las malas experiencias
|

Emociones y sentimientos: ¿Las malas experiencias nos marcan realmente?

¿Las malas experiencias nos marcan realmente?

Es la pregunta que tengo cuando seguimos hablando de emociones y sentimientos.

Los momentos que nos marcan en la vida, experiencias malas o buenas que vivimos y que forman parte de nuestro ser y lo harán por siempre.

Hay que recordarlos para identificar lo que nos enseñan y cómo nos ayudan a seguir adelante.

Porque hay momentos que marcan nuestra vida.

Algunos los vivimos con tal intensidad que pasa el tiempo y aún los recordamos. A veces, lo recordamos con dolor, con alegría, con entusiasmo, con sorpresa, con rabia, con amor…

Otras veces, simplemente los hemos borrado, hemos pasado página y no queremos o podemos ni siquiera pensar en ello.

¿Hasta qué punto es bueno olvidar lo que nos pasa?

Es cierto que vivir del pasado, o en el pasado, no es saludable para nadie. Sin embargo, hay situaciones que vivimos, que de alguna manera nos marcan y se convierten en una parte nuestra.

Son momentos que pasados unos años, aún podemos visualizar como si estuvieran ocurriendo de nuevo.

Pero hay otra cara de la moneda.

Donde tenemos aquellos momentos que olvidamos, o no queremos recordar.

Normalmente porque no fueron positivos, porque entrarían en la categoría de “malos momentos”.

Por esa razón intentamos olvidarlos completamente.

O a veces ni siquiera lo intentamos, simplemente los olvidamos, porque la mente es así de maravillosa y ella (o nosotros sin darnos cuenta) nos protege.

La gran pregunta es:

¿Las malas experiencias es mejor recordarlas o no?

Tras mucho análisis y retrospección al respecto.

Creo que para poder avanzar en nuestra evolución, para poder seguir sin odios; sin miedo; sin reproches y sin cargas, lo mejor es recordar todo.

Hasta las malas experiencias. Incluso las dolorosas que hemos vivido.

Porque gracias a ellas, de alguna manera aprendimos y estamos dónde estamos y somos quienes somos.

Hay personas que han decidido olvidar los abusos que vivieron de pequeños, porque esto hace que sea, para ellos, más fácil vivir el presente.

Sin embargo, no se dan cuenta que los dolores que tienen, el odio hacia algo o alguien, o simplemente el no poder sentir placer o dar placer, amor, alegría en ciertas situaciones y otro sin número de emociones, se deba justo a ese trauma.

El no aceptarlo, el no reconocerlo y el no procesarlo, hace que vivamos pegados del pasado, que vivamos con temor de afrontar lo que eso nos hizo cuando éramos o estábamos vulnerables.

Recordar no es lo mismo que revivir. Tampoco es igual a ser masoquista, ni es odiar siempre nuestra vulnerabilidad.  

Recordar es llegar al punto de poder perdonar a quien abuso de nosotras y sobre todo a nosotras mismas.

Es ver el pasado con amor y no con odio y es vivir un presente y un futuro sin tanta carga en el equipaje.

Esto no es una cosa sencilla, lo sé, lo vivo.

Yo también sufrí abusos, yo también tomé malas decisiones, yo también he olvidado cosas de mi infancia, adolescencia que fueron difíciles y que han generado de alguna manera un trauma en mi.

Pero he decidido trabajar en el perdón de mi pasado y en la reconciliación conmigo y con aquellas personas que abusaron de su poder y por ende abusaron de mi vulnerabilidad e inocencia.

El mejor camino para tener un presente sin cargas es mirar el pasado, es reconciliarte con él y es aprender a mirar atrás sin temor, sin odio y sobre todo sin reproches ni culpas.

Te animo a que lo intentes, te animo a que busques esa reconciliación y hoy tengas una vida un poco más liviana y sobre todo con menos carga.

Cada situación que vivimos es difícil.

Ninguna será igual a otra por muchas razones, pero una cosa es cierta, está en tus manos decidir qué quieres hacer y cómo vas a afrontar tu vida de ahora en adelante.

Yo lo he hecho, ¿me ha costado conseguirlo? cada día.

Esto no es algo que se diga, se haga y listo.

Requiere mucha voluntad, encontrar motivos para perdonar y sobre todo tener claro que esto no es por la otra persona, es por ti y para ti.

Así que elige bien, elige sabiamente y sobre todo date la oportunidad para recordar, reconciliarte y sobre todo perdonar sin reproches.

¿Cómo te va a ti con el perdón? ¿Crees que las malas experiencias nos marcan realmente?


Este tema lo empecé a escribir hace como 4 años.

Lo he desarrollado mucho más en mi taller: Al Encuentro de tu Sexualidad y me ha sorprendido saber la de rechazo y dolor que ha generado.

Porque no estamos todas listas para mirar el pasado con otros ojos, pero en algún momento debemos hacerlo.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

50 comentarios

  1. Pedazo de tema has elegido hoy Diana. Verás, no se si lo que voy a compartir aquí contigo puede ayudarte o ayudar a otras personas, pero utilizando el verbo ENTENDER yo consigo llegar al perdón más fácilmente.
    Cuando alguien ha hecho algo que me ha roto en pedazos, sea familiar o amigo, intento una vez se ha pasado la primera fase de dolor o ira infinitas jajaja intento entender el por qué? Analizo, medito, rumio, y al final entiendo, y una vez que entiendo me resulta muchísimo más fácil perdonar. No es fácil este proceso, pero con la práctica se mejora, y si consigues Entender, no te es necesario olvidar, porque cuando vuelva a tu mente ese momento doloroso, el Entendimiento al que llegaste vendrá a tu mente y bajará el grado de dolor.
    Esta es mi forma de gestionarlo. 😉
    Millones de gracias por tratar este tema con tanta sabiduría Diana.
    Un abrazo

    1. Gracias a ti guapa, la verdad es que muchas veces olvidamos lo importante que es entender al otro, ponernos en sus zapatos, porque no siempre lo hacemos y a veces con simplemente hacerlo logramos un gran cambio en nosotras y en la otra persona 🙂

  2. Diana que tema tan hermoso y necesario. Por supuesto que es importante recordarlo todo, pero no para afectarnos sino para limpiarnos, para sanar todas esas malas decisiones que tomamos en el pasado, para limpiar nuestro cuerpo de las huellas de cada mano que lo tocó, y que en muchos casos lo permitimos y en otros casos no, pero que de igual forma fuimos corresponsables aunque todavía preferimos seguir en el papel de víctima que tanto daño nos hace.
    En este momento de mi vida me encuentro haciendo una reconciliación con mi útero y mis órganos reproductores, sanándolos precisamente de estos recuerdos dolorosos y liberándolo de aquellos recuerdos que, aunque buenos, ya nada tienen que ver con mi maravilloso presente, y he conseguido en YouTube un mantra preciosísimo que recomiendo a tus lectoras para que se propongan la hermosa tarea de sanar sus partes intimas y abrirse al placer, aquí te coloco el enlace https://www.youtube.com/watch?v=TWUd8Ep4bbs&t=46s
    Un abrazo.

    1. Gracias guapa, me encanta, yo hice hace unos años un taller de sanación de útero y de hecho eso fue lo que me ayudó a reconciliarme con mi menstruación y a que hoy tenga una relación mucho más sana y positiva precisamente con ella 🙂 Gracias preciosa 🙂

  3. Las malas experiencias deben ser un aprendizaje, perdonar lo mejor para uno mismo, eso nos evita que nos de bilis, olvidar lo malo es lo mejor, recordar lo bueno, lo no tan bueno es mejor dejarlo en el rincón del olvido, igual tengo como el chic para olvidar todo.

  4. Las malas experienciencias hay que recordarlas para no olvidarlas y sobretodo para aprender, para no repetirlas. Yo las recuerdo y cada vez duelen menos pero no se olvidan, no hay que tener miedo al pasado.

  5. Uff por donde empiezo. A mi las malas experiencias me marcaron pero positivamente porque aprendi a valorar lo bueno y cortar de raíz todo eso que me hace daño. Me dije no mas cosas toxicas en mi vida. Mis hijos y mi esposo son mi familia y el que nos quiera debe aceptarnos tal y cual somos. Aprendi a no intentar ser otra solo por el que diran

  6. Creo que para vivir de una forma feliz y en paz es básico estar en paz también con tu pasado. Es muy importante reconciliarte con tu pasado, aceptar lo que te tocó vivir, aceptar el dolor o tus errores, para poder mirar hacia atrás y entender que gracias a todo lo vivido aprendiste muchísimo y te convertiste en quien eres ahora. Lo ideal es agradecer todo lo vivido, aunque ya se que no es fácil hacerlo. No es una tarea sencilla perdonar a quien te ha hecho daño, pero si no perdonas cargas tu con ese odio, ese dolor y si perdonas te liberas de ello. Hay que perdonar por una misma, no por la otra persona.
    Un gran post Diana que nos ayuda a reflexionar.

  7. Hola nena, vaya tema has seleccionado, en cuanto a relaciones de pareja las primeras experiencias malas o buenas, con las que tenemos contacto es con la relación que llevan nuestros padres, ya que de ahí tomamos una referencia del tipo de relaciones que establecemos. Por otro lado, al tener las propias experiencias, vamos adquiriendo un nuevo enfoque que puede ir desde la venganza, la victimes o la del aprendizaje; y eso ya depende de cada uno de nosotros y del rol que seleccionemos, que puede ser de víctima de las circunstancias, de victimario por lo que nos hicieron, o el de crecer y madurar conforme los que vamos viviendo.
    Yo puedo decir que en lo personal he vivido relaciones destructivas, relaciones pasionales y otras superficiales, pero todas y cada una de ellas me han permitido aprender y decidir cual es el tipo de relación que quiero hoy en mi vida y que gracias a todo lo vivido, hoy tengo una relación que me hace sentir plena.

    1. Guapa, gracias por tu comentario, la verdad nos aportas gran valor con él. Lo cierto es que nos vamos formando según las experiencias que vamos viviendo y para ello lo que nos queda es trabajar mucho y ser conscientes de nuestras emociones, algo que no es nada sencillo a la final 🙂

  8. Hola guapa!
    Me ha encantado tu post!
    Por decir que me siento muy identificada. Hace tiempo bueno en realidad sigo experimentado sentimientos que nunca había tenido hasta ahora. Y me asusta mucho, esa persona me gusta o eso creo. Pero estoy haciendo todo lo contrario a lo que siempre he dicho yo nunca sentiré algo por una persona así, pero no puedo evitarlo. Se que no me conviene es la primera vez que siento algo y se que al ser la primera termine mal o bien pues me marcara.

    1. Guapa, no necesariamente tiene porque pasar algo malo o marcarte de nuevo o tener una mala experiencia. Puede pasar cosas buenas también. Abrirte a alguien nuevo es una experiencia que da miedo, pero que también te ayuda a crecer un montón 😀

  9. Hola 🙂
    Vamos acumulando y claro vamos guardando y olvidando… tambien sea en parte por nuestra personalidad y la forma en que afrontamos las situaciones por comodidad por conveniencia por paz.
    Es mejor como dices enfrentar y no borrar… es un gran trabajo, aceptar ser lastimados o lastimar no es agradable al «juicio» del deber ser…
    Aceptar que ciertas cosas sucederán y a veces seran desagradables es un trabajo bieeeen grande… decidir pasar pagina sin resolver o pasar pagina consientes.

    1. Guapa, es un trabajo nada sencillo, pero bien que merece la pena hacerlo. Revolcarnos siempre nos ayudará a enfrentarnos a nuestras emociones y seguir adelante con otra mentalidad y siendo otras personas 🙂

  10. wow Diana, que gran tema, muy profundo!. Si, yo coincido contigo en que no podemos negar nuestro pasado y tratar de olvidar porque las cosas están ahí, lo queramos o no. Aquí creo que el perdón es básico, es un trabajo necesario, no es fácil desde luego pero muy liberador. Entiendo que mucha gente no esté preparada para hacer este trabajo o necesite mucha ayuda para lograrlo pero desde luego merece la pena. Muchas gracias por tu entrada!

    1. Gracias a ti guapa, la verdad que no es un trabajo sencillo y merece mucho la pena intentarlo y sobre todo empezar al menos con ello, porque tomar conciencia también nos ayuda mucho a entendernos a nosotras mismas 🙂

  11. El tropecé de nuevo con la misma piedra no vale, para atrás ni para tomar impulso dicen por aquí… La verdad es que he tenido la suerte de crecer en una familia que me dio las herramientas necesarias para saber discernir, desde muy temprana edad, entre lo bueno y lo malo y de esto, con qué debía quedarme. En mi vida, al igual que en la de todos los seres humanos he vivido momentos felices, momentos malos y momentos que me han enseñado mucho pero, nada que sea tan negativo como para no traerlo al presente y aplicar la sabiduría que los años me han ido proporcionando.
    Perdonar, es la base de la vida, por lo menos de la mía, no se puede crecer a partir del odio, de la mala leche que vas atiborrando en el corazón porque las nubes, nunca te permitirán ver el sol que se esconde detrás de ellas, así es que sí. Errar, equivocarse, pelearse, temer, etc, etc, etc son parte de ese crecimiento que todos tenemos que afrontar, unos antes y otros después.

  12. Hola Diana, me gusto tu post, me dejas reflexionando como siempre. Yo creo que para bien o para mal una experiencia desafortunada de marca. Porque de ella puedes aprender y seguir adelante o porque como todo humano, tristemente esa cicatriz te duele y dolerá.
    Gracias por tu publicación

  13. Lo suyo, al menos para mí, es recordar y sanar el recuerdo. Así puedes procurar no repetir algunos daños. Algunos somos tan masoquistas de pasar siempre la lengua por el diente cariado hasta que sentimos la chispa de dolor… Je. Y nos acostumbramos, y de repente no duele. Y ya podemos ir a curarnos, porque le perdimos el miedo al dolor.
    La parte buena de las reconciliaciones, diría yo que está en que ni siquiera tiene que ser un acto real y en presencia de la persona que abusó de nosotros. Podemos escoger perdonar, estar en paz, soltar los lazos o arrancarlos si es lo que toca y avanzar. Y ya podemos empezar a toquetear la herida para conocer el dolor y sanarlo. 🙂

    1. Muy buena relación Sergio, la verdad es que no es necesario perdonar personalmente, lo importante es la intención que le pongas a ese momento y situación y cómo tu vivas a partir de ahora. Que no es fácil, pero que merece mucho la pena que sea en paz y perdonando para vivir un poco más plenamente 🙂

  14. Yo creo que es un tema delicado, yo en lo personal mi infancia esta casi bloqueada por completo y no recuerdo si habrá pasado algo malo con migo o no, y me daría miedo saberlo.
    Cercanamente un familiar sufrió una violación y la recuerda. Siempre con rabia. Ha tratado de ir al psicólogo pero no le ha ido bien así que lo dejo. Y así quedo. Es un tema muy grande porque nadie reacciona igual, y a vecea nos es mas difícil que a otros

    1. Claro que no guapa, estos temas cada quien los maneja como puede, no es sencillo perdonar un abuso y seguir adelante, pero si realmente queremos estar bien con nosotros mismos,algo tenemos que hacer porque vivir con odio, rabia o rencor no es el mejor camino a la final :/

  15. De lo malo se aprende mucho más. La malas experiencias nos templan y nos hacen mas fuertes. Yo las tuve, pero sigo creyendo en la bondad dels er humano. Saludos.

  16. Es difícil sanar algunas heridas y lo digo por experiencia propia, pero no es imposible. Los abusos no se olvidan, pero como dices hay que superarlos y recordarlos sin revivirlos. Excelente tema, gracias por tus consejos.

  17. Desde luego que las experiencias nos marcan para bien o para mal, creo que nosotros decidimos que hacer con esas experiencias sean buenas o malas, si recrearnos en ellas y aprender de ellas o usarlas en momentos determinados para conseguir la motivación que necesitamos. El cerebro es un arma muy poderosa de nosotros depende sacarle el partido necesario para ser feliz y conseguir nuestros propósitos de vida, bss

    1. Guapa, es verdad aprender a utilizar las emociones según la necesidad que se tenga, eso sí que sería un lujo y un buen uso de ese trabajo que uno haga de autoconocimiento y aceptación 🙂

  18. Hola guapa, no sé si llevo peor lo de perdonar o lo de olvidar aunque tampoco he tenido tantas malas experiencias como para acumularlas y perder mi tiempo pensando en ellas. No obstante haberlas aylas y ahí están, sufrí en su momento y al cabo de los años y con el paso del tiempo pienso en ellas de otra forma, como experiencias que me han llevado hasta donde estoy hoy y poco más, tengo demasiadas preocupaciones en mi día a día como para perder el tiempo con cosas del pasado. Muaks

  19. ¡Hola, Di! 🙂
    Creo que las malas experiencias me han marcado pero no han impedido que siga con vida ni luchar por mis sueños. Creo que no se trata de no recordarlas sino de superarlas poco a poco y no dejar que nos amargue el camino. Además, creo cuando tenemos una mala época, nos volvemos más sensibles y más empáticos con los demás. Y eso siempre es bueno.
    Un besito, guapa! 🙂

  20. Yo personalmente prefiero no estar hurgando en el pasado, creo que después de todo el proceso que trae cada mala experiencia si ya está superada lo mejor es mandarla al olvido por salud mental y seguir adelante.

  21. Soy de las que pienso que al final el pasado son un cúmulo de experiencias, tanto las cosas buenas o malas ya se han dado, sólo queda sacar lo mejor de lo vivido y hacer que el día a día tenga un sentido para nosotros. No podemos vivir siempre mirando hacia atrás sólo para hacerte daño.

    1. Guapa es verdad que no debemos vivir mirando atrás todo el tiempo, pero a veces no hacerlo nos hace más daño que mirarlo … Es una cosa curiosa que a cada uno le llegará cuando le llegue 🙂

  22. Hola Diana,
    buen articulo para empezar a valorar nuestra existencia, y sobre todo porque las experiencias malas siempre dejan algo bueno en nosotros, fortaleza, es verdad que en su momento nos llena de odio, rencor, molestia pero las cosas malas nos suceden siempre que la zona de confort se excede, tal vez se escuche algo extraño pero cuando confías demasiado y no valoras tu presencia ante la situación esto se vuelve un abuso creando un conflicto (lo comento de acuerdo a mi perspectiva y experiencia) lo mejor es estar atento ante todo pero sobre todo seguir adelante.
    Hay una frase que dice » No hay mal que dure 100 años ni nadie que los aguante »
    Saludos.

  23. Diana como estas !!
    Ayudame con algo que me pasa …
    Por que siento tantos sentimientos pot alguien dondo no huvo nada !!
    Hace unos meses conoci a una persona .. En dominons pizza era mi jefe .
    Con el tiempo senti la necesidad de estar siempre con ella ..estar al lado de ella y ayudarle en lo mas que pudiera ..
    Llege a ser muy detallista con ella y se que le gustaba que fuera asi con ella ..
    Pero en su vida tambien tenia mucho pretendientes ..
    Con el tiempo a ella la cambiaron de zona y deje de verla y lloraba todo los dias ..
    Queria decirle que la amaba con todas mis fuerzas …
    Y no entendia por que !!
    Por que sentia eso tan grande …
    Nos dejamos de hablar por cosas de la vida …
    Pasaron 10 mese donde se que un hombre como yo tenia la disponibilidad de tener mujer a mi lado cuando quisiera ..
    Lo digo por mi carrera musical…
    Diana te juro yo hable con ella ayer ..
    Le escribi por que me sentia triste..
    Y en tan solo 15 minutos ..
    Sentia ese amor inepicable eso sentimiento donde no me hayo …
    Tengo mucho miedo diana sentir esto y ser rechazado ..
    Si fuera asi diana que me rechaze …
    Por que por que siento este cariño , amor , de todo por ella ..
    Dame concejo por fa ….

    1. Hola Michael, bueno, el amor no se puede controlar. Es algo que simplemente se siente. Sin embargo, lo que sí puedes controlar es el cómo lo gestionas y lo vives. Te recomendaría revisar qué pasa realmente en ti, porque no es normal tener estos sentimientos tan fuertes por alguien que no conoces y segundo, si te rechaza, debes tener presente que no es a ti, es a la propuesta que haces, y ahí hay una gran diferencia.
      Si quieres hablar conmigo, tengo una propuesta de acompañamiento. Estaría encantada de escucharte: http://hablandodesexo.com/sesiones-de-acompanamiento