se desarrolla suprema mente rápido en estos tiempos, no como en, I época sonó muy cuho que era hasta después de los 14 ahora es desde los 10 años prácticamente… por cierto es la primera vez que lo escucho en este lado del charco eso es nuevo ni siquiera hay comerciales de dicho producto, aquí seguimos con las toallas higiénicas con diseños, formas, texturas y hasta olores. Hasta en casa como dicen en el comercial muy chic.
la curiosidad me mato lol

Angelus, sabes que hay cuerpos de cuerpos y que el himen se puede romper con mayor o menor facilidad y no necesariamente con la penetración de un pene. Sin embargo, hay estudios que dicen que las adolescentes entre 14 y 19 años son más propensas al síndrome de shock tóxico. Algo que se podría evitar con la copa menstrual.
Sobre el tema de la publicidad, es verdad por aquí tampoco hay propagandas al respecto, es algo más del «boca a boca» porque ya sabes que vende más decir que en esos meses «olemos mal»y necesitamos «protección», que decir que hay alternativas mejores y más sanas para cuidarnos.
Si necesitas algo más de información con gusto, yo estoy vendiendo las «Me luna» si te interesa adquirirla conmigo me avisas 🙂
Feliz inicio de semana.

Pues he estado planteandome alguna que otra vez cambiar a la copa menstrual pero no me termino de lanzar. Me tira mucho para atrás eso de sacarla, lavarla y otra vez para dentro cuando esté de viaje o perdida en el campo o en la sierra pero lo mismo la termino probando y la uso solo cuando esté en casa o el trabajo.

Guapa, esa es la mejor parte, porque es muy sencillo de cambiar. Imagínate en el campo sin tener dónde arrojar la toalla o el tampón, eso sí que es pasarla mal, con la copa no tienes ese problema, es vaciarla, limpiarla y volver a ponerla. No queda sucia y no te manchas, vale la pena probarlo 🙂

Hace com un año me mandaron dos copas de estas para probarlas y déjame decirte que aún estan en la cajita en que llegaron. Me da miedo usarlas porque mi flujo es demasiado abundante, pero si he tenido la curiosidad sobre todo porque llevo más de 20 años usando tampones y estoy harta de ellos. Me dejaste con la curiosidad!

Guapa, créeme que no es tanto lo que te viene con lo que tu piensas, yo también pensé que era mucho lo que me venía a mi y a la final no es tanto. Tenemos un concepto herrado allí, así que anímate a probarla y ya me contarás, cualquier duda me cuentas 🙂

La verdad que mis amigas la usan y están encantadas, se lo recomiendan a todo el mundo. Es cierto no se hace nada de publicidad pues evidentemente no interesa, si a las empresas de celulosa le desmontan el negocio que tiene montado perderían un montón de dinero.

No conocia la copa mentrual, parece un metodo interesante, estoy revisando información igual que tú antes de animarme por alguna, pero gracias a este post tengo muchos datos a mano y más importante aún tu experiencia, besos

Yo la verdad que soy muy miedosas con esa cosas. Soy muy tradicional. Mis compresas o tullas sanitarias. Con eso soy feliz.
Hace poco use los tapones, que miedo, había quedado con las compañeras del piso para ir a la playa y justamente ese día me llega el periodo, una de las chicas me presta un tapón, y lo dañe, luego me presto otro, y detrás de la puerta me decía como tenia que usarlo. La verdad que fue comodo pero les tengo mis temores.

Guapa, a mi los tampones nunca me funcionaron, nunca me sentí cómoda con ellos, era una pesadilla si te digo la verdad, con la copa es una cosa muy diferente. Todo llegará cuando tenga que llegar, si es que llena, sino, no pasa nada, lo importante es que tú te sientas bien, eso es lo único que debe importarte guapa 🙂

Bueno la verdad yo aún no he utilizado la copa menstrual, por ahora sigo utilizando las toallas me siento bien con ellas, pero como tu dices en cualquier momento dependiendo la situación se dará la oportunidad de hacerlo.

He leido de muchos metodos para pasar el ciclo menstrual de las mujeres, para unas las toallas, otras los tapones, unas las copas en fin, el mejor metodo al fin de cuentas es con el que se sientan mas comodas, solo es de saberla llevar.

Yo la adquirí en un evento de bloggers y es lo mejor que me ha pasado.
Cómoda, práctica y económica, aunque al principio me costó algo ponérmela y a veces si que noto que no me la he puesto bien pero poco a poco voy haciéndome con ella. ‘Gracias por compartir tu experiencia! Besitos.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.