|

¿Qué tan recatada eres, quieres descubrirlo?

Recatada, según la RAE significa: Circunspecto, cauto. 2. adj. Dicho especialmente de una mujer: Honesta, modesta.»
Si el tema es de honestidad te pregunto ¿Qué tan honesta eres con respecto a tus deseos sexuales? ¿Qué tan abierta eres para expresar tus preferencias y tus gustos? ¿Qué tan activamente participas a nuevas experiencias que te sugiere tu pareja?

Es común escuchar en amigas, conocidas y aveces en tu propia pareja expresiones como: «Eso no me gusta.» «No me apetece.» «Nunca lo hecho.» «Eso es inmoral.»…
Y es que incluso se escuchan en mujeres que realmente quieren experimentar, pero que a la final terminan no siendo honestas consigo mismo y se escudan en un recato mal sano, en una modestia absurda que las vuelve amargadas y constreñidas.
Y con esto no digo que la mujer recatada no disfruta del sexo, claro que sí. Lo disfruta, a veces, con cierta moderación. Nada de escándalos, ni muestras públicas de un deseo excesivo.
No veras a una mujer recatada gritando cuando llega al éxtasis o pidiendo esto o aquello a su pareja entre jadeos y lamentos.
La mujer recatada se escuda en una modestia, o ingenuidad más bien, tratando de no manifestar sus oscuros deseos por temor a ser considerada una puta o una promiscua.
Prefiere complacer, callar y a veces quedar insatisfecha antes de demostrar que tiene gustos subidos de tono o peor aún exigir a su pareja que haga algo que ella desea en el fondo.
Una mujer recatada disfruta de las caricias y del sexo en sí, aunque se cohibe un poco si su pareja se muestra demasiado fogoso durante el acto, si hace demasiado ruido que pueda importunar a los vecinos, así estos estén a kilómetros de distancia
El problema con la mujer recatada es que puede nunca haber disfrutado de un orgasmo. Seguro, si es el caso, nunca lo reconocería y pensará que en algún encuentro ha disfrutado de tal manera que efectivamente ha sentido placer y cree que esto es un orgasmo.
Sin embargo, si en algún encuentro sexual ha disfrutado en demasía, ya sea con su pareja actual u otra, seguro se llegará a sentir culpable en algún momento por disfrutar «más de la cuenta» del sexo.
Hasta aquí estamos hablando únicamente de relaciones sexuales «normales» entre un hombre y una mujer. Relaciones vaginales, sin sexo oral o anal de por medio.
Porque normalmente una mujer recatada poco o nada se atrevería a explorar en el sexo más allá de la penetración vaginal y es que si varia la posición del misionero ya puedes darte por bien servido.
Para una mujer recatada cualquier estimulación sexual más allá de la penetración vaginal le genera incomodidad y malestar manifestado en un rechazo que trata de explicar a su pareja y así misma como: «me duele»,» eso no me gusta», «me da asco», «es inmoral»…

¿De dónde salen las mujeres recatadas?

Hoy en día que se dice disfrutamos de más libertad sexual que en cualquier otro momento de nuestra historia, cosa que dudo porque solamente es leer o ver películas de la época de los romanos para darse cuenta que en ese entonces el tema sexual era a otro precio.
Pero bueno, el asunto es que por generaciones la mujer ha sido considerada poco más que una maquina para tener hijos, es en estos tiempos donde podemos decidir con quien o quienes estar y si queremos o no casarnos.
Eso ya es mucha libertad, teniendo en cuenta el pasado reciente.
Sin embargo, muchas mujeres venimos de una educación donde, sin querer queriendo, nos inculcan la culpa frente al placer.
Seguimos un patrón, muchas veces no elegido, donde se recalca el recelo frente a todo aquello que genere deseo o placer sexual y es que aunque nos creamos muy liberales, lo cierto es que aún hoy sigue existiendo un recato femenino muy marcado.
Porque el papel de la mujer muchas veces sigue estando marcado por la abnegación, el ser una buena madre, el dar un buen ejemplo y todas aquellas que se salen de esa cosmovisión son vistas como putas, impuras, depravadas y un mal ejemplo para la familia y la sociedad.
Aunque nos cueste creerlo, muchas mujeres (aún hoy) ven su papel de mujer ligado a la reproducción, no al placer y por más que intenten parecer liberales y sexualmente activas, en el fondo son tímidas, recatadas y siguen sin poder probar nuevas experiencias.

¿Cómo afecta el recato de una mujer en una relación de pareja?

Al principio el hombre puede sentirse completamente cautivado por su pareja y ese recato o inocencia que cree que tiene. Algo que, no nos digamos mentiras, a los hombres les encanta.
Sentir que están, hoy en día, con una mujer poco experimentada y a la que le pueden enseñar cómo darles placer, los enciende más de la cuenta.
Sin embargo, el problema viene cuando ese recato no disminuye y por el contrario avanza a pasos agigantados en la relación que están construyendo.
Porque la mujer se sigue excusando en expresiones como: «Eso no me apetece.»»A mí hay cosas que no me van.» «No siento nada.» «No me gusta»…
Es allí donde el hombre empieza a buscar otras alternativas, que no estén ligadas a estar con otra u otras mujeres.
Al principio empiezan a ver más porno, se masturban con más frecuencia, quieren incitarte a más encuentros sexuales, se vuelven más osados intentando que dejes tanta rigidez.
El asunto es que muchos hombre, aunque no lo creas, aman a su pareja y están dispuestos a esperar que ella sienta el mismo placer que el siente cuando están juntos.
Sin embargo, esa espera se puede transformar para él en disfunción sexual, eyaculación precoz y una baja autoestima debido a la preocupación de no darle placer a su pareja.
Así que es importante evaluar si ese recato que sientes es más una excusa para no experimentar o es algo que va mucho más allá.
Hablar con un especialista sería una buena forma de iniciar, porque ser inocente, ingenua y recatada está bien, pero llevarlo al extremo de no querer experimentar, de [piopialo]cerrarse en banda a nuevas experiencias, sobre todo con la persona que amas es absurdo y dañino para ambos.[/piopialo]

¿Qué hacer para dejar de ser tan recatada?

No intento con esta visión del tema inducirte a la promiscuidad y a perseguir la lujuria en todas sus expresiones, intento que mires un poco más allá de tu recato y que intentes buscar salidas que beneficien tu vida en pareja. Puede empezar por:
Evalúa qué tan recatada eres. Por ejemplo responde a estas preguntas:
¿Cuándo fue la última vez que le echaste un vistazo a tu vagina? ¿Te avergüenza verla? ¿Qué sientes?
¿Cuándo fue la última vez que practicaste sexo oral (dando y recibiendo)? ¿Te gusta? ¿Qué sientes cuando das y recibes sexo oral?
¿Has practicado sexo anal? ¿Te gusta, te repele, qué sientes?
¿Cuándo fue la última vez que le pediste a tu pareja que te hiciera algo mientras estaban teniendo sexo?
Como por ejemplo que te penetrara más profundo, más duro, más suave, que te metiera un dedo en el culo, que te apretara las nalgas o las tetas, que te tocara el clítoris…
Sé que responder muchas de estas preguntas puede ser incómodo, pero seguro es un paso que perfectamente puedes dar para verificar que tan recatada eres. Si a muchas de estas preguntas has contestado con expresiones como: «Jamás haría eso» «Me da asco» «Lo odio» «Es inmoral»…
Deberás pensar en buscar en tu pasado qué pasó para que llegarás a estas conclusiones ¿Tuviste una mala experiencia en tus primeras relaciones sexuales? ¿Tus padres o algún familiar te decía cosas con respecto al sexo y al placer sexual que te afectara hoy? ¿Sufriste algún abuso sexual de pequeña?
Intenta hablar con alguien sobre tu situación en particular. Ser abierta al tema de tu sexualidad es importante para contigo y para las relaciones futuras y presentes. Así que intenta salir de ese letardo.
[su_heading size=»17″]Ser recatada no es algo malo, lo malo es llevarlo a puntos extremos de no disfrutar de tu propio placer y sentir vergüenza por tus preferencias [/su_heading]
Deja tu miedo atras, tu vergüenza al que dirán. Arriésgate, atrévete y enfrenta tus temores hoy es un buen día para empezar.

¿Eres recatada? ¿Cómo nivelas tu recato y tus deseos sexuales? ¿Has tenido relaciones sexuales con una mujer recatada? ¿Cómo sobrellevas esta situación?

Banner taller Al descubrimiento de tu sexualidad

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

44 comentarios

  1. La verdad que te leo y me siento identificada porque muchas de mis amigas a veces quieren hacer algo y no lo hacen por temor a que pensaran o diran de ellas sin embargo si fueran chicos lo harian sin problema!!!
    Yo la verdad que no tengo reparos en hablar de nada o decir las cosas tal cual, es mas hablo con mis padres de sexo y creo que eso es algo que debería darme bastante vergüenza pero pienso que es algo natural y que no hay que avergonzarse de las cosas naturales no??
    Un besito y muy buen post

    1. Elisa es genial uno poder disfrutar del sexo y hablar con sus padres sin tabues, creo que sería maravilloso que todos pudiéramos hacerlo eso da mucha libertad y quita muchos prejuicios. Un abrazo guapa 🙂

  2. Muy interesante, la verdad que nunca me había puesto a pensar en eso. Con mis amigas no hablamos mucho del tema, como vos decís, hablar de placer es un tema «tabu». Yo recuerdo que cuando recién empece a tener sexo, era bastante tímida, recatada (por que era nuevo, por que no sabia, por que sentía que me faltaba experiencia), pero a medida que pasaron los años, aprendí a darme cuenta que me gusta a mi y que le gusta a mi pareja. Al principio me daba vergüenza indicarle cosas que me gustaban, o hacer determinados ruidos (gemidos, gritos, etc), pero de a poco fui perdiendo el miedo, al darme cuenta de que cada una de estas cosas hacia que el otro también disfrutara mas.
    Hoy día puedo decir que no me siento una persona recatada (en lo sexual) y espero el día de mañana cuando tengas mis hijos pueda transmitirles esto, no como un tema tabu, sino como algo natural de la vida.
    Besos! 🙂

    1. Mery un pensamiento muy bonito se de querer trasmitir a tus hijos algo mejor, porque es verdad el sexo es un tema natural, deberíamos verlo como tal y no con tanto tabú como lo vemos hoy en día 🙂 Un abrazo 🙂

  3. Tienes mucha razón y creo que para los latinos especialmente que fuimos criados en una cultura machista nos cuesta que una mujer pida, cuestione o hable de su sexualidad abiertamente. Acabo de pedir tu guía sobre la menstruación espero me ayude porque nunca hemos sido muy buenas amigas.

    1. Claudia es verdad que hemos sido criadas de una manera mucho más «remilgada», pero vamos por el camino de cambiar y de ir haciendo las cosas diferentes aprendiendo a gestionar nuestras emociones, pedir y aceptar lo que deseamos.
      Espero te sirva la guía, me cuentas cualquier cosa. Un abrazo 🙂

  4. Me ha gustado mucho esta entrada. Nos suelo hablar con amigas sobre el tema, no por que no se de si no por que es algo que no me siento cómoda hablando del tema. Con mi marido cero tabú, o sea expresamos nuestros deseos pero al ser padres muchas veces se complica el tema de la sexualidad, mis dos hijos (de tres que tengo) ya saben como funciona nuestro cuerpo y todo o sea conmigo trataron censurarme con ese tema cuando era adolescente hoy en día con ellos no quiero hacer lo mismo. Un beso

  5. Tienes mucha razón que el ser recatada en el plano sexual viene muchas veces de enseñanza que nos dan los padres de que una mujer decente no hace esto, una mujer de su casa, no hace esto otro. Y si encima, espero no se me ofenda nadie, pero si encima vienen de una familia con un alto nivel de religión, la cosa puede empeorar. Yo conozco mujeres que por nada del mundo se desnudan delante de sus esposos y para hacer el amor tiene que ser tapada hasta el cuello y que poco la vean. Osea, que en esto juega un factor muy grande tanto la enseñanza «moral» de los padres como la religión. Yo creo que uno debe ser honesta primero con una misma y después con la pareja y tener una comunicación lo suficientemente amplia para hablar del tema y dejar saber lo que nos gusta y lo que no. Porque estos son los típicos casos de mujeres en las que aparentan una felicidad que no existe mientras el esposo se satisface con otra a sus espaldas. Tampoco se trata de andar por la vida pregonando sus deseos sexuales, pero entre 4 paredes con su pareja, la comunicación es muy importante. Besos.

    1. Susie creo que lo has dicho muy bien, yo también conozco mujeres que hacen el amor con ropa en este siglo. Triste ¿cierto? Hay factores que influyen mucho en ello como comentas y es una pena, con el tiempo tendremos que aprender a ser sexualmente más abiertas pero sobre todo más comunicativas, porque la comunicación es la base de cualquier buena y sana relación. Un abrazo guapa 🙂

  6. ¡Hola! Supongo que depende al 50% de cómo haya sido educada y otro 50% de la personalidad de la mujer..Para abrirse en este terreno también dependerá bastante de la pareja y de la confianza que se tenga con ella, es fundamental ante esta situación. Una buena comunicación y que el hombre se preocupe también del placer de su pareja seguro le ayudará a solucionarlo. (es sólo mi opinión basada en ningún estudio sino en mis suposiciones..jeje)
    El artículo es excelente, con mucha información y espero que si alguna mujer que lo lee se siente identificada le ayude a soltarse y disfrutar de su sexualidad libremente! ¡Un beso!!

    1. Susana haces suposiciones muy acertadas, a veces no necesitamos de estudios para que el sentido común nos diga cómo son las cosas realmente en la vida en pareja y de cómo podríamos mejorar nuestras relaciones. Un abrazo guapa y gracias por tu aporte 🙂

  7. Hola guapa a la mayoría de las chicas enseñanza nos influye mucho en el sex el como nos educan nuestros padres. Estoy totalmente de acuerdo contigo en que la confianza con la pareja ayuda mucho a vencer la timidez en las relaciones sexuales.

  8. Waooo no habia leido un articulo como este tan breve y directo al punto, siempre con palabras que hay que buscar primero que significan. Como comentan las otras personas, soy de las que no acostumbro hablar de este tema solo con marido quizas porque como dicen, asi nos criaron. Ambos crecimos en un ambiente diferente pero igual en este tema. Gracias por compartir! Es un excelente tema!

  9. El recato va de la mano de la mojigateria y a veces las mojigatas son reprimidas pero cuando se despiertan dan miedo.
    La educación que daban antes era muy reprimida no tan abierta como lo es ahora y mas con tanta cantidad de información que se encuentra a cada paso.
    Por lo tanto creo que el recato esta mandado a recoger como otras muchas cosas que ya están fuera de onda.

    1. jajaja eso es verdad las cosas han cambiado y mucho hemos evolucionado o al menos eso intentamos la mayoría. Es súper interesante unir recato con mojigateria, que bien que se parecen, ya te digo. Al menos según mi definición 😀

  10. Quizá no entendemos lo mismo por recato, Diana, porque yo no lo asocio a sentimientos de rechazo o a pensamientos negativos. Para mí, ser una persona recatada o pudorosa es valorar tu intimidad, no sobreexponerte (tampoco con tu pareja) y dejar algo de espacio al misterio. A veces, tengo la sensación de que la sociedad está hipersexualizada e hiperpublicitada y que un poco de recato puede hacer más interesante la relación con nuestras parejas.

    1. Guapa, lo que le decía a Eliana, la definición de este concepto es un tema muy personal y cada uno parece que le da la definición según sus experiencias y el contexto en el que viva, súper interesante tu visión y me encanta. Gracias guapa 🙂

  11. Es verdad que ser recatada es algo que hasta puede quedar bien en una sociedad tan machista como la nuestra, pero en el fondo no nos hace bien a nosotras las mujeres ni a nuestras parejas. Las mujeres debemos ser honestas con nosotras mismas respecto a nuestros sentimientos, a lo que queremos y a lo que no, a lo que nos gusta y lo que no, y saber expresar todo esto de una forma sana y honesta, en nuestro beneficio y en el de nuestra relación de pareja

    1. Tal cual guapa, al menos yo estoy muy de acuerdo con lo que mencionas. Debería ser sencillo hablar con nuestra pareja sobre gustos y preferencias, no sé porqué se nos hace tan complicado y difícil llegar a ello 🙂

  12. Creo fundamental, como tú bien dices, que unas relaciones sexuales sanas y sin cohibirse en lo que a uno le apetezca, es fundamental para las personas. Así lo he pensado y practicado siempre. Hay que ser sinceros con nosotros mismos y con la persona que tenemos enfrente y con la que vamos a disfrutar del sexo. Sinceridad, honestidad y comunicación vitales para el disfrute mutuo.
    ¡Buenísimo Diana!
    Un abrazo

    1. Hola guapa, la verdad es que la sinceridad debería ser nuestra base en nuestras relaciones, cuesta un poco, sobre todo al principio de cualquier relación, pero mola un montón y bien que merece la pena 🙂

  13. Vaya Diana yo pensaba que era recatada hasta que leí este post, o a lo mejor es que mi concepto de recato está más orientado a las parejas múltiples, a terminar una relación y comenzar otra de inmediato, no sé, tal vez yo necesite otra palabra para definir esto. La verdad es que toda mi vida he tenido una vida sexual muy activa, y creo que esto ya te lo he comentado antes, pero cuando uno pasa mucho tiempo al lado de alguien, sexualmente hablando, uno tiene siempre que reinventarse y ya el recato no tiene cabida, uno poco a poco va incorporando cosas a la relación y desechando otras, adoptas nuevas posiciones y luego las cambias por otras, yo disfruto mucho hacer el sexo oral, pero eso no quiere decir que ya en el comienzo de una relación me lo esté llevando a la boca, creo que el principio tiene un ritmo y luego las cosas uno las va incorporando poco a poco, después vas abriendo tu mente y tu cuerpo a nuevas posibilidades, teniendo también todo el derecho de decirle a tu pareja que hay cosas que no aceptas y no quieres. Saludos.

    1. Guapa, el tema de conceptos es muy relativo, todas tenemos diferentes definiciones según experiencias, puede que mi definición de recatada no sea la más acertada o puede que sean más creencias limitantes lo tuyo, no sé, será cosa de pensar, analizar y revisar jajaj 🙂 Un abrazo 🙂

  14. Hola Diana, como siempre me encanta lo directa que eres pero a la vez lo bien que tratas el tema del sexo. No considero que haya sido o sea recatada, lo que sí es que depende del día y del momento me apetece más o menos probar, te diré que prefiero los días más fogosos eso sí. Interesantes las preguntas para reflexionar sobre lo recatadas que somos y me ha venido algo a la cabeza: los límites, ¿Es bueno tener límites en el sexo?, ¿los límites nos los ponemos por miedo o por no estar preparadas todavía?, ¿qué tan ligado está sentirse guapa, quererse a una misma para dejarse ir en el sexo? Estas preguntas las guardaré por lo que tenemos pendiente, me parecen reflexiones interesantes, sé que existen miedos, tabús, inseguridades, etc…, en relación a un sexo satisfactorio. Como siempre un placer leerte Diana.

    1. Aida muchas gracias por tus preguntas, me encantan creo que nos ayudará a todas. Yo creo que el tema de los límites siempre deben existir, en todas las áreas de nuestra vida, que tan amplios serán, dependerá de muchas cosas. Muchas gracias por tu aporte preciosa y por hacernos reflexionar con él 🙂 Un abrazo 🙂

  15. Hola, Diana: creo que llevas razón de que es un tema de educación y confianza. Dependerá de lo abierto o no que han sido tus padres sobre el sexo, suponiendo que te han explicado algo. Según vas creciendo dependerá también de las relaciones que vas teniendo y la confianza que tienes con tu pareja.

    1. Muy de acuerdo guapa, a la final depende de muchos factores externos cómo somos y nos comportamos en nuestra vida sexual. Lo bueno es cuando llegamos a una conciencia de mayores ir adaptando y cambiando según nosotros queramos y nos sirva para ser mejores en todos los aspectos de nuestra vida 🙂

  16. Guapa, hoy en día disfruto a plenitud del sexo, se pedir lo que quiero y digo lo que siento.
    Muchas de esas mujeres rescatadas son así por una mezcla de creencias limitantes, es cierto que vivimos en otra época pero existen estas mujeres que temen en decir lo que sienten y lo que quieren sentir en pleno acto sexual.
    Saludos.

  17. Muy interesante el artículo. No conocía esa palabra en español. Bueno tal vez soy más recatada en otras cosas, pero no en el sexo. Tuve mucha suerte de encontrarme con mi pareja. Pienso que latinos, especialmente los caribeños, ven esos temas como algo muy natural. En mi familia casi nunca se habla de esos temas, pero todo ha cambiado poco a poco. Tener una confianza y sinceridad y buena comunicación con tu pareja ayuda muchísimo.

  18. Hola pues yo soy una persona que disfruta plenamente de sus acciones incluido el sexo.
    Tengo libertad con mi pareja y le digo todo en cada momento sin embargo como bien dices hay mujeres que les cuesta expresar sus sentimientos o emociones yo considero que una persona en el tema del sexo debe ser abierta porque ayuda que las dos personas disfruten completamente un abrazo

  19. No queda claro si ser recatada se refiere a pudor, prudencia, temor o al cuidado de la privacidad en lo que a intimidad concierne.
    Si ser recatada significa no exponer lo íntimo y hacer respetar las decisiones en ese sentido me correspondería decir que lo soy.
    Con respecto a que no se habla con amigos no es mi experiencia. Al contrario. No se habla si todo funciona bien,pero ante algún problema se habla con amigas de confianza.

    1. Renata, muy buen punto el que manifiestas. Recatada para cada uno de nosotros es una cosa distinta, en este contexto lo enfoque en alguien que por miedo, vergüenza o desconocimiento prefiere no hablar o abordar ciertos temas y se escuda en su educación o cultura para ello o incluso en decir cosas como «las mujeres no hacemos eso, o no somos así» y cosas de ese estilo 🙂
      Un abrazo y me parece genial que tengas con quien hablar cuando las cosas van mal, es muy necesario 🙂