Bolas chinas para mujeres
|

Bolas chinas para mujeres: fortalecimiento del suelo pélvico

El suelo pélvico empieza a tomar relevancia en nuestra vida después de los 40 años pero, ¿por qué?

Resulta que nos damos cuenta de él porque el ginecologo nos lo recomienda después de haber tenido un hijo, empezamos a tener fugas de orina, no aguantamos la caca tanto como antes, o porque el sexo se vuelve una rutina agotadora para nuestras zonas bajas.

¿Por qué esperamos tanto? 

Porque no nos educan sobre la importancia de esta zona, porque hay que estar enferma para darnos cuenta de la importancia de fortalecer el suelo pélvico.

Es triste, pero es una realidad.

Por lo cual, hoy quiero hablarte de la importancia de fortalecer el suelo pélvico para ganar en resistencia, en flexibilidad, en aguante e incluso en placer. Y para ello podemos utilizar muchas cosas, incluyendo las bolas chinas que resultan ser una buena herramienta con la cual podemos contar.

Pero primero, vamos por partes.

¿Qué partes componen el suelo pélvico?

Para responder a esta pregunta, te tengo a una invitada muy querida para mí. Ella es María Eugenia García Fisioterapeuta colombiana que lleva años trabajando en el fortalecimiento del suelo pélvico y que tuve el gusto de entrevistar hace algunos años. 

Más o menos en el minuto 3:00 del video que verás a continuación, ella nos cuenta qué partes componen el suelo pélvico con una maqueta y todo.

Recomendación: mira todo el vídeo porque está buenísimo.

Una vez tengamos claro, las partes que componen el suelo pélvico, debemos hacer otro ejercicio y es reconocer esas partes en nosotras mismas. 

Porque nada me gano con ver el vídeo, las maquetas que muestra e incluso ver el suelo pélvico en libros o imágenes, cuando no sé cómo es el mío.

Así que súper importante, darle una buena mirada y reconocer cada partecita y ver qué tal es. Para ello, solamente debes mirarte frente a un espejo y empezar a marcar las partes que vas reconociendo 😉

¿Cómo funcionan las bolas chinas y cómo pueden ayudarme con mi suelo pélvico?

Las bolas chinas, como su nombre lo indica, son una bolas que tienen la particularidad de tener una bolita de peso dentro de sí mismas. Estas bolitas tienen una consistencia y un tamaño. Lo ideal es elegir unas, no muy pesadas, si estás iniciando con estos ejercicios. A medida que vas cogiendo confianza y fuerza en esta zona, podrás ir subiendo el peso.

Las bolas chinas normalmente vienen de a dos. Sin embargo, en el mercado  también las hay de una en una. Si nunca has utilizado las bolas chinas, te recomendaría empezar con una sola bolita de un tamaño menor. Para que no te de miedo meterte las dos de una. Ya te digo que a mí al principio me costó y me dio mucho miedo. Por eso, te recomendaría empezar con una sola, pero eso depende de cada una de nosotras, de qué tanto conoces tu cuerpo y de cómo te sientas metiendote cosas dentro.

Así que no te vayas a ir de “avanzada” cuando quizás al principio lo mejor es empezar con una y no con dos.

Comprar bolas chinas

Obviamente tendrás que comprar bolas chinas si quieres utilizarlas para fortalecer tu suelo pélvico. Dónde conseguirlas y cómo comprarlas te lo cuento a continuación:

Lo ideal sería comprar bolas chinas en un sex shop. Sí, ya lo sé, te da vergüenza entrar a una de estas tiendas y comprar cosas. Pues te tengo el truco.

Pásate con una amiga o con tu pareja por una sex shop, solo a ver. Te das una vuelta, observas y miras las opciones que hay. Con esto te das una idea del material, la textura, el peso y si te da mucha pena comprar allí, luego llegas a casa y las compras por Internet. No pasa nada. También es cierto que en algunas farmacias ya las están vendiendo, solo es observar.

Sin embargo, que tu pudor no sea un impedimento para que te hagas con tus bolas chinas y empieces a hacer ejercicios.

Ahora bien, cómo vamos a hacer ejercicios con las bolas chinas.

Ejercicios con las bolas chinas

Hay muchos ejercicios y cosas que puedes hacer con las bolas chinas puestas. Yo te daré un par de ideas, pero ya sabes, el mejor laboratorio para experimentar es tu cuerpo. Así que no tengas miedo de hacer cosas con él. Eso sí, ve con cuidado 🙂

Uno de los ejercicios que se pueden hacer es simplemente ponerte las bolas chinas y hacer tu vida normal durante un rato. No exageres con el tiempo en que te pones las bolas chinas. Una media hora está perfecto. Lo ideal sería de 10 a 15 minutos al principio y luego subir a 30 minutos como máximo.

Recomendación: observar tu cuerpo. Si sientes molestía dolor o fastidio, quitarte las bolas y descansar durante el día o un par de días si lo ves necesario. 

Puedes hacer una ronda de ejercicios, como por ejemplo: una semana y otra de descanso y así ir intercalando al menos por tres meses, e ir probando.

Para hacer esta primera toma de contacto, lo que puedes hacer es que después de la ducha, te la pones. Quizás necesites utilizar lubricante, o quizás no, pero tendrás que escuchar tu cuerpo en ese momento. 

Luego haces algunas actividades en casa y después del tiempo marcado te las quitas con mucho cuidado. Lávalas bien antes de guardarlas y no utilices químicos ni nada raro para limpiarlas. Con agua es suficiente. 

Algunas personas hacen ejercicio con ellas o salen a caminar o limpian la casa, por ejemplo. Recomendación aquí, nada de actividades pesadas, porque queremos fortalecer el suelo pélvico no joderlo 🙂

Hay personas que se ponen las bolas chinas para hacer los ejercicios de Kegel, que consisten en respirar y contraer la zona baja. 

Hay muchas maneras de hacerlo, te recomiendo que le des una mirada a este vídeo para que te des una idea de algunos ejercicios básicos que puedes hacer.

Espero que te animes a utilizar las bolas chinas, la verdad que son un gran invento y nos ayuda mucho en ese fortalecimiento, pero sobre todo a tomar conciencia de esa parte tan importante para nosotras.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.