Categorías
Blog de Hablando de Sexo Nuestro Cuerpo

Órgano genital masculino: el pene

El pene es un órgano diseñado para la copulación, reproducción y la expulsión de la orina. Se dice, en cuanto a aspecto, que no hay dos iguales ya que no solamente hay una variedad en el grosor y la longitud, también la hay en color, forma y si está o no circuncidado o si tiene tatuajes o pircings, por no hablar del tamaño.

Hoy te voy a compartir lo que he investigado sobre el tema, desde mitos, hasta la parte «técnica», que nunca me había interesado conocer (ni en la escuela), que creo es importante para nosotras, y sobre todo para ellos, a la hora de identificar y reconocer en si mismos.

[su_heading size=»17″]Este artículo está escrito para mujeres que quieren conocer más sobre el pene y para hombres que no tienen miedo de leer qué dicen las mujeres sobre esa parte de ellos que es fabulosa y a la vez tan misteriosa para nosotras. [/su_heading]

Órgano genital masculino

El órgano genital masculino está compuesto por:

  • Vejiga urinaria
  • Hueso púbico
  • Pene
  • Cuerpos cavernosos
  • Cuerpo esponjoso
  • Glande
  • Prepucio
  • Corona
  • Cabeza o glande
  • Flequillo
  • Abertura de la uretra
  • Escroto
  • Testículo
  • Epidídimo
  • Conducto deferente
  • Ano
  • Glándula bulboretal
  • Prostata
  • Conducto eyaculado
  • Vesícula seminal
  • Recto
  • Colon sigmoideo

Como ves, también tiene muchas «cositas», que yo por lo menos no tenía idea que ni sabía qué son, ni para qué sirven. Aquí te explicaré las que, creo, pueden ser más interesantes para analizar, el resto tendrás que buscar la información por ti misma.
Cuerpo esponjoso – Es la más pequeña de las tres columnas de tejido eréctil que se encuentran en el interior del pene. Está ubicado en la parte inferior del miembro.
Glande – es la última porción y la parte más ancha del cuerpo esponjoso; presenta una forma cónica. Tiene la función de evitar que durante la erección, se comprima la uretra, conducto por el que son expulsados tanto el semen como la orina.
Gracias a la gran cantidad de terminaciones nerviosas que tiene el glande, suele ser una zona muy sensible para el hombre. Se encuentra cubierto por el prepucio, un pliegue de piel que lo protege y lo mantiene lubricado, en caso de que no tenga la circuncisión.
En muchos países la circuncisión solamente se realiza si la abertura del prepucio es muy estrecha, porque hay exceso de piel que no deja descubrir completamente el glande. También es una cirugía obligatoria por un tema religioso si eres Musulmán o Judío.
Para los hombres que no tienen la circuncisión las relaciones sexuales son llevadas a cabo sin problema alguno y la única recomendación es tener una buena higiene.
Cuerpos cavernosos – constituyen un par de columnas de tejido eréctil situadas en la parte superior del pene que se llenan de sangre durante las erecciones.
Escroto – Es la bolsa que cuelga bajo el pene, tiene algo de vello y numerosas glándulas sebáceas. En su interior se encuentran los testículos.
Testículos – Son dos glándulas ovoides y es normal que uno sea más grande que el otro o que una cuelgue más que el otro. Estos son los encargados de producir las hormonas masculinas: testosterona y espermatozoides.
[su_heading size=»17″]Un dato curioso es que la estimulación de los testículos puede ser suficiente para que un hombre llegue al orgasmo[/su_heading].
Tengo una pregunta para ellos: ¿A ti te gusta que te toquen «los huevos» o eres más bien de «lo de siempre» (el pene y ya)? Piensa en ello, porque tal vez te estás perdiendo un mundo maravilloso de excitación y exploración que podrían hacer de tu masturbación y de tus encuentros sexuales algo más placentero.
A ti mujer te diría: habla con tu pareja y si te lo permite, explora y descubre si es verdad que gracias a una buena estimulación de sus testículos puede sentir tanto placer.
Prostata – Está situada detrás del hueso púbico, encima del peroné y bajo el cuello de la vejiga. Es la que produce el líquido seminal que se va a mezclar con el esperma e interviene en el acto de eyacular.
La estimulación de este punto es lo que muchas personas llaman «el punto G masculino«, pero que técnicamente se conoce como «el punto P».
Al parecer da mucho placer, aunque bastantes hombres tienen pudor o temor de esta zona, ya que su estimulación se hace de manera anal.
La recomendación aquí, si quieres probar y conocer si eres de los que disfruta con la estimulación de la próstata, es ensayar cuando estés relajado y muy excitado.
Si tienes una buena comunicación con tu pareja, sería genial hacerlo con ella. A nosotras nos encanta descubrir nuevos lugares y formas de darte placer, así que deja el pudor y esos pensamientos arcaicos de que si descubres que te gusta la estimulación anal te convertirás en gay. Eso no es así y ya es hora de que, tanto hombres como mujeres, dejemos de fomentar esa idea errónea, porque nos estamos perdiendo mucho al hacerlo.
[su_divider divider_color=»#f94bd3″] [/su_divider]
Para terminar esta parte de la información, te diré que el pene es un órgano externo, que continua en el interior y casi el 50% de él está dentro del cuerpo. Por ello, una zona muy sensible es la raíz del falo que puede ser estimulada a través del peroné y el recto.
Como cada hombre es único, con sus complejos, ideas preconcebidas y temores, (al igual que nosotras, desde luego) prueba a tocarlo todo lo que puedas, a explorarle, siempre que él te lo permita. No hay nada más fascinante que descubrir sus zonas más sensibles. Te aseguro que lo disfrutarás un montón.

¿El tamaño del pene importa?

Muchos hombres tienen complejos y dudas con respecto a si su tamaño es suficiente para satisfacer a una mujer. Hace un tiempo hice un artículo sobre esto y mi visión del tema no ha cambiado, soy del pensar que el tamaño es lo de menos, lo realmente importante es qué haces tú con lo que tienes.
Igualmente te diré un secreto, en caso de que te fíes de las apariencias, los penes menos grandes en estado de reposo tienden a crecer más cuando están en erección que un pene grande. Por lo cual es ilógico desalentarse si ves un pene pequeño en la habitación.
Además, lo dicho, el tamaño no es realmente importante, el tema está en lo que el chico pueda hacer en la cama, sobre todo sin él.
Adicionalmente, en caso de que no hayas leído el post que hice sobre la vagina, para nosotras el tamaño nos es totalmente indiferente y te diré porqué, resulta que nuestra vagina es elástica y se acomoda al tamaño del pene que entra en ella.
Adicionalmente, las terminaciones nerviosas de la vagina están en la entrada, no en el fondo, por lo cual un pene pequeño puede hacer un gran trabajo, desde luego, si sabe cómo hacerlo.
A esto hay que sumarle que, según algunos estudios, se dice que cuando una mujer está llegando al orgasmo su vagina se estrecha en un 30% o más, lo que hace que «atenace» el pene en su interior, por lo cual no importa cuál sea su tamaño.
Como plus te diré que prestes atención, porque si paras las orejas encontrarás que las mujeres se quejan más por el tamaño grande de un pene que por uno pequeño, y eso se debe a que un pene de gran tamaño puede hacer más daño en la vagina, en la garganta o en el ano, ya que causa mayor irritación, dolor o molestias.

Cómo se produce la erección

La erección se produce cuando el hombre se excita, ya sea por estímulos psíquicos, físicos o los dos, y los cuerpos cavernosos se llenan de sangre y se hinchan hasta quedar presionados por la membrana protectora que los rodea. Esta tensión que se produce imposibilita la circulación de la sangre, lo que hace que el pene se ponga duro.
El cuerpo esponjoso se llena de sangre también pero no se endurece tanto, lo que permite liberar el semen durante la eyaculación.
Durante la eyaculación no hay manera de que en el hombre se escape su orina, un temor que tienen muchas personas, pero que anatómicamente y técnicamente sería imposible, a no ser que haya un problema de salud.
A medida que el hombre adquiere más edad, es normal que requiera mayor estímulo para tener una erección o que ésta se de de una forma más gradual. Sin embargo, nada de esto afecta su capacidad de sentir y dar placer.

Falta de erección o dificultad para mantenerla

La falta de erección o la dificultada para mantener una puede ser causado por un tema físico o psicológico, lo recomendable aquí es ir a un especialista, ya sea un terapeuta sexual o un urólogo o andrólogo e ir en compañía de la pareja, si se tiene, ya que esto es un problema que afecta a los dos.
Hay que tener mucho cuidado de no confundir el no lograr erecciones o mantenerlas con que «de vez en cuando» tu pene no responda o se endurezca y se ablande durante un encuentro sexual. Esto último se puede deber a muchos factores como: estrés, enfermedad, lo que se ha comido, haber bebido en exceso, la falta de ejercicio, los nervios, etc.
No te desanimes, ni te frustres, ni mucho menos pienses que tienes un problema si tu pene se ablanda un poco durante un encuentro sexual. A veces el pene se va ablandando, pero no quiere decir que no esté disfrutando de estar con su pareja o que no esté excitado.
La recomendación, en este caso, es seguir con lo que estaba haciendo y a medida que la cosa se vaya calentando nuevamente su pene volverá a responder, él no siempre está erecto completamente durante un encuentro sexual y no debes asustarte o frustrarte por ello, ni tú, ni tu pareja.

Diferencias entre eyaculación y orgasmo

Tenemos la falsa creencia que eyaculación y orgasmo son lo mismo y resulta que nada más fuera de la realidad. Una cosa es el hecho físico de expulsar fuera del cuerpo el fluido seminal y otra el momento de mayor intensidad o placer durante la actividad sexual.
[su_heading size=»17″]Es muy probable que un hombre eyacule sin a penas sentir un orgasmo o que alcance el clímax y no eyacule. [/su_heading]
Si un hombre aprende a separar ambos sucesos, podrá llegar el momento en que disfrute orgasmos múltiples, como las mujeres. ¿No te parece esto un incentivo suficiente para aprender un poco más sobre el tema?
Para abarcar más esto, que es realmente apasionante, te recomiendo ir más abajo donde te he listado algunos materiales de lectura que estoy segura te pueden ayudar, si realmente quieres indagar sobre ello.

¿El pene se puede romper?

Sí, parece increíble que sin tener huesos el pene se pueda romper. Viendo un capítulo de Greys Anatomy hace unos años esto le pasó a una pareja y en ese momento me puse a investigar sobre el tema, porque es súper interesante ¿No crees?

La fractura del pene se puede dar si estando en erección es doblado de tal forma que el tejido que rodea los cuerpos cavernosos y la túnica albugínea, se rompe.
Los síntomas pueden ser: un crujido, dolor, pérdida de la erección y hematoma en la zona. Si por alguna razón la uretra ha sido afectada puede que haya sangrado.
Es recomendable ir al hospital inmediatamente si esto ocurre.

Higiene del pene

Para evitar los malos olores, picores u otras molestias, si no estás circuncidado, la recomendación es que tires del glande y laves la zona con agua, limpiando así restos de semen, orina o fluidos vaginales.
Si estás circuncidado, al igual que con la vagina, no es necesario utilizar jabones especiales o productos químicos para limpiar. Con un lavado diario y con agua es suficiente.
Sobre el tema de la circuncisión hay mucho material, porque algunas personas piensan que es antinatural hacerlo, pero para otras es poco higiénico no hacerlo. Sin contar que es un tema netamente religioso para muchos.
Lo que debes tener en cuenta con este tema, es que sea que estés en una u otra línea, tu sexualidad es tuya y puedes disfrutar de ella plenamente.

Fortalecer el pene

Aunque se habla mucho de fortalecer «la musculatura» del pene, la verdad es que el pene no tiene ni huesos, ni musculatura, sino tres cilindros de tejido eréctil, que vimos más arriba pero que te recordaré aquí:
Dos de ellos recorren el miembro por su parte superior, que es lo que recibe el nombre de cuerpos cavernosos, y en la parte inferior, el cuerpo esponjoso, el cual rodea la uretra y forma la cabeza del pene.
El asunto es que el hombre puede ejercitar y fortalecer, al igual que la mujer, los músculos pubococcígeos (PC) logrando así mayor sensibilidad, erecciones más fuertes, orgasmos más intensos y un mayor control evacuatorio, además de una vida sexual más larga.
Para detectar exactamente la zona que debe trabajar, podrás hacer el mismo ejercicio que nosotras, quiero decir: orinar y detener la micción varias veces. Recuerda tener mucho cuidado con esto y no hacerlo a todas horas.
Uno de los ejercicios que puedes hacer, cuando ya tengas ubicado el lugar, es contraer y soltar los PC varias veces seguidas. Puedes empezar por 15 repeticiones e ir aumentando gradualmente.
Otro ejercicio es contraer los PC, contar hasta tres, soltar, contar hasta tres y repetir. La idea es hacerlo hasta 50 veces en el día, pero obviamente no se logra a la primera, así que empieza poco a poco y gradualmente vas aumentando. Este ejercicio es más complicado que el primero, por eso la idea sería hacer el primero y cuando lo tengas dominado seguir con este.
Una vez, viendo un programa de televisión de estos sexuales que me gustan, un chico recomendaba a otro hacer el siguiente ejercicio: ponerse un trapo (pañuelo o toalla) encima del pene cuando este medio recto y hacer el esfuerzo de subir y bajar el trapo.
Otra cosa que puedes intentar, mientras tienes relaciones sexuales, es que tu pene lata en el interior de la vagina. Ambos lo sentirán y es alucinante.
La idea con estos ejercicios es fortalecer el suelo pélvico masculino y que tus relaciones sexuales sean mucho más placenteras, además te puede ayudar a superar disfunciones sexuales y la eyaculación precoz.
Para finalizar te dejo una palabra que me causó mucha curiosidad porque nunca la había escuchado: Incircunciso: No circuncidado.

Lecturas recomendadas y fuente para este post

  • Tu sexo es tuyo de Sylvia de Béjar
  • La senda del éxtasis de Margo Anand
  • El Tao del amor y el sexo de Jolan Chang
  • El hombre multiorgasmico de Mantak Chia y Douglas Abrams Arava
  • www.tantrawithastiko.com

¿Qué te ha parecido este tema? ¿Conocías toda esta información sobre el pene, has aprendido algo nuevo?

Por Diana Garcés

Me encanta escribir sobre mis experiencias y las dudas que tengo con respecto a mi sexualidad y las relaciones. Por ello he creado este espacio para hablar y compartir contigo lo que vivo y aprendo.

26 respuestas a «Órgano genital masculino: el pene»

No se podía tener informacion mas completa, me ha encantado y comparto tu criterio, las cualidades no esta en el tamaño, esta en la imaginación y la destreza que tengas en otras artes jaja , bueno y lo que se puede romper, yo pensé que solo era una mera idea, pero eso le paso a un amigo muy cercano, pobre madre mia cuando me lo dijo, y verlo en tan mala situación, me dio una penita , pero quien le manda a hacer el pino puente jaja

Me ha encantado tu post y he aprendido mucho.
A mi novio le gusta bastante que le toque los testículos cuando lo hacemos y ya había visto ese capitulo de Anatomía de Grey y me impresionó mucho.
Gracias,besos.

Aún recuerdo cuando nos tocaba este tema en el colegio, las risas tanto de chicas como de chicos no se podían evitar (por el dibujo y demás).
Hace poco me enteré que se hacían tatus, ¿no podrían elegir otra zona? XD
No tenía ni idea que se podía romper, uff, qué dolor sólo de imaginarlo.
Bss.

Hola!! yo también vi el capítulo de anatomia de Grey y me quedé bastante sorprendida, no pensaba que el pene pudiera romperse o fracturarse. El post es muy completo, he aprendido muchas cosas que daba por supuestas y eran erróneas. Gracias por hablar tan claro y enseñarnos. Besos!!!

Que interesante tu post había muchas cosas que no sabia y yo creía que si jajaja, es bueno aprender nuevas cosas y más del hombre ya que ayudará en mi relación. Bello post besos ❤️

Ahí por dios mucha información para digerir aunque si es cierto muchas cosas de las que dices, creo que el tamaño del pene no interesa siempre y cuando tu pareja sepa que hacer con lo que tiene, en mi caso afortunada soy con lo que tengo, así que conocer esto para satisfacer mas sus necesidades es genial

ayyyyyyyyy, menuda descripción del pene! con lo básico que parecía, jiji, a ver… eso de que el tamaño no importa… pues bueno… a mi si, que hay cada tamaño por ahi… que es para llorar!!! (jó no sé como voy a quedar con este comentario… pero me imagino que irá también un poco en gustos… :s ) lo de que se rompía lo sabía! lo había visto en Grey también, ¡que dolor de verlo!, , no tenía ni idea de que podian fortalercer el pene igual que nosotras fortalecemos la vagina gracias por tanta info y buenos consejos!!

Guapa, como dices para gustos no hay disgustos, así que estás en tu derecho de opinar lo que quieras. Sin embargo, y aunque hay penes muy pequeños, no es sinonímo de pasarla mal en la cama o de no disfrutar, que con un pene grande puedes sentir más (de todo) también es cierto, pero por lo menos hay mucho de dónde elegir hasta en eso 😀

Un post lleno de mucha informaicón práctica, la verdad el pene tiene muchas caracteristicas buenas, malas, pero también como todo requiere de mucho cuidado, como todo organo fragil del cuerpo, si aveces se confia que por estar erecto y no tener huesos nose rompe pero esto lo hace mucho mas fragil, así que chicas a cuidarlo, concentirlo, besitos de ves en cuando no esta mal, eso nos complace mucho, así que todo a la imaginación de ustedes.

Ha sido como volver a una clase de sexulidad al colegio pero mejor informada y sin las risitas nerviosas de fondo, en serio muy buen artículo, he aprendido cosas que no sabía y me parece una idea estupenda que ellos también ejercites sus músculos PC por salud y por mejorar sus relaciones sexuales, un besazo!!!

Gracias guapa, a ver si alguien se anima a hacer ejercicios y sobre todo contarnos lo beneficioso que puede ser, porque lo cierto es que es maravilloso aprender todo lo que más podamos sobre nuestro cuerpo. Gracias preciosa, un abrazo y rico volver a la escuela siendo más maduras y con más conocimientos 😉

Me parece bastante completo tu post! Me sorprende mucho la dedicación que le pones a cada artículo que haces. Este tema es de mucha importancia para todas y todos porque no dudo que habrá personas que en pleno siglo XXI desconocerán estos datos tan importantes o jóvenes que no pueden acercarse a alguien a preguntar por temor o vergüenza y el hecho de poder encontrar un post tan completo y bien fundamentado es de agradecerse.

Gracias guapa, pues la verdad es que hacer estos post me enseñan a mi misma un montón, por lo cual viene genial para mi y si por ahí derecho puedo ayudar a alguien, pues mejor que mejor. Esa siempre es una buena recompensa 🙂 Un abrazo y gracias por tus palabras 🙂

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Hablando de Sexo. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.