Categorías
Blog de Hablando de Sexo Cosas de pareja

Sexo telefónico

Cuando vives lejos de tu pareja, no te queda otra que improvisar, si quieres mantener la “llama del sexo” encendida. Algunas personas, disfrutan ocasionalmente de esta práctica, mientras que otras, no tienen otra opción que hacerlo debido a la distancia en la que viven. Sin embargo, también existe un grupo de personas que lo hacen porque sencillamente les gusta y disfrutan mucho del sexo de esta manera.

Lo cierto es que algunos tienen sexo telefónico, no necesariamente con su pareja, sino con alguno de los muchos servicios de pago que existen al respecto. Si no tienes pareja, es una forma, pero si la tienes, yo te diría que deberías experimentarlo con ella, pues la experiencia es bastante interesante.

No necesariamente tienes que “quejar” para tener sexo telefónico, a veces simplemente estás hablando por teléfono con tu pareja y la conversación se sube un poco de tono, sin darte cuenta empiezas a entrar en un mundo que no entiendes, pero que se puede volver, realmente apasionante.

Eso sí, las charlas eróticas no necesariamente tienen que terminar en masturbación, a veces simplemente hablas y listo, como otras veces necesitas hacer algo con tus manos. Si es así, pues disfrútalo, ya que el límite lopones tú.

Dicen que lo mejor de esta experiencia son los gemidos, jadeos u otros ruidos sexuales ya que los hombres, son especialmente sensibles a ellos, aunque yo podría decir, que algunas mujeres también pueden disfrutar de eso.
Sin embargo, también pueden formar parte de la conversación algunas órdenes sexuales, narraciones eróticas, confesiones, adulaciones, anécdotas de índole sexual, así como discusiones de temas sensuales.
Si hablamos de sexo telefónico entre parejas que tienen una relación física real, yo recomendaría, entre sus charlas, detallar qué y cuánto nos gustaría que nos hiciera en la realidad.
Lo que permitirá que la próxima vez que se encuentren puedan llevar a cabo la “fantasía” y la experiencia puede llegar a ser muy apasionante. Muchas parejas encuentran en estas prácticas un escape para desinhibirse y hablar sin tapujos. Sin embargo, lo cierto es que al principio no es tan fácil y todo es un proceso que se debe llevar paso a paso.
Si eres de los que paga o tienen sexo telefónico con extraños (sin necesidad de pagar), toma tus precauciones, no olvides que el teléfono al igual que el Internet, nunca reemplazarán lo que puedes llegar a sentir con una persona en carne y hueso.
Como consejo final es recomendable no colgar, inmediatamente, una vez alcanzada la satisfacción. El erotismo no es sólo lo que hay antes, sino muy especialmente lo que hay después. Nunca lo olvides.

Por Diana Garcés

Me encanta escribir sobre mis experiencias y las dudas que tengo con respecto a mi sexualidad y las relaciones. Por ello he creado este espacio para hablar y compartir contigo lo que vivo y aprendo.

Una respuesta a «Sexo telefónico»

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Hablando de Sexo. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.