|

Síndrome de congestión pélvica

Mujer con malestar

El síndrome de congestión pélvica, más conocido como várices pélvicas o pelvianas afecta a un 20% de las mujeres y normalmente se identifica entre los 30 y los 50 años, en mujeres que han tenido embarazos.
Este síndrome viene acompañado de un fuerte dolor durante la menstruación, estreñimiento, congestión abdominal, dolor lumbar, pesadez en las piernas, periodos abundantes y Dispareunia: dolor al mantener relaciones sexuales o dolor poscoital.
Algunas mujeres pueden tener más síntomas y otras menos. Leí que el consumo de anticonceptivos hormonales; las infecciones en esta zona; el embarazo; la herencia genética y los cambios hormonales pueden estar relacionados con está patología.
La falta de ejercicio, tensión, estrés y el estreñimiento pueden ayudar a que el síndrome de congestión pélvica sea más duro cada mes.
Los médicos normalmente tratan está dolencia con medicamentos ricos en progesterona, ya que se cree que tiene un origen hormonal; o a veces se sugiere una histerectomía.
Cuando te den este tipo de diagnóstico, la recomendación es buscar una segunda opinión, ya que normalmente no es necesario llegar a ello.
Igualmente hay médicos que opinan que es un problema psicosomático, así que si este es tu diagnóstico lo mejor es ir donde un Psicólogo.
Algunos, un poco más liberales dicen que la mejor forma de aliviar el dolor es tener un orgasmo cada vez que se sienta excitación sexual.
Seguramente tu médico no te ha sugerido esto último, pero para mi de todas las alternativas, salvo una buena alimentación y ejercicio, puede ser el alivio más divertido.
Igualmente, existe el Método de la Oclusión Venosa un tratamiento ambulatorio que reporta muchas ventajas frente a otros sistemas que tienen más intromisión.

[su_heading size=»17″]Es necesario identificar el problema cuanto antes, ya que su evolución puede llevar a las varices en las piernas, hemorroides o las varices vulvares.[/su_heading]

Recomendaciones para controlar el síndrome de congestión pélvica:

  • Llevar una dieta rica en fibra, moderar el uso de sal, grasa, alcohol y dulces
  • Evitar permanecer sentado o parado mucho tiempo (si por tu trabajo es necesario, intenta dar pequeños pasos cada dos horas)Mujer con malestares
  • Practica ejercicio para favorecer la circulación sanguínea
  • Para evitar las varices evita exponer tus piernas al sol o cualquier otra fuente de calor
  • No utilizar ropa muy ajustada, ni tacones muy altos
  • Utiliza cremas naturales y dedicar unos minutos del día para darte masajes en las piernas de forma ascendente
  • No cruces las piernas durante mucho tiempo
  • Intenta elevar las piernas por encima del corazón, si quiera una vez al día durante 15 minutos
  • Siempre que puedas, camina descalzo en la arena o césped. La naturaleza es una gran medicina

#SabíasQué

Las várices pélvicas afectan también a los hombres y se conocen con el nombre de varicolete. En ellos las várices pélvicas se localizan en los testículos, una zona externa en la que son detectadas muy pronto. En las mujeres, se encuentran en una zona interna y se necesita de una exploración médica muy específica para ser diagnosticadas.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

3 comentarios