Categorías
Blog de Hablando de Sexo Curiosidades

¿Es la soledad una mala compañía cuando hablamos de sexo?

¿Qué tan sola te encuentras o te sientes? Porque puedes estar rodeada de muchas personas y sentirte muy sola, poco comprendida, acompañada, amada, aceptada…

Según un estudio de la Universidad del País Vasco en España, son los hombres quienes muestran unos niveles más altos de soledad en comparación con las mujeres. Y no solamente hablando del ámbito de pareja, sino también a nivel social, familiar y laboral.

Pensando en ello puede uno entender porqué cada vez son más las personas (hombres y mujeres) que pagan por compañía, utilizando plataformas como Lounge 113, donde encuentran personas que les harán sentirse menos solas, queridas y acompañadas. Al menos por un momento, este trato puede ser suficiente para mucha gente.

Pero a todas estas, ¿a qué se debe que nos sintamos solos en un mundo tan saturado de personas, de opciones y de actividades que podemos hacer? ¿Por qué nos sentimos solos si trabajamos con personas, vivimos con nuestra familia y tenemos muchos amigos?

Empecemos por aclarar que la soledad tiene varias facetas. Las dos que más nos afectan son la soledad social, o aislamiento, y la soledad emocional (que algunos equiparan al distanciamiento).

La soledad social se entiende como la falta de amigos y relaciones sociales que permitan a las personas interactuar con otras y hacer cosas diferentes en su compañía. En este punto podemos aclarar que ese punto social puede incluir compañeros de trabajo, otros familiares, vecinos, amigos de amigos y demás. No solamente amigos cercanos.

Y a medida que crecemos y cambian nuestras relaciones sociales, podemos experimentar distintos grados de desconexión o distanciamiento. A veces por sucesos, y a veces por actitudes.  

La soledad familiar puede verse reflejada cuando hay una carencia de un ambiente familiar que apoye a la persona, ya sea porque están separados (si hay migrantes en la familia, por ejemplo) o viven en diferentes sectores o ciudades, porque no hay buena relación o comunicación, o por simple descuido, el cual se da por muchos factores como son la falta de tiempo por darle prioridad a otros compromisos.

En cuanto a la soledad romántica o de pareja, se podría decir que es la falta de una relación afectiva íntima con otra u otras personas. A esto se puede llegar por muchas razones, como por ejemplo el miedo a enamorarse, experiencias pasadas traumáticas, descuido o dudas debido a la cantidad de opciones y alternativas con las que se cuenta en este momento a la hora de elegir una pareja.

Se dice que a medida que nos hacemos mayores, es normal sentirnos solos. Al fin y al cabo, las amistades se van alejando, la vida va cambiando, los familiares van muriendo y la soledad empieza a pesar en estas etapas.

Sin embargo, si hablamos de buscar compañía, no son solamente las personas mayores quienes la buscan. Muchas personas jóvenes también lo hacen y se lanzan a suplir en Internet esta necesidad de conexión y contacto que la vida real no puede darles de la misma manera.

Razones por las cuales buscar o comparar compañía

Las razones por las cuales una persona busca o paga por compañía que he encontrado hasta el momento son las siguientes:

  • Timidez, no saber cómo relacionarse con otros en persona. Por lo cual prefieren contratar a alguien, y hacerlo por internet les resulta mucho más fácil, sencillo y cómodo. Igual que les resulta más cómodo mantener amistades online y ligar por internet.
  • Malas experiencias pasadas. Alguien que se ha quemado, se siente cansado, hastiado y con pereza de intentarlo. En consecuencia tratan de controlar la situación y eliminar factores de riesgo, como el contacto físico o la implicación emocional. A veces buscan una seguridad artificial en forma de contacto exclusivamente online.
  • La facilidad. Crear relaciones es invertir tiempo, energía y a veces dinero (para las salidas y esas cosas), y muchas personas no tienen lo uno, lo otro o todo lo anterior. Por eso hay quien prefiere mejor invertir todo esto en soluciones rápidas y no gastar tiempo y esfuerzos en algo que finalmente terminará en algún momento.

Y una cuestión importante antes de lanzarte a buscar compañía, sea del tipo que sea

Pienso que la soledad es buena y necesaria, que todos deberíamos experimentarla y saber convivir con ella.

Al fin y al cabo, si no sabemos estar con nosotros mismos, ¿cómo vamos a poder estar con otros? y más aún, ¿cómo vamos a poder elegir bien las personas que nos acompañan en nuestro camino, si elegimos desde el miedo a quedarnos solos ?

No debemos olvidar que somos seres sociales, que estamos aquí, en este mundo, para vivir en sociedad, para compartir con otros, para aprender y experimentar. Si nos aislamos, nos estamos perdiendo una parte importante de esta maravillosa oportunidad que tenemos al ser parte de este mundo.

Por ello te invito a que revises cuál es tu situación, y lo hagas con claridad y sin pajas mentales.

Si estás solo porque quieres, porque te gusta, porque te apetece o porque lo necesitas; o bien si eliges la soledad por miedo al fracaso, a que te hagan daño, te dejen o se aburran de ti…

Si estás solo porque no sabes cómo relacionarte, hablar con otras personas o donde encontrar compañeros para tus aventuras, te digo que hay maneras de salir del bache. En la Comunidad Fluyendo podemos ayudarte con eso, escríbeme y te digo qué podemos hacer.

Por lo pronto, recuerda que no está mal pagar por compañía, pero que esto no se vuelva costumbre y una excusa para no permitirte compartir con otras personas y crear relaciones auténticas en tu vida.

Cuéntame en los comentarios tu experiencia con la soledad. ¡Te leo!

Por Diana Garcés

Me encanta escribir sobre mis experiencias y las dudas que tengo con respecto a mi sexualidad y las relaciones. Por ello he creado este espacio para hablar y compartir contigo lo que vivo y aprendo.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.