Categorías
Blog de Hablando de Sexo Sobre hombres

Mitos sobre la sexualidad masculina en los tiempos actuales

La sexualidad masculina en los tiempos que corren tiene muchos mitos.

Porque los hombres, al igual que las mujeres, arrastran consigo muchos mitos y prejuicios referentes a su sexualidad.

Qe van desde la leyenda del tamaño del pene, hasta los falsos peligros asociados a la masturbación.

Hay mucha presión social para el hombre y su desempeño en la cama.

Y aunque han sido tachados durante muchos tiempo de simples o básicos, en cuanto al sexo.

La verdad es que los tiempos están cambiando y ellos, al igual que nosotras, están experimentando altibajos en su manera de vivir y disfrutar sus relaciones.

Por eso en este mes dedicado a los hombres he querido hablar de los mitos que he escuchado sobre la sexualidad masculina.

La idea con este artículo es que juntas ayudemos a nuestros chicos a ir eliminando esos prejuicios e ideas mal concebidas sobre su sexualidad.

Para que así aprenden a disfrutar más de su cuerpo.

Y sobre todo dejen de sentir tanta presión, que lo único que hace es limitarlos y limitar luego nuestra experiencia con ellos en la intimidad.

Estos son algunos de los mitos más comunes que podemos escuchar:

Los hombres siempre están dispuesto a tener sexo

No me digas que nunca has pensado o sentido como real esta afirmación.

Sea porque lo escuchaste en una charla con amigas o porque realmente creas, muy en el fondo, que eso es así.

¿Cómo es posible que un hombre no tenga ganas cuando estás desnuda en la cama con él?

Pues bien, ellos al igual que nosotras, no siempre están de humor para el sexo.

Así su pene se ponga erecto, así creas que está excitado, si él no quiere, no quiere y punto.

Parte de esta base ¿Si no quieres que a ti te obliguen cuando no quieres, por qué entonces lo vas a obligar a él?

Además, no te alarmes porque él no quiera tener sexo contigo en este momento.

Tal vez ha pasado un mal día, tal vez algo le preocupa, tal vez está estresado.

Incluso puede estar enfermo o se va a enfermar, quizás esté deprimido por algo.

No todos los hombres recurren al sexo para sentirse bien consigo mismos.

Algunos necesitan experimentar las emociones como son antes de enfrascarse en una aventura sexual.

Así que la próxima vez que escuches esta afirmación o que quieras obligar a tu pareja a tener sexo contigo aunque no quiera, alegando el hecho de que si no lo hace es porque ya no te desea.

Piensa que tal vez, en este momento preciso, él no quiere tener sexo por una razón diferente a ti.

En el sexo siempre son dos (a veces más) las personas que intervienen y todas deben estar animadas para ello.

Y sobre todo dar su consentimiento para tal intimidad.

No se vale presionar, chantajear o pordebajear al otro para tú conseguir el objetivo que te has planteado.

En las relaciones de pareja esto no es lo ideal.

Los hombres siempre quieren acostarse por placer

Según el psicólogo José Bustamante.

Antes los hombres tenían sexo por placer, pero se ha logrado demostrar que hay muchas otras razones detrás del deseo masculino.

Muchos buscan sexo para sentirse más queridos, para fomentar lazos en su relación, equilibrar carencias, si están frustrados, entre muchas otras razones.

Esto podría estar muy ligado al siguiente mito.

Porque los hombres están cambiando y más que acostarse por placer algunos buscan conexión y una verdadera relación donde compartir sentimientos y sueños.

Te recomiendo buscar un vídeo donde Jon Valdivia y Francisco Fortuño charlan sobre energías masculinas y femeninas, el rol del hombre en el siglo XXI, gestión emocional y mucho más.

Los hombres no deben expresar sus sentimientos

Esto se lo debemos a siglos de ocultar y negar nuestras emociones, más aún los hombres.

Porque «hombre que diga lo que siente, es mujer».

Qué afirmación más ridícula.

O si «lloras, eres una nena», ¿no te suena que a los chicos le dijeran esto cuando niños, desde sus propios padres, hasta amigos o profesores?

Gracias a frases como esas es que a los hombres les cuesta un poco más expresar sus sentimientos.

Y por ello muchos utilizan el sexo para sentir conexión y expresar allí lo que realmente sienten y no son capaz de decir con palabras.

El tema es que una pareja necesita saber lo que siente la otra persona.

Necesitamos comunicación, verbal, para saber cómo actuar y qué hacer en determinados escenarios, pero sobre todo porque es la base de toda buena relación.

Te recomiendo este artículo de Francisco de El Síndrome de la Mochila donde varios chicos.

Muchos de ellos conocidos del mundo de Internet, han compartido experiencias geniales sobre los desafíos de ser hombre.

Los hombres siempre se excitan apretando un botón

Esta afirmación da a entender que los hombres se excitan cuando se encuentra en una situación sexual; por tanto, si en una situación que socialmente se ha señalado como sexual no lo hace, es que es anormal o no funciona bien.

Todo esto es falso y erróneo completamente.

Un hombre podrá excitarse por muchas razones, pero también podrá no excitarse por aquellas que creemos «son las más habituales», porque resulta que no todos los hombres son iguales.

Así creamos que lo son, no es así.

Cada hombre es un mundo y su cuerpo y sexualidad es muy diferente uno de otro.

Así como a nosotras no nos excitan las mismas cosas que a nuestras amigas, a ellos tampoco les excita lo mismo que a todo el mundo.

Por eso se dice que cada que inicias una relación, debes empezar de cero, porque lo que te funcionó en el pasado, no significa que te va a funcionar en tu situación presente.

Todos somos básicos, pero a la final no todos somos iguales.

Cuando el hombre pierde su erección es porque no encuentra atractiva a su compañera.

Completamente falso.

Es normal que un hombre pierda la erección durante una relación sexual y esto se puede dar gracias a muchos factores y no necesariamente tiene que ver por no encontrar atractiva a su pareja o por tener un problema.

Según el sexólogo Juan Carlos Kusnetzoff, “el hombre adulto normal suele tener una insuficiencia eréctil cada 5 o 6 intentos de coito”. Agrego a esta afirmación, que no por ello el hombre tiene un problema o no es un verdadero hombre.

«El éxito del coito no es su responsabilidad, ni tampoco el fracaso es su culpa.»

Durante un encuentro sexual el hombre puede perder un poco la erección no porque no esté excitado, sino porque se entretuvo haciéndote sexo oral, jugando con tus pezones o acariciando tu cuerpo.

Durante todo ese tiempo él no va a permanecer con el pene completamente erecto y esto no quiere decir que su excitación haya bajado, simplemente que su cuerpo es inteligente y como no está en modo «penetración» su pene se calma.

Para que la erección vuelva a su «esplendor», solamente es tocarlo un poco, excitarlo y volverá a estar tan parado como al principio, porque la excitación en el cuerpo seguirá allí, durante todo el encuentro sexual. A no ser que sea un rápidito.

Así que si esto te pasa, sé comprensiva, pero sobre todo no le des duro ni te des látigo a ti por ello. Puede pasar, esta y muchas situaciones parecidas y ninguna de ellas tiene que ver directamente contigo.

El sexo requiere una buena erección (Cuanto mayor, mejor), por lo que el hombre que no la consiga no tiene capacidad y jamás será un compañero sexual adecuado

Sobre la afirmación, primero que todo ten presente que el pene no es el único que entra en juego en un encuentro sexual, por lo cual decir que si no hay una buena erección tu compañero no es el adecuado, es una tontería.

El sexo es mucho más que coito, podemos disfrutar de una relación sexual placentera y maravillosa sin que haya penetración alguna.

Así que esperar que tu compañero sexual sea adecuado porque tiene una «buena erección» es perderte la posibilidad de disfrutar del sexo de una manera completamente diferente.

Un pene pequeño, y sobre todo si sigue resultando pequeño tras la erección, no será capaz de proporcionar placer a la mujer. 

Cuando te hablé del pene te dije que el tamaño no importaba y es verdad, el tamaño de un pene es lo que menos debe trasnocharte.

Como te he dicho arriba, el sexo no gira en torno al pene y puedes hacer muchas cosas satisfactorias aunque tu órgano sexual no sea «el deseado en tamaño».

La mujer siente, anatómicamente hablando, más placer en la entrada de la vagina que en el fondo. Te recuerdo que ya hablé de la vagina en este post: Zona genital femenina: la vagina.

Por lo cual decir que un pene pequeño no te va a proporcionar placer es un error, el pacer se puede lograr de muchas maneras y el que tengas una pareja con un pene grande no te garantiza esa «felicidad sexual» que deseas.

Recuerda esto: el placer sexual que se obtiene durante la penetración no tiene relación alguna con el tamaño.

Cuando un hombre tiene una erección es perjudicial no usarla para alcanzar el orgasmo cuanto antes
jajaja me dio risa cuando leí esto.

Si fuera real los hombre estarían más en hospitales que fuera de ellos.

Un hombre se puede excitar en una jornada demasiadas veces, está expuesto a muchos estímulos, por lo cual es normal que durante el día tenga más de una erección y no por ello necesite o tenga que llegar al orgasmo para estar bien.

Otra cosa es tener un «problema» si la erección dura muchísimo tiempo, esto es otro tema y ahí sí es necesario ir al hospital cuanto antes.

Los hombres son infieles por naturaleza

Muchas mujeres creen realmente esta afirmación, pero algunas personas y estudios dicen que somos más infieles nosotras.

Yo creo que la infidelidad puede venir de parte y parte, porque en las relaciones todos buscamos algo (no solamente a nivel sexual) y a veces cuando no tenemos esa «partecita» que carecemos con nuestra pareja, la buscamos fuera.

Porque a la final, tanto hombres como mujeres somos cobardes a la hora de decir qué nos falta y qué necesitamos y preferimos engañar, antes que entrar en una confrontación.

Sharon Stone decía que “las mujeres son capaces de fingir un orgasmo, pero los hombres pueden fingir una relación entera”

Así que si no quieres vivir una mentira, ya sea por infidelidad o engaño, aprende a comunicarte y ten la clase de relación que de verdad quieres.

Todo hombre ha de saber cómo dar placer a una mujer (incluso desde la primera relación)

La única persona responsable en saber sobre el placer, su propio placer, es uno mismo.

Cada uno de nosotros debe saber cómo le gusta que le toquen, le acaricien, le besen y luego que le hagan el amor.

El hombre no tiene que saberlo todo por el simple hecho de tener un pene.

Tú eres la responsable de decir qué hacer y cómo debe hacerlo para ti, ya sea desde el primer momento o al menos en algún instante futuro de la relación.

No esperes que él sepa el mapa de tu sexualidad, eres tú la que lo debe llevar por el maravilloso mundo que es tu cuerpo y tu placer.

El sexo sólo debe suceder por iniciativa del hombre

Es un mito también creer que ellos mantienen más excitados que nosotras, por lo tanto si esperamos para tener sexo a que el chico quiera, tal vez podamos estar sin él varias semanas, por muchos factores.

Así que si tienes ganas de sexo, seduce a tu chico, pídeselo, busca la manera de convencerlo de que sería bueno practicar sexo hoy.

No esperes a que él tome la iniciativa, esos tiempos, han cambiado.

El hombre siempre debe llevar la voz cantante (iniciar, dirigir la relación sexual, decidir con quién…)

Similar al punto anterior y nada que ver con la realidad. Las mujeres tenemos un gran poder de seducción, lamentablemente no todas lo saben utilizar y es una pena, pero a la final somos nosotras quienes mandamos la jugada si sabemos como mover las cartas, así que deja de esperar a que el chico que te gusta de el paso. Si lo quieres, ve a por él.

La mujer espera que el hombre le proporcione un orgasmo cada vez que llevan a cabo una relación sexual

Y si eso realmente es lo que esperas puedes quedarte esperando mucho tiempo.

Porque el orgasmo no es obligación del hombre, tu orgasmo es tu responsabilidad y por tanto si no lo tienes en cada encuentro sexual es porque tú no lo quieres realmente, no porque él no te lo de o sea un mal amante.

Para realizarse como hombre se necesita tener una vida sexual activa

El sexo es una parte importante de nuestra vida, el asunto es que no es lo único que nos motiva, ni lo único que necesitamos para ser felices o sentirnos realizados como personas, esto aplica para hombres y mujeres.

Así que tener un vida sexual activa puede ser genial, pero no es la cúspide que necesitamos para sentirnos realizados.

Los hombres siempre tienen orgasmos

Hombres y mujeres funcionamos diferente, es verdad.

Nosotras tardamos más en excitarnos y en conseguir un orgasmo, ellos por el contrario pueden llegar a él mucho más rápido.

Sin embargo esto no significa que siempre lleguen al orgasmo en un encuentro sexual, porque la excitación, eyaculación y orgasmo no son lo mismo.

Así que un hombre puede eyacular y no tener un orgasmo, o puede estar excitado y no eyacular, o puede tener un orgasmo sin eyacular, o estar excitado y tener un orgasmo.

Suena a trabalenguas lo sé, pero esto puede darse por muchas razones: una disfunción orgánica por alguna enfermedad por ejemplo, puede ser algo por elección en caso de practicar sexo tántrico o puede deberse a la anorgasmia masculina (de lo que te hablaré en un futuro).

Lo cierto, es que aunque parezca increíble hay hombres que no tienen orgasmos y de hecho pueden fingir uno, aunque suene aún más inverosímil.

Los hombres tienen miedo al compromiso

No creo esta afirmación, de hecho conozco muchos chicos con ganas de comprometerse, que añoran encontrar una chica o un chico con el cual sentar cabeza.

Buscan a alguien a quien amar y no como en una novela, sino de ese amor imperfecto y real que muchas veces vemos en otros y que queremos para nosotros.

Pues bien, no es que los hombres tengan miedo al compromiso, es que encontrar hoy en día mujeres comprometidas tampoco es tarea sencilla.

Las mujeres estamos locas con tanta liberación y queremos disfrutar esa «libertad» que nos ha sido negada tanto tiempo.

Ninguna de las dos cosas son malas.

Cada uno se encuentra en el lugar que quiere estar, el asunto radica en encontrar una persona que quiera estar con uno en el punto en el que se encuentra actualmente.

Cuando eso ocurre, nace el amor, las relaciones y es cuando viene el felices para siempre.

Te recomiendo un post que hizo Marina de PsicoSupervivencia sobre Cómo Seducir a un hombre según la ciencia.

Pero no generalicemos.

Está bien que algunos hombres, así como algunas mujeres, tienen miedo al compromiso, pero no es el hilo conductor de la vida.

Así como hay miedo hay ganas también y con las ganas nace la esperanza  de que tal vez, en algún lugar, está esa otra mitad para ti también.

Todo hombre que practica sexo anal es homosexual

Esto da para un tema de analizar, estudiar y meditar muy a fondo, porque lamentablemente hay muchos mitos asociados a la homosexualidad, ahora no hablaré de ellos, pero seguro en un futuro algo saldrá.

Sobre esta afirmación te diré que no es verdad, se ha descubierto y demostrado que un hombre puede sentir mucho placer con el sexo anal y no por ello ser gay.

Sin embargo, también hay muchos hombres que tienen miedo a probar algo diferente y a explorar su sexualidad porque creen que si lo hacen se volverán homosexuales.

Si aceptamos nuestro cuerpo, si nos conocemos lo suficiente para amarnos y comprendernos no existirían estos temores tan mal enfocados y sobre todo lograríamos vivir plenamente.

Los hombres son fáciles de satisfacer

Quiero terminar con este mito porque aunque creamos que los hombres son básicos y que con hacer que su pene se pare tenemos todo ganado.

Lo cierto es que los hombres requieren también mucha seducción, juego previo y sobre todo mimos y amor.

Porque en la vida de pareja y en las relaciones sexuales, por más pasajeras que estás sean, todos buscamos conectar con el otro a un nivel que vaya más allá del físico y por ello creo que los hombres no son tan fáciles de satisfacer como creemos.

Ellos están viviendo su propia liberación sexual.

Pr más que pensemos que la tienen fácil por ser hombres.

Que nosotras hemos sido las únicas afectadas gracias a su machismo, egoísmo y violencia.

La verdad es que para ellos los cambios tampoco han sido fáciles y requieren mucha ayuda de nosotras para hacer este tránsito algo más fácil y sobre todo satisfactorio.

El mundo está cambiando y los hombres también lo están haciendo.

Ahora ellos quieren expresarse y buscan mujeres que los acepten con sus miedos, inseguridades, emociones y sobre todo con su perfecto cuerpo que al igual que el tuyo está hecho para ser explorado y disfrutado hasta el más mínimo detalle.

Así que ya sabes, evalúa tu percepción y experiencia con respecto a estos mitos, saca tus conclusiones y cambia tu mundo y el de los hombres que tienes al rededor, porque en tus manos está hacer de tu pequeño mundo un lugar mejor para hombres y mujeres.

Les dejo con este hermoso párrafo que encontré en el documento que sirvió de inspiración para la mayoría de mitos que encontraste aquí.

Se llama «El Libro de la Sexualidad» de El Tiempo (1995).

«Toda mujer que haya conocido el amor sabe que un buen amante es aquel que no da palos de ciego, que dice lo que le gusta y lo que le disgusta, que no insiste en agravios pasados y en su lugar habla de placeres anticipados, que trata a su pareja como a una persona y no solo como a un cuerpo, y que, finalmente, está dispuesto a complacer y a complacerse.»

Espero me cuentes ¿Qué otros mitos has escuchado sobre la sexualidad masculina y cómo los abordas en tu vida?

Algunos datos del post los he sacado de un artículo que encontré en la red y que he puesto arriba para consulta.

Todo lo que has leído no está basado en la ciencia, ni en pruebas sociales, es simplemente mi punto de vista sobre los diferentes mitos de la sexualidad masculina.

Espero esto te ayude a ver dichos mitos de otra manera y sobre todo a crear tu propia realidad sobre ellos.

Por Diana Garcés

Me encanta escribir sobre mis experiencias y las dudas que tengo con respecto a mi sexualidad y las relaciones. Por ello he creado este espacio para hablar y compartir contigo lo que vivo y aprendo.

34 respuestas a «Mitos sobre la sexualidad masculina en los tiempos actuales»

Esta genial el articulo, siempre suelo ver que se da mucha informacion sobre la sexualidad de las mujeres dejando un poco de lado la de los hombres y está muy bien que nos cuentes que ellos también tienen distintas experiencias 🙂

Hola Diana,
Muy buen trabajo, desde el genero masculino muchas gracias por esto.
En estos tiempos hay mucho trabajo para las mujeres pero muy poquito para los hombres. Durante los últimos meses he estado investigando y hay muchos temas relacionados con la masculinidad que no se están tratando y seguimos cargando con losas del pasado.
Muchos hombres sienten todavía como un peso de la historia, como si tuviéramos que pedir perdón por lo que nuestros padres o ancestros han hecho a las mujeres.
Es momento de construir una nueva forma de masculinidad, desde el respeto y la honestidad para con las mujeres pero con la convicción de que en el mundo hacen falta hombres fuertes por el bien de todos.
gracias

Creo que no se puede decir mejor, a veces vivimos tanto en el pasado que olvidamos que el futuro se construye en el ahora y es necesario crearnos un buen futuro cambiando los patrones en este presente, sin recriminar el pasado. Gracias por tu trabajo y por tus palabras, un abrazo 🙂

Hola guapa! como siempre, un placer leer lo que escribes porque está lleno de sabiduría y desmitificando muchas cosas que damos erróneamente por supuestas. Muchos de esos «mitos» ya sabía que eran falsos, la vida en pareja durante taaaantos años es lo que tiene 😉 pero hay otros que me han sorprendido y sorprenderán a más de [email protected] Besos!!!

Da igual hombres o mujeres, todos debemos ser libres para elegir, decidir cómo, cuando y dónde y respetar y entender que alguien diga NO. NO hay nada más bonito que la libertad.

Te felicito por tu post me ha encantado y he aprendido mucho sobre la sexualidad masculina y lo tendré todo en cuenta a la hora de practicar sexo.
Besos.

Siempre que visito tu blog aprendo algo nuevo, así da gusto.
Algunos mitos no los conocía, por comentar 2 de ellos… infiel es cualquiera que no aprecie lo suficiente a su pareja para cortar la relación antes de estar con otra persona (no tiene por qué ser el chico, conozco casos diferentes, por desgracia) y miedo al compromiso creo que tenemos todos, puedes estar muy a gusto con alguien y no ser capaz de dar un paso más 😉
Bss.

Guapa, es una gran verdad lo que dices, muchos de estos mitos aplican para mujeres también. Es bueno descubrir que no somos tan diferentes al fin y al cabo 🙂 Un abrazo preciosa y gracias por tus palabras 🙂

Hola! muy buena información, sobre todo porque al hombre siempre se le ve como aquel que busca solo sexo y creo que lo que explicas es importante, pues también hay hombres que pasan los mismo que nosotras.

Me ha sorprendido mucho encontrar tantas falsas creencias y prejuicios, he leído más de los que yo conocía y algunos realmente absurdos. Creo que la mayoría son fruto de la mentalidad antigua que había antes y que aún colea por eso importante irlos erradicado para las nuevas generaciones y tu Post hace una gran labor en ese sentido. Los enlaces muy interesante, algunos ya los había visitado gracias a ti y el de cómo enamorar a un hombre según la ciencia tengo que leerlo en cuanto tenga ocasión, un besazo

Que completisima Información, esto de los mitos es un mundo! Muy bien que hayas tocado la parte que les toca a ellos… Porque pobres!! Parece a veces que no sean personas a cuánto el sexo…. Y más cuando muchos de estos mitos son alimentados por mujeres, o por hombres que alguno utiliza para subir su ego l no sé muy bien que..
Felicidades! Este mes de los hombres estamos aprendiendo mucho!

Pues creo que tengo poco que añadir. La verdad que poco a poco se va regularizando y tanto la mujer como el hombre son iguales, ya no es el sexo masculino quien lleva los pantalones. Me ha encantado el post. Hay hombres para todo y mujeres también!

Pobres hombres los hemos hecho responsables y culpables de todo lo que tenga que ver con sexo e infidelidad sexual. En la actualidad debiéramos de ser más libres y menos pensantes con respeto a este tema. Vivir y dejar vivir es la clave. La mayoría de estos mitos los venimos escuchando desde pequeños y por eso creemos que son la verdad absoluta.

Claudia, es así y es una triste realidad lo que hemos hecho con ellos y también con nosotras mismas. Tenemos que trabajar mucho en la aceptación, en la libertad y sobre todo en erradicar estos mitos que hacen daño por partes iguales a hombres y mujeres 🙂 Un abrazo guapa 🙂

Hola linda!
Es la primera vez que visito tu blog y ten por seguro que repetiré 🙂
Me parece super interesante esta entrada y había hechos que desconocía, como que los heterosexuales disfrutan igual del sexo anal pero no lo practican por miedo a volverse homosexuales.
Es una pena que la sociedad esté tan condicionada que dejemos de vivir nuestra propia sexualidad de una forma sana y natural…
Un abrazo!

Hola, Nora. Bienvenida. Muchas gracias por pasarte por aquí y dejar un comentario. La verdad es que estos son solamente algunos mitos, hay muchos más y cada uno más triste que el anterior. Pero bueno, hay que seguir adelante e intentar que las cosas vayan mejorando con el tiempo. Un abrazo preciosa 🙂

Hoy en día todo ha cambiado hasta el punto que muchas de estas afirmaciones han sido dejadas atrás, es cierto que un hombre es facil de seducir, pero también hay muchos que se aguantan, como otros y lo sé porque a veces yo quiero y mi esposo no, pero es porque se encuentra cansado, estresado o simplemente no. Asi que ellos necesitan su espacio al igual que nosotras.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Hablando de Sexo. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.