Categorías
Blog de Hablando de Sexo Mujeres HDS

Mejor de lo que era, gracias al Desarrollo Personal

Hablar sobre nosotras mismas no es fácil. Porque desnudarnos, no es sencillo.
Por eso me complace mucho presentarte a mi invitada de este mes. Ella es Lucía Celis de AportAmor que hoy se desnuda con nosotros y nos cuenta su experiencia en este camino del desarrollo personal.
¿Te animas a descubrir su aventura?


Diana es la Diana de un montón de Amor, sabiduría y punto de encuentro de muchas personas que vibramos en esa frecuencia que nos aleja de lo que no tiene que ver con nosotras y nos acerca a lo que somos verdaderamente.
Esa magia que somos en esencia. Sin disfraces, ni máscaras.
Más de una vez, mientras leo sus textos, me la imagino quitando miedos como el que se quita la ropa antes de ducharse. Arropándonos con verdades como puños sobre sexualidad, relaciones conscientes en pareja y con nosotras mismas.
Y ahora, lo que voy a hacer es entregarme de lleno a esto que va a nacer, y a ti. Por primera vez, voy a dirigirme única y exclusivamente a ti; mujer.
Aunque lo que cuento no hace distinciones y es aplicable a cualquier persona; este proyecto está enfocado para ti, Diosa. A ti me entrego hoy.
He pasado y asumido diferentes roles en mi vida. He pisado las brasas de un par de infiernos, y estás de suerte, porque no soy de las que se quedan nada para mí.
En consecuencia, es probable que lo que vas a leer a continuación te evite a ti convertirte en cenizas; o si ya estás dentro de alguno de esos infiernos, quizás haga que te resulte más fácil encontrar la salida.
[su_heading size=»17″]Si es tu caso o no; acompáñanos igualmente. Juntas es mejor.[/su_heading]
Todo lo que vas a leer a continuación, está basado en hechos reales. No me lo han contado. Lo he experimentado por mí misma.
La información que te voy a dar, si me la hubieran dado a mí en el momento justo y en el instante preciso, estoy segura de que me hubiera evitado un par de infiernos.
Y no, no soy mejor, ni más sabia. Ni estoy más curtida por haber pasado por lo que pasé.
Pagaría tres vidas por no haberme comido todo aquello. Por no tener que haber aprendido tanto a base de hostias, sufrimiento, tiempo, vida y en definitiva ORO, porque eso es algo que tiene que quedarte meridiano, cristalino y transparente: tu tiempo, tu presencia, tu vida y tú sois Oro.
Como dice Steve Jobs, no lo malgastes. Y como dice la Biblia y Shakira en una de sus canciones, no andes arrojando a los cerdos miles de perlas.
¿Suena desagradable? Más desagradable será vivirlo, si algunas no hacemos conscientes cosas como las que vienen a continuación.
Así muy a grosso modo y en general, tenemos dos modos de ser, estar y vivir en el mundo.
La fase ignorancia/egoica/disfraz/máscaras/sombra/desconectadas de nosotras mismas y viviendo desde nuestra peor versión
y
La fase consciencia/esencia/verdad/luz/conectadas con nosotras mismas y viviendo desde nuestra mejor versión.
De la primera fase (quienes han pasado por ella o aún la están viviendo), no solemos ser muy conscientes de nuestros actos, ni de nuestro rol victimista.
Vamos tirando y viviendo con lo puesto y lo que nos han tirado otros encima. Creencias que en su mayoría son mentiras, que hemos dado por válidas.
En esa fase, no tenemos claro qué es realmente EL AMOR. Probablemente no hayamos oído hablar jamás del concepto «Desarrollo Personal» o de «AutoEstima»; y eso de «La Esencia» tal vez nos suene a algún perfume de esos que se venden en frascos pequeños.

AutoEstima es el Auto concepto que tenemos nosotras mismas de nosotras mismas.

Punto.
Nada que ver con lo de fuera, ni los de fuera.
[su_heading size=»17″]Imprescindible sanar nuestra autoestima para vivir desde nuestra mejor versión. En la zona mágica.[/su_heading]
Imprescindible sanarla y sanarnos por dentro, para sentir de forma diaria la Felicidad, que, dicho sea de paso, para eso hemos venido. O al menos debería ser una de las razones.
Lo que sucede, es que no todas venimos de la fábrica de la autoestima (que es la infancia) con una autoestima de hierro…
Así que muchas veces, guiándonos por un proceso inconsciente, y no tener muy claro eso de que «nuestras decisiones son directamente proporcionales a como de sana o insana tengamos nuestra autoestima» vamos por la vida dando tumbos.
Buscando fuera lo que no sabemos (aún) que tenemos dentro.
Y si aprendemos de forma errónea a amarnos a nosotras mismas en dependencia de los resultados, nos convertiremos en títeres de esos resultados.
Sanguijuelas y vagabundas emocionales y haremos algo que no tiene absolutamente nada que ver con el amor; Comercializar.
El viaje, al menos en mi caso, fue desvincular mi autoestima de mis posesiones, mi vida social, mi vida en pareja, mi vida profesional, etc.…
Tuve que aprender qué es eso del Amor; tanto por sí solo, como el propio y en conjunto. Aprender a amarme como si mi vida dependiera de ello, porque sé (y a las pruebas que omito me remito), que depende de ello.
Aprender a disfrutar de mí, de la vida, los demás y la soledad, desde la abundancia del ser completo que soy.
Porque ya no estoy sola: ahora, por fin, estoy conmigo.
Cuando escribo o hablo desde el Yo, en primera persona, lo hago desde el convencimiento de que en algún momento puedes verte reflejada. Ya sea por experiencia tuya propia, o por otro motivo.
También lo hago para que tengas una perspectiva más a vista de pájaro y así ver el bosque más al completo.

¿Que te puede suceder si tu amor propio brilla por su ausencia?

Que tú también brillarás por tu ausencia.
Antes que nada, si no lo has leído ya, pásate por esta joya . Y si no es ahora, que sea pronto. Lo que te voy a contar puede que no suceda en todos los casos; pero es que no debería suceder en NINGUNO.
Has leído bien. Repito: NO debería suceder en ninguno.
VAGINISMO. Una de las definiciones oficiales que leí es la siguiente: «La contracción involuntaria de los músculos de la vagina«.
Voy a contarte mi propia definición, que se ajusta más a la verdad.
Agarra, poniendo en tu mano en forma de puño, 50 agujas y por donde está la punta de esas agujas, haz como circulitos por dentro de las paredes de tu vagina. Eso es lo que se siente cada vez que algo intenta entrar, de visita un rato, en el interior de la misma.
Y ahora pensarás, pero ¿qué tiene que ver el vaginismo con la temática que estamos tratando? TODO, querida. TODO.
Di mil vueltas, como siempre el sistema no ofrece soluciones reales. Y todos los ginecólogos guardaban un silencio espantoso, ponían cara de saber la verdad, pero como que no era políticamente correcto decírmela y ninguno, ni uno, me ofreció soluciones.
Con el tema de sanar mi autoestima me pasó lo mismo. Todos los profesionales homologados a los que fui, pensé que podrían ayudarme, de hecho, en aquella época no tenía conocimiento de a dónde podría buscar soluciones útiles para mí.
Pues ni diez, todos esos psicólogos, me derivaron al psiquiatra para que me doparan de químicos que lógicamente jamás solucionaron absolutamente ninguno de los problemas que estaban soterrados de fondo.
¿Por qué tantas infecciones, hongos, cándidas, vaginismo y en mi caso tuve hasta el virus del Papiloma?
Por suerte, y porque no fallo en mis consultas médicas privadas, lo detectamos a tiempo. Me cauterizaron la herida y las células cancerígenas desaparecieron.
Aunque te parezca difícil de creer, te diré, que las enfermedades no son realmente enfermedades, sino que son los síntomas de unas dolencias que nadie suele contarte.
Toda esa riestra de sucesos me pasó en la época de mi infierno personal. Cuando toqué fondo de la mano de mi peor versión.
Por varios desengaños que me confrontaron con una realidad que no se ajustaba a lo que me habían vendido y yo había comprado. Me encontré en una esquinita del mundo no queriéndome nada a mí misma. N A D A. Ni una mijilla.
Mi desAmor propio se evidenciaba en mis decisiones que iban todas en mi contra y todas a favor de los demás.
En ese proceso de AUTO destrucción, desaparecí.
Engordé unos 50 kilos. Dejé de brillar en mi trabajo, una súper empresa, con un buen sueldo, y excelentes condiciones y me tuvieron que despedir.
En mi vida personal, me dedicaba exclusivamente a salvar a los demás, a acomodarlos, a regalarles, a darles… No hacía escucha activa de nada, ni de nadie.
Me convertí en un robot teledirigido por mi ego y mi ignorancia… Compras compulsivas, desasosiego. El vértigo de los abismos de estar perdida en el medio de la más absoluta N A D A. Ansiedad. Ansiolíticos.
Me quería tan poco a mí misma, que me pensaba que para que se quedaran a mi lado, tenía que comprarlos.
Nada es genuino es esa fase. Nada es verdad. Todo es una fiesta de disfraces. Mi interior se había convertido en un pozo sin fondo.
Cuando digo que todo el conocimiento y las nuevas perspectivas vitales, que me trajo el Desarrollo Personal a mi vida, me salvó la vida, no es broma, no es baladí.
Y no hay nada que me haga pensar, que soy tan única como que para contigo, o quien esté en una tesitura parecida, pueda pasar exactamente lo mismo.
El vaginismo, lo de sentir 50 agujas clavándosete en tus paredes vaginales, era por follar con alguien que había decidido mi ego, mi ignorancia y mi peor versión.
Digo follar, porque aquello no era Amor. Nunca lo fue. Ningún trato comercial puede ser amor.
¿Has captado lo maravilloso de la frasecita esa que anda rulando por los maravillosos mundos del Desarrollo Personal?
Por cierto, esta frase, viene de la psicología transpersonal y esos psicólogos y esa psicología sí puede aportar valor y ser verdaderamente útil.
[piopialo vcboxed=»1″]Hasta que no hagas consciente lo inconsciente, el inconsciente dirigirá tu vida y tú, lo llamarás destino. – Carl Jung[/piopialo]
En consecuencia, mi inconsciente me envió las señales en forma de dolor, y hasta que no me hice consciente del lío en el que me había metido, todo ese dolor y esa riestra de dificultades y enfermedades no cesó.
Lo mismo me pasó con la fibromialgia que es una enfermedad autoinmune.
Tú atacándote a ti misma. Y es emocional. Los dolores son físicos, pero las soluciones son emocionales. Todo tu sistema nervioso se hiperactiva en HD y sientes unos dolores por el cuerpo, que es como si no fueran de este mundo.
Bien, pues todo eso también tiene remedio, sabiendo subsanar la verdadera enfermedad.
Mira que lindezas de creencias limitantes y mentiras que transformaba en verdades, se me pasaban por la cabeza:

  • «Mejor mal acompañada que sola».
  • «El amor debe ser este sacrificio».
  • «Estos celos patológicos deben ser normales o Estos celos patológicos son por «amo».
  • «Esta inseguridad permanente, es lo normal.»
  • «Este sufrimiento. Este buscar que los demás saciaran mis carencias emocionales y afectivas, es como es la vida.»
    «Esta amargura. Estas discusiones. Esta locura. Esos gritos…».

Y así, me pasé 5 o 6 años. Por pura codependencia emocional (que nos sucede a las personas que nos traemos de la infancia, una autoestima defectuosa, tóxica, insana).
Y en eso soy experta, en salir de todos los infiernos de los que salí, así que si quieres más, en este artículo, tienes muchos de los antídotos para salir de algunos de ellos.

Las personas codependientes están enfermas, pero no lo saben.
No tienen ni la menor idea que han terminado convertidos en su propia trampa y le llaman amor a depender de otro ser para ser feliz, pero en realidad sienten todo lo contrario a la felicidad.
Normalmente los codependientes emocionales suelen juntarse los unos con los otros formando relaciones tóxicas, insanas, desde el comienzo.
Ambos esperan del otro llenar «sus huecos», sus abismos, porque se creen mitades. seres incompletos…

Todo lo que te aleje del equilibrio emocional. Todo lo que te acerque al sufrimiento, a minimizarte, a supeditar tu tiempo y tu estima a algo que no tiene que ver en realidad contigo, es lo contrario al Amor.
El amor no duele, no daña. Abastece de todo lo bueno y para que sus lindezas formen parte de tu savia, de tu sangre, de tus moléculas y de tus órganos vitales; amor propio debe ser tu tercer apellido y autoEstima sana, otro de tus nombres.

  • Es mentira que eres indigna de amor.
  • Es mentira que eres defectuosa.
  • Es mentira que eres una media mitad o una media naranja buscando su otra mitad.
  • Es mentira todo lo que te aleje de tu potencial y de tu verdadera esencia.

[piopialo vcboxed=»1″]Eres un ser completo y lo tienes todo y si crees que no lo tienes, es porque llevas puestas una gafas que distorsionan la realidad. [/piopialo]
Porque llevas mucho tiempo creando y creyendo lo contrario.
Y es cierto eso de que cada persona, somos la fuente y el afluente capaz de crear nuevas realidades y si aún andas en la primera fase, dudando de tu verdadero valor, proyectos como este, nos ayudan a desdudarnos las dudas y a desnudarnos de los disfraces y las estrategias que no nos llevan a ningún buen puerto.
Puerta a todo eso.
Desde que he sanado mi autoestima y todo el proceso de nuevo aprendizaje. Cambios de paradigmas y nuevas perspectivas gracias al conocimiento del vital (conocimiento que salva vidas), me he reconciliado conmigo y con todas las personas que pasaron por mi vida. No hay culpables, ni verdugos.
He cambiado de rol y de fase, ahora soy la heroína de mi historia, la protagonista. Al hacer consciente lo inconsciente y visible lo invisible, sé que soy la responsable de lo que me pasa y de cómo interpreto lo que me pasa.
[piopialo vcboxed=»1″]Nos somos lo que nos pasa. Somos lo que hacemos con lo que nos pasa[/piopialo]
Acepto las cosas y a las personas como son y no como a mí me gustaría que fueran.
Desde que me quiero, ya no es una necesidad fisiológica que los demás me quieran, me den su tiempo, su presencia, su estima, sus abrazos, su semen y su oro.
Si coincidimos y queremos compartirnos por un tiempo en el espacio, bienvenida sea la persona y bendito sea el tiempo juntos. Si no, benditos somos juntos y por separado.
¿Para qué opacar nuestra grandeza, nuestra verdadera belleza, y reducirnos a un tamaño que no nos representa?
¿Por qué no honrar ese milagro, a nosotras mismas y en consecuencia, a todo lo que nos rodea?
Por cierto, si no has visto este vídeo, no lo dejes como tarea pendiente. Mil millones de milésimas de infinitos, de probabilidades imposibles y de pronto tú: Milagro.
[su_heading size=»17″]Somos un milagro dentro de una trillonésima de milagros que tuvieron que suceder para que sucediéramos nosotros[/su_heading]
Desde que he sanado mi autoestima; Amor propio, es mi tercer apellido. Hago el amor con la vida.
Todos esos síntomas han desaparecido, pero ni ha sido el tiempo, ni ha sido por arte de magia.
Esta canción, la de Por Fin, su compositor, se la dedicó a La Música (una de sus pasiones). Yo se la dedico, palabra por palabra al Desarrollo Personal.

Mejor de lo que era Gracias al Desarrollo Personal y a la que está frente a mi espejo
Mejor de lo que era, Gracias al Desarrollo Personal y a la que está frente a mi espejo

Y de este maravilloso imperio digital que fue construido por Diana, de un modo incansable y desde el Amor Propio, te invito a exactamente lo mismo.
Porque incido, si tu autoestima está enferma y malherida, es bastante probable que, de forma inconsciente, tus relaciones sufran la misma ausencia de salud y en el peor de los casos, puedas estar viviendo una o más de una codependencia emocional.
Haz consciente lo inconsciente y visible lo invisible y tendrás camino libre.
¿Sabes qué? Al final, lo que la vida quiere, lo que tu alma quiere, es que crees y te recrees en la belleza. Y no hay nada bello, ni cosa menos sexy que encontrarse con alguien por el camino que no se quiera a sí misma y que te esté demandando a ti, eso que no sabe darse a sí misma.
Si ya es difícil lo de hacernos cargo de nuestra propia felicidad, imagínate qué agobiante tiene que ser para una persona que le estén pidiendo que se haga responsable y se haga cargo, de la felicidad de otro que se supone está para complementar y sumar y aportar felicidad, no para desnivelar la balanza.
Pues eso es lo que hacemos los codependientes emocionales. Exigir a los demás que nos den algo que en realidad nunca degustaremos, hasta que no nos pongamos de forma individual y personal, a solucionar el «desaguisado» interior de la insoportable levedad del desamor propio.
[piopialo vcboxed=»1″]Como dice Irene Orce: No hay amor suficiente en este mundo que sea capaz de llenar el vacío de alguien que no se ama a sí mismo.[/piopialo]
Ámate a ti misma como si tu vida dependiera de ello, porque depende de ello. Y no es egocentrismo ni narcisismo, el Amor Propio no tiene nada que ver con eso, pero siempre te voy a invitar al egoismo positivo.

No es que el Amor Propio nos convierta en invulnerables, es que gracias a él, no vulneramos lo mejor de nosotros.
No es que el Amor Propio nos convierta en invulnerables, es que gracias a él, no vulneramos lo mejor de nosotros.

El Amor propio es el antídoto de la mayoría de nuestros males. Y sin él, no es que casi todos se conviertan en verdugos, es que tú misma te conviertes en tu peor enemiga.
Alíate contigo. Vive única y exclusivamente desde la segunda fase. Esa en la que te haces cargo de ti, de tu estima, de tu poder personal, de tu crecimiento y evolución personal.
En esa de la metamorfosis, en la que todo tu potencial está a tu servicio y al de los demás (si quieres). En esa fase en la que te encargas única y exclusivamente de lo que depende de ti y lo demás, y los demás, es como si dejaran de existir.
Desde esa fase, vives en la abundancia de enfocarte en lo que sí tienes, de nutrirte a ti y a tu verdadera esencia y desde esa fase, que salga el sol por donde quiera, porque estás con la persona más importante y con la que irás de la mano el resto de tu vida: tú junto con tu mejor versión.

Ponte de Novia con la Vida

Y ahora sí. Búscate un amante. No me refiero a una persona física. Me refiero a que hagas cosas de esas que te ponen de novia con la vida. Esas cosas son tus amantes ¿Cuánto tiempo hace que no las haces?
Si no la tienes, esa es una de tus misiones de por vida. Vivir por/para y desde tu mejor versión.
Vivir desde tu mejor tú, desde tus pasiones, trabajar en eso que cuando lo haces, tú y esa cosa os convertís en lo mismo.
Tú y esa cosa, hacéis el amor.
Eres una Diosa, y como tal, tienes la capacidad de destruirlo todo a tu paso, o hacer con tu paso, que tu mundo y en consecuencia buena parte de la parcela del mundo, sea y sepa mejor.
[su_divider divider_color=»#f50074″ link_color=»#ffffff»]
Estoy segura que la historia de Lucía no te dejará indiferente y me encantaría saber en los comentarios ¿Qué haces tú para estar y ser mejor hoy? ¿Cómo está tu amor propio, tu dependencia emocional? ¿Alguna vez has pensado en esto, haz trabajado en ello?
Nos encantaría leerte en los comentarios 🙂

35 respuestas a «Mejor de lo que era, gracias al Desarrollo Personal»

¡Hola! Lo primero, me ha encantado esta parte porque me he sentido muy reflejada: «Más de una vez, mientras leo sus textos, me la imagino quitando miedos como el que se quita la ropa antes de ducharse. Arropándonos con verdades como puños sobre sexualidad, relaciones conscientes en pareja y con nosotras mismas.»
Es una forma muy visual de definir lo que siento cuando leo sus textos.
En cuanto al resto de la historia, gracias por compartirla y por tener la valentía de poner palabras a sentimientos tan importantes.
Lo que yo hago para estar mejor hoy es no parar de trabajar en el autoconocimiento, en el autorespeto y en permitirme lo bueno y lo malo de mí.
La dependencia emocional es algo que tengo que trabajar, aunque siento que he mejorado muchísimo desde que fui consciente de ello. Tu historia me ayuda para inspirarme y seguir trabajando en ello.
¡Gracias, gracias y gracias!

Hola Miriam, gracias por compartir tu visión. La verdad es que trabajar en el desarrollo personal no es sencillo y a veces quieres tirar la toalla, así y todo sigues insistiendo, intentándolo y a la final conseguirás todo aquello que te propongas. Al menos eso creo y de verdad que puede ser así, seguro 🙂

Querida Mirian, que sorpresa me he llevado al ver los comentarios tan sumamente enriquecedores que personas como tú, dejan tras su paso. Me alegra que coincidamos en lo que está obrando, el trabajo que está haciendo Diana, desde su mas pura esencia: AUTENTICA, colaborativa, genuina. Se de todo el arduo trabajo que hay tras su trabajo, por eso me alegra que ese párrafo para ella, reflejara también tu percepción.
Gracias a ti también por las palabras que me regalas. Ademas de lo enriquecedor que es para mi, saber que las personas deciden tomar consciencia en su vida a través de las herramientas y el conocimiento que ofrece el Desarrollo Personal, para «dejar de sufrir», eso me satisface mucho. Las personas que conseguimos transcender nuestras heridas y daños, creamos universos y mundos mejores.
Y lo que dices es vital, una vez haces consciente un problema ya estás prácticamente en la meta para ponerle solución que es trabajando en él hasta sentir que ya no pesa sobre nuestras espaldas y nuestras decisiones.
Me alegro por ti. Muchas Gracias, compañera.

Muy interesante el artículo. Qué importante es sanar las heridas de aquello que nos tocó vivir. Soy partidaria de responsabilizarnos por nuestro actuar y por nuestras decisiones, pero también es muy cierto que la vida es injusta, difícil, y en ocasiones nos toca vivir cosas que no elegimos, que nos dañan y nos pueden dejar marcadas. En estos casos, perdonar ha sido clave para mí. Poner distancia de aquellos que te agreden es indispensable, pero, si no se habla ni se resuelve, el dolor continúa en ti, a donde vayas. Yo gracias a Dios no vivo ni con dolor, ni rencor. Sané, y pude perdonar. Pero yo no logré esto sola, sino de la mano de Jesucristo. Saludos.

Hola Ere,
Gracias por contarnos tu experiencia. Personar es liberador, pero en mi caso yo descubrí que al hacerlo y ponerme en el otro lugar, y entender las heridas de los otros, al final, en realidad, no hay victimas ni verdugos, ni siquiera nada que perdonar. Se trata mas bien de re-interpretar una historia que nos contamos en nuestra mente y que al final, por un medio o por otro, estar claras en que no somos lo que nos pasa, sino lo que hacemos con lo que nos pasa.
Saludos y Muchas Gracias querida Ere

Hola Diana,
Qué post tan auténtico, cuanta esencia en él y cuanta idenficiación he sentido con Lucía.
Me encanta como te describe al inicio del Post y he vibrado totalmente con ello. Desde que te conozco, te admiro y me siento profundamente agradecida por lo que estás aportando en mi vida y por lo que nos aportas a todas las mujeres que tenemos la suerte de habernos topado contigo.
Decía que me sentía identificada con Lucía porque al igual que ella, ojalá en mi vida no hubiera tenido que atravesar ciertas experiencias, y ese aprendizaje adquirido como bien dice ella “a base de hostias y sufrimiento”, he conectado mucho con su forma de expresar y con lo que hay detrás.
También viví mucho tiempo intentando agradar a los demás, con una autoestima baja, “que me venía de fábrica”, resalto estas frases de Lucía, porque no tienen desperdicio. Cuanta sabiduría en todo cuanto escribe, consecuencia de experiencias muy duras. La maravilla es la mujer poderosa en que se ha convertido y en todo cuanto podemos aprender de mujeres como ella. De eso se trata, de pasar a ese otro nivel de conciencia, en el que nos damos cuenta de la fuerza y la grandeza que llevamos dentro y de lo MARAVILLOSAS QUE SOMOS, de lograr esa vida plena, ser felices sin depender de nada ni nadie, sin mendigar amor ni reconocimiento, siendo auténticas y amándonos a nosotras mismas.
He podido sentir su dolor, que era el mío también a través de sus líneas, de su peculiar forma de contar sus vivencias dolorosas y le felicito por su vulnerabilidad y coraje de compartir desde su honestidad y ganas de ayudar a otras mujeres. Gran verdad la frase Carl Jung “hasta que no hagas consciente lo inconsciente, el inconsciente gobernará tu vida”. Yo viví en esa inconsciencia. Y como Lucía con un montón de creencias limitantes. Incluso hasta no hace mucho, con mi última ruptura de pareja que me ha hecho recordar la viñeta de este post con las frases “Me hiciste tanto daño” “Todo el que te dejaste hacer”. En estos 3 meses he sido capaz de tomar consciencia de ello, de todo lo que estaba permitiendo en esa relación y que soy la única responsable de ello. Nadie te daña si tú no lo permites.
Me ha entando este post, grandes reflexiones finales, grandes verdades, que nacen después de un conocimiento y despertar de la consciencia a la que te lleva la vida y el universo, con dolor en tantas ocasiones, con lecciones que se repiten una y otra vez . Así me he visto identificada yo y sobre todo cuando no solo porque te duele el alma, sino tu cuerpo. En mi caso mis ojos, mi espalda, mi garganta. Lo asocio a que no querer ver, a no ser capaz de decir… y a cargar una mochila muy pesada toda mi vida. De repente un día comencé a no necesitar gotas, se fue la afonía y la presión en mi garganta y mi espalda se curó. Qué casualidad que fue a medida que iba despertando, aceptando, comprendiendo y tomando acción en mi vida.
Un abrazo muy grande Diana y Lucía y mis felicitaciones y gratitud a ambas.

De pura casualidad entré al post y me llevé una sorpresa al encontrarme tu comentario Irune. Todo lo que veo en cada palabra y como transmites a través de ellas: es Amor. Eso has hecho tú con la vida: El Amor. Y a las personas que lo hacen, se les nota. El Amor se nota en sus actos, en sus palabras y como acarician o pisan fuerte por el suelo que pasan. Ese es tu caso, eso he percibido en tu comentario, que has Trascendiendo las heridas e inevitablemente has sabido poner el jugo de la sabiduría que trajeron, al servicio de los demás, para que los demás, «decidan decidir»: sufrir menos. Sufrir distinto, e incluso dejar de sufrir, por eso de la frase de Buda, de que «el Dolor es inevitable, y el sufrimiento opcional».
Hoy, gracias a experiencias y sufrimientos como los que tan bien relatas en tu comentario, sabemos lo que es optativo y opcional y también sabemos para qué nos sucede todo lo que nos sucede, lo que pasa, que yo y por lo que has contado, creo que tú también, a diferencia de los que dicen que gracias a todo lo que nos pasó, hoy somos y sabemos todo lo que sabemos, yo soy mas de estar segura de que no es necesario tener que sufrir tanto para llegar a esta sabiduría, por eso existe el proyecto AportAmor y por eso existen proyectos como el tuyo.
Infinitas Gracias por este comentario tan lleno de ti y escrito absolutamente desde la esencia y el amor y eso es lo que te convierte en tu mejor tú, que en lugar de haberte quedado en el victimismo, en la yaga, y recogijandote en cada herida, no has parado hasta encontrar el antibiótico de todo y eso se nota, Irune, se nota. Me llega hasta aquí. Seguimos trabajando Irune, no tengo la sensación de que el camino de Desarrollo Personal se acabe. De hecho cuanto mas se, mas sensación tengo de lo que me queda por saber y por vivir.
Mi divinidad saluda a tu Divinidad. Gracias desde el Alma compañera. Seguimos trayecto y camino de Evolución desde el Amor Consciente. Namasté.

Gracias Diana por traernos la historia de Lucía; y gracias Lucía por desnudarte para contarnos de un modo diferente lo importante que es cuidar nuestro autoestima. Tristemente a veces se confunde una buena autoestima con ser egoista. Pero estoy convencida de que cuando nos queremos a nosotras mismas es cuando podemos dar lo mejor a los demás. Además, como tú has vivido en tus propias carnes nuestras inseguridades, vivir desalineado de nuestra esencia y nuestras necesidades nos puede hacer enfermar. Me alegra mucho que hayas conseguido salir de esa espiral autodestructiva e inconsciente.

Dorit, confundir el tema de la autoestima con arrogancia o egoísmo es muy común y triste, sin embargo he llegado a la conclusión de que se hace así por ignorancia total. Es una pena, pero mucho tenemos que hacer por cambiar esos pensamientos. Es lo que toca :/

Querida Dorit,
Me ha emocionado leer tu comentario. Absolutamente de acuerdo en cada palabra y emoción de lo qeu transmites. Me sumo a tu convencimiento, pues es una de las verdades universales. No podemos dar lo qeu no tenemos, ni podemos ser lo que no somos. Una de las grandes lacras es precisamente por estar en el convencimiento que Amor y trato comercial es lo mismo, y no. Imposible dar Amor si no sabemos y sentimos el verdadero Amor Propio desde una AutoEstima Sana.
Muchisimas Gracias Dori, ha sido un honor y un placer leerte.

Efectivamente, nos cuesta mucho hablar de nosotras mismas porque desde pequeñas nos han enseñado a disimular. Nuestra autoestima mejora y empeora por muchas causas y nos afecta de gran manera nuestro entorno. Aprender a valorarnos por encima de todo es una tarea que tenemos que desarrollar como bien indicas. Un saludo

Asi es Sayuri
En realidad una de las muchas cosas que fui aprendiendo por el camino y con cambio de perspectiva vital es justo que si no aprendemos a valorarnos a nosotros mismos, estamos perdidos y perdidas la mayor parte del tiempo, porque el juez mas implacable y con el que viviremos el resto e nuestra vida somos [email protected] [email protected] De hecho hacer consciente esto es vital para no terminar en una relación de maltrato, pues lo de fuera nos confirmará nuestros peores pensamientos dentro.
Muchas Gracias Sayuri.
Saludos.

Soy una defensora del amor propio, considero muy importa es saber reconocer como nos llevamos con nosotros mismo. Quien se ama se da la oportunidad de descubrir sin miedo quien es y quien quiere ser en todo tiempo. Amor propio es el motor para aprender de nuestros errores y fortaleza.
Me encantó este post sobre el desarrollo personal y autodescubtimiento personal.
Saludos.

Querida Alexa
Viva tú y la energía que destilas. Me encanta y me encantas. Así es, compañera. Subrayo y resalto en el color que mas te guste cada una de tus palabras. Amor Propio divino tesoro y como dice uno de mis maestros; el néctar de los Dioses.
Abrazo de Diosa a Diosa.

La historia de Lucia es la de muchas en estos momentos en lo que se supone que hay liberación femenina, pero aun dependemos de alguien para ser o hacer algo con nuestras vidas.
Las enfermedades si creo que a veces son mas de inconformidad por las situaciones que se viven y que cuando estas se arreglan las enfermedades desaparecen, no siempre pero algunas si son por baja autoestima.
Genial conocer personas que quieren ayudar a otras a salir del laberinto en que viven y super agradecida de poder contar en caso necesario de alguien que nos quieran escuchar y aconsejar.

Querida Amparo,
De cada uno de nosotros depende cambiar esta frase o dejarla intacta en sus vidas «pero aun dependemos de alguien para ser o hacer algo con nuestras vidas.» Ese fue justo el trabajo que emprendí, no depender de alguien, ni que dependiera de ese alguien mi estima y felicidad.
Muchas Gracias por hacer consciente la importancia que tiene escuchar a nuestro cuerpo, pues las enfermedades en realidad, en muchos casos, no son en si mismas las enfermedades que nos dices, sino los síntomas de otras enfermedades invisibles que podemos remediar una vez las hagamos conscientes y nos pongamos manos a la obra, a resolver.
Saludos y Abrazos y que hermoso es encontrar la salida de los laberintos que comentas.

Me encantó. El poder de reconocernos como mujeres y querernos tal como somos, el primer paso para valorarnos y ver las diosas que viven en cada una de nosotras. Buen post.
Personalmente, sí he trabajado mi amor propia mucho, especialmente en un momento en el que era muy vulnerable y dependiente emocional, pero bueno todo pasa por algo y a veces necesitamos vivirlo todo para reencontrarnos con nosotras mismas.

Claro que sí Luisa, todos trabajamos el tema cuando nos toca de alguna manera y afecta nuestra vida. A veces llega fácil, otras veces llega a las malas. El asunto está en escucharnos y tener presente que toca trabajar mucho para ser nuestra mejor versión, como dicen por ahí 🙂

Así es Luisa,
Hay lugares, experiencias, encuentros y desencuentros por lo que tenemos que pasar, experimentar y sentir para por fin re encontrarnos con nuestra mejor versión. Regresar a Casa, como dicen en el Desarrollo Personal, regresar a nuestra verdadera esencia. Yo aún estoy recorriendo ese camino.
Gracias por tu hermosa energía y por haberla transmitido en forma de comentario,
Abrazo de Diosa a Diosa.

Diana, gracias por traernos a Lucía. Ha sido un lujazo leerla y confirmar cada una de sus palabras. Vital es que nos queramos de la forma correcta y cierto es que sólo desde ese punto de partida seremos capaces de amar y ser amadas de la forma correcta.
A mi el desarrollo personal me ayudó a poner las cosas en orden y sigo creyendo que si no hubiera sido por eso, seguiría en el camino equivocado.
Enhorabuena a las dos!
Un abrazo

Querida Ana – Alma Viajera,
Lujazo ha sido para mi también leer lo que has escrito y la autenticidad desde donde lo has escrito, la experiencia propia. Gracias y Gracias a ti y así es, se trata de Amar de forma sana y correcta, que con el Amor tanto con el propio como con el ajenos, la hemos liado muy parda, diciendo que era Amor algo que no tenía nada que ver con él. Gracias por poner los puntos sobre las íes.
Abrazo de Diosa a Diosa

Lucia y Diana, este post me ha fascinado, además adoré la forma como escribe Lucía, tiene esa manera directa de llegar a las personas, tal como si fuese una amiga que te abre los ojos con las palabras exactas que debes escuchar. Estoy muy contenta de haber coincidido con este post y que ella lo haya relacionado con el vaginismo e incluso con el virus del papiloma, que abierta y clara es esta mujer, y esto me fascina, porque es una mujer que ha abrazado su sombra y la trae a la luz con total autenticidad. Me encanta eso de que Amor Propio sea ahora su tercer apellido, ha sido un post profundo y el video compartido me ha fascinado, y eso de que todo comienza justo en nuestra infancia, es una absoluta verdad, pero que como adultas debemos asumirlo y trascenderlo. Hermoso post. Un gran abrazo a ambas.

Hey guapa, Lucía ha dicho muchas cosas que nos hacen pensar y sobre todo reflexionar. Creo que ha conseguido su propósito con este buen escrito. Muchas gracias por tu comentario y cómo tú creo que es mucho el trabajo que tenemos que hacer para sanar nuestra infancia 🙂

Eliana a ti, te agradezco de forma doble, pues si no es por un comentario que has hecho en Twitter sobre este artículo, no me entero de todos vuestros regalos en forma de comentario. Vine a revisar lo primero días tras la publicación, pero al ver que no había respuesta, desistí en ver si había comentarios. Menuda sorpresa mas agradable cuando entré y vi este manjar de comentarios y mujeres empoderadas, como tú, llenas de experiencia y conocimiento que han sabido trascenderlo montando proyectos propios para ayudar a otras personas a transcender y elevar su vida a otro nivel.
Muchas Gracias por cada palabra y tu maravillosa validación, se nota tu grado de conocimiento y comprensión de la materia, por eso es hermoso saber del trabajo que tú también estás haciendo para llenar el mundo de personas sanas y libres de sufrimiento.
Abrazo de Diosa a Diosa

¡Qué preciosidad de artículo! ¡Qué regalo para el alma!
Me ha gustado tanto que lo he leído varias veces porque había tantos y tantos mensajes que resonaban en mí… Me ha encantado la idea de hacer el amor con la vida ¡claro que si!
A veces andamos con los ojos cerrados y nos quejamos de no ver, nos tropezamos y nos sentimos víctimas por los baches del camino, cuando ni siquiera nos hemos hecho responsables de nosotras y no nos hemos permitido abrir los ojos y mirar. Si mirar, pero mirar con los ojos del corazón, con los de la verdad, que desde luego nada tienen que ver con la mirada de la mente egoica y que nos confunde tanto.
Gracias y mil veces gracias por este regalazo.
Un abrazo de corazón.

Y Gracias mil veces Gracias también a ti por el regalazo que tú también has hecho a través de este comentario con tus palabras.
Es un honor para mi sentir tu maravillosa energía de Diosa, con toda la sabiduría que se que tienes porque has trabajado y experimentado mucho y lo mas importante, lo has transcendido.
Responsabilidad Personal, has dado en el epicentro de la primera verdad a la que nos invita el Desarrollo y Evolución de cada personal. Gracias y mil veces Gracias, a ti, Reina y Diosa Yolanda.

Y este mensaje es para ti Diana,
No había visto los mensajes a los que tú fuiste contestando y para mi fue un placer, un honor y un privilegio leerlos todos. Ha sido un verdadero regalo.
AportAmor y yo, quedamos a tu disposición para lo que necesites.
Gracias DiDi: Diosa Diana

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Hablando de Sexo. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.