Categorías
Blog de Hablando de Sexo Nuestro Cuerpo

Realmente eres menos o te sientes menos

Eres menos

Realmente eres menos o te sientes menos, he estado pensando en esto porque ¿a veces no te pasa que te sientes una persona muy estúpida al lado de tu pareja?
Puede ser porque sea muy perfecto en su forma de vestir y tu sientas que estas todo el tiempo desaliñada. O tal vez sea su forma de expresarse, con palabras tan bonitas y sofisticadas que tu a duras penas puedes comprender.
En ocasiones puede ser porque su familia es adinerada y tu vienes de una familia humilde. También puede ser por los lugares que frecuenta o por los amigos que tiene.


En fin, hay muchas razones por las cuales puedas sentirte menos de lo que eres cuando estás al lado de tu pareja. 
Todo esto puede hacer que llegue un momento de la relación, donde tu pareja, sus amigos o su familia, sin querer, te hagan sentir que te hace falta estudio, cultura o simplemente ser un poquito mejor persona para estar con él.

Mi experiencia

Les confieso que durante una época yo me sentí así y en varias de las relaciones que he tenido.
Con uno fue tanto así que yo pensaba que a él le daba vergüenza presentarme a sus padres.
Los conocí años después cuando ya éramos amigos y no novios, pero creo que a la final era más vergüenza mía que cosa de él.
En otra relación, la cual fue una relación muy larga, pasé por muchas etapas.
Al principio no me sentía «muy digna» de estar con mi pareja. Me daba mucho temor decir o hacer algo que pudiera hacerlo sentir mal o que su familia (o él) pensara que era una tonta recién salida del pueblo. Cosa que así era 🙂
A veces en mi presente y aunque ya lo he superado de muchas maneras, por momentos vuelvo a sentirme así.
Sin embargo, hay una gran diferencia y es que ahora no me importa, porque he aprendido a quererme y a aceptarme como soy. Con mis palabras salidas de contexto, con mi humor negro y con mi sentido de la vida.
Si a él o a su familia no le gusta, pues es problema de ellos, no mío. Al fin y al cabo así soy yo, y no voy a cambiar por ellos, así como espero que ellos no cambien por mí.

Reflexión del día

Tal vez nunca te has sentido así, lo cual me parece genial, porque no es algo bueno sentirse menos que nadie, vulnerable y fuera de contexto.
Por eso la reflexión que hago el día de hoy es para decirte que no permitas que el amor que sientes por una persona te haga sentir menos, te haga cambiar.
Así que ten en cuenta lo siguiente:

1. Es normal sentir en algún momento que no somos dignos de estar con alguien.

No te asuste cuando te pase. Creo que muchas personas lo han llegado a sentir o por el contrario pueden sentirse que son demasiado para su pareja.
El asunto está en cómo lo vas a asumir.
En si vas a dejar que eso afecte o no tu relación y sobre todo tu esencia como persona. Si por agradar y por estar a su nivel vas a cambiar quien eres, lo que piensas, lo que crees, lo que sientes.
Ahí creo que es necesario evaluar tu amor propio, el cual no debe, ni debería estar por debajo de lo que sientes por tu pareja. Así que piensa muy bien sobre ello.
No olvides que primero yo, segundo yo y tercero yo…
Egoísta puede sonar, pero nunca pongas a nadie por encima de tu amor propio, porque luego vienen los debería, los tendría, los hubiera podido… y eso carcome el alma y no te deja ser feliz.

2. Nadie, ni tu pareja, tus padres, tus hijos, amigos o conocidos deberían decirte como ser.

Así que no permitas que te manipulen para moldearte de una forma que no te llama la atención ser. Una que realmente no se identifica con quien eres.
Es verdad que el sentirnos aceptados en una familia, en un grupo de amigos, en una relación de pareja es importante para todos.
En muchas ocasiones es de vital importancia y es algo que todos soñamos y queremos.
Sin embargo, que ese deseo no se convierta en una obsesión y que esa obsesión no se convierta luego en ser algo que no eres por complacer a otros. 
No olvides que es tu vida, nadie la va a vivir por ti. Así que el que sea una vida dramática, llena de dolor, tristeza, vacío y pesares o por el contrario llena de satisfacción, alegría, amor, esperanza es algo que solamente tu podrás elegir, sobre todo cuando sepas qué es lo que quieres de la vida y de las personas que están a tu alrededor.

Para finalizar las recomendaciones:

Mi recomendación es que seas honesta, clara y sobre todo no permitas que otros dominen tu vida con sus palabras, sus acciones y la forma en que te tratan.
No cambies tu esencia por agradar a otros, a la final terminarás perdida, sin identidad y no sabiendo quien eres realmente. Para finalizar:

1. Acéptate

De esto ya he estado hablando en otros artículos y seguiré hablando en los próximos. Es necesario que no tengas miedo de tus sentimientos, de tus ideas y de expresarlos abiertamente.
No sientas vergüenza, ni te preocupes por el qué dirán, recuerda que tú eres un ser hermoso, digno de amar y ser amado, pero es importante que antes de amar te conozcas y te aceptes, porque eso ayudará a que seas más segura de ti misma, que sepas lo que quieres.
Recuerda que todo empieza primero en uno, así que aprende a aceptarte tal como eres y quiérete mucho.

2. Cuida lo que piensas y dices

Aquí te invito a que cuides la manera en que te expresas, en que dices lo que piensas de ti misma.
Esas preocupaciones, miedos y sentimientos de inferioridad a veces no son fundamentados y lo único que hacen es hacernos pensar mal de nosotras mismas.
Dudar, desconfiar de nuestras capacidades nos hace afirmar cosas que no son ciertas. En caso de que no lo sepas, las palabra dichas son muy poderosa y por eso es importante que aprendas a expresarte mejor. Por ejemplo deja de decir:

  • «Que fea estoy hoy» mejor di: «Hoy estoy menos guapa que de costumbre»
  • «Que inútil que soy» mejor di: «A veces soy poco productiva, aunque soy brillante»

Recuerda que puedes hacer mucho cambiando tus pensamientos negativos y que nadie debería tener el poder de hacerte sentir menos, a no ser que tú se lo permitas.

3. Alégrate y celebra las cosas buenas que pasan en tu vida

Disfruta de tus logros, de las cosas que haces bien y que te apasionan. Esto es algo que debes hacer cada día, por más pequeños e insignificantes que creas que son, siéntete orgullosa de ellos.
Y también celebra los logros de las personas que quieres. Brinda por sus éxitos y deja la envidia y los malos pensamientos a un lado.
No olvides el punto anterior, el cual aplica no solamente para decirte cosas positivas a ti misma, sino también para decírselas a otros.
Si empiezas a decirle cosas positivas a otras personas, notarás el cambio en tu actitud y en tu vida, descubrirás que el sol de veras brilla para todo el mundo y que por más días oscuros que vivas, siempre al final encontrarás la luz.
En definitiva, aprender a aceptarse es un paso importante en la vida. No hay nadie perfecto en el mundo, así que no pretendas serlo.
Disfruta de quien eres, de tus defectos y cualidades y sobre todo busca la manera de ser feliz.

Para finalizar ¿Qué tal si me cuentas si alguna vez te has sentido de esta manera y qué has hecho para salir de ese círculo vicioso?

Por Diana Garcés

Me encanta escribir sobre mis experiencias y las dudas que tengo con respecto a mi sexualidad y las relaciones. Por ello he creado este espacio para hablar y compartir contigo lo que vivo y aprendo.

28 respuestas a «Realmente eres menos o te sientes menos»

Realmente he tenido la suerte de tener un compañero de vida con el que me siento plena y que en ningún momento me hace sentir inferior o que no soy merecedora de él.
Doy gracias por ser dos personas iguales que comparten una vida y haber encontrado a alguien con el que puedo ser yo misma, tal y como soy. No podría ser de otra forma.
Desde pequeñita he sido siempre muy independiente y no podría estar con alguien que no me dejara ser yo misma, ni por supuesto, no podría estar con alguien que no fuera tal como es.
Pero gracias por tu artículo, porque está bien reforzar estos pensamiento y celebrar lo que tenemos. Hoy en el día de mi aniversario estoy feliz de estar con mi pareja y quería compartirlo con el mundo.

Hola, creo que es la historia de muchas chicas, te sientes menos estando con una pareja que no te sabe valorar, que es machista o alguna otra razón, pero es como dicen nadie tiene el derecho a hacerte sentir menos si tú no lo permites, está en nosotros permitir ese que ese sentimiento sobrepase nuestra vida, a mí no me ha pasado hasta el momento pero sí tengo amigos cercanos quienes han pasado por esto.

Marah, tú lo has dicho, nadie debería tener ese poder, sin embargo lo terminamos dando a veces sin querer. por eso es tan importante rodearse de las personas correctas y trabajar cada día nuestro amor propio. Así estas cosas pasarían menos 🙂 Un abrazo guapa y gracias por tu comentario 🙂

Hola Diana,
ciertamente nunca he tenido esa sensación en la que «te sientes menos». Creo que como bien has apuntado, muchas veces es más una percepción que algo real que nos transmite esa pareja.
Y si es real que una pareja te hace de menos, a mi parecer, no te valora como persona y no te lleva a buen puerto.
Siento que las comparaciones entre miembros de la pareja no deben hacerse, cada uno es bueno en alguna cosa y todos hacemos las cosas lo mejor que podemos, con las herramientas de las que disponemos.
Gracias por este artículo para la reflexión.
Un abrazo.
Séfora.

Gracias a ti preciosa por compartirnos tu punto de vista. La verdad es que una relación donde te compares, esperes y siempre te sientas menos… Es una relación que terminará mal e incluso que podrá joderse en algún momento por esa sensación que nada aporta ni a tu vida, ni a tu relación 🙂

Hola Diana! La verdad que en muchas ocasiones me he sentido de tal forma, ese mal sentimiento es algo en el que todos caemos alguna vez o algunas veces en esta vida, y se da más justo cuando las cosas ya sea en el trabajo en la vida familiar no están yendo de la mejor manera que digamos.
Como vos lo dices amarnos a nosotros primero es muy importante a medida que tengamos ese gran afecto por como somos seremos mucho más capaces de salir de esos pensamientos mucho más rápido.
Gracias por compartir este post con este tema que invita a reflexionar sobre nuestro amor propio.
Abrazos!

Vaya tema sensible has tocado, la autoestíma, vista de manera personal en el como te concibes, cómo te ves, que quieres ver de ti, es tan importante, pues muchas veces olvidamos que somos nosotros quienes nos damos el valor, no los demás, dejamos que los demás nos valores por la incapacidad de autovalorarnos, de saber de lo que realmente somos capaces y de permitir que ese demonio interno de la inseguridad, el miedo y el no creernos «perfectos» o «aceptados» será lo que mas haga daño a nuestra propia percepción.

Hola Diana!
Yo parto de la base que existen diferencias entre las personas, pero no desde el punto de vista de la discriminación, sino de la grandiosa variedad. QUé suerte! Si no, creo que todo sería muy aburrido.
Pero ser diferentes no quiere decir desmerecer al otro. Todo lo contrario, si uno desmerece a otra persona por ser diferente, de quién es el problema?
Entiendo que pueda ser algo doloroso, pero el tema es estar bien plantado y si recibimos algún tipo de menosprecio grasa de foca. Que resbale…
Abrazo

Qué dicho tan curioso: «grasa de foca… » me encanta. La verdad es que mucho nos toca hacer para trabajar nuestro amor propio y no permitir que este tipo de cosas nos afecten al punto de dañar nuestra autoestima. Gracias guapa por mostrarnos otra cara de esta idea 🙂

Hola Diana yo también he pasado por situaciones así con algunas parejas. Unas veces te sientes menos por cosas más imaginarías que reales, y otras porque los demás nos hacen sentir así. Pero yo creo que cuando uno se quiere y se valora, uno va aprendiendo a dejar de escuchar los comentarios de afuera y prestarle más atención a los de adentro, y esos son los que más importan. La concepción que nosotros tenemos de nosotros mismos.

He tenido la experiencia de conocer algunas personas por fuera de parejas sentimentales que para incrementar su autoestima o verse mejor valorados frente a otros me han minimizado hasta ofender. Y me ha dolido claro. Pero no lograron convercerme porque en realidad nadie es tan perfecto o imperfecto.
Y la constante búsqueda de nutrir el conocimiento infinito, te hace adquirir la certeza.
Tu manera de ser es solo una variante más, en la pluralidad de éste mundo. Y solo debes encontrar a quien transite la vida en sintonía. O pueda aceptar desde el amor y respecto las individualidades del otro. Y sus maneras de felicidad que pueden concordar.
Recuerda que como recalco A. Eintein, tan acertadamente:
«Todos somos ignorantes, solamente que no todos ignoramos las mismas cosas».
Saludos cordiales. 🙂

Hola Diana,
Pues me has hecho pensar, porque es verdad que me he sentido a veces así en mi vida, sobre todo en mi pasado. Que mala compañera es la comparación a veces. Como si todos tuvieramos que ser iguales para ser dignos de estar con el otro, Cuando te sientes menos además condicionas mucho la forma en que te enfrentas con las situaciones de pareja. Es bueno que abras el tema abiertamente porque muchas veces lo vivimos en soledad, sintiéndonos tan raras, cuando en verdad creo que es algo de lo más común. Un saludo, Cristina

Hace mucho si me pasó algo así por motivos laborales con mis compañeros de trabajo, si todos hombres. Pero la vida al final creo que nos va guiando y hay que subir al tren que pasa. Yo por suerte y por desgracia, porque ese tren llevaba un poco de todo, me hizo aprender y hoy en día me quiero y eso es lo que me vale, nadie me va a hacer sentir inferior a nadie, porque nadie tampoco lo es para mi.
Espero que alguien se sienta identificada y puedas ayudarla, porque das muchos puntos claves.
B7s

Yo igual me sentí así, incluso cuando realizas ejercicios para describirse uno mismo es mucho más fácil reconocer nuestros aspectos negativos a los positivos, a veces somos más crueles con nosotros mismos. Cuesta un poco reconocer lo que valemos como persona, realmente todos somos importantes y especiales, no hay absolutamente nadie en el mundo igual a nosotros y aunque no tengamos las mismas aptitudes que los demás eso no nos hace menos, porque nosotros tenemos otras aptitudes que puede ellos no tengan. Lo importante es como dices enfocarnos a los logros y de esa manera poco a poco se puede erradicar el sentirse menos 🙂

Todo a la final se reduce al amor propio que tengas. No es fácil amarse, aceptarse y comprender que la vida es mucho más que aparentar o ser lo que no quieres… Y como dices, no somos menos que nadie, eso deberíamos tenerlo muy claro 🙂

Debo confesarte Diana que tengo pensado escribir un post sobre el merecimiento y esto implica precisamente este sentirte menos delante de alguien y específicamente delante de tu pareja, y es que a mí me pasa algo en particular porque mi esposo gana mucho dinero y yo no tanto, y esta situación muchas veces me hace sentir menos y el tema del dinero se ha vuelto algo con lo que tengo que trabajar seriamente, así que creo que el tema del dinero también es algo que te hace sentir con menos valía, lo estoy procesando y descubriendo, vamos a ver qué pasa. Un abrazo y gracias por compartir.

Guapa, me cuentas cuando tengas ese post, porque definitivamente vas a ayudar, como siempre a muchas personas. Al fin y al cabo, el tema del dinero es un tema tabú para muchas personas también. Así que mucho tenemos que aprender todas de esto 🙂

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Hablando de Sexo. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.