Categorías
Anticonceptivos Blog de Hablando de Sexo

Métodos anticonceptivos definitivos: Vasectomía

La vasectomía es un método anticonceptivo definitivo. Se conoce también con los nombres de: Cirugía de esterilización masculina; Vasectomía sin bisturí; NSV. Se hace en hombres y consiste en cortar los conductos que llevan los espermatozoides desde el escroto hasta los testículos.
Pasado un tiempo los espermatozoides no se podrán movilizar fuera de los testículos, por lo cual no habrá riesgo, al menos en casi el 99% de los casos, de que un hombre con vasectomía embarace a una mujer.

En torno a esta operación hay muchas ideas, mitos y temores, de ellos hablaremos más adelante. Sin embargo, es un método seguro donde se hace una intervención quirúrgica usando anestesia local, luego se hace una pequeña incisión en la parte superior del escroto ligando allí los conductos deferentes y cortándolos por separado. Luego se emplean puntos de sutura para cerrar la herida.
También existe una vasectomía donde no hay incisión. Se hace un pequeño agujero en el escroto, pero no es necesario hacer suturas. El procedimiento es igual al anterior.
Es necesario tener en cuenta que la vasectomía no es considerado un método anticonceptivo de control de natalidad. Revertir el proceso es muy costoso, complicado y en muchas ocasiones no se tiene éxito.
En cuando a los riesgos, no existe ninguno que sea serio. El semen se examinará después de la operación para verificar que ya no contenga es espermatozoides, porque normalmente se demora un par de eyaculaciones antes de que estos dejen de salir.
Un riesgo que puede ocurrir, como con cualquier otro procedimiento quirúrgico, es que se presente una infección, hinchazón o dolor prolongado. Para esto es importante ser cuidadoso, seguir las instrucciones que se dan tras la operación e ir a los controles médicos.
También puede presentar hinchazón del escroto, pero esto no pone en riesgo la salud del paciente. En algunas ocasiones los conductos deferentes pueden volver a juntarse (recanalizar). En muy pocas ocasiones ocurre, pero se han dado casos.
Mitos en torno a la vasectomía:
En cuanto a los mitos, se dice que este tipo de operación produce impotencia en el hombre. Esto no es cierto. La vasectomía no afecta la capacidad del hombre para tener una erección, ni mucho menos un orgasmo o eyacular.
Aunque es cierto que muchos hombres se deprimen tras pasar por esta cirugía y algunos presentan problemas las primeras veces que tienen relaciones sexuales, por ello la recomendación es que si empieza a sentir que tiene un problema, acuda al médico o hable con un sicólogo o su pareja, para comprender lo que ocurre.
Este método anticonceptivo no previene contra una ITS, algunos creen que así es, pues esto no es cierto y es considerado un mito. Si no se usa condón puede contraer una Infección de Transmisión Sexual
La vasectomía tampoco previene el riesgo de contraer cáncer de próstata o una enfermedad testicular.
Un mito muy común por el cual muchos hombres no consideran esta operación es el temor a no sentirse varonil. El cuerpo masculino sigue produciendo hormonas que le ayudan a que su deseo no cambie, que se excite, tenga erecciones y eyaculaciones
Una cosa que es cierta es que en muchas ocasiones algunos hombres experimentan más deseo por tener relaciones sexuales de lo que hacía antes de la operación. Así como otros pierden el deseo sexual, al menos por un tiempo.

Recomendaciones:

Llame o consulte a su médico en caso de que tras la operación le suba la fiebre, la hinchazón no desaparezca o empeore tras varios días.
También si presenta problemas al orinar, siente un bulto en el escroto o el lugar de la incisión sangra a pesar de haberse apretado el lugar entre dos almohadillas de gasa durante diez minutos.
Recuerde que tras la operación, deberá usar condón para prevenir embarazar a su pareja, si quiera de 3 a 4 meses que es el tiempo que se estima que terminan de salir los últimos espermatozoides tras una eyaculación.
Sin embargo, no confíe de estas fechas, lo mejor es esperar hasta que un médico lo confirme que ya no salen espermatozoides en la eyaculación, con un examen médico.
Tenga en cuenta que este procedimiento, al igual que el que se hace a la mujer no se recomienda practicarlo si se encuentra en una situación estresante, si lo hace bajo precisión de su pareja, es muy joven o no está seguro de lo que realmente quiere en el futuro con respecto a la paternidad.
Sin embargo, puede pensar en practicarse una cirugía si: Ya ha tenido los hijos que deseaba tener, El embarazo pondría en riesgo la salud de su pareja, tiene un trastorno genético y no quiere transmitírselo a su hijos
Esperamos esta información le sea de utilidad, cualquier duda o sugerencia por favor deja un comentario o escríbenos un mensaje privado. Estaremos encantados de poder ayudarte.

Por Diana Garcés

Me encanta escribir sobre mis experiencias y las dudas que tengo con respecto a mi sexualidad y las relaciones. Por ello he creado este espacio para hablar y compartir contigo lo que vivo y aprendo.

4 respuestas a «Métodos anticonceptivos definitivos: Vasectomía»

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Hablando de Sexo. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.