Categorías
Blog de Hablando de Sexo Curiosidades

Disfrutando de los sueños húmedos

¿Alguna vez has tenido sueños húmedos? Esos donde te levantas acalorada, a veces muy excitada. Otras un tanto insatisfecha, pero siempre con una sonrisa en el rostro por haber tenido un sueño caliente.
A veces, en dicho sueño estás haciendo algo prohibido que ni sabías que te iba a dar tantísimo placer ¿Acaso eso es algo malo?

Pues bien, antes te dije que durante mi menstruación suelo tener más sueños húmedos. Sin embargo, también he identificado que estos sueños me persiguen en otros momentos del mes, así como escasean, a veces, durante varios días.
Pensando en ello, me he preguntado ¿A qué se deben estos cambios? ¿Qué hace que ciertos días se tengan más sueños húmedos que otros?

¿Los sueños húmedos es exclusivamente cosa de hombres?

Técnicamente se conoce los sueños húmedos como: Polución nocturna y está enfocado, principalmente, a la eyaculación involuntaria de semen que tiene lugar durante el sueño.
Ojo, que la explicación dice que esto lo «viven» principalmente los hombres al finalizar la adolescencia, aunque no es raro que lo experimenten hombres mayores.
Algunos se despiertan durante la eyaculación, otros no se dan cuenta sino hasta el día siguiente cuando ven que se «mojaron».
Se dice que algunos recuerdan el sueño, pero la mayoría lo que identifica es la sensación que vivió más no lo que ha soñado.
[su_heading size=»17″]Según un estudio de Kinsey el 13% de los hombres experimenta su primera eyaculación por medio de sueños húmedos.[/su_heading]
Las causas de los sueños húmedos se da, en muchas ocasiones, por la cantidad de tiempo que el hombre lleva sin eyacular, o por estar expuesto a muchas imágenes o vivencias sexuales, cosa que hace que este en constante excitación y que pueda intentar liberarse inconsciente.
Como pueden ver, el pensamiento popular es que los sueños húmedos es cosa exclusiva de los hombres, pero la verdad es que las mujeres también los tenemos y pueden ser bastante vívidos, y lo mejor es que puede que nosotras sí que retengamos lo vivido.

Los sueños húmedos en las mujeres

Todos sabemos que el mundo de los sueños es un misterio que pocos saben descifrar y mucho menos precisar.
Sin embargo, se dice que los sueños húmedos son una manifestación del deseo sexual, que puede deberse a mucho tiempo sin actividad sexual, a juegos previos inconclusos, fantasías, o incluso se puede dar si tienes mucho sexo en la actualidad.
Para los hombres estar bastante tiempo sin sexo, genera la creencia que la única manera de liberar esa energía sexual, o frustración, es a través de la eyaculación.
Las mujeres tendemos a guardarnos mucho más nuestras experiencias eróticas.
Tenemos miedo de compartir, de expresar y manifestar nuestros deseos, lo que hace que hasta hace poco se haya identificado que también nosotras tenemos sueños húmedos bastante vívidos.
Es necesario tener claro que no siempre un sueño húmedo da como resultado un orgasmo. Algunos de esos sueños solamente son un reflejo de escenas eróticas que producen bastante excitación.
En las mujeres se genera lubricación vaginal y en los hombres se produce la erección.

[su_heading size=»17″]Tan solo un 4% de las personas que experimentan sueños húmedos tienen un orgasmo. Sintiendo la misma satisfacción que genera tener una buena y satisfactoria ronda de sexo[/su_heading]

¿Por qué se dan los sueños húmedos?

No creas que si tu pareja tiene sueños húmedos con otra persona es que tenga pensado serte infiel o que ya no te desee. Simplemente el subconsciente registra otros rostros que nos son atractivos y generan cierto deseo en nosotras, pero no necesariamente significa que uno quiera estar físicamente y en «verdad» con esa persona.
Lo mismo ocurre cuando sueñas con una persona de tu mismo sexo. Esto no significa que eres homosexual, lesbiana o bisexual. No tienes porque asustarte y pensar que ahora tienes otra preferencia.
Los sueños húmedos se dan por muchas razones. Para cada persona es diferente y puede ocurrir en momentos distintos del mes.
A veces puedes desear tenerlos, sin embargo, estos llegan a veces sin esperarlos o desearlos.
Lo único cierto con respecto a esto es que puede ser una experiencia única y muy placentera para aquella persona que la disfruta.
Si eres de los afortunados o afortunadas que los tienes, aprovéchalos porque ellos te dan una ventaja y sobre todo te dan la libertad de hacer y ser lo que quieras durante un tiempo. Lo cual puede ayudarte en tu relación de pareja, aunque parezca raro.

¿Cómo puede ayudar los sueños húmedos en la relación de pareja?

Según mi propia experiencia, puedo decirte que los sueños húmedos te pueden ayudar en tu relación, no me cabe duda. Por eso, a continuación te daré tres ideas, de muchas que seguro podrás identificar tu misma, así que toma nota y empieza a cambiar el significado que tienen los sueños húmedos para ti:
Cuando tienes un sueño húmedo, puede que te levantes a mitad de la noche con ganas de algo de acción y tu pareja saldrá muy beneficiado por ello.
Si aún está durmiendo puedes despertarle con suaves caricias, besos y susurrándole lo que quieres hacer al oído. Es verdad que a muchos no nos gusta que nos levanten durante la noche, pero si es por una buena razón y de vez en cuando, créeme que seguro lo disfrutará y tú también.
Así que arriésgate por una vez y disfruta con tu pareja.
Si estás sola, bien puedes llamar a tu Folla Amigo o simplemente entretenerte por medio de la masturbación para terminar, o continuar con lo que has soñado.
Aumenta tu creatividad, ya que muchas de las ideas que salen para los juegos eróticos vienen del sub-conciente y por ende de los sueños.
No tengas miedo de proponer, sugerir y tomar acción con respecto a tus fantasías. Más aún si ya en tus sueños has disfrutado, seguro querrás vivirlo en carne y hueso ¿Qué mejor que hacerlo con tu pareja?
No seas tímida y da el paso, lo peor que puede pasar es que tu pareja te haga el feo o se enoje. Si esto pasa, aprovecha para descubrir qué no le gusta y si son tan diferentes, bien puedes aprovechar para seguir tu camino sin él.
Si no tienes pareja o estás sola, disfrutar de los sueños húmedos puede ser tan bueno como masturbarte.
No te sale costoso, no le haces daño a nadie y no tienes el riesgo de contraer una enfermedad sexual.
Así que no hay excusa. Disfruta de tus sueños húmedos. No te avergüences de ellos, no te de miedo reconocer que los tienes ante ti misma y ante tu pareja.
[piopialo vcboxed=»1″]Tener fantasías, excitarte y querer disfrutar de tu sexualidad, es tu derecho, así que nunca disfrútalo[/piopialo]
Seguramente si has vivido la experiencia  habrás pensado en otras razones para sacarle provecho a la situación. En caso de que nunca hayas tenido sueños húmedos, tal vez tengas curiosidad. Por todo esto te pregunto:

¿Has disfrutado de sueños húmedos? ¿Qué haces cuando te ha pasado? ¿Te da vergüenza reconocer que los has tenido o que te gustaría vivirlos?

Por Diana Garcés

Me encanta escribir sobre mis experiencias y las dudas que tengo con respecto a mi sexualidad y las relaciones. Por ello he creado este espacio para hablar y compartir contigo lo que vivo y aprendo.

28 respuestas a «Disfrutando de los sueños húmedos»

Tengo la mala suerte de que los únicos sueños que me despiertan, son las pesadillas. Las típicas que te dejan el resto de la noche con un ojo abierto mirando que no hayan intrusos en la habitación. 😀
Bromas a parte.Yo también he notado que los sueños más subidos de tono vienen con la menstruación. Pero imagino que debe ser normal. Cosas hormonales por así llamarlo.
¡Un beso!

Alguna vez que otra, todas hemos tenido este tipo de sueños.
En mi caso no es muy frecuente, pero tampoco me importaría que lo fuera.
Lo que no hay que preocuparse, como dices, el que sea con personas que no imaginaríamos. Simplemente son sueños.
Y no tiene nada de malo. Hay que intentar vivir nuestra vida sexual de la forma más plena. Un saludo!!

Hola guapa, estoy totalmente de acuerdo contigo en que nosotras también tenemos derecho a sueños húmedos y que no es una cosa exclusiva de hombres, aunque es verdad que todavía a muchas mujeres les da vergüenza admitir que los tienen. Yo creo que lo mejor en estos casos es hablar con nuestra pareja y sacar provecho a la situación. Un saludo.

Hola. Que interesante entrada, los sueños húmedos. Pues claro que tenemos esos maravillosos sueños, a veces tan placenteros y que terminan en mejor momento. No he sentido vergüenza en tenerlo, al contrario, ojalá que fuesen más menudo. Un dato curioso es que los tengo con mi marido, exacto, es tan extraños. Eso me pasa cuando sale de viaje. Hoy me lo pasé bien leyéndote. Besos.

No tenía ni idea de las causas de los sueños húmedos y también reconozco que nunca había escuchado el término «polución nocturna». Pero es como todo, en ciertas ocasiones piensas que los hombres son los únicos que los tienen o es lo que la sociedad quiere vender, aunque la literatura erótica está cambiando esto, bss!

pues mira, ultimamente no tengo más que pesadillas así que preferiría tener sueños humedos jajaja. Me gustan los consejos que das para tomar la iniciativa!!

Lo siento. Diana, no recuerdo haberlos tenido. Sin duda, este aspecto onírico del deseo, no creo que venga de ahora. Se dice, que las niñas despiertan al sexo cuando sueñan con un príncipe azul. La mente es demasiado grande y las interpretaciones de los mismos muchas y variadas. Como he dicho antes, creo que me estoy perdiendo de algo por no tenerlos 😀

Guapa, tal vez aún no es el momento, tal vez llegue con el tiempo o tal vez los has tenido pero como suele pasar con los sueños los olvidamos, quién sabe. Y que cierto lo que mencionas de cómo empiezan los sueños… Tal cual :O

Alguna que otra vez y efectivamente el beneficiado es el que este al lado, pues se despierta con esa sensación de algo que no llego a culminar, pero que estaba a punto, entonces toca echar mano a lo que aya a mano precisamente.

Hola!!
La verdad es que nunca he tenido sueños húmedos, no se porque, quiza asi soy, pero me agrada saber que puedes ser mas creativa y muchos otros beneficios eso esta genial, excelente informacion.

Hola hermosa, ni mucho menos creo que este pequeño gran placer sea sólo cosa de ellos pero la pena es que no podamos gestionarlo porque no sé a ti pero a mí en numerosas ocasiones cuando estaba en lo mejor me ha sonado el despertador jajaja, no es algo que me pase mucho al igual que me sucede con las pesadillas pero desde luego no me importaría que sucediese más a menudo jijiji. Muakss

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Hablando de Sexo. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.