Categorías
Blog de Hablando de Sexo La menstruación y nuestra relación con ella

Carpa Roja: Un lugar para la mujer cíclica

El fin de semana pasado tuve la fortuna de estar en una Carpa Roja que se celebró en el Eco-Yoga en la ciudad de Cali, Colombia.
Anteriormente he estado en terapias y encuentros de mujeres, sin embargo nunca había estado con mujeres de mi misma nacionalidad, que se criaron con mis mismas creencias e ideas, por lo cual puedo decir que la experiencia fue diferente y muy positiva.

Seguro te preguntarás ¿Qué es una Carpa Roja? ¿Para qué sirve? ¿En qué puede ayudarme? ¿Qué se habla en una Carpa Roja? ¿Quiénes pueden participar? y la pregunta más importante ¿Realmente puede ser algo bueno para mi?
Al menos estas son las preguntas que yo me hice cuando escuché hablar por primera vez sobre las Carpas Rojas o los encuentros de mujeres, hace ya cerca de dos años. Por eso hoy, mientras toco el tema, voy a intentar responder a estar preguntas.
Espero que a partir de ahora, de verdad y con total compromiso, empiece a compartir contigo un tema al mes que trate sobre los asuntos que se pueden hablar en estos círculos de mujeres. Estos los incluiré en una nueva sesión que renombraré con el título: «Carpa Roja», reemplazando así el de menstruación.
Así que aún no le des la espalda a este tema. Al menos hasta que entiendas de qué va. Tal vez, al igual que yo, descubras que puede serte de interés y que realmente puede ser una gran ayuda para tu vida.

¿Qué es una Carpa Roja?

Hace muchos años las Carpas Rojas eran utilizadas por los pueblos nativos americanos como lugares sagrados donde las mujeres durante su ciclo menstrual se reunían y compartían con las mujeres mayores de su tribu. Ellas a su vez transmitían conocimiento y toda aquella sabiduría que hemos ignorado hoy en día sobre nuestra sexualidad, nuestra sangre y todo lo que emana de nuestro útero.
La Carpa Roja es un espacio donde se transmite conocimiento respecto al cuidado del cuerpo, la sexualidad, la reproducción, la menstruación, las relaciones de pareja y las relaciones con nosotras mismas.
En este espacio se busca una conexión con nuestro cuerpo, con nuestros ancestros femeninos y con el proceso de aceptación que tanto necesitamos para entender que somos mujeres cíclicas, femeninas y con unos periodos que van mucho más allá de la menstruación.
Durante este tiempo la mujer era venerada por su conexión con la tierra y con el cosmos. Gracias, precisamente, a lo que hoy muchas de nosotras detesta y muchas no quieren experimentar. Sus ciclos y sus cambios.
Por eso en las Carpas Rojas se intenta volver a conectar a las mujeres, con esa parte tan suya, tan propia, profunda y tan mágica que hemos olvidado cuando dejamos atrás la sabiduría de grandes mujeres del pasado y damos paso a la influencia de los miedos, la ignorancia y la decidía que hacen que hoy en día, muchas, no amemos nuestro cuerpo, odiemos nuestros procesos menstruales y nuestros ciclos.
En conclusión, una Carpa Roja no es otra cosa que un espacio para buscar la libertad. Para enfocarnos en nosotras, para compartir con otras mujeres sobre nuestros miedos, nuestros hallazgos y sobre todo lo que nos han ocultado o no hemos aprendido aún de aquellas mujeres de nuestra familia.

[piopialo vcboxed=»1″]Una Carpa Roja es un espacio para ser mujer y aprender de otras[/piopialo]

¿Para qué sirve una Carpa Roja?

Creo que esta respuesta ha quedado clara en los párrafos anteriores. Así y todo, te haré un corto resumen:
Una Carpa Roja sirve como espacio sagrado donde compartimos nuestra sabiduría, nuestras dudas y nuestros miedos con otras mujeres. Mujeres que al igual que nosotras han pasado por un proceso que les ha ayudado, o que les está ayudando, a encontrarse y sobre todo a manejar y aceptar esa naturaleza cíclica y femenina.
Así, que en otras palabras, la Carpa Roja sirve como un conversatorio. Un lugar de confianza donde puedes ser y hacer lo que te nazca, pero sobre todo lo que te ayude a encontrar y perdonar tu parte femenina.

¿En qué puede ayudarme asistir a una Carpa Roja?

Así creas que tu vida es perfecta y que no tienes problemas para aceptar tu parte femenina y cíclica. Puedo decirte, según mi propia experiencia, que de alguna manera debes sanar algo de tu sexo.
Ya sea por ti o por tus ancestros femeninos. Porque lamentablemente tenemos una dura carga en nuestro árbol ginecológico y es importante empezar a curar ese árbol para que las futuras generaciones no tengan los problemas de aceptación y entrega que en algún momento hemos tenido nosotras.
Así que una Carpa Roja puede ayudarte a entender mejor tu proceso como mujer, a entender tu ciclo, a comprender que tu cuerpo es tu templo, que no estás sola con tus dudas y tus miedo, que puedes encontrar apoyo en un grupo de mujeres que son iguales que tú.

[piopialo vcboxed=»1″]Una Carpa Roja es una maravilloso espacio para ser mujer[/piopialo]

¿Qué se habla en una Carpa Roja?

En una Carpa Roja se habla de todo. Desde la relación que tenemos con nuestro cuerpo, nuestros genitales, nuestras expresiones, nuestra sexualidad y las relaciones de pareja y con otras mujeres; hasta cómo ha sido el trato con nuestra madre, hermanas, primas, amigas y hombres en cuanto a la sexualidad y nuestro cuerpo.
Se pueden llegar a temas muy profundos. Como traumas causados por abusos, maltratos o malas relaciones, a situaciones graciosas como nuestro primer beso, primera relación sexual, así como lo que sentimos por ciertas partes de nuestra anatomía y por las personas del otro sexo.
La verdad son espacios muy interesantes, entretenidos y llenos de mucha magia y luz. [piopialo]Un espacio para ser sinceras y sobre todo honestas con nosotras mismas.[/piopialo]

¿Quiénes pueden participar en una Carpa Roja?

Las Carpas Rojas son para mujeres, exclusivamente. Pueden ser desde niñas hasta mujeres de edad avanzada. Pueden ser madres o no. Tener útero o no, estar sanas o enfermas, con discapacidad física o no.
Son espacios para las mujeres en general. No hay exclusión por género, preferencia sexual, religión o gustos.
Es un espacio donde se dejan los prejuicios a un lado y se contempla al ser femenino como un núcleo, como un circulo sólido y compacto.

¿Realmente puede ser algo bueno para mi asistir a una Carpa Roja?

Creo que es útil y bueno para todas las mujeres. Altas, bajas, rubias, negras, grandes o chicas, casadas, solteras viudas, ancianas o niñas. Es un espacio bueno para compartir experiencias, para preguntar, para expresar miedos, inseguridades y sobre todo para ayudar a otras, para escuchar y ser escuchada.
Porque aunque estés mal, con tu experiencia de vida siempre podrás ayudar a otra mujer. Darle ejemplo, darle una razón o motivo para seguir.
No imaginas el poder que tienes, así creas que tu vida es simple, insignificante, sencilla o muy especial. Siempre tendrás algo que ofrecer, algo que dar y sobre todo algo que recibir de un grupo de mujeres que se reúnen en una Carpa Roja a compartir y a seguir aprendiendo y reconociendo su poder como mujer.
Como puedes ver, este tipo de espacios es ideal y sobre todo refleja muy bien lo que he querido hacer con este blog. Un espacio donde no solamente Hablamos de Sexo sino que compartimos experiencias, nos empoderarnos de nuestro cuerpo y de nuestro rol de mujeres que va mucho más allá de aportar hijos al mundo.
Esto es lo que quiero hacer, a lo que quiero llegar. Estoy segura que con estas Carpas Rojas se pueden hacer grandes cosas. Por eso te invito a que estés donde estés busques estos espacios. Compartas con otras mujeres, enriquécete con sus experiencias y enriquece con las tuyas sus vidas.

[piopialo vcboxed=»1″]Comparte tu experiencia, porque eso nunca está de más y siempre será un gran aliciente para todas[/piopialo]

¿Has tenido experiencias en los círculos de mujeres en las Carpas Rojas? ¿Te gustaría participar de una Carpa Roja? ¿Crees que una Carpa Roja sería una buena experiencia para ti?

Por Diana Garcés

Me encanta escribir sobre mis experiencias y las dudas que tengo con respecto a mi sexualidad y las relaciones. Por ello he creado este espacio para hablar y compartir contigo lo que vivo y aprendo.

20 respuestas a «Carpa Roja: Un lugar para la mujer cíclica»

Vaya, entiendo que es como una especie de club, esta muy bien estos lugares de mujeres donde se toquen estos temas que son aun tabú en algunas sociedades. No sabia de su existencia y creo que eso no existe por acá en España….pero siendo como soy quizás me de un poco de vergüenza…o quizás no, jejejjee.

Guapa en España sí que existen, de hecho la primera vez que fui a un círculo de mujeres fue en España, por allá en el 2012, así que busca bien y abre los ojos porque encontrarás más de uno. Eso sí, cuando cojas confianza empezarás a dejar la vergüenza a un lado 🙂

Hola Diana!
Oye pues la idea de la carpa roja es genial, creo que el simple echo de expresar y desahogarte, compartir la experiencia es gratificante, el tema de la sexualidad es muy interesante, a veces complejo para aquellos que tienes tabúes arraigados, es difícil aun el tiempo que vivimos compartir las experiencias, claro cuando no existe una carpa roja cerca de donde vives, pero el expresar alegrías e inquietudes siempre sera un alivio.
Sin duda es una bella experiencia.

Lidia es así, son espacios maravilloso, también los hay virtuales, que es el que estoy convocando para que tengamos un espacio para hablar y compartir de manera privada y sobre todo llena de amor y amistad entre mujeres de diferentes partes del mundo, porque lo cierto es que son espacios llenos de vida y magia 🙂

Nunca había escuchado hablar de las carpas rojas, pero pienso que es fabuloso. Creo que hace bien hablar de todo, aunque por supuesto, siempre está también el derecho a la intimidad, y habrá temas que afecten a otra persona, y no se quieran mencionar. De todas formas, lo que si veo correctísimo y muy, muy interesante, es el debatir con otras mujeres temas que tenemos dentro de nosotras y que quedan un poco en el tintero por tabú, o por otra razón.
Me ha encantado tu entrada. Muchísimas gracias por ella. Seguiré atenta 🙂

Me ha parecido muy interesante, siempre pude hablar de casi todo con mi madre y amigas pero esto es otro punto de vista, otro enfoque, y todo que sea para enriquecernos como personas pero sobre todo como mujeres me parece bien. Eso sí no había leído nada sobre este término y no me consta que en España se utilice. Un beso

Hola Diana, la verdad desconocía de este tipo de actividades, no he escuchado de una iniciativa similar en mi ciudad que por cierto la sociedad limeña es un poco conservadora, tendría que averiguar si es que se realizan reuniones similares, de todos modos ha sido un post interesante, gracias por enseñar cómo es que funciona y los beneficios que conlleva asistir a una carpa roja.

No conocía la existencia de estos sitios. Me parece que están muy bien, porque aún hay muchos tabús que romper. Siempre he hablado libremente de temas femeninos y he encontrado reticencias incluso en mis propias amigas, que sentían que ciertos temas tenían que quedar en la intimidad y no compartirlos con nadie. ¡Craso error!. ¡Un besote Diana!

Que experiencia tan maravillosa la que tuviste que haber vivido, aunque no sabia que existia este tipo de cosas para mujeres, es algo que de seguro se pasara muy bien al compartir experiencias con otras personas.

nunca habia escuchado el término de carpa roja, pero gracias a tí ya aprendí algo nuevo, por supuesto que si iría a una, soy de esas chicas que detesta su menstruación porque para mi siempre es muy doloroso y me pone muy mal, creo que podría obtener algunos buenos comentarios y consejos de otras personas que pasan lo mismo que yo 😀

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Hablando de Sexo. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.