Categorías
Blog de Hablando de Sexo Nuestro Cuerpo

Dolor durante la penetración

Tener dolor durante la penetración es más común de lo que imaginas.

Aunque te parezca que eres la única en el mundo que puede sentir dolor durante la penetración, debo decirte que no es así.

Son muchas las mujeres que sienten lo mismo que tú.

Gracias a un vídeo que vi (y te comparto abajo) y a algunas consultas que me han llegado, he estado investigando sobre el tema y el resultado es este post.

Espero te ayude a identificar cuál es tu situación y cómo podrías empezar a proceder a partir de ahora si también tienes dolor durante la penetración.

Primero: no estamos solas

Soy del pensar que muchas veces creemos que las cosas solamente nos pasan a nosotras.

Que solamente a nosotras nos deja un novio, o sentimos ese dolor tan profundo cuando alguien que queremos nos engaña, o solo nosotras sentimos ese amor tan grande por los hijos, los padres o la pareja.

Nadie nos entiende, nadie nos comprende y nos sentimos solas en el mundo.

Sin embargo, eso no es verdad, no estás sola, no eres la única que ha vivido la felicidad absoluta o la tristeza más grande.

Muchas mujeres al igual que tú han estado mal y han sobrevivido a ello.

Algunas seguro han vivido situaciones más complicadas que la tuya.

Y otras han tenido una vida muy feliz y algunas están en medio de ambos mundos.

El asunto, en cuanto a dolores, es que tampoco eres la única que lo sufre.

Además, más de las que imaginas, han sufrido, sufren y sufrirán dolores durante la penetración.

Porque aunque no es lo normal, es muy común y parece que cada vez más «aceptado», en el sentido de que vivimos con ello pensando que es «lo normal».

Hoy te voy a compartir algunas ideas sobre este tema que quizás te puedan ayudar a corregirlo y sobre todo qué puedes intentar evitarlo si aún no te ha pasado.

¿Por qué se dan los dolores vaginales durante la penetración?

Hay muchos factores que influyen en que se tenga dolor durante la penetración en las relaciones sexuales.

Es importante que tu misma identifiques cuál es tu caso y tomes cartas en el asunto según tu situación:

En mi investigación descubrí que hay tres dolores diferentes durante la penetración:

Cuando se pierde la virginidad

Normalmente duele más a las mujeres que a los hombre tener sexo por primera vez.

A los hombres también les puede doler un poco, sin embargo como pueden estar más acostumbrados a la masturbación, el dolor puede ser menor, mientras que a la mujer el hecho de romper el himen puede ser bastante doloroso, según qué casos.

El dolor durante la primera relación sexual es muy normal y común y eso se debe a lo incomodo de la situación, a la irritación que se puede sentir y a la falta de costumbre de tener un pene en la vagina.

Eso sí, no quiere decir que sea igual para todas las mujeres.

Algunas pueden no sentir dolor durante la primera penetración, ya sea porque han roto el himen de manera natural, practicando algún deporte, por medio de la masturbación o sencillamente porque se prepararon mejor para esa primera vez.

Como dicen por ahí, la primera vez marca un antes y un después en la vida de toda personas, pero en cuanto a relaciones sexuales se refiere puede marcar el cómo va a ser tu experiencia futura.

Esto da paso al segundo punto que he marcado de porqué se puede sentir dolor durante la penetración vaginal.

Por un teme psicológico

Con esto no quiero decir que estés mal de la cabeza y que el dolor no sea real. Nada de eso.

El asunto es que si sentiste dolor las primeras veces, es posible que te hayas quedado con esa sensación y hoy, después de tanto tiempo, sigas esperando ese dolor cada que tengas relaciones sexuales.

Eso quiere decir que, tal vez, no sea algo físico sino mental y que tu cuerpo simplemente ha aprendido a sentir dolor.

Te comprimes y es lo que esperas. Te cuesta relajarte cuando estas con tu pareja y el dolor es inevitable.

Esto puede ocurrir también si has sufrido algún abuso, sea que lo recuerdes o no.

Es muy normal para las mujeres que hemos sufrido abuso de pequeñas tengamos reticencia a ciertas situaciones en nuestra sexualidad.

Para avanzar en este punto hay muchas formas, aunque no lo recuerdes o no seas, o quieras ser, consciente realmente de este hecho.

Porque la verdad es que tendemos a olvidar lo malo que nos ocurre, es natural y las cosas tan traumáticas las enterramos en el fondo de nosotras, pero de alguna manera nuestra cuerpo las reciente y es ahí donde vienen las enfermedades y los dolores.

Cuando se tiene un dolor crónico que no es algo simplemente mental y que es totalmente físico, pasamos al punto tres.

Dispareunia o coitalgia

Dispareunia es lo que se conoce como sexo doloroso y aplica tanto para mujeres como para hombres.

Como estamos hablando de mujeres diré que en ella se incluye desde la irritación vaginal que va antes, durante o después de la unión sexual hasta un dolor mucho más profundo que puede durar días.

El dolor puede incluir: ardor, quemadura, contracción o dolor cortante, que se puede localizar en la parte interior o exterior de la vagina.

Es importante que tengas en cuenta que muchas mujeres sentimos dolor en algún momento de nuestras relaciones sexuales.

Sin embargo, para considerarse un trastorno, problema o enfermedad ha de presentarse de forma crónica y constante en todos tus encuentros sexuales que se tengan.

Las causas de este dolor pueden deberse a un tema orgánico como por ejemplo:

  • agentes infecciosos,
  • enfermedades genito-urinarias,
  • irritaciones por el material de los anticonceptivos de barrera (preservativos,
  • diafragma, dispositivo intrauterino -DIU-, espermicidas) y,
  • en la tercera edad si se tiene: vaginitis senil.

Igualmente pueden darse estos dolores a causas de un tema psicológico como por ejemplo: la pérdida de interés por el compañero, ansiedad, educación inadecuada, prejuicios, miedos, falta de excitación, etc.

Existe una enfermedad llamada vaginismo que consiste en la dificultad para tener relaciones sexuales debido a la contracción involuntaria de los músculos de la vagina.

Se dice que la causa de este problema es algo más psíquico que físico y por ello en el tratamiento se incluye la parte física y la parte emocional.

No voy a profundizar en este tema, pero te voy a contar cómo se puede tratar el dolor durante la penetración si tu caso no es crítico.

¿Cómo tratar el dolor durante la penetración?

Si el dolor se da por ser la primera vez que tienes relaciones sexuales (de toda la vida o con tu pareja actual), es muy normal, sin embargo todo dependerá de tu educación y de la pareja que has elegido.

Igualmente muchas mujeres retrasan esa primera vez por miedos asociados al dolor en la penetración, a quedar embarazadas o a la transmisión de Infecciones de Transmisión Sexual.

La recomendación en estos casos sería hablar con alguien sobre estos miedos.

Si no puedes hacerlo con tus padres, hacerlo con un profesional sería lo más conveniente, porque esta persona podrá ayudarte y guiarte sobre el mejor camino a tomar para evitar y contrarrestar tus miedos para que así disfrutes de esa primera vez, que puede realmente ser maravillosa para ti.

Ahora bien, para identificar si el dolor durante la penetración es un tema físico o psicológico.

La recomendación aquí es primero ir a un ginecólogo y hacerte un chequeo completo donde incluya un examen para verificar que no tengas ninguna ITS, ya que el dolor se puede deber a esto.

En este chequeo puedes preguntarle al médico todas tus inquietudes y decirle exactamente porqué estas allí, para que sepa cómo tratarte y cómo enfocar la consulta.

Es importante ser sincera y en caso de que no te sientas cómoda con el profesional que te ha tocado cambia y pide otro.

Si no sientes confianza con la persona que te atiende, aunque demore un poco más, pide cita con otro médico.

Y nunca te quedes con la primera opinión. Por más que te de la razón.

Si en esta consulta se descubre que tu problema no es físico sino psicológico, más que un siquiatra necesitarías la ayuda de una sexóloga o SexCoach, que te guiará mejor en enfocar tu situación de una manera más práctica.

5 ideas que te ayudarán si tienes dolor durante la penetración

Mayor excitación

Muchas veces los dolores durante la penetración se dan porque no estás lo suficientemente excitada para tener relaciones sexuales.

Sin embargo, por complacer a tu pareja «te sacrificas» y aguantas aunque no tengas ganas o aunque no estés excitada para ello.

Aprender a conocerte es importante y cuando no quieras di que no, no pasa nada, hay días en que no estás por la labor y hay otros en que seguro estarás más dispuesta.

Aprovecha estos días para sacarle todo el partido a tus encuentros sexuales o aprende cómo excitarte a ti misma para irte preparando antes de un encuentro con tu pareja, la masturbación es ideal para ello.

Todo esto te puede ayudar a disfrutar mucho más del sexo, pero sobre todo a estar más excitada y tener menos o ningún dolor durante la penetración.

Si no sabes cómo identificar qué días estas más activa sexualmente, te recomiendo llevar un diario de tu ciclo, en este post te explico cómo utilizarlo.

Extender los preliminares

Dicen que los preliminares son solamente una moda, algunas personas le dan demasiada importancia y para otras no es más que una chorrada.

Aquí como dice el dicho: «todo depende».

Si tienes dolores durante la penetración, una forma de hacer que estos disminuyan o no se sientan es aumentar los preliminares.

Muchos hombres van a lo suyo y se olvidan del placer de su pareja, de su comodidad y de lo que ellas necesitan para poder recibirlos de manera menos dolorosa.

No es culpa de ellos, muchas veces la culpa es nuestra porque no le hemos dicho que nos gusta estar más excitadas antes de la penetración.

Es por esto que muchas mujeres sienten dolor, porque ir directos al grano no es para todas las mujeres.

Muchas necesitamos un poco más de juego previo, de estimulación y excitación, para poder disfrutar del sexo mucho más.

Recuerda que una mujer para llegar a un orgasmo requiere más tiempo que un hombre.

Así que deja de pensar tanto en ti y concéntrate en tu pareja de vez en cuando. Esto seguro le ayudará a ella para no tener dolor durante la penetración y para ti será genial porque lo disfrutarás también mucho más.

Y a ti mujer te dijo: aprende a decir las cosas, que tu pareja no es un divino.

Utilizar lubricantes

Muchas mujeres no lubrican lo suficiente, pueden estar muy excitadas pero de lubricación natural poco. Para ello utilizar lubricantes adicionales es una excelente idea.

Para lubricarte más pueden intentarlo de dos formas:

  • 1) Masturbación, sea que lo hagas tu misma o que tu pareja te ayude
  • 2) Cunnilingus, el sexo oral es fabuloso para la lubricación natural

Si a estos dos puntos le sumamos un orgasmo antes de la penetración, seguro tendrás asegurada una lubricación suficiente para disfrutar del sexo con tu pareja sin dolor alguno.

Sin embargo, si no hay tiempo para ello, porque no todos los días se puede, existen muchos lubricantes naturales que puedes utilizar y que te ayudarán para que estés mucho más húmeda y sientas menos dolor durante la penetración.

No te de miedo ni vergüenza decirle a tu pareja que te ayude con ello, todo lo que sea para disfrutar más y mejor vuestros encuentros sexuales debe ser un premio para ambos.

Relajación

Si estás esperando sentir dolor durante las relaciones sexuales, es normal no estar relajada, por el contrario estarás tensa todo el tiempo y desde luego no pensarás en otra cosa que el dolor que vas a sentir.
Es importante, si realmente quieres superar esta situación, que aprendas a relajarte a concentrarte en la respiración y en el aquí y el ahora.

No pienses en el pasado, en otros amantes, en otros encuentros o en los traumas que tengas.

Cuando estés con una persona concéntrate en ella.

Disfruta de su toque, acaríciale también.

Siente la conexión y busca dentro de tu mente la relajación que requieres para disfrutar del sexo en ese momento presente.

Relajarte ayudará un montón a que disfrutes del sexo y a que no sientas dolor durante la penetración.

Puede que al principio no sea sencillo, pero con el tiempo lo lograrás y disfrutarás mucho más de tu pareja y del sexo.

Todo está en que debes intentarlo y hacer ejercicios todos los días que te ayuden a pensar más en el aquí y dejar el pasado atrás.

Sanándolo, claro, pero eso ya es otro tema.

Comunicación con tu pareja

La comunicación es súper importante en toda relación y si realmente quieres disfrutar del sexo es importante tener confianza con la persona con la cual estás compartiendo tu intimidad.

Si has tenido problemas con otras parejas, si no te sientes cómoda en una posición o como él te toca o llega a ti, díselo, habla con él, sé sincera y comunícate para que la relación realmente fluya y sea tan satisfactoria como debe ser.

Las relaciones sexuales no deben ser dolorosas y si lo son deberás buscar ayuda.

Intenta con estas ideas que te he dejado, pero si el tema persiste o tienes claro que es algo crónico y que necesitas la ayuda de un especialista, da el paso y ve más allá, sal de tu zona de confort y busca ayuda hoy mismo.

No es sencillo, pero deberás hacerlo porque te estás perdiendo una parte importante de la vida al no poder disfrutar del sexo como debe ser.

Ten presente que el mejor momento para actuar es ahora. Nadie más que tú eres responsable de tu salud, de tu disfrute sexual y de que la vida que estás viviendo sea la que realmente quieres vivir.

Igualmente no te sientas cohibida si no te gusta el sexo, muchas mujeres y hombres viven felices sin sexo.

El sexo no lo es todo en la vida, pero es importante saber qué tan necesario es para ti.

No todos somos iguales, así que no te sientas mal o diferente en caso de que el sexo no te guste. Sin embargo, ten en cuenta que una cosa es que no te guste y otra que sientas dolor cuando lo practicas.

No debes sentir dolor nunca. Si lo sientes el problema no es que no te guste, es algo que va más allá y deberás buscar ayuda.

Este artículo en ningún caso pretende sustituir los consejos de un profesional. Toda la información que comparto está basada en mi interpretación y experiencia sobre el tema en cuestión

¿Cómo es para ti el sexo: hay dolor durante la penetración? ¿Cómo lo manejas? ¿Qué has descubierto de ti misma al leer estas líneas?

Por Diana Garcés

Me encanta escribir sobre mis experiencias y las dudas que tengo con respecto a mi sexualidad y las relaciones. Por ello he creado este espacio para hablar y compartir contigo lo que vivo y aprendo.

30 respuestas a «Dolor durante la penetración»

muy buen articulo Diana. Tranquilizarás a muchas Mujeres que no se atreven a hablar de este tema porque , como dices al princio, piensan que solo les pasa a ellas,
Los recursos que explicas son muy buenos.
He tenido la suerte de no vivir situaciones similares con un pene, pero sí con el dichoso espéculo. Así que mi truco era: cuando ya se acercaba mi visita, me iba al lavabo, hacia el pipi de rigor, me lavaba y me masturbaba hasta tener el orgasmo, así bien húmeda podia resistir mi visita ginecológica. (igual se pensaba el gine que me «ponía»…ja.ja.ja….! )
Gracias por tus sabios consejos.
Sigue así. Las Mujeres te necesitamos.
Un abrazo

¡Hola! Gracias por la información primeramente, yo pienso que muchas veces es la predisposición o el como nos haya ido en el día, traemos tanto en la cabeza y en nuestro día a día que es difícil dejarlo aun lado, cuando lo logramos podemos disfrutar del sexo bastante bien. Muchas gracias por los consejos estoy segura que nos ayudas bastante con los tips 😀 y la info. saludos

Como siempre, muy acertada y con información buena que puede enseñar a más de una que lo que pasa es normal pero no tiene que conformarse con eso; ya sea yendo a una terapia de pareja, sexólogo, psicólogo o hablando con la pareja para cambiar un poco la forma de hacer las cosas, el dolor puede aliviarse o desaparecer. Besos!!!

Yo en mi caso, no he sentido dolor durante las relaciones, exceptuando la vuelta al sexo después del parto, lo añadiría al post, pero bien es verdad, que la comunicación lo es todo, y la excitacion primordial, aunque como dices es un cúmulo, porque la másturbación juega un papel importante, si te conoces a ti misma, podrás guiar a tu pareja, pienso que es la pescadilla que se muerde la cola, si falta algún elemento el sexo se queda cojo. Y el tema dolor en la penetracion, si no hay enfermedad que lo provoque, la comunicación, el conocernos y sobre todo el estar dispuestas a disfrutar hará que ese dolorcillo pase a placer.

Guapa gracias por compartirnos tu experiencia, leí del dolor en la penetración después del parto, no quise profundizar en él y te agradezco que lo mencionaras 🙂 Muchas gracias por tu aporte y por compartirnos un poquito tu experiencia, estoy muy de acuerdo con tu comentario 🙂

Me ha sorprendido el tema del post pero seguro que es muy util para aquellas chicas que no se atrevan a comentar el tema con las amigas o la familia, un saludo!

Me ha gustado mucho tu post yo tengo endometriosis y me duele a veces.
Usamos lubricantes y con mucho cuidado y cariño en las posturas más cómodas hacemos siempre el amor sin dolor.
Besos.

Gracias guapa por compartirnos tu experiencia y situación, la verdad que cuando hay alguna enfermedad hay que tener más cuidado, pero no es una práctica que se tenga que eliminar por completo del menú 😀

Me ha gustado mucho tu post, yo en ocasiones siento este tipo de dolores cuando estoy teniendo relaciones, y si los cinco consejos los aplica mucho mi esposo para que sea mucho más placentero el momento, y la verdad nos ha funcionado mucho.

Mira que tema más interesante en mi vida sexual la he vivido con mi pareja, pero no solo se le da a las mujeres, nosotros los hombres tambien sentimos dolor a la hora de la penetración, y si es cierto que dentro de las cinco recomendaciones que nos pone son importantes yo aplico varias de ellas para tener una vida sexual mas plena.

Hola Diana!
Bueno siempre aprendiendo mucho en tu blog, me encanta, es verdad que en algún momento sentimos dolor y no es para asustarnos es bueno considerar estos puntos y sobre todo entender en que momento sentimos mas el dolor, y cual es nuestro estado de animo ya que solo el que siente dolor puede conocer un poco mas la causo y si estar cocientes y siempre comunicarlo.
Saludos me encanta todo lo que escribes siempre es interesante. ☺

Hola! me encanta tus entradas, eres como la mamá de todos explicando aquello que a los padres les da miedo hablar, tienes razón no estamos solas y muchas mujeres pasamos pos cosas similares, me gusto la introduccion a esta entrada y la explicación ni se diga.
Muy buena entrada 🙂

Leyendo este magnifico artículo me acordaba del video que ví hace algún tiempo a través de tu blog sobre unas mujeres que iban a una sexologa para aprender a tener orgasmos y una de ellas resulto tener vaginitis, la pobre lloraba de alivio al saber que lo que le pasaba tenia explicación y que podía mejorar. Me impresiona porque a veces la ignorancia nos hace tanto daño como el propio problema y tú nos ayudas día a día a ser menos ignorantes y prejuiciosas, sigue con esta gran labor, un besazo

Es verdad guapa, ese caso es brutal porque durante años no sabía que tenía, nadie le da respuestas y saber que no estás «loca» o estás sola en tu dolor es una gran ayuda para una. Parece tonto, pero es así, realmente 😀

Muy buen artículo. Creo que pese a que estas alturas se trata de dar la mayor información sobre este tipo de temas, a muchas mujeres les falta conocerla todavía y toparme con un post tan completo como el tuyo me hace pensar que más de una mujer agradecerá tu tiempo t dedicación al escribirlo.

Bueno, otro tema interesante! Si tienes buenas sugerencias y es lamentable que muchas mujeres se sacrifican y sufren en vez de buscarle la vuelta al problema sin dolor.

Claro, pero también muchas veces se da esto por desconocimiento, por falta de educación sexual, donde pensamos que ese dolor es normal, cuando no debería ser así. Vamos trabajando poco a poco en romper esos mitos 🙂

Este es un tema del que se suele hablar entre amigas. Muchas siempre me dijeron que en su primera vez, les dolió. Su pareja debió ser un poco bruto y querer hacerlo de buenas a primeras.
Los mejores consejos son los que das. Muchos mimis con preliminares y dejarse llevar. Si no es el momento, mejor dejarlo estar porque si la mujer se contrate va a doler…

Si guapa, las primeras veces suele ser doloroso no solamente porque el chico sea un bruto sino que la mujer tampoco está acostumbrada a la penetración, sin embargo, lo que es cierto es que es necesario revisar si nos duele todo el tiempo y de ser así cómo podemos hacer para prevenirlo y sobre todo que no pase 🙂

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Hablando de Sexo. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.