El porno
|

El porno cómo ha afectado nuestra percepción del sexo

El porno ha llegado a nuestro mundo para quedarse.

¿Sabes por qué? porque es una de las industrias más importantes y que más rentabilidad tiene.

No nos digamos mentiras, a los hombres les encanta y cada vez más mujeres queremos consumirlo también.

Sin embargo, la gran pregunta es ¿Cómo está afectando esto a nuestras relaciones?

¿Ha cambiado el porno en algo la dinámica que tenemos a la hora de tener sexo?

Se han creado, gracias a los estereotipos del contenido porno, una cantidad de ideas limitantes que cada una es más absurda que la anterior.

Porque resulta que no todas gemimos como locas cuando tenemos sexo.

Ni lubricamos en automático.

Tampoco podemos comernos una polla entera. Si es muy grande o gruesa.

Y otra cosa que no puedes hacer, cuando estás con una mujer, es “adelantar” las partes malucas o cambiar con tanta facilidad como cuando ves una porno.

Pero antes de empezar a enumerar la variedad de creencias limitantes que hay alrededor del tema.

Te voy a contar qué tipo de cosas podrás encontrar en esta industria.

Para que así entres en contexto y no te sea tan difícil identificar lo que veremos después.

¿Qué es el porno?

El porno es como comúnmente llamamos a la pornografía.

Que no es más que contenido que representa en sí actos sexuales, eróticos o que provocan en las personas excitación sexual.

El cine pornográfico hoy en día es lo más típico que encontramos en esta categoría.

Sin embargo, sigue existiendo porno en la fotografía, literatura, escultura, pintura, animación, historietas, comerciales, incluso la radio.

Y desde luego desde que llegó internet, por medio de esta plataforma, también podemos encontrar contenido porno.

Y aunque parezca que el porno es algo nuevo, la verdad es que no es así.

Las representaciones eróticas hacen parte de nuestro mundo desde tiempo antiguos.

Lo que pasa es que antes su comercialización era un poco más compleja.

Hoy en día gracias al comercio masivo e Internet el consumo de material pornográfico se vive de otra manera y con una intensidad.

Lo que hace que hoy nos preguntemos qué pasa y cómo está afectando nuestra vida sexual.

El porno que vamos a ver en este post esta enfocado principalmente al vídeo.

Aunque te confieso que soy más de literatura pero de eso ya te he hablado un poco.

En este momento me centraré en las películas y vídeos de Internet.

Desde los famosos VHS, DVD o canales de porno, hasta páginas dedicadas exclusivamente a mostrar mujeres o parejas teniendo sexo en vivo.

Todo ello muy interesante y revolucionario gracias a la época que estamos viviendo.

Quiero que juntas descubramos si es cierto que el porno ha afectado nuestra vida.

Y si es así qué podemos hacer para que esto realmente no altere demasiado nuestra dinámica.

Pero sobre todo dejemos de sentir esa presión cuando sentimos que nuestros chicos nos comparen con las mujeres que ven en los vídeos.

Empecemos pues, con las ideas que he descubierto y que me han compartido en los comentarios:

Las mujeres gimen, o no sienten placer

Gracias al porno los hombres están acostumbrado a escuchar que las mujeres gimen fuerte.

Algunas incluso gritan y se vuelven medio locas mientras un hombre las está penetrando.

¿Pues qué pasa?

Que muchos hombres esperan que sus parejas hagan lo mismo, que chillen como poseídas cuando la verdad es que a la mayoría no les va el tema.

O al menos no como estamos acostumbrados a ver en la películas porno.

Y ahí es donde vienen los problemas.

Porque el hombre espera que ella haga lo mismo y cuando no lo hace el subidón que tenía se le baja un montón.

Y la culpa, desde luego, es nuestra no de él por tener tan altas expectativas y sobre todo esperar que nos comportemos como las chicas de los vídeos que ve. ¡Ojo al sarcasmo!

¿No sabe acaso que la mayoría está fingiendo?

Que si es una película porno puede que la chica lo haga porque se lo pide el director.

Y si es de las que sale en esos vídeos “en vivo” tal vez sabe que eso es lo que pone a los chicos y por eso es que lo hace.

No, eso no lo pensamos.

Cada mujer tiene su forma, su estilo .

Habrá gritonas seguro, pero no esperes que tu pareja sea igual a las mujeres que ves en el porno, porque ahí es donde empiezan los problemas.

No todas las mujeres lubricamos en automático

En estas películas las mujeres siempre están listas para recibir al hombre.

Lubricadas como si nada, cuando la mayoría necesitamos bastante trabajo manual para llegar a mojar lo suficiente como para sentir placer cuando nos penetran.

Sin embargo en las pelis normalmente vemos que el chico va directo al grano.

Sin pasar por una estimulación previa.

Por eso tenemos la falsa creencia de que es normal, que una chica tu la besas y ella ya está mojada y lista para ti.

Lamentablemente no siempre es así.

Por eso es importante hablar, tocar, conocer el cuerpo de tu pareja y cerciorarte siempre, antes de penetrarla.

Y sobre todo descubrir si esta mojada realmente porque está excitada o porque su cuerpo simplemente está en los días de más humedad.

Ojo, hay mujeres que se excitan de tal manera que se humedecen con facilidad.

Pero esto depende de muchísisismos factores y es importante por eso tocar antes de…

No todas las mujeres podemos tragarla entera

Gracias al porno muchos hombres piensa que todas las mujeres son garganta profunda y pueden meterse en la boca cualquier pene hasta el fondo y más allá, pero resulta que eso no es así de fácil.

Tampoco digo que sea imposible, solamente que requiere práctica, paciencia y sobre todo buena estimulación y ganas, porque no nos digamos mentiras no a todas las mujeres les gusta hacer sexo oral, así como no a todos los hombres les gusta hacer cunnilingus.

Entonces ¿por qué razón y motivo ellos siempre quieren que uno se las chupe entera, cuando a veces es imposible por factores que van mucho más allá de lo largo o ancho que sea su pene?

A la final aquí lo que tenemos que hacer es hablar, comunicarnos con nuestra pareja, decirle lo que queremos y que ella se vaya preparando si está de acuerdo con ello y realmente quiere intentarlo, porque obligarla, no es la mejor opción en estos casos.

No todas las mujeres hacemos squirting

El squirting como sabes está súper de moda y más aún cuando en el porno se ven a mujeres que con un par de toques ya están chorreando como locas.

Nadie nos dice que para llegar a ello se requiere de mucho trabajo posterior tanto físico como mental y que estas mujeres, que lo hacen a la primera, es porque llevan tiempo practicándolo y se les da genial.

Pero ojo, resulta que no todas las mujeres hacen squirting y no porque no puedan precisamente, puede ser porque no les gusta, porque no se sienten en confianza, porque no quieren o sencillamente porque no saben cómo hacerlo.

Así que la próxima vez que quieras que tu pareja riegue como una actriz porno, primero busca la manera de tú mismo hecharle una mano, estimularla y hacer que para ella sea más fácil y placentero llegar a ello.

Si se da genial, pero no te frustres si eso requiere mucho tiempo para lograrlo.

Es posible, pero recuerda que no todo es como lo ves en las películas porno

El pene de un hombre siempre debe permanecer erecto

Si nos vemos una película porno donde el tipo la tiene dura por más de 35 minutos, sin correrse, queremos eso en nuestras parejas, desde luego, cómo no va a ser así.

Si el chico en la peli puede ¿Por qué los nuestros no?

En estas pelis vemos que al joven no se le baja aunque ande en juegos previos, cosa que seguro le pasará a tu pareja.

Pero recuerda que en la pelis hay cortes y a veces, muchos cortes.

Ten en cuenta que es normal que pase de dura a medio dura varias veces en un encuentro y sí, eso puede ser desconcertante y te puede preocupar hasta el punto de pasar a modo “advertencia”.

Pero un hombre puede estar muy excitado y no tenerla como un mástil necesariamente.

Para ellos no es del todo sano tenerla dura todo el tiempo y aunque algunos pueden aguantar bastante no siempre estará completamente erecto, así que no te obsesiones con ello.

Busca tu placer, disfruta lo que te gusta y que cada uno se defienda como pueda.

Los hombres son lampiños

Ahora existe una gran obsesión con el tema de no tener pelo en tu pecho, axilas, piernas, brazos y en tu sexo.

Es una presión que creíamos exclusiva de las mujeres.

Sin embargo, cada vez más hombres tienen que estar lampiños para que una mujer se sienta “a gusto”.

No sé porqué estas modas pegan tanto, pero más que en el gusto popular, creo yo que es un tema de aparentar.

Y no nos digamos mentiras, porque eso de andarse depilando cada semana es una faena que muchas veces es dolorosa.

Que sí, que nos acostumbramos al malestar y el dolor porque podemos durar hasta un mes sin pelo en nuestras partes, si estamos de suerte, pero a la final el pelo volverá y la tortura hay que iniciarla de nuevo.

Estoy a favor de que cada quien haga lo que quiere.

Si quiere estar lampiño, si quiere parecer una selva, eso va a gusto del consumidor, el asunto es que sea decisión tuya y de nadie más.

Nada de porque es una moda, porque el actor porno es así o porque en la tele es lo que nos muestran.

El tema de la higiene es otro asunto y el hecho de estar lampiño no garantiza que tengas una buena higiene o de que si eres un salvaje seas un cochino.

Adiós estereotipos y bienvenido el aceptar que las cosas no son lo que parecen siempre

Los hombres acaban más rápido por ver tanto porno o, por el contrario, duran más

Existe una creencia popular que dice que un hombre que ve demasiado porno tiende a ser más “gatillo” que uno que no lo ve.

Eso quiere decir que acaba más rápido cuando penetra a su pareja.

Otras personas tienen la teoría de que pueden durar mucho más tiempo porque no logran sentir lo que sienten cuando ven una película porno, y eso hace que les cueste horrores correrse y a veces sentir placer en el acto.

Esto pasa porque están esperando algo que no encontrarán con su pareja y les aburre, porque sí, les aburre lo que está pasando en ese momento y no pueden escapar, lo que hace que el sentir placer o llegar a un orgasmo les lleve su tiempo.

Personalmente creo que sea una u otra la línea donde te encuentres todo está en hablarlo y compartirlo con la persona que vas a tener sexo.

Obviamente podrá avergonzarte el reconocer que sientes ganas de ver una porno cuando estás con tu pareja o que necesitas estimularte de otra manera durante el sexo, pero la honestidad es primordial en las relaciones.

Ojo hablo de relaciones duraderas o que quieras que duren.

Si estamos hablando de un polvo de una noche, ya sabemos que el aparentar y el ser otra persona es lo que se juega y a lo que todos estamos acostumbrados, así que ahí como dicen: apañátelas como puedas.

Si llegas a ver que esto es un problema serio para ti y que definitivamente no puedes disfrutar del sexo si no es viendo o estimulándote con el porno, lo mejor es buscar ayuda antes de que se salga de madres la situación.

En conclusión puedo decirte que de alguna manera el porno afecta la forma en que nos compartimos en las relaciones que construimos.

Porque si alguno de los dos consume porno de alguna manera puede llegar a esperar un poco más del otro.

Aunque no lo diga, aunque no lo desee realmente, la mente es demasiado poderosa y nos juega malas pasadas.

Aunque también es cierto que gracias al porno hemos aprendido muchas cosas y siempre que podamos separar preferencias, fetiches y gustos de la persona o personas con las cuales compartimos durante el sexo, seguro se podrá llegar a una especia de acuerdo.

No creo que el porno sea malo, creo que lo malo es el uso que le damos a estas herramientas que su única finalidad es entretener y hacernos disfrutar.

¿Crees que el porno ha afectado tu percepción del sexo? ¿Qué mitos o creencias has encontrado tú viendo porno?

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

46 comentarios

  1. Hola Diana!
    Creo que la pornografía con arte, sensualidad es la que más gusta, pues siempre es un motivador pero cuando pasa de los límites pues simplemente se vuelve una exageración, Creo que puede afectar un poco para quienes realmente no aman su cuerpo o ese acto de amor que es una relación.
    No es tan mala depende de cómo la enfoques o percibas.

    1. Zuni muy de acuerdo contigo guapa, depende de cómo lo enfoques y cómo lo recibas que afectará o no en ti lo que veas en el porno. Es una buena idea aprender a recibir las cosas en su justa medida y no salirnos de contexto como muchas veces ocurre y nos vamos totalmente a los extremos 🙂

  2. Yo creo que tienes razón en que el cine porno ha contribuido a crear todos estos estereotipos que pueden afectar a nuestras relaciones de pareja. Sin embargo, también creo que en los últimos años se está produciendo una normalización de esta industria, la gente expresa sus preferencias, habla más de ello y creo que eso también hace que todas esas «habilidades extraordinarias» se reconozcan como lo que son, un efecto más que la industria del cine utiliza para impresionarnos y captar nuestro interés.

    1. Marta me gusta pensar eso también, que cada vez somos más conscientes del tema y sabemos diferenciar lo que es real y lo que no lo es, pero aunque muchas personas podamos (o al menos lo intentemos) hay muchas que no logran hacerlo y por eso estas creencias limitantes siguen tan vigentes hoy en día :/

  3. Pues yo también prefiero la lectura erótica a una película pornográfica, creo que desfigura el concepto de la sexualidad y lo convierte en algo grotesco y vulgar.

  4. Yo necesito sensualidad, morbo y jugueteo. Esto, en una buena película porno, lo puedes llegar a tener. Pero no es lo común, por desgracia. Como vosotras, prefiero una novela erótica y mi imaginación. Ahora, hay cada bodrio también que tira para atrás, jajaja.

    1. La imaginación creo que es el mejor afrodisiaco que tenemos a la final 😉 es una maravilla y en las pelis porno todo lo tienes ahí, para los hombres va genial pero creo que para nosotras al menos lo que se ve en este momento no es lo mejor. Pero ojo que ya están haciendo porno para mujeres, tendremos que ver si ese es un poquito mejor que el «normal» 😀

  5. Diana estamos hablando de una industria que forma parte de nuestra cotidianidad, la vemos por doquier, por lo general es más para estimular la retina del hombre que de la mujer. Los hombres viven sobre estimulados todo el día, viendo escotes, labios prominentes, pompis alucinantes, es algo con lo que las mujeres tenemos que competir casi que a diario, tal vez por ello nos cueste aceptar un poco nuestro cuerpo, porque el prototipo de “belleza perfecta” nos vive invadiendo a diario. Y por supuesto que hoy día las mujeres consumimos mucha pornografía, además porque ver videos porno es mucho más accesible que en otros tiempos, pero como la mayoría de esos videos son tan machistas que por lo general ni la cara del hombre vemos, toda la atención y el trabajo duro se centra en la mujer, que han sido precisamente todas las actividades que has mencionado en este post, como gemir salvajemente, lubricarte en cuestión de segundos o ser toda una experta en el sexo oral, y resulta que aquí ocurre la famosa expectativa vs realidad, el hombre ve la porno y luego pretende que la mujer haga exactamente el imaginario que él trae en su cabeza, cuando ella tiene sus propias cosas en la cabeza y ni se ha enterado que su pareja viene con todo ese arsenal de tetas grandes y acabadas en la cara en la mente. A mí me gusta el porno, pero hay que adaptarlo a nuestra realidad y saber que lo que vemos es tan ficción como las mismas películas románticas que tanto nos atrapan y nos hacen creer en “relaciones perfectas”.
    Un gran abrazo y excelente y atrevido post que he disfrutado mucho leer.

    1. Guapa muchas gracias por tus palabras, qué linda eres por compartir siempre tanto valor. Lo cierto es que la realidad y la ficción nos tiene algo jodidas (en todos los sentidos) y bueno, arto trabajo tenemos que hacer ahí para mejorar nuestras relaciones y sobre todo hacerlas más enfocadas a la realidad que realmente vivimos y no la que tenemos en la cabeza 😀

  6. Creo que el porno afecta al sexo de la misma manera que las revistas de moda afectan a cómo nos sentimos con nuestro físico. Han creado unos estereotipos que se acaban convirtiendo en lo que debería ser «normal», y crean muchas expectativas que al final generan frustraciones porque no todo el mundo es de la misma forma, ni actúa de la misma forma.

  7. Un post muy claro de cómo una «fantasía» o ilusión del sexo como en el porno ha hecho ajustes en la percepción de lo que debe o no debe ser.
    Cuerpos perfectos, movimientos sensuales y sincronizados, gemidos y demás……efectivamente crea falsas espectativas y eventualmente frustraciones.
    Saludos

    1. Es lo que tiene las expectativas, que a la final si no se cumplen como lo teníamos pensado y eso nos frustra y hace que no disfrutemos realmente lo que vivimos por querer cosas que no podemos tener o no logramos tener de la manera que estaba en nuestra mente :/

  8. ¡Hola, guapa! Pues mira, te voy a decir la verdad: nunca he visto porno y no me llama para nada la atención hacerlo. Está claro que es una de mayores industrias y la que más rentabilidad tiene pero yo me declaro no consumidora. De todas formas, no a todos los hombres les encanta el porno y se excitan con eso. Pero sí que estoy de acuerdo que crean falsas expectativas que pueden influir en el día a día de una pareja. Supongo que habrá todo tipo de porno pero siempre he pensado que en ese tipo de películas se hacen auténticas burradas y que las más perjudicadas son las mujeres. Pero vamos, ellas han elegido ese trabajo por voluntad propia, ¿no?

    1. Mel no hablamos de si es un trabajo digno o no, si son obligadas o no, porque eso lo define a la final cada quien según su experiencia y lo que viva en su trabajo y no es tema de conversación en este post.
      El porno es un tema de preferencias, te gusta o no te gusta, y eso también es una decisión que cada uno asume según sus propios gustos y ahí es donde cada uno es libre de elegir lo que mejor le convenga si está en pareja o sola. Y sí, hay hombres que no les gusta el porno, pero son una gran minoría la verdad 😉

  9. No me gusta ver películas porno ni los juguetes eróticos, por que yo misma me digo si el hombre o la mujer no tiene con lo que tienen a mano, están jodidos.
    Creo que hay suficiente material como para pasarla rico sin necesidad de usar cosas extrañas y mucho menos suplementos que puede hacer daño si se usan mal.
    Definitivamente prefiero lo que el hombre tiene sin mas artífices.
    Pero como para gustos, los colores, para todo tiene que haber y menos mal para las empresa pornográficas por que con personas como yo, como que se muere la industria de una.

  10. ¡Hola Diana! ¡Muy interesante y ameno tu artículo! Me ha hecho mucha gracia lo de que no lubricamos «en automático», ¡desde luego! Y.. ¿te puedes creer que no he visto una peli o vídeo porno en mi vida? De todas formas me interesa mucho este tema, y de hecho he empezado a hacer un vídeo preguntando a gente sobre la relación entre porno y educación sexual. Mi cuñada me decía que el porno hace que los hombres tengan expectativas poco realistas, como por ejemplo pensar que a las chicas les va a gustar que se corran en su cara..
    ¡Diana, gracias por tratar estos temas!

    1. Isabel es verdad las expectativas son demasiado altas cuando se ve porno, pero no solamente es un tema de hombres, las mujeres también elevamos las expectativas, queremos cosas que no pueden darnos todos. El asunto es utilizar el porno como entretenimiento, pero no como política a seguir en la vida y en las relaciones 🙂 Un abrazo guapa y gracias por pasarte por aquí 🙂
      PD: Avisa cuando tengas el vídeo 🙂

  11. No sé qué decirte, Diana. Creo que la argumentación que das es muy buena y con mucha base, pero no creo que sea aplicable a todo el mundo ya que cada ser humano es un mundo. A lo mejor lo que para ti es una mentira, para otros resulta ser una gran verdad y viceversa.
    Esta industria existe, no de ahora, de hace muchísimos años. En un primera etapa de manera clandestina y ahora, con total libertad. No creo que una relación se fundamente en lo que espera tu pareja de ti por ver una película o por pensar, que tu pareja está obligada a darte lo que ves y estoy hablando de relaciones corrientes, de personas corrientes, me parece y es mi opinión, que de hacer así la relación solo estaría basada en sexo y creo que una relación de verdad, no solo se sustenta en eso.
    No creo que todo sea tan blanco o tan negro, a lo mejor porque yo soy de otra generación y veo las cosas de manera diferente en donde el sexo no sustenta la relación, sino que es una parte más y eso incluye el tema que desarrollas en esta entrada.
    Pensar diferente, plantear las cosas desde otro perspectiva quizá, sea la clave para que a otras personas no le ocurran estas cosas. Eso sí, que yo no lo vea como tú, no significa en lo absoluto que no crea que exista ni muchos menos que no parezca interesante tu artículo.

    1. Yo tampoco creo que aplique a todo el mundo guapa, en ninguna parte digo que sea algo exclusivo de alguien. Muchas personas lo viven de una manera, otros de otra y seguro muchísimos más de otra manera y de otra, y otra, porque en esto no hay anda escrito y eso es lo lindo del mundo en el que vivimos, que cada quien arma su propia historia según las experiencias que vive y según cómo es su cultura y ha sido su crianza.
      Gracias por compartir tu opinión preciosa, como siempre viene genial 🙂

  12. Hola Diana:
    ¡Qué artículo tan divertido! E informativo, claro, pero sobre todo, divertido que es una forma estupenda de abordar esas situaciones tan cómicas que se producen cuando hay un exceso de expectativas por alguna de las partes. ¿Cuándo hemos decidido que las películas o internet son la realidad? ¿Somos todas rubias, estupendas y con una enorme facilidad para perder la ropa interior? ¿Son todos altos, fuertes y capaces de llevarte a la luna con dos empujones? Porque si eso es lo que debemos esperar, y no conformarnos con otra cosa, la humanidad se extingue…y todos nos vamos a aburrir mucho. Con tanta información visual como hay hoy en día nunca había sido tan fácil confundir deseo y realidad.

    1. María tú lo has dicho muy bien, nunca había sido tan fácil confundir la realidad del deseo, es un triste verdad con la que tenemos que vivir y trabajar cada día, porque aprender a aceptar que no todo lo que vemos es la realidad absoluta no es una tarea sencilla, pero sí que debemos hacer un gran esfuerzo en el tema para avanzar y sobre todo intentar tener relaciones más auténticas 🙂

  13. Lo que me he podido reir con este post porque es como si estuviera hablando con mi amiga Laura, resulta que a veces hablamos de estos temas y con las cosas como son y me ha recordado tu narrativa a ella afirmando jajaja.. en fin, el porno es algo tan viejo casi como el propio cine y es algo que como bien dices se consume cada día más. Yo no suelo hacerlo a menudo de hecho hace como mil años que no veo una peli de este tipo ya que el escaso tiempo que me sobra en mi rutina diaria prefiero dedicarlo a aplicarme in situ, muaksss

    1. Guapa, es genial tener claro tus prioridades, dedicarte a ellas y disfrutarlas, eso a la final es la vida misma. Me alegra que te parezca a una amiga, es curioso me parece genial tener personas de confianza con quien hablar de lo que quieras y estos temas siempre viene bien hablarlo con personas con las que te sientas a gusto 🙂

  14. La verdad Diana es que nuca he visto porno porque no me llama, lo veo muy mecánico, muy forzado y muy aqui te pillo aqui te mato, así que no sabía que causaba tantos complejos e ideas equivocadas. Creo que ahora se esta haciendo un porno de más calidad y más enfocado a mujeres, hace poco vi una entrevista de una chica guionista, productora y directora de porno dirigido a mujeres muy interesante que hablaba de este tema, bss

    1. Siii ese será un tema que tocaré en algún momento porque la verdad es una nueva modalidad y está teniendo mucho éxito, aún no he visto películas de este estilo, pero lo tengo apuntado en las cosas por hacer, ya sabes soy curiosa jajaja Un abrazo preciosa 🙂

  15. Hola! me he reído bastante con tu post jejeje, y es que dices tantas verdades de cosas super absurdas que no se, causa gracia. Me encanto sinceramente, para quitarnos esas etiquetas o ese tabú de que todos somos así o se puede así porque si. Yo pienso que falta quizá un poco más de humanización y no tanta cosificación en estos medios pero que se puede hacer?, nada. uff.

  16. Considero que la industria del porno es eso, una gran industria como lo es la industria de la moda en donde se busca crear unos estereotipos para que las personas sientan que eso es lo mejor y deseen sentir o verse como lo que ven en las películas o revistas y sobre todo consuman esos productos. Compren y compren!
    A largo plazo lo único que genera en la gran mayoría de personas es una frustración por no conseguir aquello que no es «real» generando ruptura de parejas en el plano emocional o problemas como la bulimia o la anorexia en las jóvenes debido a querer llevar una moda
    Mucho trabajo de educación y conciencia nos queda por hacer.

  17. Creo que la industria del porno mueve mucho dinero y que afecta a como vemos la sexualidad, aunque habrá gente que les afecte más y a otra menos. Y si estoy totalmente de acuerdo contigo en que puede crear unas expectativas desmesuradas a como tiene que ser el sexo y eso, como en tantas otras cosas, perjudica a la pareja, porque las mujeres no nos comportamos como en las películas y los hombres tampoco.
    Estas películas pueden ser un entretenimiento para quien le guste pero si alguien piensa que son la realidad se está engañando
    Un abrazo

  18. Amiga, este tema tiene mucha tela. El porno ha cambiado nuestro mundo por completo, cuanto he reído cuando dices que algunos hombres creen que las mujeres deben gritar como locas. Creo que el sexo cuando no es bien hablado se puede llenar de fantasías falsas para algunas parejas. El porno ha afectado el cómo vemos y disfrutamos el sexo, nos invade desde lo más simple.
    Saludos.

    1. Ya te digo guapa, afecta en muchos niveles, cada pareja y cada relación es un mundo y tendrá la experiencia según sus propias vivencias, pero en general si que es un tema que nos afecta de alguna manera o nos afectará, según qué cosas :/

  19. Diana me gusta mucho como escribes. La industria del porno siempre tendrá éxito. Me parece muy interesante como desvelas los mitos, hasta algo divertido. No podemos engañarnos por la realidad «virtual» que crean allí…Es parte de entretenimiento para algunas personas que lo necesite en algunos momentos de sus vidas, hasta algunos vídeos se pueden ver las parejas de vez en cuando en plan de juego. Me encantó leerte. Un abrazo muy grande bonita.

    1. Gracias a ti guapa por tu comentario y el tiempo invertido en leerme. Creo que el porno bien visto y entendido puede ser un juego divertido para las parejas, pero claro, dependerá mucho de la relación que se tenga, de la confianza y de tener los pies bien puestos en la tierra 🙂

  20. Es cierto que muchas películas de este estilo son demasiado bestias en relación a que no existe una trama, algo de erotismo y ya directamente se basan en el acto en si, Y para alguien que espera más pierde la gracia y hasta se convierte en algo ya que roza lo animal.

  21. Hola!
    Tu post es muuy cierto,vivimos en un mundo lleno de prototipos y esteriotipos.
    El mero echo de que recreen acciones que pasan en la vida diaria no tienen porque llevarlo tan a fondo porque puede crear confusiones como bien explicas.
    Ni todas las mujeres gemimos,ni todas las mujeres nos comportamos igual,ni damos el mismo cariño,etc. Pero la sociedad asin lo recrea y es a lo que nos acostumbra.
    Es un tema super extenso,el cual deberia vivir cada uno a su manera.
    Un abrazo!

    1. Guapa tú lo has dicho, creo que es un tema de estereotipos que vamos creando y que la sociedad crea en torno a un tema, que sean realidad dependerá de cada uno y de cada pareja, pero a la final creo que es más de cómo tú lo sientas y lo quieras vivir, siempre desde la realidad (ojalá) 😀

  22. Hola Diana
    Me encanto el artículo está bastante educativo y certero a la hora de hablar de pornografia. En mi experiencia personal puedo decir q casi todo lo q se ve en las películas porno pueden ser posibles y realizables. Sin embargo la adiccion a estas películas crea una dependencia visual que puede traer problemas de ereccion en la gente joven por lo q muchos doctores ya van escribiendo al respecto. De ahí viene la tan conocida “no fap” espero escribirla bien, las campañas de dejar de ver porno y masturbarse viéndolas… al igual q todo es bueno no llevarlo a un extremo o adiccion. También el porno me ayudo a ser más creativo con mis parejas sexuales y filmarme es un fetiche muy placentero que encontré al ver porno. Saludos.

    1. Marco totalmente de acuerdo, creo que todo llevado a los extremos puede ser muy malo, por eso es importante tomar lo bueno de cada cosa que se nos ofrece, aprender y no depender de ello para disfrutar o estar con alguien. Creo que ahí viene el truco del asunto, que no es sencillo, pero posible, desde luego que sí.
      Gracias por tu comentario, un abrazo 🙂