|

Hay hombres tan atrasados que nos convierten en pusilánimes

Hace unos días, en un grupo de mujeres, pasó algo que me dejó helada. Resulta que una chica estaba hablando de lo mal que la estaba pasando, pues no lograba tener una relación estable con ningún hombre.
Entonces, una de las chicas le dijo que lo que pasaba era que a los hombres les gustaba la variedad, por eso era importante no siempre verte igual y para ello le recomendó cambiar: el color de su pelo con frecuencia, su forma de vestir, que no fuera siempre igual. Que su cabello no siempre estuviera cogido o suelto, igual su corte, el color de sus uñas, el maquillaje… Porque el problema era ella, no ellos.

Yo le pregunté ¿De dónde sacas algo así? y me dijo: «mis amigos, compañeros de trabajo, que todos son hombres, me lo han dicho. Porque yo también tuve ese problema y ellos me explicaron que a los hombres no les gusta estar siempre con una mujer «igual», dicen que las mujeres que no «cambian» son aburridas y nada sexy.«
Días después, y para corroborar esa idea errónea que tenía esta jovencita, estaba en un taller y una chica dice: «mi novio me ha dejado que porque no he tenido tiempo de depilar mi zona púbica. Ni porque fuera un oso, pero según él es un descuido y de ahora en adelante empezaré a verme más como un hombre que como una mujer»
[su_heading size=»17″]¿En serio un chico te deja por eso? ¿Esas son las razones que ahora los hombres dan para dejar a las mujeres?[/su_heading]
Otro día, esta misma semana, en casa de mi tía me dice, después de estar toda la mañana trabajando:
«Hay que alistarse y ponerse bonita que no demora en llegar su tío» y le dije: «tía, pero si ya estás bonita, ni te has ensuciado» y me dice: «Qué va, he estado todo el día trabajando, debo organizarme y verme bien».
Acto seguido se organizó como si fuera a salir en un desfile y todo era para recibir a su marido que venía a almorzar.
Cuando se fue a trabajar en la tarde, ella volvió a ponerse su ropa «cómoda» para estar en casa. Hasta la noche que él llegaba y ella volvía a vestirse guapa.
Y su comentario ante mi sorpresa fue:

Hija, si quieres conservar a un hombre es mejor que el siempre te vea bien y no como una guisa»

[piopialo vcboxed=»1″]En serio, ¿Es en esto en lo que nos estamos dejando convertir?[/piopialo]

Reflexionando sobre las experiencias de la semana

Yo entiendo que uno deba verse bien, no solamente por ellos sino, y sobre todo, por uno. Pero tener que hacer tanto solamente por amarrar a un hombre, me parece desgastante y deprimente.
Con la primera y segunda historia me parece muy triste descubrir que aún hay hombres tan superficiales, que lo único que quieren a su lado es una mujer «bonita» o bien arreglada, más que una mujer que los acompañe, los divierta, los entienda y los ame.
Con la tercera vamos un paso más allá a convertirnos en esas pusilánimes que se ven en las novelas. Esas mujeres que por complacer a un hombre llegan al punto de dejar de ser ellas mismas.
Que si, que recibir a tu marido como doña Florinda no es que sea la cosa más sexy del mundo, pero tampoco para matarse a convertirse en otra cuando el llega.
No sé, yo soy del pensar que a uno lo quieren como es. Que hay días en que uno quiere verse bella, para ellos y para uno, pero hay otros en que quiere estar en pijama todo el día o con ropa nada sexy y está en su derecho de poder hacerlo.
[piopialo vcboxed=»1″]¿Por qué hemos dejado que un hombre nos manipule hasta el punto de no estar cómodas en nuestra propia piel?[/piopialo]
Eso es lo que pasa con las mujeres que se hacen tanta vaina en su pelo, en su forma de vestir y en su cuerpo. Tanto que a lo último ya no se identifica quién es ella, porque parece más una muñeca que una mujer.
Me recuerda la película de The Stepford Wives que es basada en una novela de 1972 llamada: El bebe de Rosemary, escrita por: Ira Levin. Donde los hombres quieren mujeres tan perfectas que al final no tienen conciencia ¿Es eso lo que realmente buscan?
Ni siquiera en historias estilo 50 sombras de Grey u otras del mismo género, donde el hombre, que es tan dominante, busca una mujer pusilánime. Él busca una mujer apasionada, que tenga voz y voto. Que sí, se somete, pero no queda nula completamente.

Mujeres insatisfechas

Yo con estos ejemplos que he visto esta semana, me quedo con mujeres que no están satisfechas con sus cambios, con sus decisiones, pero sobre todo que no están a gusto con su cuerpo.
Pueden aparentar estar contentas porque de alguna manera, han logrado amarrar a un hombre a que esté con esa versión de ellas mismas, pero la pregunta que me hago es:

¿Hasta cuándo aguantarán el fingir y cuándo desearan ser ellas mismas? ¿Será que en algún momento despertarán y se darán cuenta que para retener a un hombre, el mejor camino es empezar a amarse ellas mismas?

Puede que sea yo la equivocada y que sea yo la que necesite cambiar el color de mi pelo, hacerme la lipo y cambiar mi forma de vestir para amarrar a mi chico. Tal vez uno sí debería cambiar y dejar su esencia, de esta manera entra menos en conflictos y puede hacer realmente felices a los demás. ¿Pero no creen que el precio es demasiado alto?
¿No creen que ya hemos pagado suficientemente caro nuestros supuestos pecados? ¿Deberíamos empezar a dejar de pensar que le debemos algo a ellos, a nuestra familia o a nuestra sociedad y empezar a pensar cuánto valgo yo realmente y por qué merezco tener una calidad de vida mucho mejor?
¿Por qué merezco que me amen por lo que soy, al natural, sin tener que someterme a cambios de imagen y dolorosos tratamientos para complacer a todo el mundo, menos a mi misma?
¿Cuándo descubriremos realmente que somos hermosas y que el hombre que esté a nuestro lado es un privilegiado, tanto como lo somos nosotras? En las relaciones tu das y recibes, pero si das mucho y recibes poco, es el momento de salirte, dar un paso atrás, reagruparte y volver a empezar.
No todo en la vida es la relación perfecta. Hay muchas maneras de ser feliz y de tener el amor ideal. El cambiar hasta el punto de perder tu identidad, por un supuesto amor o por atraer al hombre equivocado, no es el mejor camino para ser feliz.

[piopialo vcboxed=»1″]Aprende a aceptarte, amarte y sobre todo comprender que tú vales mucho más.[/piopialo]

Qué crees tú: ¿Debemos ser muñequitas sin conciencia o mejor ser dueñas de nuestra propia voz y decir: basta? ¿Conoces alguna mujer que se vea reflejada con las mujeres de mi historia? ¿Qué dices tú ante una situación de estás?

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

30 comentarios

  1. Muchas veces es por vanidad también y como se hayan acostumbrado a estar y a que las vean, pues la mayoría de mujeres les da horror que las vean si maquillaje en las mañanas, como se espantaran ellas mismas, que creen que así las ven los demás.

  2. yo creo que muchas de nosotras entre las que me incluyo, tenemos tan asumido algunos roles que no se corresponden solo a nosotras.
    Tenemos que valorarnos y no permitir que nos hagan ver menos

  3. Hola! Yo opino igual que vos, esta bueno verse linda pero para nosotras mismas, no para los hombres superficiales. Eso si, hay mujeres que ya son así porque les gusta, y si les gusta genial pero que una mujer se cambie solamente para el placer de la otra persona estando ella insatisfecha ya es otra cosa. En fin, que la mayoría de las chicas de mi edad (18-25) que conozco se visten para los hombres, y personalmente jamas lo haría, yo me visto para mi jajaj
    Genial el post, un besote!

    1. Gracias guapa, creo que esto se da mucha en generaciones pasadas, tal vez ahora las mujeres son más fuertes en ese sentido, más decididas y sobre todo más empoderadas en cuando a sus gustos y decisiones. Espero que así sea 🙂

  4. total, a las mujeres nos gusta consentirnos y mimarnos y eso tambien le gusta a los hombres, una mujer que por lo menos se preocupe por su apariencia y se vea simpática, porque dejemonos de bromas, el todo el día en el trabajo viendo chicas lindas, arregladas, maquilladas y llega a la casa y tu siempre estas con las ojeras en el piso y con cara de muerte, pues vale, esa tampoco es una buena idea… aunque eso no implica que siempre debemos ser perfectas. Lo cierto es que siempre se debe buscar un equilibrio ni muy muy, ni tan tan y si no les gusta pues que se jodan los hombres jajjaj … saludos

  5. ¡Hola!
    uff con eso que has dicho al principio me has dejado K.O… Tienes que variar de aspecto para gustarle a los chicos? Te dejan por no depilarte la zona púbica? En que mundo vivimos?
    Me parece realmente estúpido. Cada uno tiene que hacer lo que quiera con su cuerpo, cada uno tiene que sentirse bien como quiera… Al igual tenemos que ponernos «guapas» para los hombres por que si no corremos peligro de que nos dejen.
    Madre mía…Los tíos más tontos que hay hoy en día… Me pone de mala leche esto jajaja
    Un beso!

    1. jajaja Sonia no te pongas de mala leche, es una reflexión para todos, ellos y nosotras. Algunas mujeres también son superficiales y quieren aparentar antes de ser originales y sobre todo auténticas consigo mismas. Una gran verdad que pesa y cuesta un montón 🙂

  6. Hay muchas cosas que las mujeres comprendemos conforme avanzan los años, la experiencia y nuestras vivencias. Nuestro genero se caracteriza por establecer que aprenderá por ella misma, jamás queremos o deseamos escuchar a otras y tratar de comprender los por qué. Cuando dices que te acepten como eres, recuerda tambien lo debes aceptar a él o ella o quien sea tu pareja, tal como es, sin excusarte en normas de higiene o costumbre, cada persona es como es, la aceptación del otro «tal como es» pasa más por que el otro se parezca a nuestras costumbres más que por aceptarlo así tal cual es. Aplica para hombres y mujeres. Espero haberme dado a entender. Lindo post. Saluditos.

    1. Alba te has dado a entender. Muchas personas están con alguien y esperan cambiarlo y moldearlo a su gusto, pero en las relaciones de pareja eso no funciona tan bien y es donde vienen los problemas y las frustraciones, además de las malas relaciones 🙁 Es así. Un abrazo guapa y bienvenida 🙂

  7. Yo coincido contigo en que siempre es bueno lucir bien más bien para uno mismo que para otros, pues uno debe empezar por sentirse bien consigo mismo y los demás pues que te acepten tal cual si no, no es sincera la relación. Eso de hacer «sacrificios» y fingir alguien que no eres para tener a otra persona al lado, prefiero estar sola la verdad. Jamás se debe perder la esencia de uno y nuestra propia personalidad. Quien nos ama, nos ama como somos con nuestros defectos y virtudes, el resto es costumbre o miedo a estar solos. Total que quien te va a dejar o serte infiel lo va a hacer aunque luzcas como modelo de revista. Al final esto es solo excusas que usan los hombres para justificar sus fechorias. Besos.

    1. Guapa, eso es verdad, por ahí hay un dicho, que es horrible y dice: «muéstrame una mujer hermosa y te mostraré un hombre cansado de dormir con ella». Triste me parece, pero así son los hombres, si es de buscar excusas, encuentran cualquiera, por eso no debemos dejar que nos anulen hasta perder nuestra esencia 🙂

  8. Hola Diana, debo decir que esta entrada lejos de tener razón en todo lo que mencionas, que nadie debe anular nuestra esencia , me a resultado muy graciosa por todo lo que comentas, imagino que si alguien te conoce por como eres y no por lo que aparentas no tendrás necesidad de vivir adaptandote a un papel, ahora que arreglarse y verse bien con una misma debe ser primero.

    1. Guapa, yo también cuando leo esta entrada me da risa y hasta pena, descubrir que en este siglo aún existan mujeres que piensen de esta manera y que actúen según esos dictámenes. Triste, pero bueno, es lo que hay y siempre que podamos aprender, viene genial estas historias 🙂

  9. Yo la verdad que le apuesto al girlpower y yo si me maquillo y me arreglo es para gustarme yo solita. Ya si de allí le gusto o no a un hombre no le tomo demasiado asunto. Es muy complejo ese tema porque no creo que todas las mujeres tengan el pensamiento o la autoestima necesaria para pasar de esos comentarios tan tabú.

  10. Hola Diana. Tu post me ha dejado del todo menos indiferente, te lo aseguro. Si hija sí, todavía hay (desde mi punto de vista, por desgracia) muchas mujeres que piensan como tú explicas. Eso es una barbaridad. Por supuesto, a cada uno, hombre o mujer, le gusta ver a su pareja digamos «[email protected]», pero lo esencial, el por qué estás con una persona, debe partir de su interior, de lo que seguiré ahí con el transcurso de los años, cuando las arrugas y los michelines te coman. Si un hombre te deja porque no te depiles el vello púbico, muchísimo mejor para tí, pues ese «señor» ni te quiere, ni te merece.
    Hoy en día somos muchas las mujeres que nos arreglamos y preparamos para salir, porque nos gusta. Igual un miércoles te pintas los labios y usas tacón, que un domingo quieres pasarlo en chandal y deportivas. ¿Y qué? El cariño, el respeto, las afinidades, el contacto del alma con el alma es lo que importa. Y la mujer que no lo vea así, e intente fingir lo que no es, no se está amando a sí misma, y tarde o temprano, también lo perderá a él.
    Muchos besos amiga. Me ha encantado tu post 🙂

    1. Margarita a mi me ha encantado tu comentario, gracias guapa por tu mensaje y me alegra que te haya hecho reflexionar mi post, esa es la idea siempre. Gracias por compartirnos tu punto de vista, me encanta eso de «el contacto alma con alma» qué lindo. Así debería ser siempre el amor 🙂 Un abrazo guapa 🙂

  11. Yo creo que tener miedo de que mi esposo me vaya a dejar porque se me han ido los días y no me he retocado el tinte no es vida. Que me paso todo el día con el niño, el trabajo y la casa. Claro que me gusta arreglarme pero hay días que no quedan fuerzas jajaja. Si me va a querer que sea al natural. Si no que se busque una muñeca. Saludos.

  12. Uffff…No conozco a nadie aún que haya escuchado hablar así…Soy muy feminista en este aspecto. Me gusta que las mujeres sean independientes y con personalidad. Lo que he conocido son mujeres que no saben estar solas sino tienen un hombre al lado. Eso no lo soporto. Y a mi si que me encanta cambiar cada dos por tres…Pero simplemente por que me gusta. Soy polifacética y así he sido toda mi vida. Alguno no le gustaba, pero a mi me daba igual, jejeje…Si quiero ir de cabello largo, voy si me dio la gana ir de cabello corto lo hago. Mi gusto prevalece sobre el de los demás.

    1. Clau es verdad que muchas mujeres llevan mal lo de estar solas, así como otras se van al otro extremo y ya no quieren estar con nadie. Creo que todo está en el equilibrio y sobre todo en ser feliz 🙂 Un abrazo guapa 🙂

  13. Diana, me ha gustado mucho leer este artículo, por varios motivos.
    El primero es que aun siguen existiendo hombres que utilizan a las mujeres a su antojo, que en vez de amarlas y respetarlas sólo buscan las superficialidad y cuando ya no le dan nada, las dejan por otra más joven.
    A su vez, muestra la realidad de muchas mujeres que dejan de ser ellas mismas, que piensan que si no se maquillan, o no se peinan no van a ser amadas. Muestra que aun siguen existiendo mujeres inseguras de si mismas que con tal de tener a alguien a su lado, ceden en todo, incluso cambiando su opinión en algunos temas con los que siempre han sido tajantes.
    Por último, decirte que me gusta por el consejo que das, por tu opinión y sobre todo, por exponerlo públicamente. Hasta que una mujer no se acepte a si misma, se quiera y se vea bien aunque no se haya maquillado y lleve un jersey viejo y unos vaqueros desgastados, todo seguirá siendo igual, y no se logrará la felicidad. Porque cuando una chica se arregla, tiene que hacerlo por ella misma, no por nadie más.
    Porque la felicidad está en una misma, no en los demás. Y por mucho que estén al lado de un hombre y se cuiden para «mantenerlo a su lado», cuando envejezcan o a ellos se les ponga una jovencita sin escrúpulos a tiro, las dejarán y se preguntarán en qué han fallado.
    Un beso y gracias por esta entrada tan genial!

    1. Gracias Nika a ti por tan maravillosa reflexión y por compartirla con nosotras. La verdad es que aún nos queda mucho trabajo para hacer en nosotras mismas, lo importante es reconocer y empezar a andar el camino. No será uno sencillo pero el final es prometedor. Al menos así lo veo yo. Gracias de nuevo guapa 🙂

  14. No creo que nos estemos convirtiendo en nada, es algo que llevamos arrastrado y no somos capaces de soltar. Cuando mi madre era joven, de hecho, había libros y cursos que te decían como tratar y recibir al esposo, entre otras cosas, siempre maquillada, vestida y peinada y que no lo molestaras con charlas absurdas… vomitivo de verdad pero era lo que había. Lo lamentable es que ahora seguimos igual.

    1. Guapa, es verdad es algo deprimente, pero así era es parte de nuestra historia y el que no lo hayamos vivido no quiere decir que no sea parte de nosotras de alguna manera, por sangre, por ADN, por vivencias pasadas, es lo que hay y mucho tenemos que hacer para cambiar estas ideas… Vamos paso a paso de alguna manera 🙂