Categorías
Blog de Hablando de Sexo Nuestro Cuerpo

Creencias limitantes y cómo afectan nuestra vida

Las creencias limitantes forman parte de nuestra vida y en la sexualidad nos hacen un daño terrible.

Por esa razón tenemos que hacer algo para derrumbar las falsas creencias, normalizar la sexualidad, descubrir y aprender que todo puede ser maravilloso sin ser perfecto, que tener el control no siempre es el mejor camino y que nuestros pensamientos muchas veces nos juegan malas pasadas.

Yo, al igual que tú, durante mucho tiempo he tenido creencias limitantes con respecto al sexo.

Y he trabajado mucho y durante bastante tiempo tratando de eliminar dichas creencias y cambiarlas por algo que realmente se adapte a mi situación actual.

A lo que realmente creo y no lo que me han dicho o han inculcado desde la infancia.

No es sencillo, requiere primero que todo mucha fuerza de voluntad, querer cambiar y sobre todo tener claro que al hacerlo lo que ganarás será más confianza en ti misma, pero también abrir tu mente a otras formas de sentir y vivir el amor y tus relaciones.

Lo que te impide hacer algo y disfrutarlo, muchas veces, son tus propios pensamientos

Algunas de las creencias limitantes más comunes

Esperar el momento perfecto

Siempre pensamos que la persona “perfecta”, llegará cuando estemos preparadas, cuando nos amemos, nos aceptemos, nos conozcamos y sobre todo cuando sepamos realmente lo que queremos.

Esperamos ese momento perfecto. El día en que estemos listas, para recibir a la persona ideal.

Lo siento chicas, pero ese momento perfecto no existe.

No lo busques y si lo andas esperando, mal vamos porque no va a llegar.

Es verdad.

Porque no te darás cuenta si llega ya que estarás tan preocupada buscando la perfección que te olvidarás de lo realmente importante: fluir.

Deja de ser tan dura contigo misma, tan perfeccionista que eso lo único que hace es que te frustres y no sepas ver la magia de las cosas imperfectas.

Huye de las historias de amor perfectas, porque no existen realmente, y quien te coma el coco con ellas es porque vive en un mundo paralelo y luego el estrellazo será de alquilar balcón.

Ehhh que hay excepciones, y tampoco te digo que te vuelvas una cínica.

Simplemente que no seas ingenua y dejes de vivir la perfección o imperfección de este momento.

He conocido parejas “perfectas” a lo largo de mi vida de diferentes nacionalidades y en diferentes países, de esas que se enamoran a la primera y que todo es un cuento de hadas.

Y tú suspiras cuando te cuentan su historia y te maravillas de ver ese amor que tú piensas está tan inalcanzable.

Pero, ¿sabes algo? ninguna de estas parejas perfectas están juntas en este momento.

Tristemente debo decir que la mayoría se ha separado porque amaban una perfección que sentían al estar juntos.

Y que se puede vivir perfectamente los primeros años de relación, pero cuando empiezas a convivir, a ser tú misma, honesta e imperfecta, es cuando viene el batacazo.

Y sí, aprenderás un montón de la relación y de la vida, claro que sí, y eso es lo que te quedará a final de cuentas.

El tema es que pensabas que el momento perfecto había llegado.

Pero te olvidaste de algo muy importante y por eso luego viene el huir, el no comprometerte, el «no era lo que yo pensaba o necesitaba» ¿O tal vez no lo era yo para él?

A lo que voy es que las relaciones perfectas empiezan de maneras que no son tan perfectas y eso no lo encontrarás esperando el momento perfecto.

Si no me busca es porque ya no me desea o tiene otra

Las inseguridades son muy comunes en las relaciones de pareja, y es normal que muchas personas lleguen a la conclusión de que si su pareja tiene bajo deseo sexual es porque ya no la desea, o tiene otra que le da lo que tú ya no le das.

Sin embargo, lo cierto es que el deseo sexual puede bajar por muchos factores, entre ellos: trabajo, preocupaciones, estrés o simplemente porque están empezando una época de inapetencia y no porque no te quieran, no te deseen o estén con otra.

Es normal y no deberías armarte cuentos en la cabeza.

Si tienes dudas, pregunta y listo. Para eso tengo un grupo en Facebook genial que te ayudará no solamente a hacerte preguntas si no a contestar muchas de las que no te atreves a hacerte.

Habla con tu pareja de esas inquietudes.

Hablar de sexo es súper importante y más cuando te estás comiendo el coco con algo que puede ser tan simple como que sencillamente no tiene ganas.

Si le propongo algo diferente puede pensar que soy una XXX
¡Ay mujeres!, qué miedo tenemos de que piensen mal de nosotras las personas que amamos.

Tenemos tanto miedo al rechazo que preferimos guardarnos las ganas antes de dejar que vean que tenemos gustos extraños o diferentes.

O simplemente que nos gustaría que hiciera algo que nunca ha hecho y no estoy hablando de nalgadas, sexo anal, o sexo en grupo.

Estoy hablando de algo tan sencillo como que te masturbe o te toque o bese de cierta manera.

Somos tan “pudorosas” y castas que pensamos que si le decimos a nuestra pareja que nos haga algo que soñamos con experimentar va a pensar mal de nosotras y por ello nos callamos, aguantamos y a la final estamos frustradas y de mala leche.

¿Cómo no iba a ser así? Si nos aguantamos las ganas, y eso es lo peor que podemos hacer.

Los hombres nunca están dispuestos a escucharte

Hemos crecido pensando que los hombres solamente tienen una cosa en su cabeza cuando están con una mujer, y es llevarla a la cama.

Qué triste, porque no es así, o no tiene porque ser de esa manera.
Hay hombres que simplemente les gusta estar contigo, disfrutan de tu compañía y no siempre quieren sexo.

Ellos también saben escuchar, y muy bien.

 Son excelentes consejeros, pero como estamos tan metidas en el tema de “él nunca me entenderá” o “es que nunca me escucha”. 

Y lo que pasa realmente es que no nos gusta, o no nos sentimos cómodas con lo que tiene para decirnos.

Porque sencillamente no estamos preparadas para estar con un hombre que nos escuche realmente.

Tenemos miedo de lo que pueda decir y de que realmente nos vea como somos.

Lo siento amiga, muchas veces es así 😃

Si tengo un mal día, no puedo tener intimidad

Bueno, bueno. Nosotras somos las mejores sacando excusas para no tener sexo, cuando no queremos tenerlo.

Es verdad, no digas que no, somos campeonas y desde luego tener un mal día es sinónimo de no poder intimar.

Porque somos así de cerradas y aburridas cuando nos da la gana serlo. Cuando lo cierto es que lo mejor que podemos hacer. para sacar de nuestro sistema un mal día, es tener sexo.

No hay mejor remedio para los malos momentos que un buen polvo.

Nada te da más satisfacción, relajación y disfrute que tener sexo alucinante, de ese que te deja temblando todo el cuerpo.

Así que deja de sacar esta excusa, te estás perdiendo algo realmente bueno.

Por eso mi recomendación es que cuando tengas dolores de cabeza, cólicos menstruales, un mal día. El sexo (sola o acompañada) es el mejor remedio que existe.

Además, es natural y si tienes pareja, no te cuesta nada conseguirlo.

Eso sí, puede que te cueste un poco más concentrarte si has tenido un día de mierda, pero nada que un buen amante no logre conseguir 😉

Estas son solamente cinco creencias limitantes que he pensado esta semana hablando con un amigo.

Y que además, yo he padecido y superado en algún momento de mi vida.

¿Cómo te va a ti con el manejo de tus creencias limitantes? ¿Algún truco para compartir?

Por Diana Garcés

Me encanta escribir sobre mis experiencias y las dudas que tengo con respecto a mi sexualidad y las relaciones. Por ello he creado este espacio para hablar y compartir contigo lo que vivo y aprendo.

49 respuestas a «Creencias limitantes y cómo afectan nuestra vida»

Excelente publicación Diana, creo que son límites que nos han puesto desde pequeños, malamente por cuestiones generacionales, de género, estereotipos sin fundamento.

Te expresas de manera muy clara y, tengo que decirte que estoy de acuerdo y no estoy de acuerdo con lo que dices. En la vida no todo es tan blanco o negro ni todas las mujeres somos iguales, ni sentimos de la misma forma, ni razonamos, ni tenemos la misma sensibilidad. Puede que tu experiencia y de acuerdo a lo que conoces, te haga afirmar tajantamente que las parejas ideales no existen y que quien lo piense esta equivocado, pues yo soy un ejemplo de esas parejas que no existen y estoy muy orgullosa de eso. Mi romance con mi marido, es bastante poco convencional y aqui seguimos, tras 15 años de matrimonio, no digo igual que el primer dia porque seria mentir pero con las mismas inquietudes, con el mismo amor, con la misma relacion lo unico que ha cambiado, es que aumento la familia y que tenemos 15 años mas. Como ves, no todo es blanco o negro, ni todo es malo, no todas las parejas ideales se separan, como tampoco puedo afirmar, que dentro de 5 años decidamos ir cada uno por uno por su lado…, la vida y sobre todo, las relaciones de pareja, tienen de todo, altos y bajos lo importante es saber escucharse.
En relacion al sexo, si es cierto, hay muchas limitantes emocionales, de pensmientos, de ideologias, etc, etc, etc pero tal y como intentamos que se nos valore en un trabajo, por poner un ejemplo, de la misma manera se funciona en otros terrenos. Como he dicho antes, no todo es blanco o es negro, en algunos casos existe el termino medio y eso que yo misma, no soy de mucho aplicarlo.
Perdona las faltas de tildes, pero escribo con teclaso externo en la tablet y hoy, no ha querido ponerlas.

Guapa, estoy muy de acuerdo contigo, yo llevo con mi pareja 17 años, y sí creo que el amor verdadero existe y dura lo que tiene que durar a veces un par de horas y a veces más de una vida. Tampoco soy de ver las cosas blancas o negras, no era lo que quería expresar, aunque así ha quedado un poco, tendré que revisar cómo estoy transmitiendo el mensaje 🙂
Muchas gracias por compartirnos tu punto de vista, como siempre genial. Un abrazo 🙂

No hay mayor enemigo del avance que las creencias limitantes. Y lo peor es que los culpables de esas creencias somos nosotros mismos. Creo que esto se debería de trabajar desde la escuela para que no sucediera.

Hola!
Mi caso también es de una de esas parejas que no existen . Llevamos casi 18 años juntos y seguimos bien, con altibajos obviamente. En cuanto a las creencias limitantes estoy de acuerdo en todas salvo esa de la pareja. No sé si lo toques en el siguiente post pero para mí algo limitante han sido los estereotipos del contenido porno. No todas gemimos, ni nos lubricamos en automático, ni podemos comerla enterita como pasa en la mayoría de esos contenidos , ni n situaciones más . Saludos

Uhmmm guapa, no he pensado seguir con el tema pronto, pero tomo nota de tu sugerencia porque un tema que sí voy a tocar es el del porno y en cómo nos ha afectado nuestra percepción del sexo y los problemas que ha causa a muchas parejas o personas para relacionarse, porque lo que tu dices es verdad. Mucha gente pone demasiadas expectativas tras ver mucho porno y la realidad es una totalmente diferente. Muchas gracias guapa, me ha encantado tu comentario y haré algo, ya verás 🙂

Me encanta tu post
no existe el momeno perfecto, tene que surgr pero no podemos pensar que va a ser algo especial, sino surge por atracción, por deseo o por smplemente ganas de algo
Sobre los tios tienes razón, no toodos ven a una tia como lgo que lleavrse a la cama, porque en ocasones no hay atracción, simplemente amistad o una persona que conecta contigo de una forma tan especial…

Gracias Javier por dejar tu comentario. La verdad es que hay muchas, muchas creencias limitantes y es mucho lo que debemos hacer para irlas eliminando de alguna manera. No es sencillo, claro que no, pero debemos trabajar en ello cada día, poco a poco 😀

Totalmente identificada, me solía auto limitar en muchas cosas pero ahora que dejo fluir lo que se siente bien es maravilloso, se siente como libertad ❤

Bueno el tema de las ganas es un tema para analizar con cada persona, pues todos somos un mundo y lo ideal, antes de irte a buscar fuera sería ver qué falta dentro y cómo hacer para recuperarlo o para cambiar y hacer algo que vaya bien para todos los involucrados, creo yo 😀

Creo que también estoy en el grupo de las parejas que no existen, así que se me hace un poco difícil sentirme identificada con estas «limitantes». Con la que mas resueno es creer que un mal día tiene que significar falta de intimidad. Mi esposo es muy comprensivo y amoroso en este tipo de días pero si decido dejar todo a un lado siempre el compartir con el esos momentos hace que la situación mejore y nunca me arrepiento. En esa estamos de acuerdo 😉

Guapa, estupendo que tus creencias limitantes vayan en otra dirección. Creo que hay demasiadas y bien podemos encontrar algunas con las que nos sintamos identificadas y otras con las que no y descubrir cuáles no es un gran paso, uno más grande de lo que imaginas 🙂

Hola Diana, muchas veces influye mucho como hemos sido criados, pero cuando comienzas a descubrir el mundo por tu propia cuenta vas cambiando tu forma de ser y de pensar y tienes tus propios puntos de vista, en la vida y en el amor no existe la perfección o por lo menos no dura mucho tiempo esa idea que se tiene de perfección, tengo 17 años con mi pareja y para muchos somos una pareja perfecta pero lo que prima en nuestra relación es el respeto y la confianza el día que alguno de esos pilares se quiebre habrá llegado el fin de esa perfección.

Creo que tienes mucha razón en lo que pones. Muchas veces vamos idealizadas buscando lo que tanto nos han contado o dicho, lo que supuestamente esta bien, y nos olvidamos de lo que queremos. Con tal de lograr lo que tanto nos decimos nos olvidamos de en verdad observar y sentir si todo es adecuado. Yo antes era muy así, pero he ido cambiando y ahora me siento un poco más libre. Además mi elección de pareja ha sido perfecta y se que en muchas cosas nos complementamos y podemos hablar fácilmente 😀 Conciencia, paciencia y amor, creo que son claves 😀

Guapa, lo estás haciendo genial y seguro podrás construir la clase de relación que sueñas porque tienes claro lo que quieres y estás construyendo todo con bases sólidas, así que pa lante mujer y a seguir buscando esa libertad 🙂 Un abrazo 🙂

Hola Diana
He disfrutado leyéndote. Muy interesante el tema, ya que tener el valor de cuestionar e ir más allá de tus propias creencias (a veces fuertemente arraigadas) es el modo más certero que conozco hacia la verdadera libertad (que parte desde dentro).
Y, precisamente con el tema del sexo, hay mucho que trascender, por el condicionamiento social tan duro al que (el que más, el que menos) hemos sido sometidos.
Resueno especialmente con el punto de que idealizar es un gran obstáculo para vivir (doy fé de ello) y me ha sacado una sonrisa el punto de las excusas para no practicar sexo cuando hemos tenido un mal día. La verdad es que, si nos salimos de nuestra «cuadriculatura» mental, es un sistema 10 para cambiar el chip; eleva la energía en un momento y todo son ventajas! 🙂
Un placer pasarme por aquí.
Abrazos, bonita.

Cristina gracias guapa por tu comentario y por dejarte ver, me ha encantado esa palabra que dices: «cuadriculatura» jajaja me sonó súper se le puede sacar mucho juego 😀 Debemos empezar poco a poco y cambiar mentalidades, no es sencillo pero se puede conseguir a la final 😀

Hola Diana. Muy sabias palabras, sobre todo, cuando dices que no existe el momento perfecto o el ser perfecto. No debemos esperar que en esta vida todo sea perfecto, puesto que no existe o al menos así lo pienso yo también. Tampoco se trata de conformarnos con lo que hay, sino luchar por lo que queremos. Y totalmente de acuerdo también en el resto de puntos que has explicado.

Gracias Alicia por tu comentario y por pasarte por aquí. La verdad es que debemos trabajar mucho en esa falsa creencia de «todo perfecto» es un trabajo que para nada es fácil pero que bien manejado se puede conseguir. La perfección agota un montón 😀

Me ha parecido interesante lo que escribes, auqnue no estoy de acuerdo con algunas cosas, como por ejemplo, de ponerle excusas a mi pareja, no me incluyo ahí, simplemente si ese día no me apetece se lo digo. Mi pareja y yo llevamos casi 8 años y nos amamos muchísimo, obviamente no todas las parejas son iguales y por eso unas son «perfectas y otras no» en mi caso yo estoy supermerga ilusionada como el primer día con mi pareja, lo amo y para mi el perfecto en mi mundo. También quiero decir que para experimentar simplemente hay que hablarlo y no tener miedo la confianza lo es todo.

Silvia muy de acuerdo, la confianza y el hablar libremente con tu pareja es importante para que las relaciones no pierdan el encanto, sean maravillosas, tranquilas y como deben ser: perfectas según tu propio mundo 🙂

Hola! Diana, siempre que te leo me digo está mujer sabe lo que dice, aún soy joven tengo 20 y mi madre es muy conservadora respecto a estos temas, a mi edad deje de buscar lo perfecto y como dices dejarlo fluir pero los prejuicios de los padres a veces impiden todo esto (no estaría mal una entrada así, si es que aún no la tienes) y no me refiero fluir solo en lo sexual sino en las relaciones con una pareja, pero a veces es complicado.
Me gustó tu entrada me hizo pensar en las inseguridades (:8 pasa jaja) y en todo lo que conlleva que estas cosas no nos afecten.

Kyo gracias por tus palabras y por compartir tus pensamientos, no he realizado un post sobre el tema de la herencia que nos dejan nuestros padres con los prejuicios y miedos que también heredamos de ellos. Así que gracias por el consejo, pensaré en algo para escribir sobre esto. Un abrazo 🙂

Diana definitivamente las limitaciones no se encuentran en ninguna otra parte sino en nuestra mente, eso de esperar el momento perfecto o de esperar de los demás a partir de suposiciones, realmente que nos hace mucho daño, nunca tendremos ni la edad correcta ni las curvas perfectas para disfrutar de nuestra sexualidad, así que si nos ponemos a esperar a amarnos, a adelgazar, a que llegue el verano para broncearnos, o lo que sea, viviremos frustradas y sin disfrutar de la intimidad como nos lo merecemos. Este recorrido de 7 semanas de seguro está lleno de grandes conocimientos y descubrimiento, podremos vernos de frente a frente con nuestras limitaciones como punto de partida para este gran encuentro con tu sexualidad. Me alegro por este gran proyecto que emprendes este año, el cual desde ya le auguro los mejores resultados y éxitos.
Un abrazo.

Eli querida, muchas gracias por tus palabras y tus comentarios. La verdad es que estoy súper emocionada con este taller, será el primero de muchos, eso seguro. Vamos a ver qué pasa con este de momento a seguir pa´lante 🙂

Hay tantas y tantas cosas que nos meten en la cabeza a lo largo de nuestra vida que ciertamente cuesta pasar de ellas y ser nosotras mismas pero vamos, como siempre no puedo estar más de acuerdo contigo. Con mi pareja hemos pasado rachas de no tener ganas y no ha sido por nada sino por preocupaciones, también lo hemos hablado y ahí ha quedado el tema.. y otra cosa cierta es que el sexo alivia tensiones pero de verdad q a veces tras mil horas currando se hace realmente difícil ni ta siquiera planteárselo. Muakss

Vanesa es así, en temas de sexo no hay nada escrito y siempre que tú tengas claro lo que te va y cómo quieres manejarlo y disfrutarlo con tu pareja es lo mejor. La buena comunicación siempre será la llave a tu placer 🙂

Me encanta tu naturalidad al hablar de estos temas Diana. Tengo la sensación de que me estoy tomando un café contigo y que estamos hablando de estas cosas y tú compartes tus inquietudes y pensamientos y conocimientos. Me encanta de verdad… Estoy totalmente de acuerdo contigo que tenemos muchas limitaciones adquiridas por cultura, familia, religiones, etc… No hay nada cómo escucharte y comunicarte para que puedas disfrutar y hacer disfrutar.
Mil gracias!

Ana muchas gracias por tus palabras qué linda 🙂 Lo has resumido todo muy bien comunicarte, escucharte y saber cómo quieres vivir tu sexualidad sin estar dominado por tus miedos y creencias limitantes sería el mejor camino a seguir, pero eso sí, cada cual a su ritmo 🙂

Ay las creencias que nos limitan y nos impiden vivir la vida tal y como deseamos. Es una lástima pero es así, aunque está en nuestra mano cambiar las creencias, solamente es que es muy complicado y requiere de tiempo y paciencia. ¡Pero no es imposible!
Estoy totalmente de acuerdo en que no existen las relaciones perfectas y quien las busca se equivoca porque las personas se equivocan, tienen malos días, dicen cosas de las que luego se arrepienten, etc…somos humanos y esas cosas nos pasa, aunque esto no quiere decir que no podamos intentar mejorar.
Muy buen post que seguro ayuda a muchas mujeres a cambiar creencias
Un abrazo

Hola, Diana!
Me gusta mucho la naturalidad con la que hablas de estos temas.
Cuántas creencias nos vienen dadas desde niños por temas educativos y demás, cuando la sexualidad es algo que va con la naturaleza humana y «no humana».
Súper bien enfocado el post; antes de imaginar cosas o presuponer, mejor hablar y hablar, en éste y en cualquier tema; muchos problemas, su base real radica en la falta de comunicación.
Un abrazo, wapa!

Las creencias limitantes lo único que nos hacer, es sentirnos limitantes.
Yo antes tenía muchas creencias erróneas con el sexo, me limitada en creer que el sexo quien tiene que dar la iniciativa es el hombre, pues no.
Que placer es leerte e identificar cosas que me han pasado en mi vida.
Saludos.

Alexa gracias guapa por tus palabras, no sabes cuanto me alegran y lo bien que me hacen sentir. Seguiremos trabajando en eliminar estas creencias y en que todas podamos vivir y disfrutar nuestra sexualidad 😉

A veces somos nosotros mismos quienes nos ponemos barreras mentales, buscamos imperfecciones y no valoramos las cualidades, es necesario dejar de limitarnos, realmente es todo un proceso pero si dejáramos eso, podríamos disfrutar mucho mas de las relaciones.

Muy de acuerdo con tu comentario guapa, tenemos mucho trabajo que hacer cambiando esas limitaciones que tenemos y que nos creamos muchas veces. Como dices es un proceso y tenemos que empezar en algún momento 😀

Hola Diana!
Este artículo me ha requeteencantado!
Una recomendación que a mí me ayuda a plantearme las cosas de otra manera es cuestionarme la siguiente pregunta:
Si alguien me contara que ha hecho o pensado hacer lo que pasa por mi mente, ¿cómo lo interpretaría? ¿Qué pensaría de esa persona?
Como ya sabes, nosotras mismas siempre somos nuestro mayor enemigo y descontextualizar una situación en concreto o abordarla desde otra perspectiva puede ayudarnos a detectar posibles prejuicios o creencias que nos estén limitando.
Muchas felicidades por este post, es fantástico! En nada me tienes en tu taller! 🙂
Ali

Hey Ali, muchas gracias por tus palabras guapa, la verdad es que este tema tiene mucha chicha. Gracias por compartir tu reflexión y ese cuestionamiento tan interesante que te haces. Tenemos mucho que trabajar, es verdad, pero ahí vamos, lento pero seguro, eso sí 😀

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Hablando de Sexo. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.