Categorías
Blog de Hablando de Sexo Cosas de pareja

Cómo hacer para que la rutina no mate tu relación

Siempre he escuchado decir que la rutina es la principal causa de que una relación se acabe.

Es la excusa que la mayoría da cuando consigue un amante, dice mentiras a su pareja o busca aventuras.

Todo esto principalmente porque estamos hasta la coronilla de la monotonía que nos genera convivir con alguien.

Y yo me pregunto, y te pregunto: ¿En serio son tan malas las rutinas?

Será más bien que nosotros estamos haciendo algo mal, y convirtiendo la rutina en una excusa para escapar de una relación que nos asfixia por otro motivo que no somos capaces de reconocer.

Las rutinas y el porqué nos cansamos de ellas es algo que nos viene desde pequeños.

Nos aburrimos si siempre hacemos y vemos lo mismo día tras día, semana tras semana, mes tras mes.

Nos pasa mientras esperamos, cuando estamos en reuniones con amigos o familia o cuando las cosas no salen como deseamos.

Siendo así ¿por qué no nos iba a pasar conviviendo en pareja?

El aburrimiento y la rutina están tan pegadas una a la otra que son como hermanas gemelas.

Para algunos, la monotonía les aburre tanto en diferentes contextos que para ti pueden ser momentos entretenidos o enriquecedores.

Somos diferentes y es por ello que puedes asumir muy bien la rutina o tal vez no. Según tus experiencias.

Por ello lo primero que vamos a hacer es definir conceptos y saber qué piensas tú y qué creencias tienes al respecto.

Se esta manera partiremos de un punto en común y podremos hacer algo al respecto 🙂

Definiendo qué es la rutina

Empezaremos definiendo el término rutina. Según la RAE significa:

Costumbre o hábito adquirido de hacer las cosas por mera práctica y de manera más o menos automática.»

  • Costumbre: «Manera habitual de actuar o comportarse.»
  • Hábito: «Modo especial de proceder o conducirse adquirido por repetición de actos iguales o semejantes, u originado por tendencias instintivas.»

¿Has escuchado de personas que hablan de lo importante que es tener buenos hábitos en la vida, y lo importante que es crear la costumbre de hacer ciertas cosas como ejercicio para dejar la pereza y que sea una constante en tu vida?

Entonces, si algunos lo recomiendan y te hablan de las ventajas y de lo bueno que es el hábito.

¿Por qué cuando hablamos de rutina en las relaciones nos quedamos con la parte mala?

Terminamos asociando la rutina a la parte repetitiva y aburrida. Esa que nos hace desear salir de la relación, buscar aventuras, o meterte constantemente en páginas buscando algo diferente.

Soy del pensar que las parejas creamos nuestras rutinas y estás son normales, sanas y necesarias para tener una buena y sana relación.

El asunto está en buscar alternativas que se acomoden a la realidad que estás viviendo como pareja, porque todos cambiamos, incluso cuando vivimos con alguien y es importante estar atento a esos cambios y aceptar que es normal y que como pareja también debemos evolucionar.

Consejos para que la rutina no mate tu relación

Sé honesta con tus gustos

No trates de hacer cosas que no te gustan solamente por quedar bien y pasar por una chica enrollada.

Resulta que si no te van los vídeo juegos o no te gusta ir de cervezas cada fin de semana, deberías decirlo con honestidad.

Al decirlo, también deberías compartir lo que sí te gusta hacer en pareja como ir a cine, karaokes, tener noches de juegos en casa. No sé, cosas que te diviertan y que puedas compartir con tu pareja o con amigos.

Es importante tener hobbies juntos, pero no necesariamente todo lo deben hacer juntos.

El vivir en pareja no significa que no tengan privacidad, ni individualidad para hacer cosas y disfrutar con amigos diferentes.

Esto es importante tenerlo claro porque tendemos a irnos a los extremos cuando hablamos de relaciones, y es ahí cuando perdemos el foco.

En el tema de gustos también es importante tener claro y compartir lo que te gusta a nivel sexual.

Hoy en día está muy de moda eso de las parejas libres o relaciones abiertas. Si crees que tu relación requiere un cambio de estos, es importante plantearlo y compartirlo desde la honestidad.

La buena comunicación te ayudará mucho a la hora de definir y decir lo que deseas en tu relación.

Busca cosas en común

Si ya tienes claro lo que te gusta, también deberás tener claro qué de esas cosas te gusta hacerlas con tu pareja y cuáles no.

No pasa nada porque quieras ir a clases de baile sola o busques grupos de debate donde tu pareja no participe.

El querer hacer cosas por tu cuenta no es algo malo y no dañará la relación. No tiene porqué hacerlo.

Sin embargo, no olvides que es importante hacer cosas juntos también.
Cosas que vayan más allá de solucionar los problemas, hacer la compra o ir a reuniones de trabajo o familia.

Debes buscar afinidades y gustos similares y tener un día a la semana o al mes para disfrutar los dos haciendo algo que les guste mucho, y que disfruten en pareja.

Deja de ver la rutina como algo malo

Este debería ser el primer punto porque lo primero que debemos hacer es cambiar creencias que limitan nuestra vida, y que hace que vivamos las cosas de una manera carente de sentido, muchas veces.

Si nos han enseñado toda la vida que la rutina es mala, que hacer siempre lo mismo acaba cualquier relación, es normal pensar y creer que si caemos en la rutina y la comodidad de estar en pareja, eso pueda hacer que la relación se acabe.

Gracias a la falsa creencia de que la monotonía todo lo daña.

Sin embargo, y aquí voy a sacar mis años de experiencia viviendo en pareja, te diré que la rutina no acaba una relación.

La complicidad que se consigue cuando estás a gusto viviendo con alguien no es la razón por la cual las relaciones se acaban.

Lo que mata una relación es la desidia, la pereza, la falta de pasión, el no querer hacer nada, el no compartir, el alejarse, la no comunicación.

Esa parte de dar todo por sentado y esperar que las cosas funcionen, porque es lo que debe ser.

Cuando estamos tan cómodos que nos olvidamos en ser detallistas, cariñosos, apasionados y aventureros, es cuando las relaciones empiezan a cojear.

Sentirse cómodo no es algo malo. La rutina no es algo malo.

Estar acostumbrado a tu pareja y disfrutar de la compañía y camaradería que da la confianza y la buena vibra que generan juntos, es lo mejor del mundo.

Así que la próxima vez que pienses o te digan que la rutina está matando tu relación, párate y evalúa si más bien eres tú quien no está haciendo nada y permite que algo tan natural y tan deseado sea lo que esté acabando con algo tan bonito que podrías estar construyendo.

No te comas el coco buscando estrategias y soluciones sacadas de manuales o revistas de belleza.

Nadie mejor que tú sabe lo que tu relación necesita. Arriésgate un poco.

Atrévete a dar el paso, a tener un mejor diálogo, a buscar la aventura, pero sobre todo haz de la rutina tu aliada y descubrirás que la relación puede ser todo lo que deseas y mucho más cuando hay confianza, seguridad y buen rollo.

¿Cómo haces para que la rutina no mate tu relación?

Por Diana Garcés

Me encanta escribir sobre mis experiencias y las dudas que tengo con respecto a mi sexualidad y las relaciones. Por ello he creado este espacio para hablar y compartir contigo lo que vivo y aprendo.

24 respuestas a «Cómo hacer para que la rutina no mate tu relación»

Hola, me a gustado esta entrada, ya que tengo mi pareja y aveces siento que estoy cansada de todo, no niego que aveces me siento aburrida en mi relación, pero gracias a esta información cambiaré mi manera de pensar y ponerme manos a la obra para salir de la rutina.

Hola Diana!
La relaciones siempre llegan a ser un poco aburridas cuando nosotros decidimos que lo sean, no hay culpables, solo circunstancias y bueno para no enfadarnos de la relación o aburrirnos de lo mismo vale la pena darle un giro con algo divertido recordar un poco esa chispa con la que decidimos estar juntos y cuando falte energía recordar porque es que decidimos tener la relación y animarnos a que esta sea única e irrepetible.
Paso a paso pero juntos de lo contrario cada quien su camino.

ZuniReds tal cual, hay que intentarlo como dices, empezar poco a poco pero sobre todo no olvidar que estamos juntos por algo que va más allá de nosotros y merece mucho la pena rescatar lo que se empezó en su momento 🙂

La rutina es algo inevitable con la convivencia, lo importante es hacer diferentes cosas en el día para que la monotonía no haga estragos, al estar ocupados hace que el estar con la pareja no sea tan terrible pues cada uno tendrá algo diferente que contar de su día a día.

Ummm nunca había pensado en eso de que convertimos la rutina en una excusa para romper una relación en la que no estamos bien… creo que de los mejores consejos que nos podías dar es el de se honesta con nuestros propios gustos, yo soy partidaria de que no debemos hacerlo todo juntos, o sea, yo necesito mi espacio también donde hacer lo que a mi me viene bien, que acostumbra a ser leer! pero es cierto que a partir de ahora dejaré de ver la rutina como algo malo!

Hola Resi, muchas gracias por tu comentario, la verdad es que todo en la vida es una experiencia y puede ser tan buena o mala como nosotros decidamos. Así que me alegra saber que este post te ha hecho reflexionar sobre el tema. Un abrazo 🙂

Una pareja debe pasar tiempo juntos pero el pasar 24 horas lo mata o al menos hay personas que no pueden. Supongo que en una relación una de las dos personas debe ceder ya que el consensuar no siempre es posible del todo… para depende quien. Yo creo que el pasar tanto tiempo con esa persona hace que mas quieras estar con ella.

Lara compartir con la pareja tanto tiempo es una gran prueba de amor, tolerancia y respeto, es posible tener relaciones así, es posible amarse y no matarse a cada hora. Pero se requiere mucho trabajo por parte de ambos, respeto y amor 🙂

Hola.
Interesante entrada. Sin duda hay que reinventarse en todo momento y no permitir que la rutina se interponga.
Me gusto todo lo que comentaste en el post.
Besos

Hola Diana!!! De nuevo estoy bastante de acuerdo contigo porque la rutina bien llevada creo hábitos saludables y buenas costumbres que sustentan nuestra vida y nos dan más tiempo para lego salir de esa rutina y hacer cosas diferentes. Creo que cuando una pareja necesita estar todo el rato haciendo cosas divertidas y diferentes es que algo falla porque la base de una relación sana es algo más profundo que buscar sie pre la novedad, bss

Hola Diana, me ha gustado tu post porque de alguna manera me ha cambiado la perspectiva de lo que para mi era la rutina, tienes razón en que no debemos dar todo por sentado y que a veces hay que tomar la iniciativa para ver ese cambio que tanto anhelamos en nuestra relación.

Hola, estoy de acuerdo con tus consejos y con lo de no temer a la rutina, dejar de verla como algo malo porque también puede ser positivo. Yo llevo 9 años con mi pareja (desde los 18) y tenemos tanto rutina como novedad, una relación se sustenta en ambas cosas. Un saludo

Val, así lo creo yo, por eso comparto estas ideas locas que se me pasan por la cabeza. Que al fin y al cabo lo que hacen es demostrarme que no estoy sola y eso es genial. Gracias por tu comentario preciosa y por compartirnos un poquito de tu experiencia 🙂

yo creo que mas bien es el descuido a la otra persona, centrarnos en la rutina del trabajo o los hijos y hacer aun lado la relación, si se tuviese la rutina de salir juntos o tener tiempo para ambos se fortaleceria

Ufff guapa, es que no podemos olvidarnos de la pareja cuando estamos con hijos. Y muchas veces el bienestar de los hijos y el apego hacia ellos hace que olvidemos al otro y eso acaba cualquier relación a la final. Muchas gracias por tu comentario bella. Un abrazo 🙂

Qué buena reflexión nos has traído. Comparto tu punto de vista que somos nosotros y no la rutina los que podemos acabar con la relación. Al final, está en nuestra decisión qué hacemos con ella, cómo la mejoramos o la tomamos. También me gustaron tus trucos para no caer en ella, ponerle un poco de pasión ayuda siempre! Un abrazo

Hola Diana!!! La verdad es que tu post me encanto!!! Con tu permiso comparto el post je je
La confianza y el respeto para mi es el pilar fundamental de la relación! A veces me agobio de la rutina pero la verdad es que es el día a día… muy pocas veces puedo hacer algun cambio je je pero siempre intentamos hacer algo diferente!!! Cada uno tiene que tener su espacio…y por supuesto compartirlo todo!!! Un besitooooooooo

Gracias guapa, claro que puedes compartirlo, me hace mucha ilusión que lo digas y lo hagas. Sobre tu comentario, puede que no podamos hacer cosas diferentes todos los días, pero pequeñas cosas generan grandes cambios, ya lo verás. A seguir así y luchando por no dejar que nada, que tu no quieras, arruine tu relación y menos aún que sea a manos de la pereza o la desidia 🙂 Saludos,

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Hablando de Sexo. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.